Pulse aquí para volver atrás
Puede consultar la versión completa en inglés PULSANDO AQUÍ

Intervenciones para mejorar el bienestar psicosocial de niños afectados por VIH/SIDA.
Evelyn King, Mary De Silva, Alan Stein, Vikram Patel
Esta revisión debería citarse como: Evelyn King, Mary De Silva, Alan Stein, Vikram Patel. Intervenciones para mejorar el bienestar psicosocial de niños afectados por VIH/SIDA. (Revision Cochrane traducida). En: Biblioteca Cochrane Plus 2009 Número 3. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2009 Issue 2 Art no. CD006733. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

Resumen

Antecedentes

Como resultado de la mortalidad relacionada con el VIH más de 13 millones de niños menores de 15 años han perdido uno de sus padres debido al VIH y el SIDA. Hay también muchos niños que tienen padres o cuidadores primarios infectados con VIH; estos niños se ven afectados por el VIH y el SIDA y son potencialmente vulnerables a la transmisión del VIH. Los niños afectados por el VIH/SIDA son más vulnerables y enfrentan mayores retos en su bienestar psicosocial en comparación con otros niños de la misma edad. Se han adoptado intervenciones con el fin de mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA.

Objetivos

El objetivo primario de esta revisión fue evaluar la efectividad de las intervenciones que pretenden mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados directamente por el VIH y el SIDA.

Estrategia de búsqueda

Se realizaron búsquedas sistemáticas en bases de datos electrónicas mediante términos de búsqueda predefinidos. Se realizaron búsquedas en Internet de organizaciones relevantes involucradas en el trabajo del VIH/SIDA y se estableció contacto directamente con expertos en el campo. Las búsquedas se realizaron entre enero y septiembre de 2008.

Criterios de selección

Fueron elegibles para su inclusión ensayos controlados aleatorios, ensayos cruzados (cross-over), ensayos aleatorios por grupo y ensayos factoriales. Si no se hallaban ensayos controlados, se consideraban para su inclusión los datos de estudios de intervención no aleatorios bien diseñados (estudios del tipo antes y después), estudios observacionales de cohortes, y de casos y controles. Eran elegibles para la revisión los estudios de niñas y niños menores de 18 años de edad, ya sea que quedaron huérfanos debido al SIDA (uno de los padres o ambos murieron de SIDA o de una enfermedad relacionada con el VIH), o que son vulnerables (uno de los padres o ambos sufren de VIH/SIDA).

Se incluyeron en la revisión las intervenciones que pretenden mejoran el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA. Entre ellas se encontraban el tratamiento psicológico, el apoyo y/o la atención psicosocial, las intervenciones médicas y las intervenciones sociales. Las medidas de resultado psicosociales se definieron como cualquier intervención que evalúe los factores psicológicos o sociales.

Obtención y análisis de los datos

Dos de los autores seleccionaron los resultados de la búsqueda, de forma independiente. Ambos revisores obtuvieron y evaluaron, de forma independiente, el texto completo de todos los estudios potencialmente relevantes, mediante criterios predeterminados.

Resultados principales

No se identificaron estudios de las intervenciones para mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA.

Conclusiones de los autores

La práctica actual se basa en el conocimiento anecdótico, los estudios descriptivos y los análisis de situaciones. Tales estudios no proporcionan una base de evidencia sólida para la efectividad de estas intervenciones.

Implicaciones para la investigación

Esta revisión sistemática ha identificado la necesidad de estudios de intervenciones de alta calidad. Para aumentar la calidad y la cantidad de tales estudios, se necesitan mayores asociaciones entre los implementadores de los programas y los investigadores.

Implicaciones para la práctica

Ante la falta de estudios de intervenciones rigurosos, el corpus de conocimientos disponibles consiste en "lo aprendido", la teoría psicológica de los niños y demás investigaciones relacionadas en la población adulta. Sin embargo, tal conocimiento no debe reemplazar la necesidad urgente de monitorizar y evaluar los estudios de intervenciones y programas existentes para garantizar una política y práctica basada en pruebas y evitar someter a los niños a intervenciones que no muestran beneficios o a intervenciones que podrían resultar en daños involuntariamente.

Resumen en términos sencillos

Intervenciones para mejorar el bienestar psicosocial de niños afectados por VIH/SIDA

Muchos niños han perdido a uno de los padres o tienen a uno de sus padres con VIH/SIDA. Estos niños experimentan mayores desafíos psicológicos y sociales que otros niños de su edad. Si bien existen diversos programas e intervenciones que tratan de mejorar el bienestar psicosocial de estos niños, no se hallaron estudios que evaluaran rigurosamente la efectividad de tales intervenciones.

