Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Acupuntura para la epilepsia

Cheuk DKL, Wong V
Fecha de la modificación más reciente: 31 de enero de 2006
Fecha de la modificación significativa más reciente: 31 de enero de 2006

Esta revisión debería citarse como: Cheuk DKL, Wong V. Acupuntura para la epilepsia (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

Muchos pacientes con epilepsia logran un control insuficiente de sus crisis a pesar de recibir los tratamientos antiepilépticos en existencia adecuados. Existe un interés creciente en tratamientos alternativos como la acupuntura; sin embargo, resulta incierto si las pruebas existentes son suficientemente rigurosas como para apoyar el uso de la acupuntura.

Objetivos

Determinar la efectividad y la seguridad de la acupuntura para los pacientes con epilepsia.

Estrategia de búsqueda

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group) (junio 2005) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library número 3, 2005). También se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, CINAHL, AMED, TCMLARS, China Biological Medicine Database, Chinese Acupuncture Trials Register, National Center for Complementary and Alternative Medicine, y en la National Institute of Health Clinical Trials Database, desde su inicio hasta junio 2005. Se revisaron las listas de referencias de los ensayos relevantes. No se impusieron restricciones de idioma.

Criterios de selección

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que evaluaron cualquier forma de acupuntura para personas de cualquier edad y con cualquier tipo de epilepsia. Los ensayos incluidos compararon la acupuntura con un placebo, tratamiento simulado o ningún tratamiento; también compararon la acupuntura más otros tratamientos con dichos otros tratamientos. Se excluyeron los ensayos que sólo compararon diferentes métodos de acupuntura o que compararon la acupuntura sola con otros tratamientos.

Recopilación y análisis de datos

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos de los ensayos y evaluaron la calidad de los mismos mediante la puntuación de Jadad. Se utilizó el riesgo relativo (RR) para evaluar los datos binarios y la diferencia de medias ponderada (DMP) para los datos continuos, con intervalos de confianza (IC) del 95%. Cuando fue posible, los análisis se realizaron del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis).

Resultados principales

Tres ensayos pequeños, de diferente calidad metodológica y con un seguimiento breve reunieron los criterios de inclusión. Dos de dichos ensayos estudiaron niños en China y el otro, adultos en Noruega. Los dos estudios chinos compararon la acupuntura más el uso de hierbas chinas con dichas hierbas solas, mientras que el estudio noruego comparó la acupuntura con acupuntura simulada. Ambos estudios chinos hallaron que un mayor número de niños tratados con acupuntura logró una reducción del 75% o más en la frecuencia de las crisis epilépticas (RR 1,52; IC del 95%: 1,12 a 2,05) y en la duración de las crisis (RR 2,38; IC del 95%: 1,13 a 5), con una reducción significativa del 50% o más en la duración de las crisis epilépticas (RR 1,36; IC del 95%: 1,07 a 1,73). Sin embargo, ambos ensayos fueron de baja calidad, al carecer de una descripción adecuada del método de la asignación al azar, del ocultamiento de la asignación o del cegamiento. Por otro lado, el ensayo noruego, de calidad superior, halló que la acupuntura no mejoró la frecuencia media de las crisis epilépticas, el número de semanas sin crisis epilépticas ni la calidad de vida de los pacientes adultos.

Conclusiones de los autores

Las pruebas actuales no apoyan a la acupuntura como tratamiento para la epilepsia. Se necesitan ensayos clínicos de mayor tamaño, mejor calidad y que utilicen los controles apropiados.

Esta revisión debería citarse como:
Cheuk DKL, Wong V Acupuntura para la epilepsia (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

No existen pruebas sólidas a favor de la acupuntura como tratamiento para la epilepsia

En la actualidad los pacientes con epilepsia reciben tratamiento con fármacos antiepilépticos, pero un número significativo de los mismos continúa con las crisis epilépticas y muchos presentan efectos adversos asociados a los fármacos. Como resultado, se observa un interés creciente en los tratamientos alternativos, entre ellos la acupuntura. Sin embargo, a pesar de los numerosos estudios experimentales y de los estudios observacionales en seres humanos, todavía no se ha demostrado que la acupuntura sea eficaz y segura para el tratamiento de pacientes con epilepsia.


ANTECEDENTES

La epilepsia es un trastorno neurológico frecuente, con una incidencia anual estimada de 50 por cada 100 000 y una prevalencia de 5 a 10 por cada 1 000 habitantes en los países desarrollados (Sander 1996). Entre un 2% y un 3% de la población general recibirá el diagnóstico de epilepsia en algún momento de la vida (Hauser 1993) y la mayoría logrará la remisión. Aproximadamente el 70% de los pacientes con epilepsia logran quedar libres de crisis epilépticas, pero hasta un 30% continúa con las crisis a pesar del tratamiento con dosis adecuadas de fármacos antiepilépticos (FAE), es decir, se vuelven resistentes a los fármacos. En consecuencia, existe una búsqueda constante de modalidades más nuevas de tratamiento. Además, los FAEs frecuentemente administrados pueden presentar efectos adversos como hiperplasia gingival, trastornos gastrointestinales (náuseas, vómitos), osteoporosis, osteomalacia y toxicidad sobre la médula ósea, hepatotoxicidad, nefrotoxicidad, síntomas neurológicos (ataxia, mareos, diplopía, somnolencia), trastornos cognitivos, anímicos y conductuales, disfunción endocrina, teratogenicidad y reacciones alérgicas, que incluyen erupciones cutáneas, necrólisis epidérmica tóxica o síndrome de Stevens Johnson (Holland 2001). Otros tratamientos para la epilepsia como la dieta cetogénica, el uso de un estimulador del nervio vago y la cirugía de la epilepsia cuentan con sus propias limitaciones y complicaciones. Como resultado, muchos pacientes demuestran interés por algún tratamiento complementario alternativo para tratar su afección, y la acupuntura es una de las opciones populares.

La acupuntura es un procedimiento durante el cual se insertan agujas finas en áreas específicas del cuerpo, los puntos meridianos, con fines terapéuticos. Es una de las modalidades principales de tratamiento de la medicina china tradicional. Su uso data de hace más de 2000 años en China (Wu 1996). Además de la acupuntura tradicional con agujas, se han desarrollado diversas formas como la electroacupuntura, la acupuntura con láser y la acupresión. Dado que la acupuntura es un tratamiento relativamente sencillo, de bajo coste y seguro, presenta buena aceptación entre los habitantes de China y personas en todo el mundo con ascendencia china. Numerosos profesionales chinos utilizan ampliamente la acupuntura para tratar diversos trastornos neurológicos como un enfoque terapéutico alternativo (Johansson 1993). También se la practica con frecuencia creciente en algunos países occidentales (NIH 1998).

La acupuntura involucra teorías complejas de la regulación de los cinco elementos (fuego, tierra, metal, agua y madera), yin y yang, Qi y fluidos sanguíneos y corporales. Mediante la estimulación de diversos puntos meridiano se corrige la falta de armonía y la desregulación de los órganos para aliviar los síntomas y restaurar la homeostasis natural interna (Maciocia 1989). Muchos estudios en animales y en seres humanos demostraron que la acupuntura puede causar múltiples respuestas biológicas (Wang 2001). Dichas respuestas pueden ocurrir tanto a nivel local o cerca del sitio de aplicación (Jansen 1989) como a distancia, mediadas principalmente por neuronas sensitivas de muchas estructuras integradas en el sistema nervioso central (Magnusson 1994). El resultado es la activación de las vías que afectan diversos sistemas fisiológicos en el cerebro así como en la periferia (Liu 2004; Middlekauff 2004; Sun 2001).

