Diferentes estrategias de comunicación para informar los resultados de las pruebas de diagnóstico prenatal


Autores

Faris Mujezinovic, Anica Prosnik, Zarko Alfirevic
Cómo citar la revisión: Mujezinovic F, Prosnik A, Alfirevic Z. Diferentes estrategias de comunicación para informar los resultados de las pruebas de diagnóstico prenatal. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010 Issue 11. Art. No.: CD007750. DOI: 10.1002/14651858.CD007750
Versión reducida de la revisión. Puede consultar la versión completa en inglés PULSANDO AQUÍ

Resumen

Antecedentes

Cualquier programa de cribado dirigido a confirmarles a las embarazadas que su feto está sano causará ansiedad mientras se esperan los resultados de la prueba.

Objetivos

1) Determinar si el informe de los resultados de la amniocentesis o del muestreo de las vellosidades coriónicas (MVC) en una fecha fija altera la ansiedad materna durante el período de espera, en comparación con una política de informar el resultado "cuando esté disponible" (es decir, en una fecha variable).

2) Evaluar si la información de los resultados iniciales de una prueba molecular rápida altera la ansiedad materna durante el período de espera.

3) Evaluar si diferentes métodos de comunicación (teléfono, fax, correo electrónico, directos) repercuten sobre los niveles de satisfacción y ansiedad de los padres.

Estrategia de búsqueda

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group (31 agosto 2010).

Criterios de selección

Todos los ensayos aleatorios publicados y no publicados en los cuales se comparen los métodos de información de las pruebas prenatales.

Obtención y análisis de los datos

Dos autores de la revisión (Faris Mujezinovic y Zarko Alfirevic) evaluaron la elegibilidad y la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales

Dos estudios (que incluyeron 286 mujeres) de amniocentesis (pero ninguno de MVC) compararon la repercusión de comunicar los resultados de una prueba rápida con la espera para el cariotipo definitivo. Desafortunadamente no fue posible realizar el análisis agrupado porque un estudio sólo informó los datos de la mediana (rango intercuartil), probablemente porque los datos no se distribuyeron normalmente.

Un estudio informó una reducción estadísticamente significativa de la ansiedad promedio durante el período de espera para las mujeres a las que se les había realizado una prueba rápida comparadas con las que no se les realizó (diferencia de medias [DM] -2,30; intervalo de confianza [IC] del 95%: -3,08 a -1,52). El otro estudio comparó la mediana (rango intercuartil) para las puntuaciones del rasgo de ansiedad y del estado de ansiedad y no encontró diferencias entre los dos grupos.

Conclusiones de los autores

No se encontraron pruebas definitivas de que, mientras se espera por el cariotipo completo después de la amniocentesis, la información de los resultados de un análisis rápido reduzca la ansiedad materna. Las pruebas limitadas de los dos ensayos incluidos en esta revisión no ayudaron a resolver el dilema acerca de si se debe abandonar el cariotipo completo a favor de la prueba rápida limitada a las mujeres a las que se les realiza el cribado del síndrome de Down. Esta elección descansará en los argumentos clínicos y la relación entre costo y efectividad, en lugar de en la repercusión sobre la ansiedad.

Tampoco hay pruebas para apoyar el criterio de que el informe de los resultados de la amniocentesis tan pronto como estén disponibles sea más conveniente para la paciente que utilizar una fecha fija predefinida. Se necesitan estudios que evalúen el efecto de diferentes estrategias para informar los resultados del MVC sobre la ansiedad de las mujeres.

Resumen en términos sencillos

Diferentes estrategias de comunicación para informar los resultados de las pruebas de diagnóstico prenatal

Algunos padres desean la confirmación de que su feto está bien genéticamente. Dos estudios (que incluyeron 286 mujeres) compararon los niveles de ansiedad en las mujeres a las que, después de realizada la amniocentesis, se les dieron los resultados de una prueba rápida en pocos días con las mujeres que esperaron 18 días como promedio para recibir el resultado definitivo.

