Pulse aquí para volver atrás
¡Nuevo!

Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Repetición de cesárea electiva versus inducción del trabajo de parto para mujeres con un parto por cesárea anterior

Dodd JM, Crowther CA
Fecha de la modificación significativa más reciente: 30 de julio de 2006

Esta revisión debería citarse como: Dodd JM, Crowther CA. Repetición de cesárea electiva versus inducción del trabajo de parto para mujeres con un parto por cesárea anterior (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

Cuando una mujer ha tenido un parto por cesárea anterior y necesita inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior, hay dos opciones para su atención: repetición de la cesárea electiva o inducción planificada del trabajo de parto. Aunque existen riesgos y beneficios para el parto por repetición de cesárea electiva y para la inducción planificada del trabajo de parto, las fuentes actuales de información están limitadas a los estudios de cohorte no aleatorios. Los estudios así diseñados tienen una posibilidad significativa de sesgo, por lo que las conclusiones basadas en estos resultados están limitadas con respecto a su confiabilidad y se deben interpretar con cuidado.

Objetivos

Evaluar, mediante las mejores pruebas disponibles, los beneficios y los daños de la repetición de la cesárea electiva y la inducción planificada del trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior.

Estrategia de búsqueda

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (enero de 2006); en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library número 1, 2006) y PubMed (1966 hasta enero de 2006).

Criterios de selección

Ensayos controlados aleatorios con datos informados que compararon los resultados en las madres y los recién nacidos en las que se planificó una repetición de cesárea electiva, con resultados para las mujeres en las que se planificó la inducción del trabajo de parto, donde el parto anterior había sido por cesárea.

Recopilación y análisis de datos

No se extrajeron datos.

Resultados principales

No se identificaron ensayos controlados aleatorios.

Conclusiones de los autores

En las mujeres con un parto por cesárea anterior, la repetición de la cesárea electiva y la inducción planificada del trabajo de parto se asocian con beneficios y daños. Las pruebas para estas prácticas de atención se obtienen de estudios no aleatorios, los cuales se asocian con posibles sesgos. Cualquier resultado y conclusiones deben, por tanto, interpretarse con precaución. Se necesitan ensayos controlados aleatorios que aporten pruebas más confiables con respecto a los beneficios y los daños de la repetición de la cesárea electiva y de la inducción planificada del trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior.

Esta revisión debería citarse como:
Dodd JM, Crowther CA Repetición de cesárea electiva versus inducción del trabajo de parto para mujeres con un parto por cesárea anterior (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Repetición de cesárea electiva versus inducción planificada del trabajo de parto en mujeres con un parto por cesárea anterior

Cuando una mujer ha tenido un parto por cesárea anterior y necesita la inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior, hay dos opciones para su atención: repetición de la cesárea electiva o inducción planificada del trabajo de parto. Ambas formas de atención tienen beneficios y riesgos asociados. No hubo ensayos que ayudaran a las mujeres, a sus parejas y a sus cuidadores a realizar esta elección.


ANTECEDENTES

La cesárea es una operación frecuente que se les realiza a las mujeres y las tasas informadas varían en todo el mundo. En los países desarrollados, la cesárea constituye el 21,3% de los nacimientos en el RU (RCOG 2001), el 23% en Irlanda del Norte (RCOG 2001), el 23,3% en Australia (AIHW 2003), el 26% en los EE.UU. (Hamilton 2003), y más del 50% en algunos hospitales privados en Chile, Argentina, Brasil y Paraguay (Belizan 1999). Los beneficios y daños del parto por repetición de cesárea electiva y del parto vaginal después de cesárea (PVDC) se tratan de manera más completa en la revisión Cochrane "Repetición de cesárea electiva planificada versus parto vaginal planificado para las mujeres con un parto por cesárea anterior" (Dodd 2004)).

En las mujeres con un parto por cesárea anterior, que en un embarazo posterior necesitan que se produzca el parto antes del inicio del trabajo de parto espontáneo, no está claro si se debe inducir el trabajo de parto o si se debe realizar una repetición de cesárea electiva. En una encuesta reciente sobre las prácticas, se preguntó a los obstetras australianos y neozelandeses acerca de su disposición a ofrecer inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior a las mujeres con un parto por cesárea anterior (Dodd 2003)). La inducción del trabajo de parto fue una opción aceptable; el 68% de los entrevistados la prefirieron a la cesárea. Sin embargo, en el contexto del embarazo "postérmino", la disposición para proceder a la inducción del trabajo de parto disminuyó al 54%.