Existen tanto informes anecdóticos como estudios en animales que indican que la acupuntura puede inhibir las crisis epilépticas. En un experimento en epilepsia inducida por penicilina en ratas se halló que la electroacupuntura inhibía las crisis epilépticas, posiblemente a través de la disminución de la trascripción de la sintetasa del óxido nítrico neuronal e inducible en el hipocampo (Huang 1999; Yang 2000). Se halló que el antagonismo de los receptores GABA-A atenúa el efecto antiepiléptico de la electroacupuntura, mientras que la electroacupuntura actuó sinérgicamente con los antagonistas de los receptores no N-metil-D-aspartato (no NMDA) (Liu 1997). En teoría, es posible que la electroacupuntura tenga un efecto sobre la epilepsia a través del aumento de la liberación de neurotransmisores inhibitorios (Liu 1995; Wu 1992) como la serotonina, el GABA o los péptidos opioides. Se han informado efectos beneficiosos sobre la epilepsia en seres humanos en estudios no controlados (Shi 1987; Yang 1990). Sin embargo, existen informes contradictorios sobre los efectos de la acupuntura en registros electroencefalográficos (Chen 1983; Kloster 1999) y, por consiguiente, resulta incierto si las pruebas existentes son suficientemente rigurosas desde el punto de vista científico como para recomendar el uso sistemático de la acupuntura para los pacientes con epilepsia. Se examinaron la eficacia y la seguridad del tratamiento con acupuntura para la epilepsia en una revisión sistemática de los ensayos controlados aleatorios.


OBJETIVOS

Determinar la efectividad y la seguridad de la acupuntura para los pacientes con epilepsia.
Se investigaron las siguientes hipótesis.
(1) La acupuntura puede aumentar la probabilidad de lograr estar libre de crisis epilépticas
(2) La acupuntura puede reducir la frecuencia y la duración de las crisis epilépticas.
(3) La acupuntura puede mejorar la calidad de vida.
(4) La acupuntura se asocia con efectos adversos.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

(1) En esta revisión se incluyeron los ensayos clínicos controlados aleatorios que utilizaron una asignación al tratamiento verdaderamente aleatoria o cuasialeatoria.
(2) Se incluyeron los estudios que compararon la acupuntura con al menos un grupo de control en el que se utilizó un tratamiento placebo, un tratamiento simulado o no se utilizó ningún tratamiento.
(3) Los estudios fueron doble ciego, con cegamiento simple o no cegados.
(4) Se incluyeron los diseños de grupos paralelos o cruzados (crossover).

Tipos de participantes

Pacientes con un síndrome de epilepsia de cualquier tipo (Commission 1989), de cualquier edad y de ambos sexos.

Tipos de intervención

Se incluirían en la revisión los ensayos que evaluaran todas las formas de tratamiento con acupuntura, incluidas la acupresión, la acupuntura láser o la electroacupuntura, sin considerar las veces que se realizó ni la duración del período de tratamiento. Se incluyó tanto la acupuntura tradicional, que utiliza los puntos meridianos clásicos, como la acupuntura contemporánea, basada en puntos gatillo o no meridianos, independientemente de la fuente o del método de estimulación (p.ej. manual, láser, eléctrica o con agujas). La acupuntura se podía administrar sola o como complemento de los fármacos antiepilépticos (FAEs).

Las intervenciones de control que se consideraron incluyeron acupuntura placebo, acupuntura simulada o fármacos antiepilépticos. La acupuntura placebo se refiere a una aguja adherida a la superficie de la piel (sin penetrar la piel) pero ubicada en los mismos puntos de acupuntura (Furlan 1999). La acupuntura simulada hace referencia a una aguja colocada en un área cerca de los puntos de acupuntura pero no en dichos puntos (Furlan 1999) o a electroestimulación cutánea subumbral por medio de electrodos adheridos a la piel (SCSSS 1999).

Las comparaciones entre los tratamientos investigados en esta revisión se enumeran a continuación.
(1) Acupuntura sola en comparación con ningún tratamiento.
(2) Acupuntura sola comparada con tratamiento placebo o simulado.
(3) Acupuntura como complemento de fármacos antiepilépticos de base comparada con los fármacos antiepilépticos solos.
(4) Acupuntura como complemento de fármacos antiepilépticos de base en comparación con tratamiento placebo o simulado agregado al fármaco antiepiléptico de base.

Se excluyeron los ensayos que sólo compararon diferentes formas de acupuntura o los que compararon la acupuntura con fármacos antiepilépticos ya que no incluyeron un grupo de control con un efecto nulo previsto.

Tipos de medidas de resultado

Medidas de resultado primarias
(1) Ausencia de crisis
(2) Control satisfactorio de las crisis epilépticas: reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis.
(3) Reducción absoluta o porcentual en la frecuencia y duración de las crisis epilépticas.
(4) Mejoría de la calidad de vida, si se evaluaba mediante escalas validas y fiables.

Medidas de resultado secundarias
(1) Incidencia de los efectos adversos o perjudiciales.
(a) sedación;
(b) efectos secundarios cognitivos;
(c) reacciones alérgicas - erupciones cutáneas, síndrome de Steven-Johnson.
(2) Retiros debidos a los efectos secundarios o a la falta de eficacia.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Epilepsy Group

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group) (1 de junio 2005). Este registro contiene los informes de los ensayos identificados a partir de búsquedas regulares en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) y en MEDLINE. También se identifican los informes pertinentes mediante búsquedas manuales en resúmenes de congresos y revistas seleccionadas. Puede accederse a una descripción más detallada de esta actividad siguiendo el enlace anterior y seleccionando "Specialized Register".

Además, se hicieron búsquedas en MEDLINE con OVID (1966 a 2005), EMBASE (1980 a 2005), CINAHL (1982 a 2005), AMED (the Allied and Complementary Medicine Database, 1985 a 2005), TCMLARS (Traditional Chinese Medical Literature Analysis and Retrieval System, 1984 a 2005) y en la China Biological Medicine Database (CBM-disc, 1979 a 2005). Las dos últimas son bases de datos de bibliografía sobre investigación biomédica china. También se hicieron búsquedas en el Chinese Acupuncture Trials Register, Trials Register of the Cochrane Complementary Medicine Field, National Center for Complementary and Alternative Medicine, y en la National Institute of Health Clinical Trials Database.

La siguiente estrategia de búsqueda, que utilizó una combinación de vocabulario controlado y términos en el texto, se utilizó en MEDLINE y se modificó para adecuarla a otras bases de datos.

1. exp acupuncture/
2. acupuncture.tw
3. acupressure.tw
4. electroacupuncture.tw
5. meridians.tw
6. acupoint.tw
7. or/1-6
8. exp epilepsy/
9. epilep$.tw
10. exp seizures/
11. seizu$.tw
12. convuls$.tw
13. or/8-12
14. 7 and 13

Se revisaron las listas de referencias de todos los documentos pertinentes en busca de estudios adicionales. Además, se estableció contacto con colegas y expertos en el área para averiguar acerca de cualquier estudio no publicado o en curso. No hubo ninguna restricción de idiomas en la búsqueda ni en la inclusión de los estudios. Sin embargo, se excluyeron las publicaciones múltiples referidas a los mismos grupos o subgrupos de pacientes.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Dos autores de la revisión (Daniel Ka Leung Cheuk y Virginia Wong) evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión, evaluaron su calidad y extrajeron los datos. Cualquier discrepancia entre los dos autores de la revisión se resolvió mediante discusión conjunta.