Antecedentes

Descripción de la enfermedad
El VIH/SIDA es responsable de la muerte de más de 25 millones de personas, y 36,8 millones viven actualmente con VIH y SIDA (UNAIDS 2006). Como resultado de la mortalidad relacionada con el VIH, más de 13 millones de niños menores de 15 años han perdido a uno de los padres debido al VIH/SIDA (USAID 2002; UNAIDS 2006). Hay también muchos niños que tienen padres o cuidadores primarios infectados con VIH; estos niños también son vulnerables y se ven afectados en gran medida por el VIH y el SIDA (Foster 2002; Makame 2002; Foster 2006; Ritcher 2006). En la bibliografía, esta población de niños se denomina "niños huérfanos y vulnerables" o "niños afectados por el VIH/SIDA" (UNAIDS 2006). Estos niños tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de desarrollo, sociales, económicos y psicológicos como consecuencia de la infección de VIH de sus padres (Hunter 1990; Forsyth 1996; Sengendo 1997; Makame 2002; USAID 2002; Monasch 2004; Atwine 2005; Gregson 2005; Foster 2006).

Los niños afectados por el VIH y SIDA son más vulnerables (Andrews 2006) y enfrentan mayores desafíos de bienestar psicosocial, en comparación con otros niños de la misma edad (Forsyth 1996; Gilborn 2002; Makame 2002; UNICEF 2003; Atwine 2005; Thurman 2006). El bienestar psicosocial puede definirse como salud mental, adaptación social o una combinación de ambas. Específicamente en lo que respecta a la población de niños afectados por el VIH y el SIDA, el bienestar psicosocial incluye: la capacidad de sobrellevar la enfermedad o muerte de uno de los padres mediante el proceso de duelo (Forsyth 1996); la capacidad de enfrentar los desafíos específicos de su situación (Ritcher 2006); y las habilidades sociales, emocionales, motrices y cognitivas apropiadas para su edad y estadio de desarrollo de manera que puedan participar plenamente como miembros de la sociedad, tanto ahora como en el futuro (Makame 2002; Bhargava 2005).

Para que los niños desempeñen una función integral en la sociedad, es importante que tengan ambientes estables, de apoyo y donde se establezcan relaciones entre las personas, (Nyambedha 2003; Ansell 2004; Ritcher 2006), oportunidades de jugar e interactuar con sus compañeros y de acceder a la educación (Ritcher 2006). Sin embargo, los niños afectados por el VIH y el SIDA presentan problemas complejos específicos de su bienestar psicosocial como consecuencia de que sus padres están infectados de VIH (Hunter 2000; Bhargava 2005; Ritcher 2006). Estos incluyen aislamiento, dificultad para revelar que sus padres están infectados de VIH a los miembros de su comunidad, los efectos emocionales de la muerte (o futura muerte) de los padres, el duelo, el estigma relacionado con el VIH y el SIDA, una pérdida de la niñez debido a las responsabilidades adicionales de cuidar a los hermanos y a los padres que están enfermos de VIH/SIDA, el acceso reducido a programas sociales como la escolaridad, y la carga socioeconómica debido a la pérdida de uno o ambos padres como proveedores financieros (Foster 2002; Makame 2002; Nyambedha 2003; Strebel 2004; Bhargava 2005; Nyamukapa 2005; Foster 2006; Howard 2006; Ritcher 2006).

Además, los niños afectados por el VIH/SIDA pueden experimentar posteriormente tasas mayores de infección de VIH debido a la pobreza, el estilo de vida y otros factores sociales y ambientales. Sengendo 1997; Hunter 2000; Gilborn 2002; Atwine 2005; Gregson 2005). Por ejemplo, los huérfanos pueden tener mayor probabilidad de involucrarse en el sexo a una edad menor, en comparación con los no huérfanos (Thurman 2006). Debutar antes en el sexo podría ser consecuencia de la depresión, la desesperanza (Atwine 2005), falta de educación, (Hunter 2000; Gregson 2005) explotación sexual (USAID 2002), la falta de influencia adulta, o la necesidad económica (Gregson 2005; Howard 2006). La identificación de estas necesidades por parte de las organizaciones internacionales (Hunter 2000; Subbarao 2004; Ritcher 2006) ha propiciado que los donantes del gobierno, las Organizaciones no gubernamentales (ONG), los Ministerios de Salud y los prestadores de atención sanitaria respondan a las necesidades de salud pública de los niños afectados por el VIH y SIDA (Ritcher 2006).

Descripción de la intervención
Esta revisión examinó el rango de intervenciones que procuran mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA (p.ej., salud mental, calidad de vida). Los estudios aptos incluían a los que evaluaban las intervenciones psicosociales (p.ej. la psicoterapia, los programas de apoyo psicosocial) y las intervenciones no psicosociales que pueden tener un efecto en el bienestar psicosocial (p.ej. programas financieros, tratamiento antirretroviral). Se consideraron ambos tipos de intervenciones debido a su posibilidad de mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA.