Un estudio informó una reducción estadísticamente significativa de la ansiedad promedio durante el período de espera en las mujeres a las que se les había realizado una prueba rápida, pero el otro no encontró diferencias entre los dos grupos. Tampoco hubo pruebas para apoyar el criterio de que la información de los resultados de la amniocentesis tan pronto como estuvieran disponibles es más conveniente para la paciente que la información en una fecha fija predefinida.

Los resultados aún no son concluyentes, por lo que la elección de las estrategias de comunicación en la actualidad debe considerar los argumentos clínicos y la relación entre costo y efectividad en lugar de la repercusión sobre la ansiedad. Se necesitan estudios que evalúen el efecto de diferentes estrategias para informar los resultados del muestreo de las vellosidades coriónicas sobre la ansiedad de las mujeres.

Antecedentes

Descripción de la condición

La mayoría de las embarazadas desean confirmar que su feto está sano. Inevitablemente, cualquier programa de cribado que tenga como objetivo proporcionar dicha confirmación causará ansiedad mientras se esperan los resultados de la prueba. Una proporción relativamente alta de resultados "falsos positivos" en los programas de cribado actuales y la falta de opciones terapéuticas para las anomalías cromosómicas hacen el tema aún más complejo. Por lo tanto, el objetivo es seleccionar el paquete de cribado que no sólo sea exacto y seguro sino que también dé lugar a una ansiedad mínima en las embarazadas (Alfirevic 2008).

Ansiedad

La ansiedad es un estado emocional que se presenta cuando un individuo considera una situación como amenazante. Se puede dividir en dos categorías. Una es el estado de ansiedad (E-Ansiedad), que es un sentimiento subjetivo y transitorio creado en una situación presente mediante la activación del sistema nervioso autónomo. Otra es el rasgo de ansiedad (R-Ansiedad) que se refiere a un nivel habitual relativamente estable de ansiedad descrito con más frecuencia como un rasgo de personalidad.

Para la medición de un nivel de ansiedad se han creado muchas escalas autoinformadas. Una utilizada ampliamente en la investigación y la práctica clínica es State-Trait Anxiety Inventory (STAI) (Speilberger 1970). Se ha informado que esta escala es confiable y válida. La escala E-Ansiedad incluye 20 afirmaciones que evalúan la emoción en ese momento. La escala R-Ansiedad consta de 20 afirmaciones que evalúan cómo los entrevistados se sienten "generalmente" (ARIA Trial 2007).

Medición de la ansiedad en el transcurso del tiempo

Hay varios modelos para la sumatoria de la ansiedad durante un período de tiempo. El modelo de integración temporal se centra en la cantidad total de ansiedad experimentada en el período de observación, que se expresa como un área bajo la curva. La cantidad total de ansiedad sería la misma para la ansiedad más intensa durante un período más corto y la ansiedad menos intensa durante un período más largo.

El modelo promedio ponderado indica que todos los momentos de ansiedad en el período de interés no tienen una ponderación psicológica similar.

El modelo de abandono de la duración máxima-final señala que la ansiedad de una experiencia completa se puede reducir si contiene una ansiedad intensa con una duración más corta, pero finaliza con la experiencia de una baja intensidad. La experiencia clínica confirma las suposiciones de este modelo (Redelmeier 1996).

Descripción de la intervención

El líquido amniótico y el tejido coriónico obtenidos mediante la amniocentesis (AC) y el muestreo de las vellosidades coriónicas (MVC) respectivamente se utilizan para el cariotipo, un proceso que demora de dos a tres semanas (Leung 2008). Las pruebas más rápidas como la hibridación fluorescente in situ (en inglés, FISH) y la reacción en cadena de la polimerasa (RCP) también se ofrecen cada vez con mayor frecuencia y se pueden completar en sólo un día o dos. La desventaja de estas pruebas más rápidas es su falta de capacidad para detectar todas las anomalías cromosómicas importantes (Cirigliano 2001; Witters 2002).