Extracción de datos de los ensayos
Cuando fue posible, se extrajeron los siguientes datos.

(1) Métodos de los estudios:
(a) Diseño (p.ej. diseño paralelo o cruzado [crossover]);
(b) método de asignación al azar (incluida la generación de listas);
(c) método de ocultamiento de la asignación;
(d) método de cegamiento;
(e) factores de estratificación.

(2) Participantes:
(a) criterios de inclusión y de exclusión;
(b) número (total y por grupo);
(c) distribución por edad y sexo;
(d) tipo de crisis epiléptica y síndrome epiléptico;
(e) Duración de la epilepsia;
(f) etiología de la epilepsia;
(g) presencia de signos neurológicos;
(h) número y clase de los FAEs administrados.

(3) Intervención y control:
(a) tipo de acupuntura;
(b) detalles del régimen de tratamiento, incluida la duración del tratamiento;
(c) tipo de control;
(d) detalles del tratamiento de control, incluida la dosificación de fármacos;
(e) período de lavado en el caso de diseño cruzado (crossover).

(4) Datos de seguimiento:
(a) duración del seguimiento;
(b) fecha de los retiros del tratamiento y motivo de los mismos;
(c) tasas de retiro.

(5) Datos de las medidas de resultado:
según descripción anterior.

(6) Análisis de los datos:
(a) métodos de análisis (análisis del tipo intención de tratar [intention-to-treat analysis] y por protocolo);
(b) comparabilidad de los grupos al inicio del estudio (sí o no);
(c) técnicas estadísticas.

Evaluación de la calidad
Se utilizó la escala de calidad de Jadad validada (Jadad 1996) para calificar los estudios.

Análisis de los datos
Se calculó el riesgo relativo con un intervalo de confianza (IC) del 95% para las medidas de resultado binarias. Para los datos continuos se calculó la diferencia de medias ponderada (DMP) con el IC del 95%. Los análisis consideraron a todos los participantes en los grupos de tratamiento a los que se habían asignado al azar (es decir, se realizaron análisis del tipo intención de tratar [intention-to-treat analysis]).

Se evaluó la heterogeneidad clínica mediante la comparación de la distribución de factores importantes relativos a los participantes entre los ensayos (edad, sexo, tipo de crisis, duración de la epilepsia, número de FAEs recibidos al momento de la asignación al azar) y a los ensayos (ocultamiento de la asignación al azar, cegamiento, pérdidas durante el seguimiento). La heterogeneidad estadística se evaluó mediante la prueba de I2, según la cual un valor superior al 50% indicaría heterogeneidad significativa.

Se planificó sintetizar los resultados en un metanálisis cuando las intervenciones fueran las mismas, o lo suficientemente similares, y si no hubiera heterogeneidad clínica importante. Si no hubiera heterogeneidad estadística significativa los datos se sintetizarían mediante un modelo de efectos fijos; de lo contrario, se planificó un análisis según efectos aleatorios.

Se planificó evaluar la repercusión de características importantes de los pacientes, como el tipo de crisis epiléptica, la duración y etiología de la epilepsia y la presencia de signos neurológicos, sobre las medidas de resultado; sin embargo, los datos disponibles fueron insuficientes. También se planificó realizar análisis de sensibilidad que incluyeran: (i) todos los estudios; (ii) sólo aquellos que utilizaron métodos adecuados de ocultamiento de la asignación, como sobres opacos sellados o asignación aleatoria telefónica.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

Se identificaron 10 ensayos controlados aleatorios mediante la estrategia de búsqueda. Tres de dichos ensayos cumplieron los criterios de inclusión (Kloster 1999; Ma 2001; Xiong 2003). Las razones de exclusión de los 7 estudios restantes (Deng 2001; Kuang 1996; Leng 2000; Shi 2001; Xu 2004; Yu 1999; Zhou 2000) aparecen listadas en la "Tabla de estudios excluidos". Los detalles de los tres estudios incluidos aparecen en la tabla "Características de los estudios incluidos" y se resumen a continuación.

Uno de los ensayos incluidos se publicó como dos documentos (Kloster 1999; Stavem 2000), cada uno de los cuales se centró en diferentes clases de medidas de resultado. Dicho ensayo se realizó en Noruega y se publicó en inglés, mientras que los dos ensayos restantes se realizaron en China y se publicaron en chino (Ma 2001; Xiong 2003); se tradujeron para esta revisión. Los 3 ensayos incluyeron un total de 184 personas con epilepsia. Los dos estudios chinos incluyeron sólo niños (menores de 18 años de edad en uno y menores de 16 años de edad en el otro), mientras que el tercer ensayo incluyó sólo adultos mayores de 18 años de edad. Los dos ensayos chinos incluyeron sólo a niños con epilepsia generalizada mientras que el ensayo restante incluyó a todos los pacientes adultos con epilepsia refractaria crónica, ya sea parcial o generalizada. La duración de la epilepsia varió ampliamente en los tres ensayos incluidos, desde menos de un año hasta más de 30 años. La frecuencia de las crisis epilépticas al inicio del estudio varió desde una vez cada 4 o 6 meses hasta muchas veces al día. Los dos estudios chinos informaron la etiología de la epilepsia de los pacientes, que abarcó una amplia variedad; el estudio noruego no proporcionó esta información. Ninguno de los ensayos mencionó la presencia de signos neurológicos. El ensayo noruego informó que los pacientes recibían dos fármacos antiepilépticos, como media, antes de ingresar al ensayo. Sin embargo, uno de los ensayos chinos (Xiong 2003) sólo resumió la clase de fármacos que los pacientes recibían, sin mencionar el número promedio que los pacientes necesitaban antes de incorporarse al ensayo; el otro estudio (Ma 2001) mencionó que algunos pacientes recibían FAEs, sin proporcionar detalles.

El tipo de acupuntura utilizada varió en cada ensayo. Fue descrita como acupuntura completamente tradicional con agujas en los dos ensayos chinos, y como el uso combinado de la acupuntura tradicional con agujas y electroacupuntura en el ensayo noruego. Este último ensayo proporcionó detalles con respecto a las agujas que se utilizaron y a la profundidad de inserción de las mismas además de los puntos de acupuntura seleccionados, mientras que los dos ensayos chinos describieron los puntos de acupuntura elegidos sin indicar detalles sobre los métodos de inserción de las agujas. Mientras que los puntos de acupuntura seleccionados eran fijos y universalmente aplicados a todos los pacientes en uno de los ensayos (Xiong 2003), los dos ensayos restantes (Kloster 1999; Ma 2001) permitieron cierta flexibilidad en el uso de puntos de acupuntura adicionales sumados a aquellos del protocolo prestablecidos para todos los pacientes.