Existen beneficios y daños asociados con ambas formas de atención. Esta revisión considerará específicamente los beneficios y los daños del parto por repetición de cesárea electiva y la inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior para las mujeres con un parto por cesárea anterior. Además de las asociadas con el parto por repetición de cesárea electiva y el PVDC (Dodd 2004), existen preocupaciones más específicas relacionadas con la inducción del trabajo de parto en presencia de un útero con una cicatriz. En particular, con el posible aumento del riesgo de rotura de la cicatriz uterina (cuando la cicatriz de la cesárea anterior se desgarra), que puede ser potencialmente mortal para la mujer y su recién nacido.

Una revisión retrospectiva grande basada en la población ha evaluado el riesgo de rotura de la cicatriz uterina en más de 20 000 mujeres con un parto por cesárea anterior ocurrido entre 1987 y 1996 (Lydon-Rochelle 2001)). La rotura de la cicatriz uterina ocurrió en una tasa de 4,5 por cada 1000 mujeres (91 de 20 095 mujeres). Se comparó el riesgo de rotura de la cicatriz entre las mujeres que no estaban en trabajo de parto y las que tenían una repetición de cesárea electiva, entre las mujeres cuyo trabajo de parto comenzó espontáneamente y las mujeres cuyo trabajo de parto se indujo. Para las mujeres en las que el trabajo de parto se indujo, se tomaron en cuenta, además, los riesgos asociados con los agentes de inducción con prostaglandinas y con los métodos de inducción "sin prostaglandinas" (por ejemplo, infusión de oxitocina). Las mujeres que no estaban en trabajo de parto y que tuvieron un parto electivo por repetición de cesárea anterior actuaron como grupo control y hubo una incidencia de rotura uterina de 1,6 por 1000 mujeres (11 de 6980 mujeres). La incidencia de rotura uterina fue de 5,2 por 1000 mujeres cuando el inicio del trabajo de parto ocurrió espontáneamente (56 de cada 10 789 mujeres), aumentó a 7,7 por 1000 mujeres cuando el trabajo de parto se indujo sin prostaglandinas (15 de cada 1960 mujeres) y a 24,5 por 1000 cuando el trabajo de parto se indujo con prostaglandinas (nueve de cada 366 mujeres). Cuando se comparó con las mujeres que no presentaron trabajo de parto y tuvieron un parto electivo por repetición de cesárea anterior, el riesgo de rotura uterina aumentó cuando el trabajo de parto ocurrió espontáneamente (riesgo relativo [RR] 3,3; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,8 a 6,0), cuando el trabajo se indujo sin prostaglandinas (RR 4,9; IC del 95%: 2,4 a 9,7) y cuando el trabajo se indujo con prostaglandinas (RR 15,6; IC del 95%: 8,1 a 30,0). El artículo no abordó específicamente los riesgos asociados con diferentes tipos de agentes con prostaglandinas (por ejemplo, prostaglandina E2, misoprostol).

En el estudio NICHD grande, el uso de una medicación basada en prostaglandinas para inducir el trabajo de parto se asoció con un aumento no significativo del riesgo de rotura uterina, comparado con los métodos mecánicos de inducción del trabajo de parto (como el uso de una sonda Foley) (Landon 2004). En este estudio, el riesgo de rotura uterina fue de 140/10 000 inducciones cuando se utilizaron prostaglandinas, comparado con 89/10 000 inducciones que utilizaron una sonda Foley para dilatar el cuello uterino (Landon 2004). Sin embargo, un estudio retrospectivo grande de Escocia que evaluó más de 36 000 mujeres con un parto por cesárea anterior, donde a 4600 se les indujo el trabajo de parto con prostaglandinas, indicó un mayor riesgo de rotura uterina que dio lugar a muerte perinatal asociada con el uso de agentes con prostaglandinas (4,5 por 10 000 trabajos de parto no inducidos versus 11 por 10 000 trabajos de parto inducidos con prostaglandinas en mujeres con una cesárea previa) (Smith 2004). No está claro si el riesgo informado de rotura uterina relacionada con el uso de las prostaglandinas refleja los cambios inducidos por la medicación en el tejido conjuntivo de la cicatriz uterina o si es un marcador de un cuello uterino no favorable (Bujold 2004; Kayani 2005), el cual es una variable predictiva de resultados adversos asociados con una prueba de trabajo de parto en mujeres en las que se intenta un PVDC (Kayani 2005; Landon 2005)).