De qué manera podría funcionar la intervención
Se han identificado varias intervenciones para la mejora del bienestar psicosocial y el apoyo de los niños afectados por el VIH y el SIDA (Hunter 2000; Strebel 2004; Howard 2006). Se identificaron intervenciones psicosociales para mejorar el bienestar psicosocial y se definen como cualquier intervención que incluya un mecanismo de acción psicológico o social, o una combinación de ambos (Ritcher 2006). Pueden promover el bienestar psicosocial mediante el uso de herramientas, procesos o programas destinados específicamente a mejorar, mantener y prevenir que se afecte la salud mental de los niños. Las intervenciones físicas o materiales también pueden promover el bienestar psicosocial al mejorar el estado de salud mental y proporcionar la capacidad de afrontar el entorno social y de participar en él (Drew 1998; Bhargava 2005; Howard 2006). El énfasis en las intervenciones físicas y materiales puede ser eficaz, especialmente en determinados contextos de escasos recursos donde el bienestar psicosocial generalmente depende del entorno físico. En tales entornos, la conceptualización e identificación de los efectos de las intervenciones psicosociales pueden ser un desafío (Howard 2006; Ritcher 2006).

Además de los diferentes tipos de intervenciones que pretenden mejoran el bienestar psicosocial, existen diferentes estrategias y enfoques para la atención (Drew 1998; Ritcher 2006). Algunas estrategias se centran en la atención clínica individual, como el asesoramiento y la atención terapéutica psicológica (Lee 2002; Gilborn 2006), mientras que otros programas se especializan en fortalecer a las familias y las comunidades (Drew 1998; Ansell 2004; Horizons; Beard 2005; Foster 2005; Nyamukapa 2005; Howard 2006; Ritcher 2006); o recomiendan la protección del gobierno y la creación de entornos de apoyo, estables y favorables (Hunter 2000; Ansell 2004; Ritcher 2006; UNAIDS 2006).

Por qué es importante realizar esta revisión
Esta es la primera revisión sistemática para considerar la efectividad de las intervenciones que pretenden mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA.

Objetivos

Objetivo primario

  1. Evaluar la efectividad general de las intervenciones que pretenden mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA.

Objetivos secundarios

  1. Evaluar el efecto de las intervenciones en diferentes resultados psicosociales, incluida la salud mental; las medidas sociales como la educación, la asistencia escolar y la conducta delictiva; calidad de vida; y el nivel socioeconómico.

  2. Evaluar el efecto de las intervenciones sobre los resultados adversos como el suicidio, la disminución del estado de salud mental y la conducta delictiva.

Métodos

Criterios para la valoración de los estudios para esta revisión

Tipos de estudios

Fueron elegibles para su inclusión ensayos controlados aleatorios, ensayos cruzados (cross-over), ensayos aleatorios por grupo y ensayos factoriales. Si se encontraban menos de dos ensayos controlados, se incluían datos de estudios de intervención no aleatorios bien diseñados (como estudios del tipo antes y después), estudios observacionales de cohortes, y de casos y controles, de acuerdo con la política del Grupo de Revisión Cochrane de SIDA/VIH (Cochrane VIH/AIDS Review Group) (Colaboración Cochrane 2006) . La búsqueda incluyó la recuperación de estudios publicados y no publicados realizados en cualquier país y en cualquier idioma. Se excluyeron estudios transversales y estudios ecológicos.

Tipos de participantes

En la revisión se incluyeron niños y niñas menores de 18 años de edad, ya sea que quedaron huérfanos debido al VIH y SIDA (uno de los padres o ambos murieron de SIDA o de una enfermedad relacionada con el VIH), o que son vulnerables (uno de los padres o ambos sufren de VIH/SIDA). Los niños se incluyeron independientemente de que estén infectados o no de VIH. También se incluyeron niños cuyos padres padecían otras enfermedades crónicas además del VIH y el SIDA. Los niños cuyos padres han muerto por otra enfermedad que no esté relacionada con el VIH se excluyeron de la revisión. Los estudios que incluían a niños que quedaron huérfanos o vulnerables como resultado del VIH y como resultado de otra enfermedad se incluyeron sólo si un 80% de la muestra podía identificarse como huérfanos o vulnerables como resultado del VIH y el SIDA.

Tipos de intervenciones

Se incluyeron en la revisión las intervenciones que pretenden mejoran el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA. Las medidas de resultado psicosociales se definieron como cualquier intervención que mida los factores psicológicos o sociales. La revisión incluyó una o más intervenciones de las siguientes (lista no exhaustiva):

1. Tratamiento psicológico, como terapia cognitivo-conductual, la psicoterapia interpersonal, el tratamiento psicodinámico, el enfoque de sistemas de terapia grupal/familiar, la asistencia no directiva, el informe psicológico y la terapia de solución de problemas
2. Atención o apoyo psicológico, como los esfuerzos de individuos y grupos fuera de las redes sociales usuales del niño (p.ej. grupos de campamento, juego, trabajo de memoria) e intervenciones proporcionadas mediante interacciones interpersonales para ayudar al tratamiento (p.ej. atención domiciliaria).
3. Intervenciones médicas, como intervenciones y tratamientos farmacológicos como parte de un programa de tratamiento para VIH/SIDA
4. Intervenciones sociales, como asistencia económica (por ejemplo, programas financieros, programas de entrenamiento relacionados con el trabajo) y asistencia material (por ejemplo, proyectos de viviendas, programas de alimentación y nutrición).