Los tres ensayos utilizaron un diseño de grupos paralelos, aleatorio y controlado. Uno de los ensayos chinos (Xiong 2003) empleó dos grupos de control (carbamazepina en uno e hierbas chinas en el otro), mientras que los dos ensayos restantes (Kloster 1999; Ma 2001) utilizaron sólo un grupo de control. Los controles elegidos fueron acupuntura simulada en el ensayo noruego y comprimidos a base de hierbas chinas en el ensayo chino (Ma 2001). La duración del seguimiento fue de 6 meses en dos ensayos (Ma 2001; Xiong 2003) y de 12 semanas en el ensayo restante (Kloster 1999).

Ninguno de los ensayos consideró la permanencia libre de crisis epilépticas como una medida de resultado. Los dos ensayos chinos indicaron el número de pacientes con una reducción óptima (75% o más), moderada (50% al 74%) o leve (25% al 49%) de la frecuencia de las crisis epilépticas y el número de aquellos con una reducción óptima (75% o más) o moderada (50% al 74%) de la duración de la crisis como medidas de resultado principales. Por otro lado, el ensayo noruego utilizó como medidas de resultado la reducción porcentual de la frecuencia de las crisis epilépticas, el aumento porcentual de las semanas sin crisis y el número de pacientes que mostraron mejoría, estabilidad o empeoramiento de la frecuencia de las crisis epilépticas. El ensayo noruego señaló la calidad de vida de los pacientes como medida de resultado principal en otro documento publicado (Stavem 2000). Los dos ensayos chinos informaron la mejoría en el electroencefalograma (EEG) registrado antes y después del tratamiento, mientras que el ensayo noruego indicó la diferencia en el EEG entre los grupos.


CALIDAD METODOLÓGICA

Los estudios incluidos fueron de calidad metodológica variable. Todos los ensayos fueron muy pequeños, con la inclusión de sólo 34 a 90 pacientes en cada uno de ellos (entre 18 y 30 pacientes en el grupo de tratamiento y entre 16 y 30 pacientes en los grupos de control), lo cual limitó el poder estadístico. Además, ninguno de ellos informó el cálculo del tamaño de la muestra, que es esencial para asegurar un tamaño de la misma y un poder estadístico adecuados. Aunque todos los ensayos informaron que los pacientes se asignaron al azar a los grupos de intervención y de control, ninguno describió de manera adecuada el método de la asignación al azar ni tampoco mencionó el ocultamiento de las asignaciones. Los dos ensayos chinos (Ma 2001; Xiong 2003) carecieron de cegamiento de los participantes, los investigadores del ensayo o los evaluadores de los resultados. Más aún, la comparabilidad entre los grupos de la intervención y de control resultó cuestionable en los tres ensayos. Un ensayo (Xiong 2003) no proporcionó los datos sobre características importantes de los grupos de intervención y de control al inicio del estudio para juzgar la comparabilidad entre ambos. Los dos ensayos restantes (Kloster 1999; Ma 2001) si bien afirmaron que los dos grupos eran comparables al inicio, los datos proporcionados sugirieron lo contrario, ya que un grupo pareció presentar crisis epilépticas con mayor frecuencia que el otro.

Los tres ensayos definieron las medidas de resultado con claridad y utilizaron el análisis del tipo intención de tratar (intention-to treat analysis). Se realizó un seguimiento de por al menos 3 meses. No se produjeron abandonos en los dos ensayos chinos, y los que ocurrieron en el ensayo noruego se atribuyeron a la falta de eficacia, que requirió el cambio del FAEs. Se utilizaron las técnicas estadísticas apropiadas. Sin embargo, la puntuación general de Jadad no fue satisfactoria. El ensayo noruego se calificó con 4 puntos mientras que los dos ensayos chinos recibieron sólo 2 puntos sobre un máximo de 5.


RESULTADOS

Acupuntura e hierbas chinas comparadas con hierbas chinas solas
Los dos ensayos chinos compararon la acupuntura usada junto con hierbas chinas con las hierbas chinas solas (Ma 2001; Xiong 2003). Aunque los dos estudios utilizaron hierbas chinas diferentes, cada uno utilizó las mismas para el grupo de tratamiento y el de control. Por consiguiente, a menos que hubiese una interacción significativa entre los efectos de la acupuntura y el tipo particular de hierbas chinas, sería esperable que la comparación de las medidas de resultado entre los grupos de tratamiento y de control representara el efecto neto de la acupuntura. Cuando fueron comparables las medidas de resultado descritas, se combinaron en un metanálisis. Se halló que más allá de utilizar diferentes puntos de acupuntura y diferentes hierbas como control, no hubo heterogeneidad clínica significativa entre los dos ensayos. Ambos ensayos incluyeron sólo pacientes pediátricos con epilepsia generalizada, cuya duración varió ampliamente. Tampoco se halló heterogeneidad estadística significativa en las diversas medidas de resultado informadas y, en consecuencia, se combinaron en metanálisis según el modelo de efectos fijos.

Ninguno de los ensayos informó acerca de la medida de resultado primaria predeterminada de esta revisión del logro de un período libre de crisis epilépticas pero se obtuvieron los datos completos sobre la medida de resultado de una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis. Ambos ensayos mostraron un efecto positivo leve de la acupuntura para lograr una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis (RR agrupado 1,13; IC del 95%: 0,97 a 1,31), aunque el mismo no alcanzó significación estadística (valor de P 0,13). Cuando se consideró el número de pacientes con una reducción del 75% o más en la frecuencia de las crisis epilépticas, se halló una diferencia estadísticamente significativa entre el grupo de tratamiento y el de control (RR agrupado 1,52; IC del 95%: 1,12 a 2,05) a favor del tratamiento con acupuntura. De igual manera, los pacientes tratados con acupuntura mostraron una mayor probabilidad de lograr una reducción del 75% o más en la duración de las crisis (RR agrupado 2,38; IC del 95%: 1,13 a 5). También mostraron una probabilidad mayor de lograr una reducción del 50% o más en la duración de las crisis (RR agrupado 1,36; IC del 95%: 1,07 a 1,73).

Ninguno de los dos ensayos informó la reducción absoluta o porcentual de la frecuencia o la duración de las crisis epilépticas, ni los cambios en la calidad de vida. Sin embargo, señalaron los cambios positivos en el EEG de diferentes maneras. Un ensayo (Ma 2001) mostró una tendencia hacia la mejoría en el EEG de fondo y en las descargas epilépticas en el grupo de tratamiento mediante un sistema de puntuación del registro electroencefalográfico, mientras que el otro ensayo (Xiong 2003) mostró una mayor frecuencia de normalización del EEG en el grupo de tratamiento. No obstante, estos cambios no alcanzaron significación estadística.