También existe controversia alrededor del uso de oxitocina para inducir y estimular el trabajo de parto en mujeres con una cicatriz en el útero. El estudio NICHD indica un aumento del riesgo de rotura uterina asociada con el uso de oxitocina, de 36/10 000 mujeres sin el uso de oxitocina, a 87/10 000 mujeres cuando se utiliza oxitocina (Landon 2005)). Sin embargo, no está claro si este aumento del riesgo se limita a las mujeres a las que se les realiza inducción del trabajo de parto o si el riesgo se aplica también a las mujeres a las que se les estimula el trabajo de parto.

La administración de gel de PGE2 o el uso de Syntocinon (r) intravenoso en mujeres con una cesárea anterior se señala como una contraindicación para su uso en las normas del fabricante de ambos productos. El American College of Obstetricians and Gynecologists divulgó la opinión "de rechazo" del comité relacionada con la inducción del trabajo de parto después de un parto por cesárea y el riesgo de rotura de la cicatriz uterina con el uso de prostaglandinas en este contexto (ACOG 2002). A pesar de lo anterior, las prostaglandinas se han utilizado ampliamente para inducir el trabajo de parto en mujeres con un cuello uterino no favorable que tienen una cicatriz en el útero. En una encuesta australiana sobre las prácticas, casi dos tercios de los obstetras indicaron su rechazo a utilizar prostaglandinas vaginales, mientras que el 80% indicó su disposición a utilizar Syntocinon(r) (Dodd 2003). En una encuesta canadiense sobre las prácticas, el 25% de los obstetras encuestados indicaron su disposición para utilizar prostaglandinas para la inducción del trabajo de parto en mujeres con un parto por cesárea anterior (Brill 2003)).

En mujeres con un parto por cesárea anterior, existe controversia sobre si la inducción del trabajo de parto y el parto vaginal planificado después de la cesárea o la repetición de cesárea electiva constituye la atención óptima. Esta revisión intentó evaluar los beneficios y los daños de ambas formas de atención.


OBJETIVOS

Evaluar, mediante las mejores pruebas disponibles, los beneficios y los daños de una política de repetición de la cesárea electiva planificada con una política de inducción del trabajo de parto en mujeres con un parto por cesárea anterior, que necesitan inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior. Los resultados primarios relacionados con el éxito de la inducción del trabajo de parto fueron la necesidad de cesárea, mortalidad materna y neonatal, y morbilidad materna y neonatal.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Todos los ensayos controlados aleatorios publicados, no publicados y en curso con datos informados, que compararon resultados de las madres o los recién nacidos, o ambos, con asignación al azar a un parto por repetición de cesárea electiva planificada y que presentaron resultados para las madres o los recién nacidos, o ambos, donde se realizó una inducción del trabajo de parto cuando el parto anterior fue por cesárea.

Tipos de participantes

Las mujeres con una o más cesáreas previas (independientemente de la indicación primaria para el parto por cesárea, el número de partos por cesárea, el tipo de cicatriz uterina o el método de cierre de la incisión uterina) que necesitan inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior.

Tipos de intervención

Parto por repetición de cesárea electiva planificada versus inducción del trabajo de parto.