La comparación de los resultados incluyó niños afectados por el VIH y el SIDA que recibieron:

  1. atención habitual, ninguna atención o placebo;

  2. una intervención diferente (p.ej. comparación de dos intervenciones para mejorar bienestar psicosocial);

  3. cualquier combinación de las anteriores.

Tipos de medida de resultado

La medida de resultado primaria fue el bienestar psicosocial, donde se evalúan los resultados psicológicos, sociales o ambos. Estos resultados incluyeron, entre otros:

  1. medidas psicológicas, como el estado de salud mental, que se midieron con instrumentos validados;

  2. medidas sociales, como la educación y la asistencia escolar, la calidad de vida y el nivel socioeconómico que se midieron con instrumentos validados.

La revisión también incluyó cualquier efecto adverso como el suicidio, las enfermedades mentales o una mayor conducta delictiva.

Métodos de búsqueda para la identificación de los estudios

Con el uso de una estrategia de búsqueda predeterminada, se identificaron los estudios través de:

  1. la búsqueda sistemática de bases de datos electrónicas a cargo de un Científico de Información Cochrane que utilizó una estrategia de búsqueda predeterminada (PubMed, Medline [1966 hasta la fecha], Embase [1980 hasta la fecha], The Cochrane Library, PsycINFO, LILACS, Social Science Citation Index [1981 hasta la fecha], Science Citation Index [1981 hasta la fecha], Bibliografía Internacional de Ciencias Sociales, Web de Ciencia). Ver Figura 1 para obtener una lista completa de los términos de búsqueda empleados.

  2. La revisión de sitios Web y a través de contacto directo con las agencias locales, las instituciones de investigación, los departamentos del gobierno relevantes y donantes internacionales y agencias multilaterales involucrados en la atención, el tratamiento y la prevención del VIH. Estas organizaciones incluían UNICEF, UNAIDS, la OMS y USAID.

  3. Se estableció contacto directo con los expertos en el campo para identificar estudios no publicados.

Las búsquedas se realizaron entre enero y septiembre de 2008.

Obtención y análisis de los datos

Búsqueda de estudios relevantes

Con la ayuda del Científico de Información del Grupo Cochrane de VIH/SIDA, la búsqueda de los estudios relevantes se realizó de manera consistente e integral. El Científico de Información ejecutó las estrategias de búsqueda a través de las bases de datos descritas en los Métodos de búsqueda. Los términos MeSH se combinaron con la estrategia de búsqueda. Dos revisores (EK y MD) controlaron por separado los títulos y los resúmenes de las citas identificadas mediante la búsqueda y determinaron si cada documento cumplió los criterios predeterminados. En casos de dudas o desacuerdos, se obtuvo el artículo completo para inspeccionarlo. Ambos revisores obtuvieron y evaluaron, de forma independiente, el texto completo de todos los estudios potencialmente relevantes, mediante el uso de un Diagrama de flujo de inclusión predeterminado (Figura 2). Durante la revisión de los artículos de texto completo no hubo desacuerdos entre los dos revisores.

Resultados

Descripción de los estudios

Ver: Características de los estudios excluidos.

No se identificaron estudios elegibles y tampoco se identificaron estudios en curso como potencialmente relevantes.

Una vez que se extrajeron los duplicados, se identificaron 1 038 citas, 995 citas de bases de datos electrónicas y 43 de expertos en el campo, al establecer contacto directamente con los autores y al examinar la sección de referencias de los estudios recuperados de la búsqueda en bases de datos.

Después de examinar 1 038 citas y de revisar el texto completo de 12 artículos potencialmente relevantes, ningún artículo fue elegible para su inclusión.Figura 3).

Riesgo de sesgo en los estudios incluidos

No se encontraron estudios.

Efectos de las intervenciones

No se encontraron estudios.

Discusión

En esta revisión, no se hallaron estudios que evaluaran rigurosamente las intervenciones para mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA. Muchos de los estudios considerados para su inclusión contenían una descripción de una intervención existente que pretendía mejorar el bienestar psicológico, pero no se informaron medidas de resultado (Adejuyigbe 2006, Dlamini 2004, Drew 1998, Kayombo 2005, Kmita 2002, Ohare 2005, Verma 2006) ni se compararon los efectos de la intervención con un grupo de comparación (Bhargava 2005, Healthlink 2004).  De los 1 038 estudios revisados, sólo 11 estudios definieron claramente una intervención administrada a la población del estudio. Y de los 12 estudios que parecían potencialmente relevantes y cuyo texto completo se examinó, 7 de los estudios no incluían medidas de resultado de bienestar psicosocial.