Acupuntura comparada con acupuntura simulada
Sólo un ensayo utilizó la acupuntura simulada como tratamiento de control (Kloster 1999) y presentó los resultados de diferente manera en comparación con los otros dos ensayos (Ma 2001; Xiong 2003). Este ensayo no informó sobre el logro de la remisión de las crisis epilépticas ni el número de pacientes con una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis, sino que indicó la reducción porcentual en la frecuencia de las crisis y el aumento porcentual en las semanas libres de las mismas. Sin embargo, los autores no informaron la desviación estándar de las medias y, por consiguiente, no se realizó un nuevo análisis estadístico. Se informó que la reducción porcentual de la frecuencia de las crisis epilépticas fue mayor en el grupo de tratamiento (45%) que en el de control (20%), pero esta reducción no alcanzó significación estadística (valor de P 0,38). Además, el aumento porcentual de las semanas sin crisis epilépticas fue mayor en el grupo de control comparado con el de tratamiento (50% versus 100%), pero no se realizó ninguna prueba estadística sobre tal diferencia. Seis de los 18 pacientes en el grupo de tratamiento, en comparación con 5 de los 16 en el grupo de control, presentaron menos crisis epilépticas durante el seguimiento, lo que no representó una diferencia significativa (RR 1,07; IC del 95%: 0,4 a 1,83). De igual manera, el número de pacientes sin aumento de las crisis epilépticas durante el seguimiento no difirió entre los grupos de tratamiento y de control (RR 0,98; IC del 95%: 0,58 a 1,66).

Este ensayo también informó acerca de la calidad de vida de los pacientes a las 12 semanas de seguimiento postratamiento, mediante el cuestionario QOLIE-89 (Stavem 2000). No se hallaron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos de tratamiento y de control en la puntuación bruta ni en la puntuación T. Los autores tampoco hallaron diferencias significativas entre los grupos de tratamiento y de control en ninguna de las 17 subescalas de los diversos elementos del cuestionario.

Acupuntura comparada con un tratamiento de control
Debido a que los tres ensayos incluidos compararon al grupo de tratamiento con el de control de manera tal que podía extraerse el efecto neto de la acupuntura, se intentó combinarlos en una medida de resultado común, es decir, cualquier grado de reducción en la frecuencia de las crisis epilépticas. Los revisores hallaron sólo una diferencia pequeña a favor de la acupuntura entre el grupo de tratamiento y el de control respecto de este resultado (RR 1,02; IC del 95%: 0,91 a 1,15), aunque dicha diferencia no alcanzó significación estadística (valor de P 0,72).

Efectos adversos de la acupuntura
Ninguno de los ensayos incluidos informó la presencia de efectos adversos. De acuerdo con otros ensayos y estudios observacionales previos sobre la acupuntura para pacientes con epilepsia y una variedad de otras afecciones, los efectos adversos de la acupuntura fueron poco frecuentes. Éstos incluyeron infecciones producidas por técnicas de asepsia deficientes y colocación inapropiada de las agujas, que rara vez causó daño a las estructuras circundantes.

No hubo ningún abandono en dos de los ensayos (Ma 2001; Xiong 2003) y se informaron 5 abandonos en el ensayo restante (Kloster 1999), 3 en el grupo de tratamiento y 2 en el de control. Dichos abandonos se debieron a la falta de eficacia, que requirió el cambio de la medicación antiepiléptica. Por consiguiente, uno de los efectos adversos potenciales importantes de la acupuntura es la privación de los pacientes de los efectos beneficiosos del tratamiento con FAEs probados.

Análisis de subgrupos
Debido a que ninguno de los ensayos contenía datos estratificados y los datos brutos individuales no se encontraban disponibles, a pesar de la solicitud efectuada a los autores de los estudios incluidos, no fue posible realizar los análisis de subgrupos para evaluar la repercusión de la acupuntura sobre la epilepsia de diferente etiología, duración, o frecuencia.

Análisis de sensibilidad
Como solamente se incluyeron tres ensayos y ninguno de ellos alcanzó la máxima calidad posible, con un ocultamiento adecuado de la asignación al azar, no se realizó el análisis planificado de sensibilidad.


DISCUSIÓN

No es posible extraer conclusiones sólidas con respecto al efecto de la acupuntura sobre la epilepsia. Existen pocos ensayos controlados aleatorios, y los informados reclutaron un número pequeño de pacientes. Los ensayos que cumplieron con los criterios de inclusión de esta revisión fueron heterogéneos en lo que se refiere a la edad de los pacientes, el tipo subyacente de epilepsia, las intervenciones y los grupos de control utilizados y las medidas de resultado elegidas. Todos ellos mostraron una calidad metodológica deficiente. La fiabilidad de la asignación aleatoria fue dudosa en los tres ensayos debido a que los grupos de tratamiento y de control mostraron al menos una diferencia potencialmente importante al inicio en dos de los ensayos, y la comparabilidad de los grupos no fue descrita en el inicio del tercer ensayo. El período de seguimiento utilizado en los ensayos fue también muy corto, de sólo 6 meses en dos ensayos y 12 semanas en el tercero. Con certeza se necesita investigación adicional para determinar si la acupuntura es eficaz a largo plazo. Aunque los dos ensayos chinos mostraron un efecto favorable de la acupuntura al lograr una reducción del 75% o más de la frecuencia y duración de las crisis epilépticas así como una reducción del 50% o más en la duración de las crisis, la calidad de los mismos fue baja (2 puntos en la escala de Jadad) debido a la falta de una descripción de los métodos de la asignación al azar, del ocultamiento de la asignación o de los intentos de cegamiento. Por otro lado, el ensayo de calidad más alta concluyó que la acupuntura no fue eficaz para reducir la frecuencia de las crisis epilépticas, para aumentar el número de semanas sin crisis ni para mejorar la calidad de vida en ningún aspecto. Sin embargo, el pequeño tamaño de la muestra de dicho ensayo pudo limitar su poder estadístico para detectar alguna diferencia mínima. Ya que el ensayo noruego se centró en adultos y los otros dos ensayos chinos en niños, se necesita mayor investigación para determinar si los diferentes resultados representan efectos diferenciales de la acupuntura en distintos grupos etarios.

Aunque no se hallaron efectos adversos en los tres ensayos incluidos, no es posible afirmar la seguridad de la acupuntura para los pacientes con epilepsia ya que es probable que el pequeño tamaño de las muestras limitara el poder para detectar efectos adversos infrecuentes. Aunque la bibliografía existente sobre la acupuntura para pacientes con epilepsia y con una variedad de otras afecciones ha sostenido que constituye una modalidad de tratamiento relativamente segura, que evita los efectos secundarios de los fármacos antiepilépticos, la acupuntura no carece completamente de riesgos. Ocasionalmente ocurren infecciones y la colocación inapropiada de las agujas puede resultar en daño inadvertido. Por consiguiente, la acupuntura debería estar a cargo de un terapeuta bien entrenado, experimentado, que comprenda las teorías que la sustentan y que tome las precauciones necesarias.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

Aunque numerosos estudios observacionales realizados en seres humanos y estudios experimentales en animales han sugerido la existencia de beneficios potenciales de la acupuntura para tratar la epilepsia, existe una escasez de evidencia clínica de alta calidad. Las pruebas actuales no apoyan el uso de la acupuntura como tratamiento para la epilepsia.