Tipos de medidas de resultado

Medidas de resultado para la mujer
(1) Parto vaginal;
(2) parto vaginal instrumental;
(3) parto por cesárea;
(4) parto por cesárea debido a sufrimiento fetal;
(5) rotura uterina (definida como rotura clínicamente significativa que incluye el espesor total de la pared uterina y que necesita reparación quirúrgica);
(6) dehiscencia de la cicatriz uterina (definida como rotura del útero clínicamente asintomática que se descubre de forma casual en la cirugía);
(7) hemorragia (pérdida de sangre mayor de 500 ml en el parto vaginal o mayor de 100 ml en el parto por cesárea, o que necesita transfusión de sangre);
(8) evacuación del útero después del parto por hemorragia posparto o tejido placentario retenido;
(9) histerectomía por cualquier complicación como resultado del parto;
(10) hematoma vulvar o perineal que necesita evacuación;
(11) trombosis venosa profunda o tromboflebitis que necesita tratamiento anticoagulante;
(12) émbolo pulmonar que necesita tratamiento anticoagulante;
(13) neumonía debida a infección, aspiración u otras causas;
(14) síndrome de dificultad respiratoria del adulto;
(15) infección de la herida (que necesita prolongación de la hospitalización o reingreso);
(16) dehiscencia de la herida;
(17) infección puerperal;
(18) daño a la vejiga, el intestino o el uréter que necesita reparación quirúrgica;
(19) desgarro cervical que se extiende al segmento uterino inferior o extensión anormal de la incisión uterina;
(20) aparición de una fístula que incluya el aparato genital y el urinario o digestivo;
(21) obstrucción intestinal;
(22) íleo paralítico;
(23) edema pulmonar;
(24) accidente cerebrovascular (déficit neurológico agudo de más de 24 horas);
(25) paro cardíaco;
(26) paro respiratorio;
(27) coagulopatía;
(28) muerte materna;
(29) cualquier otra complicación materna grave relacionada con el parto;
(30) nivel de dolor después del parto;
(31) depresión posparto;
(32) lactancia.

Medidas de resultado para el recién nacido
(1) Muerte neonatal o perinatal;
(2) líquido amniótico teñido con meconio;
(3) Puntuación de Apgar menor a siete a los cinco minutos;
(4) peso al nacer;
(5) ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales;
(6) traumatismo del nacimiento (hemorragia subdural o intracerebral, lesión de la médula espinal, fractura de la base del cráneo, otras fracturas, lesión de los nervios periféricos);
(7) crisis epiléptica con menos de 24 horas de edad;
(8) laceración al recién nacido en el momento del nacimiento;
(9) encefalopatía neonatal;
(10) uso de tratamiento anticonvulsivante;
(11) estado de la conciencia alterado;
(12) uso de ventilación mecánica;
(13) cualquier enfermedad respiratoria;
(14) síndrome de dificultad respiratoria grave que necesita oxígeno (tal como lo definieron los autores de los ensayos);
(15) cualquier necesidad de oxígeno;
(16) taquipnea transitoria del recién nacido;
(17) uso de sonda de alimentación;
(18) enterocolitis necrotizante;
(19) infección sistémica confirmada tratada con antibióticos en el transcurso de las 48 horas de vida.

Resultados a largo plazo para la mujer
(1) Retorno a las actividades "normales";
(2) evaluación de salud y bienestar;
(3) salud sexual;
(4) síntomas relacionados con daño del suelo pelviano;
(5) necesidad de reparación quirúrgica del suelo pelviano;
(6) relación con su pareja y su/s hijo/s;
(7) fertilidad futura (voluntaria e involuntaria);
(8) desarrollo de placenta previa o placenta accreta/percreta en los embarazos posteriores;
(9) modo de nacimiento en el embarazo posterior.

Resultados a largo plazo para el recién nacido
(1) Muerte después del alta hospitalaria;
(2) discapacidad en la infancia;
(3) discapacidad en la niñez.

Medidas de satisfacción incluidas
(1) Mujer satisfecha con la atención;
(2) preferencias de la mujer en cuanto a la atención.

Costos incluidos
(1) Costos asociados con el parto por repetición de cesárea electiva versus inducción del trabajo de parto;
(2) duración de la estancia hospitalaria posnatal materna;
(3) duración de la estancia hospitalaria neonatal;
(4) costos asociados con el reingreso de la madre;
(5) costos asociados con el reingreso del recién nacido.

Los resultados se incluyeron en el análisis si los datos estaban disponibles según la asignación al tratamiento original y se tomaron medidas razonables para minimizar el sesgo del observador. En las tablas de análisis, sólo aparecen los resultados con los datos disponibles.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Pregnancy and Childbirth Group

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto a través del contacto con el Coordinador de búsqueda de ensayos (enero de 2006).