En 2004, el UK National Screening Committee (UKNSC) recomendó que en los nuevos programas de cribado para el síndrome de Down no era necesario incluir el cariotipo y que se puede depender de la FISH (hibridación fluorescente in situ) o la RCP como pruebas de diagnóstico rápidas para las trisomías 13, 18 y 21. Lo anterior estuvo seguido del informe oficial de Department of Health (Reino Unido) sobre los servicios genéticos, que recomienda que todos los resultados prenatales deben estar disponibles en tres días (Department of Health 2003).

Esta política se cuestionó cuando Caine y cols. evaluaron 119 528 muestras de líquido amniótico y 23 077 muestras de vellosidades coriónicas. Calcularon que la prueba rápida de aneuploidía sin el cariotipo completo habría dado lugar a cerca de una en 100 y una en 40 muestras de líquido amniótico y de MVC, respectivamente, con un cariotipo anormal no detectado. Cuando hubo resultados "falsos negativos", en 293 (30%) de 1006 muestras de líquido amniótico y 152 (45%) de 327 muestras de las vellosidades coriónicas, hubo un riesgo significativo de un resultado fenotípico anormal. De 34 995 muestras de líquido amniótico y 3049 muestras de vellosidades coriónicas para el cariotipo y una prueba rápida en la misma muestra, ninguna de las tres tecnologías fue completamente confiable (Caine 2005).

Otros argumentaron que la mayoría de las anomalías cromosómicas no reconocidas y clínicamente significativas se detectarían en la ecografía habitual (Leung 2008), aunque Chitty y Nicolaides recomendaron que se debe realizar QF-RCP en todos los casos y el cariotipo completo sólo en el 10% de los casos con translucencia nucal (TN) fetal de 4 mm o más. Este enfoque identificaría el 99% de las anomalías cromosómicas significativas. Esta estrategia costaría 60% menos que el cariotipo completo para todas las pacientes (Chitty 2006). Leung advirtió que se debe ser muy cuidadoso con el cariotipo limitado, ya que uno a 1000 fetos con reordenamiento cromosómico, que representa un alto riesgo de resultado adverso, no será detectado (Chitty 2006; Leung 2008).

Cualquiera que sea el método para el análisis cromosómico que se elija finalmente, es probable que el momento y los métodos de comunicación de los resultados repercutan de forma significativa sobre la experiencia del cribado en general.

De qué manera podría funcionar la intervención

Quagliarini 1998 evaluó la repercusión de los resultados de la detección bioquímica en el segundo trimestre para el síndrome de Down y encontró que tres de cada siete mujeres con una prueba "negativa", pero con un aumento del riesgo en comparación con su "riesgo previo", eligieron que se les realizara la amniocentesis. Los autores concluyeron que una política de proporcionar el resultado de la detección bioquímica para el síndrome de Down como un valor numérico, incluso para las pruebas "negativas", puede provocar que algunas mujeres presenten ansiedad y soliciten la amniocentesis. Otros estudios concluyeron que los métodos típicos de confirmación no fueron exitosos debido a las diferencias en las perspectivas de las pacientes y los médicos. Una clave para la confirmación exitosa pareció ser la capacidad del médico de reconocer las perspectivas de las pacientes (Donovan 2000).

Es probable que el momento de la comunicación también pueda desempeñar una función importante al aumentar o reducir la ansiedad. Por ejemplo, esperar una llamada telefónica "urgente" tan pronto como los resultados estén disponibles puede ser muy estresante, incluso si el resultado informado es normal ("bajo riesgo").

Si la prueba rápida es efectiva para reducir la intensidad de la ansiedad, puede dar lugar a un menor nivel de ansiedad al final del período de espera. Según el modelo de abandono de la duración máxima-final, la impresión global de la ansiedad sería influenciada de forma positiva (ARIA Trial 2007).

Por qué es importante realizar esta revisión

Cuando el riesgo de síndrome de Down es la única inquietud, la prueba rápida puede ser todo lo que se requiere, con un cariotipo completo como respaldo. Sin embargo, si las mujeres perciben las pruebas rápidas como definitivas, un escaso número de pruebas rápidas negativas estará seguido de una desilusión importante si el cariotipo completo revela anomalías inesperadas.