Implicaciones para la investigación

Existen pocos ensayos controlados aleatorios que evalúen la acupuntura para la epilepsia, especialmente con grupos de control que permitan estimar el efecto neto de la acupuntura. Los ensayos existentes son de tamaño pequeño y de baja calidad metodológica. Se necesitan más estudios de alta calidad, con un tamaño mayor de la muestra y con grupos apropiados de control para evaluar la efectividad de la acupuntura para tratar la epilepsia. El método de la asignación al azar utilizado debería ser riguroso y estar oculto. Aunque el cegamiento del terapeuta que aplica la acupuntura es difícil, se debería intentar el cegamiento de los pacientes, de los otros profesionales de la atención sanitaria y de los evaluadores de los resultados para minimizar los sesgos de desempeño y de evaluación. Ya que la epilepsia es una enfermedad sumamente heterogénea, con diferentes etiologías y severidad, es probable que la acupuntura tenga diferentes efectos, si es que existen, en distintos subgrupos de pacientes. Por consiguiente, los ensayos clínicos futuros deberían centrarse en un subgrupo particular o incluir una muestra de tamaño muy grande para precisar el efecto de la acupuntura sobre diferentes tipos de pacientes. Dado que la epilepsia en niños y adultos presenta muchas diferencias importantes, se necesitan tanto ensayos clínicos pediátricos como en adultos antes de que los resultados puedan generalizarse con seguridad a todos los grupos etarios. Debido a que la epilepsia es una enfermedad crónica, cuyas manifestaciones presentan fluctuaciones con o sin tratamiento, se recomienda enfáticamente un período de seguimiento más prolongado, con mediciones seriadas de las medidas de resultado, para determinar la efectividad verdadera de la acupuntura y sus efectos a largo plazo.


AGRADECIMIENTOS

Se agradece al personal de la Biblioteca Médica (Medical Library) de la Universidad de Hong Kong por su colaboración para localizar los artículos pertinentes a esta revisión.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Ninguno conocido.


TABLAS

Characteristics of included studies

StudyKloster 1999 
MethodsRCT
Block randomisation
Double blind 
ParticipantsTreatment group (males): 18 (9)
Control: 16 (7).
Age Treatment group: mean 37.7 (SD 12.8) years; Control: mean 37.4 (SD 15) years.
Inclusion: chronic intractable epilepsy, adult > 18 years, duration > 2 years, verified diagnosis of epilepsy, partial or generalised, >= 1 seizures/week.
Exclusion: non-epileptic seizures +/- epilepsy, inability to cooperate, progressive cerebral illness;
seizure type: partial or generalised - primary generalised (1 case, 5 controls), partial with generalisation (17 cases, 11 controls).
Duration of epilepsy Treatment: mean 27.6+/-14.3 years; Control: mean 26.4+/-12.1 years.
Baseline seizure frequency Treatment group: 3.5/week; Control: 2/week.
Number of AEDs taken Treatment: mean 2+/-0.8; Control: mean 2.3+/-0.8. 
InterventionsTreatment: needle acupuncture, at LR3, L14, GV20, plus >= 1 acupoints chosen according to Traditional Chinese Medicine diagnosis, Suzhou Hwato acupuncture needles with diameter 0.3 mm, length 25-55 mm; stimulation given until patient felt needle sensation; needles inserted to varying depths and angles, stimulated by manual rotation or electrically, 3 Hz, 3-20 mA depending on patient's endurance, using standard TENS apparatus.
Control group: sham acupuncture, with bilateral needling of 3 points: S1 (2.5cun lateral to umbilicus), S2 (3cun above midpoint of patella), S3 (1cun distal to midpoint between LI15 and TE14), sterilised Suzhou Hwato acupuncture needles diameter 0.25mm, length 13mm, to a depth < 5mm; minimal manual stimulation, no electrical stimulation.
Both: 30min/session, 3 sessions/week for 7.5 weeks with 4 days break in the middle. 
OutcomesPercentage reduction of seizure frequency and duration: Treatment group: 45%; Control: 20%.
Change in seizure frequency after treatment Treatment group: fewer seizures (6), unchanged (5), more seizures (4); Control: fewer seizures (5), unchanged (5), more seizures (4).
Percentage increase in number of seizure-free weeks Treatment group: 50%; Control: 100%.
EEG after treatment: no difference between treatment and control groups.
QOL: no difference between treatment and control groups in any item of the QOLIE-89 questionnaire. 
NotesJadad score: 4.
The two groups had different baseline seizure frequency and percentage of patients with primary generalised epilepsy.
Dropouts due to lack of efficacy, requiring changes of AED Treatment group: 3; Control: 2.
Duration of follow up: 12 weeks. 
Allocation concealment
StudyMa 2001 
MethodsRCT
Simple randomisation
No blinding 
ParticipantsTreatment group (males): 18 (9)
Control: 16 (7).
Age Treatment group: mean 37.7 (SD 12.8) years; Control: mean 37.4 (SD 15) years.
Inclusion: chronic intractable epilepsy, adult > 18 years, duration > 2 years, verified diagnosis of epilepsy, partial or generalised, >= 1 seizures/week.
Exclusion: non-epileptic seizures +/- epilepsy, inability to cooperate, progressive cerebral illness;
seizure type: partial or generalised - primary generalised (1 case, 5 controls), partial with generalisation (17 cases, 11 controls).
Duration of epilepsy Treatment: mean 27.6+/-14.3 years; Control: mean 26.4+/-12.1 years.
Baseline seizure frequency Treatment group: 3.5/week; Control: 2/week.
Number of AEDs taken Treatment: mean 2+/-0.8; Control: mean 2.3+/-0.8.
Treatment group (boys): 30(23);
Control: 30(18).
Age: Treatment: < 5 years (4), 5-10 years (6), 10-16 years (20); Control: < 5 years (2), 5-10 years (9), 10-16 years (19).
Inclusion: generalised epilepsy, < 16 years.
Duration of epilepsy: Treatment group: < 1 year (10), 1-5 years (12), 5-10 years (5), 10-15 years (3); Control: < 1 year (13), 1-5 (10), 5-10 years (5), 10-15 years (2).
Baseline seizure frequency Treatment group: > 1/day (12), 1-6/week (7), 1-3/month (6), 1/1-2 months (2), 1/2-4 months (1), 1/4-6 months (2); Control: > 1/day (5), 1-6/week (3), 1-3/month (9), 1/1-2 months (4), 1/2-4 months (6), 1/4-6 months (3).
Etiology of epilepsy: antenatal problems (7), caesarian section (10), forceps delivery (4), birth asphyxia (9), history of febrile convulsion (15), history of trauma (11), history of brain disorder (9), mental retardation (3), history of intoxication (8), history of phobia (4), family history of epilepsy (2), prematurity (1), history of hypocalcemic seizure (1). 
InterventionsTreatment group: acupuncture + mixed Chinese herbal capsule (Xi Feng capsule). Acupuncture at 6 points for 30 minutes, daily for 8 days then rest for 2 days then begin another course. Additional acupuncture at 1or 2 acupoints depending on TCM diagnosis. Xi Feng capsule to be taken 3 times at age-dependent dosage: < 1 year (1 tab), 1-3 years (2 tabs), 4-16 years (age-1 tabs, max 8 tabs).
Control: Xi feng capsule alone
Duration of treatment: 6 months. 
Outcomes50% or greater reduction in seizure frequency Treatment group: 27(90%); Control: 24(80%).
Reduction in duration of seizures Treatment group: 9 >75%, 15 50-74%, 6 <50%; Control: 4 >75%, 14 50-74%, 12 <50%.
Improvement in EEG Treatment group: 15 had >= 4 points reduction, 9 had 2-3 points reduction, 2 had <2 points reduction; Control: 9 had >= 4 points reduction, 14 had 2-3 points reduction, 3 had < 2 points reduction.
Marking of EEG background: normal (0), borderline abnormal (1), mild generalised abnormality (2), moderate generalised abnormality (3), severe generalised abnormality (4). Marking of epileptic discharge: nil (0), occasional (2), modest (4), quite frequent (6), very frequent (8). 
NotesJadad score: 2.
The treatment group had more frequent seizures.
No dropouts.
Duration of follow up: 6 months. 
Allocation concealment
StudyXiong 2003 
MethodsRCT
Simple randomisation
No blinding 
ParticipantsTreatment group: 30;
Control 1: 30;
Control 2: 30.
Overall 64 boys.
Age: 1-4 years (14), 4-10 years (52), 10-17 years (24).
Inclusion: generalised epilepsy, < 18 years.
Duration of epilepsy: < 1 year (18), 1-3 years (45), 3-6 years (10), 6-10 years (7).
Etiology: history of febrile convulsion (28), trauma (19), intoxication (13), forceps delivery (3), positive family history (7), perinatal asphyxia (2), brain disease (1).
AEDs used: carbamazepine (19), valproate (22), Chinese herbs (25), other drugs (5), drug naive (19). 
InterventionsTreatment: acupuncture + Chinese herb mixtures. Acupuncture at 10 points for 30 minutes, daily for 10 days then rest for 2 days then begin another course. Chinese herb mixture to be taken twice daily at age-dependent dosage: < 3 years (50-100 ml), 3-9 years (100-200 ml), 9-17 years (200-500 ml);
Control 1: Chinese herb mixture alone;
Control 2: carbamazepine alone, dosage according to age. 
Outcomes50% or greater reduction in seizure frequency Treatment group: 27(90%); Control 1: 24(80%); Control 2: 22(73%).
Reduction in duration of seizures Treatment: 10 > 75%, 15 50-74%, 5 < 50%; Control 1: 4 > 75%, 14 50-74%, 12 < 50%; Control 2: 5 > 75%, 13 50-74%, 12 < 50%.
Improvement in EEG Treatment group: 4 normal before treatment, 25 abnormal before treatment, 14 normal after treatment, 16 abnormal after treatment; Control 1: 4 normal before treatment, 26 abnormal before treatment, 9 normal after treatment, 21 abnormal after treatment; Control 2: 6 normal before treatment, 24 abnormal before treatment, 7 normal after treatment, 23 abnormal after treatment. 
NotesJadad score: 2.
No data available on comparability of the treatment and the control groups at baseline.
No dropouts.
Duration of follow up: 6 months. 
Allocation concealment