Aunque ninguno de los estudios examinados cumplió con los criterios de inclusión, hubo tres estudios que parecían integrales y rigurosos en el enfoque. Estos estudios incluían un programa de tutoría para viviendas lideradas por jóvenes (Brown 2007), un programa de planificación de sucesión (Gilborn 2001) y un programa de poderes familiares (Kmita 2002). Todas estas intervenciones usaron un enfoque centrado en la familia que concuerda con el conocimiento anecdótico de la efectividad en esta población específica.

Si bien muchos estudios destacaron la necesidad de estudios de intervención futuros, deben considerarse los posibles factores que han contribuido al número limitado de estudios de intervención hasta la fecha. Un factor es que en el estudio del VIH y el SIDA, la revisión y el análisis del bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA son relativamente nuevos, y por lo tanto muchos estudios todavía se centran en demostrar la necesidad de intervenciones psicosociales en el primer caso. Además, parece haber una línea divisoria común entre los implementadores de los programas que se centran en prestar un servicio o programa a menudo en contextos de escasos recursos con tiempo limitado para la investigación, y los investigadores que se enfrentan al desafío de asegurar un nivel alto de rigor en sus diseños y aún así intentan adoptar herramientas de obtención de datos que no interfieran en el tiempo y los recursos de los participantes e implementadores de programas. Otro factor que contribuye a la ausencia de estudios de intervención puede ser la naturaleza compleja de las intervenciones psicosociales y la posible contaminación de otras intervenciones administradas en la comunidad. Factor que tiene especial relevancia en el contexto de África del Subsahara dónde hay una alta prevalencia de infección por VIH que afecta a muchas comunidades. En tales contextos, donde hay varias intervenciones administradas por diferentes agencias, organizaciones y gobiernos, es difícil determinar la exposición de un participante a una intervención específica y, por consiguiente, el efecto de la intervención. Además, las intervenciones psicosociales como la atención y el apoyo parecen ser comunes en tales contextos y estos tipos de intervenciones son difíciles de definir, especificar y medir.

Esta revisión sistemática procuró ser integral e incluir diversos tipos de diseños de estudio de investigación para captar el grado del conocimiento actual sobre la efectividad de las intervenciones para mejorar el bienestar psicosocial de los niños afectados por el VIH y el SIDA.

Conclusiones de los autores

Implicaciones para la práctica

La práctica actual parece basarse en estudios descriptivos y análisis de situaciones. Tales estudios no aportan pruebas sólidas sobre la efectividad de las intervenciones.

Ante la falta de estudios de intervenciones rigurosos, se deben considerar la teoría psicológica de los niños, así como también los estudios relacionados con el bienestar psicosocial de los adultos afectados por el VIH y el SIDA. Las recomendaciones y "lo aprendido" de los implementadores de programas relevantes y los expertos también se describen en la bibliografía y podrían considerarse. Sin embargo, tal conocimiento no debe reemplazar la necesidad urgente de realizar monitorizaciones y evaluaciones rigurosas, y estudios de intervenciones que permitan elaborar políticas y prácticas basadas en la evidencia. Específicamente, se requieren pruebas para evitar someter a los niños a intervenciones que no muestren beneficios o a intervenciones que podrían provocar daños involuntariamente.

El vacío actual en la bibliografía plantea una oportunidad para que los donantes y los organismos de financiación apoyen y propicien la evaluación rigurosa de intervenciones psicosociales con la intención de promocionar la mejor práctica, garantizar coste-efectividad y también evitar el daño no intencional a los niños afectados por el VIH y el SIDA.

En base a los estudios examinados en esta revisión, también se necesitan herramientas validadas específicas del contexto para medir el bienestar psicosocial específico de los niños afectados por el VIH y el SIDA. La disponibilidad limitada de herramientas validadas puede deberse al hecho de que el bienestar psicosocial es difícil de medir ya que varía en función de un contexto sociocultural dado, de la edad y de estadio de desarrollo. Sin embargo, no debe subestimarse el valor de desarrollar y validar tales herramientas ya que podrían contribuir en la monitorización de un niño y también podría ayudar a medir el efecto de las intervenciones que pretenden mejorar el bienestar psicosocial.


Implicaciones para la investigación

Esta revisión sistemática ha identificado la necesidad de estudios de intervenciones de alta calidad. Para aumentar la calidad y la cantidad de tales estudios se necesitan mayores asociaciones entre los implementadores de programas (Organizaciones no gubernamentales, Organizaciones no gubernamentales internacionales y agencias multilaterales) y los investigadores sociales y conductuales a fin de mejorar el rigor científico. Tales asociaciones podrían generar estudios de intervención de contextos específicos y estudios de cohortes del tipo antes y después centrados en medir la efectividad de las intervenciones.