El informe de los resultados de la prueba tan pronto como estén disponibles hace que el momento de la comunicación con las pacientes sea impredecible. Esta imposibilidad de predecir puede ser una fuente importante de ansiedad. Algunos estudios experimentales han demostrado que cuando se ofreció una opción los individuos prefirieron las vías de atención previsibles (Zvolensky 2000). Por lo tanto, es importante determinar si las pruebas adicionales además del cariotipo tienen una función significativa para reducir la ansiedad de las pacientes.

Objetivos

  1. Determinar si el informe de los resultados de la amniocentesis o del MVC en una fecha fija altera la ansiedad materna durante el período de espera, en comparación con una política de informar a los padres el resultado "cuando esté disponible" (es decir, en una fecha variable).

  2. Evaluar si el informe de los resultados iniciales de una prueba molecular rápida altera la ansiedad materna durante el período de espera, comparado con no recibir cualquier resultado antes del cariotipo.

  3. Evaluar si diferentes métodos de comunicación (teléfono, fax, correo electrónico, directos) repercuten sobre los niveles de satisfacción y de ansiedad de los padres.

Métodos

Criterios para la inclusión de los estudios para esta revisión

Tipos de estudios

Todos los ensayos aleatorios publicados y no publicados en los cuales se comparen los métodos de información de las pruebas prenatales. Los ensayos incluirían alguna forma de asignación al azar a los grupos. Se excluirían los ensayos cuasialeatorios y los informados sólo como resumen.

Tipos de participantes

Embarazadas a las que se les realizan pruebas invasivas de diagnóstico prenatal para trastornos fetales cromosómicos o genéticos.

Tipos de intervenciones

Informe versus no informe de los resultados de la prueba de diagnóstico rápida después de la amniocentesis o el MVC.

Informar el resultado tan pronto como esté disponible versus informarlo un día predeterminado.

El informe de los resultados por diferentes métodos de comunicación p.ej. teléfono, visita al domicilio, visita al hospital, correo electrónico, mensaje de texto al móvil.

Tipos de medida de resultado

Esta revisión se centra en la ansiedad y la satisfacción materna que se miden tradicionalmente en un ámbito hospitalario a través de la puntuación del estado de ansiedad y la puntuación del rasgo de ansiedad (Speilberger 1970). Otros métodos utilizados para medir la ansiedad incluyen puntuaciones medias diarias del área estandarizada bajo la curva.

Medidas de resultado principales

  1. Ansiedad (como la definieron los autores de los ensayos) que incluye la puntuación del rasgo de ansiedad, la puntuación del estado de ansiedad y las puntuaciones medias diarias del área estandarizada bajo la curva.

  2. Satisfacción de los padres (como la definieron los autores de los ensayos).

Medidas de resultado secundarias

  1. Análisis económico (de estar disponible).

No se han especificado otros resultados secundarios, pero se planificó incluirlos si se informan y se etiquetan claramente como tales ("no preespecificado").

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Para una presentación detallada de los resultados y de los gráficos, ver la versión PDF en inglés de esta revisión.

Resumen de los resultados principales

El ARIA Trial 2007 demostró una reducción pequeña en la puntuación STAI debido a la introducción de pruebas rápidas, pero el estudio Leung 2002 no encontró diferencias entre los grupos. La magnitud de las diferencias en las puntuaciones de ansiedad STAI observadas en el ARIA Trial (2 puntos) se debe contextualizar mediante la comparación de las diferencias en otros escenarios clínicos. La herramienta STAI está destinada a medir la ansiedad en la población general (hombres o mujeres [embarazadas o no]), aunque se utiliza generalmente en pacientes de psiquiatría. La muestra normativa para el STAI tuvo una puntuación media alrededor de 34. Los pacientes de psiquiatría tuvieron una puntuación media de alrededor de 48, una diferencia de 14 puntos. Los pacientes que presentan depresión tienen una puntuación State-Trait incluso mayor (56 y 53 respectivamente) (Fountoulakis 2006).