El Coordinador de Búsqueda de Ensayos mantiene el Registro Especializado de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto, que contiene ensayos identificados mediante:
(1) búsquedas trimestrales en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL);
(2) búsquedas mensuales en MEDLINE;
(3) búsquedas manuales en 30 revistas y en los resúmenes de los congresos principales;
(4) búsqueda semanal de información actualizada en 37 revistas adicionales.

Los detalles sobre las estrategias de búsqueda en CENTRAL y MEDLINE, la lista de revistas consultadas manualmente y los resúmenes de los congresos, así como la lista de revistas revisadas por medio del servicio de información actualizada se pueden encontrar en la sección "Estrategias de búsqueda para la identificación de estudios", dentro de la información editorial sobre el Grupo Cochrane de Embarazo y Parto.

A los ensayos identificados a través de las actividades de búsqueda descritas más arriba se les asigna un código (o códigos) que depende del tema. Los códigos están relacionados con los temas de la revisión. El Coordinador de Búsqueda de Ensayos (Trials Search Co-ordinator) busca el registro para cada revisión mediante estos códigos en lugar de usar palabras clave.

Además, se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (The Cochrane Library número 1, 2006) y PubMed (1966 a enero de 2006) mediante los términos de búsqueda siguientes: "vaginal birth after caesarean"; "vaginal birth after cesarean"; "trial of labour"; "trial of labor"; "elective caesarean"; "elective cesarean"; "cesarean section, repeat"; "induction of labour"; "induction of labor"; "prostaglandins"; "prostaglandin E2"; "misoprostol"; "oxytocin"; "syntocinon".

No se aplicó ninguna restricción de idioma.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Ambos autores evaluaron los ensayos a considerar con respecto a lo apropiado de su inclusión y su calidad metodológica sin tener en cuenta sus resultados y las discrepancias se resolvieron mediante discusión. No hubo cegamiento de autoría.

Las puntuaciones de calidad para el ocultamiento de la asignación se asignaron mediante los criterios descritos en la "Sección 6" del Manual Cochrane para Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Higgins 2005):
A = adecuada; B = incierta; C = inadecuada D= no utilizado.

No fue posible cegar la intervención.

Se planificó extraer los datos e introducirlos por duplicado de forma separada. Los desacuerdos se hubieran resuelto mediante discusión.

Los análisis de subgrupos planificados incluían:
(1) factores relacionados con la mujer:

  • indicación para el/los parto/s por cesárea anterior/es;
  • parto vaginal anterior;
  • número de partos por cesárea;
(2) factores relacionados con la cirugía anterior:
  • tipo de incisión uterina;
  • cierre de la incisión;
  • número de capas en el cierre de la incisión;
  • material de sutura utilizado;
  • complicaciones posoperatorias de la herida;
(3) factores relacionados con el embarazo actual:
  • método de inducción del trabajo de parto;
  • estimulación del trabajo de parto;
  • uso de monitorización electrónica de la frecuencia cardíaca fetal durante el trabajo de parto;
  • tipo de analgesia en el trabajo de parto;
  • tipo de apoyo en el trabajo de parto.
Para los datos categóricos, se intentó utilizar los riesgos relativos y los intervalos de confianza del 95%. Los análisis primarios se habrían basado en la intención de tratar (intention to treat analyses). Se planificaron análisis de sensibilidad para evaluar el efecto de la calidad del ensayo.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

Al utilizar la estrategia de búsqueda descrita, no se identificaron ensayos controlados aleatorios que comparen el parto por repetición de cesárea electiva planificada con la inducción del trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior.


CALIDAD METODOLÓGICA

No aplicable.


RESULTADOS

No aplicable.


DISCUSIÓN

No se identificaron ensayos controlados aleatorios que evalúen los beneficios y los daños de la repetición de cesárea electiva con la inducción del trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior.

A falta de datos con calidad suficiente sobre los cuales basar las decisiones clínicas, persiste la incertidumbre acerca de los beneficios y los daños relativos de la inducción del trabajo de parto, así como con respecto a la seguridad de los diferentes agentes utilizados para inducir el trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior. A pesar de que en las normas de sus productos los fabricantes del gel vaginal de prostaglandina E2 y de Syntocinon(r) señalan la presencia de una cicatriz uterina como una contraindicación para su uso, éstos son ampliamente utilizados para inducir el trabajo de parto en las mujeres con un cuello uterino no favorable que han tenido una cesárea anterior. En Australia y Nueva Zelanda, casi dos tercios de los obstetras son reacios a utilizar las prostaglandinas vaginales, mientras que el 80% se muestra a favor de utilizar Syntocinon(r) (Dodd 2003)).