A lo largo del proceso de revisión se halló que muchos estudios eran de metodología cualitativa. Si bien tales estudios proporcionan información exhaustiva de la situación, hay una necesidad apremiante de estudios cuantitativos que midan la efectividad o los efectos adversos potenciales de tales intervenciones. De igual manera, hay una oportunidad para un enfoque de métodos mixtos que incorpore los métodos cualitativos y cuantitativos.


Agradecimientos

Se agradece al Grupo Cochrane de VIH/SIDA por su apoyo en las búsquedas de bases de datos. Se dan especialmente las gracias a la Sra. A Tara Horvath por la asistencia brindada con las búsquedas en bases de datos, y con los programas y las guías Cochrane.

Datos y análisis

Esta revisión no presenta ningún análisis.

Antecedentes

Primera publicación del protocolo: Número 3, 2007
Primera publicación de la revisión: Número 2, 2009

Fecha

Evento

Descripción

13 enero 2009

Se realizaron correcciones

Finalización del borrador para la revisión por pares

23 diciembre 2008

Se realizaron correcciones

Edición fundamental para la revisión

22 diciembre 2008

Se realizaron correcciones

Conversión a RevMan 5 y nueva publicación sin cita nueva.

22 de mayo de 2007

Se necesitó una nueva cita y cambios importantes

Modificación importante



Contribuciones de los autores

EK se encargó de la coordinación del proceso de revisión general, de la recopilación de los documentos de revisión, de la revisión de los artículos, de la redacción de la revisión y de la comunicación con coautores para solicitar retroalimentación.
MDS fue responsable de la revisión de los documentos y de la redacción de la revisión.
VP y AS fueron responsables de realizar comentarios sobre todos los estadios del proceso de revisión, y confirmaron la inclusión de documentos clave en el área y redactaron la revisión.

Declaraciones de interés

Ninguno conocido.

Fuentes de financiación

Recursos internos

  • No sources of support supplied

Recursos externos

  • ESRC/MRC Interdisciplinary Post-Doctoral Fellowship, UK.

  • Wellcome Trust Senior Clinical Research Fellowship in Tropical Medicine, UK.

Información de contacto

Authors: Evelyn King1, Mary De Silva1, Alan Stein2, Vikram Patel1


1London School of Hygiene & Tropical Medicine, Nutrition & Public Health Intervention Research Unit, Keppel Street, London, UK

2Oxford University, Child and Adolescent Psychiatry, , Oxford, UK

Contact: Evelyn King1 eobirikorang@hotmail.com. Editorial group: Cochrane HIV/AIDS Group (HM-HIV)

Referencias

( * indica la publicación principal del estudio)

Referencias de los estudios excluidos de esta revisión

Adejuyigbe 2006 {published data only}

Adejuyigbe E, Odebiyi A. Parental HIV serodiscordance:implications for the care of the HIV seropositive child in a resource-poor setting. AIDS Care 2006; 18(6): 537-543.

Beard 2005 {published data only}

Beard B. Orphan care in Malawi: Current practices. J Community Health Nurs 2005; 22(2): 105-115.

Bhargava 2005 {published data only}

Bhargava A. AIDS epidemic and the psychological well-being and school participation of Ethiopian orphans. Psychol Health Med 2005; 10(3): 263-275.

Brown 2007 {published data only}

Brown L, Rice J, Boris N, Thurman T, Snider L, Ntaganira J, Nyirazinyoye L, Kalisa E, Nshizirungu E. Psychosocial benefits of a mentoring program for youth-headed households in Rwanda. Horizons Research Summary 2007.

Dlamini 2004 {published data only}

Dlamini P. A description of selected interventions for the care of orphans and vulnerable children in Botswana, South Africa and Zimbabwe. HSRC 2004.

Drew 1998 {published data only}

Drew R, Makufa C, Foster G. Strategies for providing care and support to children orphaned by AIDS. AIDS Care 1998; 1: S9-S15.

Gilborn 2001 {published data only}

Gilborn L, Nyonyintono R, Kabumbuli R, Jagwe-Wadda G. Making a difference for children affected by AIDS: baseline findings from operations research in Uganda. Population Council 2001.

Healthlink 2004 {published data only}

Healthlink. A final evaluation of the project on child-centered approaches to HIV and AIDS. Healthlink Worldwide 2004: 1-88.

Kayombo 2005 {published data only}

Kayombo E, Mbwambo Z, Massila M. Role of traditional healers in psychosocial support in caring for the orphans: A case of Dar-es Salaam City, Tanzania. J Ethnobiol Ethnomed 2005; 1(3): 1-7.