Ambos estudios midieron la ansiedad, pero utilizaron enfoques completamente diferentes. En el ARIA Trial, las mediciones se recogieron durante un período de espera completo, mientras en el estudio Leung 2002 la ansiedad se midió sólo en dos momentos después de la amniocentesis (tres días después de la amniocentesis y tres semanas después de la amniocentesis). También se debe señalar que las puntuaciones STAI en los controles de los dos ensayos incluidos fueron muy diferentes, 13 en el ARIA Trial 2007 y 43 en el estudio Leung 2008. El motivo es que en el ARIA Trial se utilizó una versión corta del Spelberger Anxiety Inventory (Inventario de ansiedad de Spelberger). Este resultado se puede convertir a los valores de la versión completa del STAI mediante la pro-calificación sencilla recomendada según los números de ítems (valor de la versión corta STAI dividido por seis y multiplicado por 20 (Ejemplo: puntuación 12 => 12/6*20 = 40). El ARIA Trial 2007 utilizó la versión corta en lugar de la versión completa del sistema STAI porque los autores consideraron que aumentaría las tasas de respuesta si el instrumento de obtención de datos fuera lo más corto posible.

En el ARIA Trial la diferencia en la puntuación de la escala en la ansiedad diaria promedio fue 2,24 que es equivalente a una diferencia (pro-calificada) de 7,5 en los valores de la versión completa del STAI, aunque el límite inferior del IC del 95% es equivalente a una diferencia de 4,6 puntos en la versión completa. Los autores del ARIA Trial interpretaron esta reducción en la ansiedad como significativa. Para la mayor parte del período de espera, la ansiedad media (expresada en la escala Speilberger completa de 80 puntos) fue 39 en el grupo de prueba rápida y 46 en el grupo de ninguna de prueba rápida. Para colocar estas puntuaciones en contexto, las mujeres que conocieron durante el cribado prenatal gradual que eran portadoras de fibrosis quística tuvieron una puntuación media del STAI de 52 y en las que los resultados fueron negativos la media fue 32.

El análisis de las variables secundarias de evaluación en el ARIA Trial proporcionó información más detallada acerca de los cambios en la ansiedad durante el período de espera. No es de esperar que la ansiedad difiera en los primeros cuatro días después de la amniocentesis entre los grupos porque todas las mujeres compartirían inquietudes similares acerca de la posibilidad de aborto espontáneo. A los 11 días después del procedimiento se consideró que cualquier beneficio de la prueba rápida se debería haber hecho evidente. No sería de esperar que las mujeres que recibieron sólo los resultados del cariotipo los hubieran recibido en ese momento, pero todas las mujeres del grupo de la prueba rápida habrían sabido varios días antes que el feto no presentaba síndrome de Down. Los resultados cumplieron estas expectativas debido a que las mujeres asignadas al grupo de resultado de la prueba rápida tuvieron niveles ligeramente inferiores de ansiedad a los 11 días, en comparación con las que todavía esperaban los resultados.

Los resultados del ARIA Trial son intuitivos y posibles, pero no se consideran concluyentes debido a las deficiencias metodológicas (p.ej. tamaño incompleto de muestra), así como a los resultados "negativos" del ensayo Leung 2002. Se reconoce que la evaluación consistente y metodológicamente sólida de la ansiedad materna en diferentes ámbitos es un reto importante. Aunque se está cada vez más cerca del diagnóstico prenatal no invasivo a partir de la sangre materna, se mantendrá la ansiedad materna causada por el proceso de cribado y debe continuar su investigación en estudios prospectivos cuantitativos y cualitativos (Kavanagh 2010).

No están claras las ventajas, si hubieran, de informar los resultados del cariotipo tan pronto como estén disponibles y no en una fecha fija. El tamaño de muestra del ARIA Trial 2007 sólo fue suficientemente grande para permitir detectar diferencias de moderadas a grandes. Los resultados no estuvieron influenciados por factores demográficos, antecedentes médicos ni por medidas de ansiedad iniciales y sociales de las mujeres. Se consideró que las diferencias en la ansiedad entre las estrategias de informar los resultados del cariotipo en fechas fijas o variables se deben haber hecho evidentes entre el día 12 y el día de los resultados del cariotipo. Se encontró que la puntuación de ansiedad diaria promedio durante este período fue muy similar en los grupos de fecha fija y variable.