Characteristics of excluded studies

StudyReason for exclusion
Deng 2001 Acupuncture combined with Chinese herbs compared with antiepileptic drugs. No placebo or sham or no-treatment control. 
Kuang 1996 Acupuncture combined with Chinese herbs compared with antiepileptic drugs. No placebo or sham or no-treatment control. 
Leng 2000 Acupuncture compared with sodium valproate. No placebo or sham or no-treatment control. 
Shi 2001 Acupuncture compared with sodium valproate. No placebo or sham or no-treatment control. 
Xu 2004 Acupuncture combined with Chinese herbs compared with sodium valproate. No placebo or sham or no-treatment control. 
Yu 1999 Acupuncture compared with phenytoin. No placebo or sham or no-treatment control. 
Zhou 2000 Acupuncture compared with phenytoin. No placebo or sham or no-treatment control. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Kloster 1999{Solo datos publicados}
Kloster R, Lasson PG, Lossius R, Nakken KO, Dahl R, Zui-Ling X, et al. The effect of acupuncture in chronic intractable epilepsy. Seizure 1999;8(3):170-4.

Ma 2001{Solo datos publicados}
Ma Rong, Zhang XiLian, Liu Yuzhen, Li XinMin, Yang ChangQuan, Xiong Jie. Clinical observation on treatment of tonoclonic attack of infantile epilepsy with acupuncture plus Xi Feng capsule. Journal of Traditional Chinese Medicine 2001;42(5):276-8.

Xiong 2003{Solo datos publicados}
Xiong Xie, Zhang GuoZhong, Huang WeiYa, Sun JiaQiang. Clinical observation of acupuncture and Chinese medicine for treatment of epilepsy in children. Chinese Journal of Information on Traditional Chinese Medicine 2003;10(7):62-3.


Deng 2001
Deng YuanJiang, Huang ZhengZheng, Lin YaPeng, Liu JieYing, Huang LiHwa. Clinical observation on 88 cases of epilepsy with general tonicoclonic attrack treated with medicated thread implantation at acupoint. Journal of Traditional Chinese Medicine 2001;42(7):406-8.

Kuang 1996
Kuang KingRong, Zhou DeLin, Yu XiaoLi. Clinical observation on 40 cases of epilepsy treated with acupuncture and Chinese herbs. Jiangxi Journal of Traditional Chinese Medicine 1996;27(6):47.

Leng 2000
Leng YuLing, Pan QingRong, Chen XueNong, Yang TingFei. Epilepsy treated by point thread embedding. Report of 86 cases. Journal of External Therapy of Traditional Chinese Medicine 2000;9(4):16.

Shi 2001
Shi JiangFeng. Absence seizures of epilepsy treated by scalp acupuncture combined with hydro-acupuncture at renying point. Report of 45 cases. Shaanxi Journal of Chinese Traditional Medicine 2001;22(1):43-4.

Xu 2004
Xu JieHong, Lie XinSheng, Lie DongLan. Acupuncture combined with herbal seizure tablet for treatment of epilepsy in children. Report of 64 cases. Journal of Traditional Chinese Medicine 2004;45(5):349.

Yu 1999
Yu DeShou, Ping XingMui, Zhao XianLiang. Epilepsy treated by acupuncture with growing fluid and extinguishing wind. Report of 30 cases. Jiangsu Journal of Traditional Chinese Medicine 1999;20(11):37.

Zhou 2000
Zhou YouLong. Epilepsy treated by acupuncture with complementation with Yin and Yang. Report of 60 cases. Journal of Traditional Chinese Medicine 2000;41(7):441.


Chen 1983
Chen K, Chen G, Feng X. Observation of immediate effect of acupuncture on electroencephalograms in epileptic patients. Journal of Traditional Chinese Medicine 1983;3:121-4.

Commission 1989
Commission on Classification and Terminology of the International League Against Epilepsy. Proposal for revised classification of epilepsies and epileptic syndromes. Epilepsia 1989;30:389-99.

Furlan 1999
Furlan AD, van Tulder MW, Cherkin DC, Tsukayama H, Lao L, et al. Acupuncture and dry-needling for low back pain. The Cochrane Database of Systematic Reviews 1999;(1).

Hauser 1993
Hauser WA, Annegers JF, Kurland LT. Incidence of epilepsy and unprovoked seizures in Rochester, Minnesota: 1935-1984. Epilepsia 1993;34:453-68.

Holland 2001
Holland KD. Efficacy, pharmacology, and adverse effects of antiepileptic drugs. Neurologic Clinics 2001;19(2):313-45.

Huang 1999
Huang ZN, Yang R, Chen G, Cheng JS. Effect of electroacupuncture and 7-NI on penicillin-induced epilepsy and their relation with intrahippocampal NO changes. Sheng Li Xue Bao 1999;51(5):508-14.

Jadad 1996
Jadad AR, Moore RA, Carroll D, Jenkinson C, Reynolds DJ, Gavaghan DJ, et al. Assessing the quality of reports of randomized clinical trials: is blinding necessary?. Controlled Clinical Trials 1996;17(1):1-12.