Kmita 2002 {published data only (unpublished sought but not used)}

Kmita G, Baranska M, Niemiec T. Psychosocial intervention in the process of empowering families with children living with HIV/AIDS: A descriptive study. AIDS Care 2002; 14(2): 279-284.

Ohare 2005 {published data only}

O'Hare B, Venables J, Naluberg F, Nakakeeto M, Kibirige M, Southall D. Home-based care for orphaned children infected with HIV/AIDS in Uganda. AIDS Care 2005; 17(4): 443-450.

Verma 2006 {published data only}

Verma C, Singh B, Bishnoi M. Social Rehabilitation of HIV/AIDS Orphans. Med J Armed Forces India 2006; 62: 396-397.

Referencias adicionales

Andrews 2006

Andrews G, Skinner D, Zuma K. Epidemiology of health and vulnerability among orphaned and made vulnerable by HIV/AIDS in sub-Saharan Africa. AIDS Care 2006; 18(3): 269-276.

Ansell 2004

Ansell N, Young L. Enabling households to support successful migration of AIDS orphans in southern Africa. AIDS Care 2004; 16(1): 3-10.

Atwine 2005

Atwine B, Cantor-Graae E, Bajunirwe F. Psychological distress among AIDS orphans in rural Uganda. Soc Sci Med 2005; 61: 555-564.

Beard 2005

Beard BJ. Orphan Care in Malawi: Current Practices. J Com Health Nur 2005; 22(2): 105-115.

Bhargava 2005

Bhargava A. AIDS epidemic and the psychological well-being and school participation of Ethiopian orphans. Psy Health Med 2005; 10(3): 263-275.

Cochrane Collab 2006

The Cochrane Collaborative Review Group on HIV infection and AIDS. Editorial Policy: Inclusion and Appraisal of Experimental and Non-experimental (Observational) Studies. Online. http://www.igh.org/Cochrane 2006 Jul 4.

Drew 1998

Drew RS, Makufa C, Foster G. Strategies for providing care and support to children orphaned by AIDS. AIDS Care 1998; 10: Suppl 1: S9-S15.

Forsyth 1996

Forsyth B, Damour L, Nagler S, Adnopoz J. The psychological effects of parental human immunodeficiency virus infection on uninfected children. Arch Paed Adolescent Med 1996; 150: 1015-20.

Foster 2002

Foster G. Beyond education and food: psychosocial well-being of orphans in Africa. Acta Paed 2002; 91: 502-504.

Foster 2005

Foster G. Bottlenecks and Drip-feeds: Channelling resources to communities responding to orphans and vulnerable children in Southern Africa. 2005.

Foster 2006

Foster G. Children who live in communitees affected by AIDS. Lancet 2006; 367: 700-01.

Gilborn 2002

Gilborn L. In the public eye - beyond our borders, the effects of HIV infection on children in Africa. Western Journal of Medicine 2002; 176: 12-14.

Gilborn 2006

Gilborn L, Apicella L, Brakarsh J, Dube L, Jemison K, Kluckow M, Smith T, Snider L. Orphans and vulnerable youth in Bulawayo, Zimbabwe: An exploratory study of psychosocial well-being and psychosocial support. Horizons Final Report 2006.

Gregson 2005

Gregson S, Nyamukapa CA, Garnett GP, Wambe M, Lewis JC, Mason PR, Chandiwana SK, Anderson RM. HIV infection and reproductive health in teenage women orphaned and made vulnerable by AIDS in Zimbabwe. AIDS Care Oct 2005; 12(7): 785-794.

Horizons

Horizons . Succession planning in Uganda: Early outreach for AIDS-affected children and their families. Horizons Final Report 2004.

Howard 2006

Howard BH, Philips CV, Matinhure N, Goodman KJ, McCurdy SA, Johnson CA. Barriers and incentives to orphan care in a time of AIDS and economic crisis: a cross-sectional survey of caregivers in rural Zimbabwe. BMC Pub Health 2006; 6: 27.

Hunter 1990

Hunter S. Orphans as a window on the AIDS epidemic in sub-Saharan Africa: the initial results and implications of a study in Uganda. Soc Sci Med 1990; 31: 681-90.

Hunter 2000

Hunter S, Williamson J. Children on the brink 2000 executive summary: Updated estimates and recommendations for intervention. 2000.

Lee 2002

Lee T, Foster G, Makufa C, Hinton S. Families, orphans and children under stress in Zimbabwe. Eval Prog Plan 2002; 25: 459-470.

Makame 2002

Makame V, Ani C, Grantham-McGregor S. Psychological well-being of orphans in Dar El Salaam, Tanzania. Acta Paed 2002; 91: 459-65.

Monasch 2004

Monasch R, Boerma J. Orphanhood and childcare patterns in sub-Saharan Africa: An analysis of nationalsurveys from 40 countries. AIDS 2004; 18: S55-S65.