Exhaustividad y aplicabilidad de la evidencia

Puede haber algunos motivos para las diferencias en los resultados entre los dos estudios. El ARIA Trial 2007 fue un estudio multicéntrico realizado en el Reino Unido, mientras que Leung 2002 se realizó en una unidad en Hong Kong. El ARIA Trial 2007 se centró en la ansiedad promedio durante el período de espera, mientras que Leung 2002 midió la ansiedad diaria antes de la amniocentesis, después de tres días y después de tres semanas, cuando los resultados del cariotipo se conocieron para ambos grupos. Las mediciones de la ansiedad en el estudio Leung 2002 no fueron apropiadas para el agrupamiento porque se informaron sólo como medianas y rangos intercuartiles, probablemente porque los datos no se distribuyeron normalmente. Aunque fuera posible el agrupamiento de los datos de los dos estudios, éstos no describieron aspectos idénticos de la ansiedad.

En el ARIA Trial 2007 no se alcanzó el tamaño de muestra original porque el número de mujeres elegibles fue inferior al planificado originalmente. Lo anterior se debió principalmente a la introducción del cribado según la TN en el primer trimestre y el cambio posterior a una prueba invasiva más antigua, la MVC. Los autores informaron que la introducción de la prueba rápida, primero como un servicio privado y con el tiempo como un servicio público, dio lugar a un número de mujeres elegibles menor del esperado. De las mujeres elegibles, 168 (58%) no estaban dispuestas a participar en el estudio porque querían utilizar su derecho a la prueba rápida del NHS. Lo anterior se pudiera tomar como prueba de la preferencia de las mujeres a favor de las pruebas rápidas.

Calidad de la evidencia

Ambos estudios incluidos presentan algunas deficiencias metodológicas. Como se comentó anteriormente, el ARIA Trial 2007 no pudo alcanzar su tamaño de muestra preespecificado. Hubo algunas dificultades en el seguimiento y la completitud de los datos, y no es posible descartar la posibilidad de sesgo, aunque no es evidente.

La debilidad metodológica principal de Leung 2008 es la falta de información con respecto a la ocultación de la asignación.

Desafortunadamente, debido a las diferencias en las herramientas de medición de la ansiedad y en los métodos estadísticos entre los dos ensayos, no fue posible agrupar los datos de forma significativa.

Sesgos potenciales en el proceso de revisión

Ninguno identificado.

Acuerdos y desacuerdos con otros estudios o revisiones

Es debatible en qué consistirían las pruebas definitivas a favor de la prueba rápida habitual.

En 2004, el UK National Screening Committee (UKNSC) recomendó la FISH (hibridación fluorescente in situ ) o la RCP como pruebas de diagnóstico rápidas que incluirían sólo las trisomías 13, 18 y 21. En su opinión, los nuevos programas de cribado del síndrome de Down no necesitan incluir el cariotipo y se basarían sólo en las pruebas rápidas. Ogilvie 2005 ha calculado que una en 1659 anomalías cromosómicas se pasaría por alto si se acepta este enfoque. La cifra puede ser mayor (hasta una en 833) si se detectaban anomalías fetales en la ecografía en el momento de la prueba (Ogilvie 2005).

No hay dudas de que la prueba rápida sola sería más barata y más fácil de implementar y permitiría la toma de decisiones clínicas con mayor rapidez, incluida la conducta de terminar el embarazo. Puede ser difícil abogar por el resultado de un cariotipo completo más costoso y tardío si las mujeres consintieron inicialmente sólo para el método de cribado del síndrome de Down. Por otro lado, es probable que una anomalía cromosómica significativa inesperadamente pasada por alto con la prueba rápida sola tenga una repercusión devastadora sobre las familias involucradas.

Es comprensible que muchos estudios se centren en la relación entre costo y efectividad y la interrogante de si la introducción de la prueba rápida como una opción al cariotipo completo aumentaría el número de anomalías cromosómicas pasadas por alto. Sólo pocos estudios se han centrado en la repercusión psicológica de estas pruebas. Para ellos la interrogante crítica es: ¿cuán grande y cuán prolongada debe ser una reducción de la ansiedad para justificar el costo agregado?