Jansen 1989
Jansen G, Lundeberg T, Kjartansson S, Samuelson UE. Acupuncture and sensory neuropeptides increase cutaneous blood flow in rats. Neuroscience Letters 1989;97:305-9.

Johansson 1993
Johansson K, Lindgren I, Widner H, Wiklund I, Johansson BB. Can sensory stimulation improve the functional outcome in stroke patients?. Neurology 1993;43:2189-92.

Kloster 1999
Kloster R, Lasson PG, Lossius R, Nakken KO, Dahl R, Zui-Ling X, et al. The effect of acupuncture in chronic intractable epilepsy. Seizure 1999;8(3):170-4.

Liu 1995
Liu J, Cheng J. Changes of amino acids release in rat's hippocampus during kainic acid induced epilepsy and acupuncture. Zhen Ci Yan Jiu 1995;20(3):50-4.

Liu 1997
Liu J, Cheng JS. Hippocampal non-NMDA and GABA-A receptors in benzylpenicillin-induced epilepsy and electro-acupuncture antiepilepsy. Zhongguo Yao Li Xue Bao 1997;18(2):189-91.

Liu 2004
Liu JH, Yan J, Yi SX, Chang XR, Lin YP, Hu JM. Effects of electroacupuncture on gastric myoelectric activity and substance P in the dorsal vagal complex of rats. Neuroscience Letters 2004;356(2):99-102.

Maciocia 1989
Maciocia G. Foundations of Chinese Medicine: A comprehensive Text for Acupuncturists and Herbalists. Edinburgh: Churchill Livingstone, 1989.

Magnusson 1994
Magnusson M, Johansson K, Johansson BB. Sensory stimulation promotes normalization of postural control after stroke. Stroke 1994;25:1176-80.

Middlekauff 2004
Middlekauff HR, Shah JB, Yu JL, Hui K. Acupuncture effects on autonomic responses to cold pressor and handgrip exercise in healthy humans. Clinical Autonomic Research: official journal of the Clinical Autonomic Research Society 2004;14(2):113-8.

NIH 1998
NIH Consensus Conference. Acupuncture. JAMA 1998;280(17):1518-24.

Sander 1996
Sander JWAS, Shorvon SD. Epidemiology of the epilepsies. Journal of Neurology, Neurosurgery, and Psychiatry 1996;61(5):433-43.

SCSSS 1999
Swedish Collaboration on Sensory Stimulation in Stroke. Sensory stimulation after stroke: a randomized controlled trial. Cerebrovascular Diseases 1999;9 (Suppl 1):1-28.

Shi 1987
Shi Z, Gong B, Jia Y, Hua Z. The efficacy of electroacupuncture on 98 cases of epilepsy. Journal of Traditional Chinese Medicine 1987;7:21-2.

Stavem 2000
Stavem K, Kloster R, Rossberg E, Larsson PLG, Dahlc R, Kinge E, et al. Acupuncture in intractable epilepsy: lack of effect on health-related quality of life. Seizure 2000;9(6):422-6.

Sun 2001
Sun HL, Li XM. Clinical study on treatment of cerebral apoplexy with penetration needling of scalp acupoints [tou xue tou ci zhi liao nao zu zhong lin chuang yan jiu]. Chinese Acupuncture and Moxibustion 2001;21(5):275-8.

Wang 2001
Wang G, Jiang N, He Z. Effects of scalp acupuncture on plasma ET-1, MDA and NO contents in the patient of cerebral infarction. Chinese Acupuncture and Moxibustion 2001;21(4):241-2.

Wu 1992
Wu D. Mechanism of acupuncture in suppressing epileptic seizures. Journal of Traditional Chinese Medicine 1992;12:187-92.

Wu 1996
Wu JN. A short history of acupuncture. Journal of Alternative and Complementary Medicine 1996;2(1):19-21.

Yang 1990
Yang J. Treatment of status epilepticus with acupuncture. Journal of Traditional Chinese Medicine 1990;10:101-2.

Yang 2000
Yang R, Huang ZN, Cheng JS. Anticonvulsion effect of acupuncture might be related to the decrease of neuronal and inducible nitric oxide synthases. Acupuncture Electrotherapy Research 2000;25(3-4):137-43.



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 Acupuntura más hierbas chinas versus hierbas chinas solas
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Reducción del 50% o más en la frecuencia de las convulsiones2120Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.13 [0.97, 1.31]
02 Reducción del 75% o más en la frecuencia de las crisis2120Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.52 [1.12, 2.05]
03 Reducción del 25% o más en la frecuencia de las crisis2120Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.02 [0.93, 1.11]
04 reducción del 50% o más en la duración de las crisis2120Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.36 [1.07, 1.73]
05 reducción del 75% o más en la duración de las crisis2120Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%2.38 [1.13, 5.00]
06 4 puntos o más de mejoría en el EEG152Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.67 [0.89, 3.11]
07 2 puntos o más de mejoría en el EEG152Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.04 [0.87, 1.25]
08 EEG anormal después del tratamiento160Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.76 [0.51, 1.15]
02 Acupuntura versus acupuntura simulada
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01Reducción porcentual de la frecuencia de las crisis epilépticas    Otros datosDatos no numéricos
02 Reducción en la frecuencia de las convulsiones134Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.07 [0.40, 2.83]
03 Sin aumento en la frecuencia de las crisis epilépticas134Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.98 [0.58, 1.66]
04 Aumento porcentual de las semanas sin crisis epilépticas    Otros datosDatos no numéricos
05 Puntuación bruta de la calidad de vida (QOLIE-89)128Diferencia de medias ponderada (efectos fijos) IC del 95%-0.80 [-12.05, 10.45]
06 Puntuación T de la calidad de vida (QOLIE-89)128Diferencia de medias ponderada (efectos fijos) IC del 95%-0.50 [-7.68, 6.68]
07 Puntuación bruta de la mejoría promedio en la calidad de vida (QOLIE-89)    Otros datosDatos no numéricos
03 Acupuntura versus control
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Reducción en la frecuencia de las convulsiones3154Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.02 [0.91, 1.15]


CARÁTULA
Titulo

Acupuntura para la epilepsia

Autor(es)

Cheuk DKL, Wong V

Contribución de los autores

Los dos autores de la revisión colaboraron con el diseño, el desarrollo y la edición del protocolo y realizaron todas las partes de la revisión.

Número de protocolo publicado inicialmente2005/1
Número de revisión publicada inicialmente2006/2
Fecha de la modificación más reciente31 enero 2006
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente31 enero 2006
Cambios más recientesEl autor no facilitó la información
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Dr Daniel Cheuk
Medical Officer
Department of Pediatrics and Adolescent Medicine
University of Hong Kong
Pokfulam Road
Hong Kong
CHINA
tel: +852 28554482
cheukkl@hkusua.hku.hk
fax: +852 28551523
Número de la Cochrane LibraryCD005062
Grupo editorialCochrane Epilepsy Group
Código del grupo editorialHM-EPILEPSY


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • No se facilitan las fuentes de financiación
Recursos internos
  • No se facilitan las fuentes de financiación

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Acupuncture Therapy [methods]; Child; Drugs, Chinese Herbal [therapeutic use]; Epilepsy [therapy]; Randomized Controlled Trials; Treatment Outcome

Mesh check words: Humans




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.