Nyambedha 2003

Nyambedha E. O, Wandibba S, Aagaard-Hansen J. Changing patterns of orphan care due to the HIV epidemic in western Kenya. 2003; 57: 301-311.

Nyamukapa 2005

Nyamukapa C, Gregson S. Extended family's and women's role in safeguarding orphans' education in AIDS-afflicted rural Zimbabwe. Soc Sci Med 2005; 60: 2155-2167.

Ritcher 2006

Ritcher L, Foster G, Sherr L. Where the heart is: Meeting the psychosocial needs of young children in the context of HIV/AIDS. 2006.

Sengendo 1997

Sengendo J, Nambi J. The psychological effect of orphanhood: a study of orphans in Rakai district. Health Transit Rev 1997; 7(Suppl): 105-24.

Strebel 2004

Strebel A. The development, implementation and evaluation of interventions for the care of orphans and vulnerable children in Botswana, South Africa and Zimbabwe. 2004.

Subbarao 2004

Subbarao K, Coury D. Reaching out to Africa's orphans:A framework for public action. Africa region Human Development Series 2004.

Thurman 2006

Thurman TR, Brown L, Richter L, Maharaj P, Magnani R. Sexual risk behaviour among South African adolescents: is orphan status a factor?. AIDS Behav 2006; 10(6): 627-35.

UNAIDS 2006

UNAIDS . Report on the global AIDS epidemic. 2006.

UNICEF 2003

UNICEF . Africa's orphaned generation. 2003.

USAID 2002

UNAIDS , UNICEF . Children on the brink 2002: A joint report on orphan estimates and programs strategies. USAID 2002.

Tablas

Características de los estudios

Características de los estudios excluidos [ordenados por ID del estudio]

Study

Reason for exclusion

Adejuyigbe 2006

The study was a prospective intervention study which assessed the effectiveness of care and support provided to sero-positive children of sero-discordant parents compared to sero-positive children who have sero-concordant parents. The intervention in the study did not aim to improve psychosocial well-being and the study did not include an outcome measure of psychosocial well-being. The study did not compare participants exposed to the intervention with a control group who were not exposed to the intervention.

Beard 2005

The study was a descriptive review of several programs for vulnerable and orphaned children affected by HIV and AIDS. The review did not include intervention studies.

Bhargava 2005

The study aimed to measure psychosocial well-being through exposure to the intervention of schooling. The study was a cross-sectional design and did not measure psychosocial well-being before and after the intervention. The study did not compare participants exposed to the intervention with a control group who were not exposed to the intervention.

Brown 2007

The study was a quasi-experimental study which aimed to improve the psychosocial well-being of youth living without adult care through a mentorship program. Less than 50% of the study participants had parents who had died or were infected by AIDS or HIV. Less than 80% of the participant were below the age of 18.

Dlamini 2004

The study was a descriptive account of intervention programs for the care of orphans and vulnerable children affected by HIV and AIDS across 3 countries. The study did not include quantitative measures of the outcome of the interventions.

Drew 1998

The study aimed to assess community based support programs as an intervention for orphans affected by AIDS. The study was mostly descriptive but also included demographic and programmatic measures such as program cost-effectiveness. The study did not include psychosocial well-being outcome measures related to the participants of the program.

Gilborn 2001

The study was a case-control intervention study with psychosocial well-being as an outcome. The study reviewed the effectiveness of an educational, health and nutritional support program and a succession planning program. The study only reports baseline findings and no additional follow-up data (post-exposure to the intervention) was provided.

Healthlink 2004

The study was a descriptive evaluation of an intervention project which included succession planning, life skills education, peer activities and community-based activities. The study did not include quantitative outcome measures and did not compare participants exposed to the intervention with a control group who were not exposed to the intervention.

Kayombo 2005

The study reviewed psychosocial interventions provided by traditional healers to orphans and vulnerable children affected by HIV and AIDS. The study described basic demographic information about participants. No quantitative psychosocial well-being outcome measures were provided.

Kmita 2002

The study reviewed and compared two different settings in which the psychosocial intervention of psychotherapy and counseling were administered to children living with HIV and AIDS. There were no quantitative outcome measures. The author was contacted and declared no other quantitative data from the study.

Ohare 2005

The study was a descriptive account of a hospital-based intervention aimed at improving the physical, psychological and social well-being of children and families infected by HIV. The study describes demographic and programmatic data however, no psychosocial well-being outcome measures were reported.

Verma 2006

The study was a descriptive case report regarding the social rehabilitation of 2 sero-positive children whose parents have died due to AIDS. No quantitative outcomes measures were described.



Figuras

Figure 1

Figure 1: Electronic database search terms


Figure 1


Figure 2

Figure 2: Inclusion criteria flow chart


Figure 2


Figure 3

  Figure 3 : Outcome of studies identified from the search strategy


Figure 3