Los resultados del ARIA Trial 2007 indican cierto tipo de alivio temporal con los resultados de la prueba rápida. Un estudio anterior en el Reino Unido mostró un efecto similar (Power 1988), aunque este efecto no se observó en Leung 2008. En cualquier caso, el tipo de alivio y su duración representan valores difíciles de generalizar y son de diferente importancia para las embarazadas.

En el mejor de los casos, los beneficios en la ansiedad con la prueba rápida son a corto plazo, lo que plantea interrogantes acerca del valor monetario. Sin embargo, es importante recalcar aquí nuevamente que los estudios incluidos en esta revisión no examinaron las pruebas rápidas y el cariotipo completo como opciones (sólo los posibles beneficios adicionales de la prueba rápida para las mujeres que esperaban el cariotipo completo).

Conclusiones de los autores

Implicaciones para la práctica

No se encontraron pruebas definitivas de que el informe de los resultados de un análisis rápido reduzca la ansiedad materna durante el período de espera. Pudiera haber algunos beneficios clínicos de informar los resultados de la prueba rápida, en particular cuando se trata del momento de la terminación del embarazo. El equilibrio entre estos beneficios y los daños posibles (p.ej. resultados falsos positivos) no se ha evaluado en los ensayos clínicos analizados en esta revisión.

Las pruebas limitadas de los dos ensayos incluidos en esta revisión no permiten decidir sobre si se debe abandonar el cariotipo completo a favor de la prueba rápida limitada, al menos para las mujeres a las que se les realiza el cribado para el síndrome de Down. Esta elección descansará en los argumentos clínicos y la relación entre costo y efectividad, en lugar de en la repercusión sobre la ansiedad.

No hay pruebas de que el informe de los resultados tan pronto como estén disponibles sea más aceptable para la paciente que el uso de una fecha fija predefinida y los servicios deben seleccionar el sistema que les brinde más confianza con respecto a la posibilidad de reducir al mínimo los errores.

Implicaciones para la investigación

Se necesitan más estudios cualitativos para explicar las causas, las características y las consecuencias de la ansiedad asociada con las pruebas prenatales en mujeres con diferentes edades y antecedentes. Es importante interpretar los niveles de ansiedad en el contexto de la información proporcionada acerca del objetivo de la prueba, el grado en el que éstos se hacen explícitos y el grado en el que se prioriza un objetivo sobre otros por quienes proporcionan la prueba.

Se deben investigar los efectos de diferentes regímenes de pruebas sobre la ansiedad a más corto y largo plazos, sobre las preferencias de las mujeres y sobre la relación entre la ansiedad y la preferencia en mujeres con diferentes edades y antecedentes.

No hay estudios aleatorios centrados en el MVC. Lo anterior es difícil de justificar debido a que cada vez hay más mujeres a las que se les realizan pruebas de cribado y diagnóstico en el primer trimestre.


Carátula

 

Autores

Faris Mujezinovic2, Anica Prosnik3, Zarko Alfirevic1

Filiación

1The University of Liverpool, School of Reproductive and Developmental Medicine, Division of Perinatal and Reproductive Medicine , First Floor, Liverpool Women's NHS Foundation Trust , Crown Street , Liverpool , UK , L8 7SS
2University Clinical Center Maribor, University Clinical Department of Gynecology and Perinatology , Ljubljanska 5 , Maribor , Slovenia , 2000
3University Clinical Center Maribor, Department of Psychiatry , Ob Zeleznici 30 , Maribor , Slovenia , 2000

Información de contacto

Zarko Alfirevic
The University of Liverpool, School of Reproductive and Developmental Medicine, Division of Perinatal and Reproductive Medicine , First Floor, Liverpool Women's NHS Foundation Trust , Crown Street , Liverpool , UK , L8 7SS
E-mail: zarko@liverpool.ac.uk

Pueden consultar la versión completa en inglés : PULSANDO AQUÍ