La información prospectiva disponible con respecto a la seguridad de la inducción del trabajo de parto es limitada y para abordar esta pregunta de forma satisfactoria, se necesitan estudios más grandes que tengan poder para detectar diferencias en la morbilidad y la mortalidad materna e infantil. Sin embargo, la pregunta con respecto a los beneficios y los daños de la inducción del trabajo de parto versus la repetición de la cesárea electiva, se debe considerar en el contexto más amplio de los beneficios y los daños de la repetición de la cesárea electiva y del parto vaginal después de la cesárea en las mujeres con un parto por cesárea anterior.

Los estudios aleatorios prospectivos se deben centrar en los beneficios y los daños de la inducción planificada del trabajo de parto comparada con la repetición de cesárea electiva planificada en las mujeres con una cicatriz en el útero que necesitan inducción del trabajo de parto en un embarazo posterior. Hasta que estas preguntas se hayan respondido, se debe tener precaución al utilizar agentes para la inducción del trabajo de parto en mujeres con un parto por cesárea anterior.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

Las prácticas de la repetición de la cesárea electiva y la inducción planificada del trabajo de parto para las mujeres con un parto por cesárea anterior se asocian con beneficios y daños. Sin embargo, las pruebas de la magnitud de estos beneficios y daños se han obtenido de estudios no aleatorios, asociados con posibilidad de sesgo. Por lo tanto, los resultados y las conclusiones de estos estudios se deben interpretar con precaución.

Implicaciones para la investigación

Los estudios no aleatorios disponibles de repetición de la cesárea electiva e inducción planificada del trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior, proporcionan una percepción limitada de los posibles beneficios y daños asociados con ambas formas de atención. Se necesitan ensayos controlados aleatorios que proporcionen pruebas más confiables con respecto a los beneficios y los daños de la repetición de la cesárea electiva y de la inducción planificada del trabajo de parto en las mujeres con un parto por cesárea anterior, los que se deben considerar en el contexto más amplio de los beneficios y los daños asociados con la repetición de la cesárea electiva y el parto vaginal planificado después de la cesárea.


AGRADECIMIENTOS

Como parte del proceso editorial previo a la publicación, han realizado observaciones de esta revisión dos pares (un editor y un evaluador externos al equipo editorial), uno o más miembros del panel internacional de consumidores del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto y el asesor estadístico del grupo.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Jodie Dodd y Caroline Crowther realizan actualmente un estudio relacionado con el parto después de la cesárea.


TABLAS


REFERENCIAS
Referencias adicionales

ACOG 2002
American College of Obstetricians and Gynaecologists. ACOG Committee on Obstetric Practice: Induction of labour for vaginal birth after caesarean delivery. Obstetrics & Gynecology 2002;99:679-80.

AIHW 2003
Australian Institute of Health and Welfare. Perinatal statistics series number 12. Australia's mothers and babies 2000. Sydney: AIHW National Perinatal Statistics Unit, 2003.

Belizan 1999
Belizan J, Althabe F, Barros F, Alexander S. Rates and complication of cesarean sections in Latin America: ecological study. BMJ 1999;319:1397-402.

Brill 2003
Brill Y, Kingdom J, Fraser W, Milne JK, Thomas M, Windrim R. The management of VBAC at term: a survey of Canadian obstetricians. Journal of Obstetrics and Gynaecology Canada: JOGC 2003;25(4):300-10.

Bujold 2004
Bujold E. Modified Bishop's score and induction of labor in patients with a previous cesarean delivery. American Journal of Obstetrics and Gynecology 2004;191:1644-8.

Dodd 2003
Dodd JM, Crowther CA. Vaginal birth after caesarean section: a survey of practice in Australia and New Zealand. Australian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynaecology 2003;43(3):226-31.

Dodd 2004
Dodd JM, Crowther CA, Huertas E, Guise JM, Horey D. Planned elective repeat caesarean section versus planned vaginal birth for women with a previous caesarean birth. In: Cochrane Database of Systematic Reviews, 4, 2004.  10.1002/14651858.CD004224.pub2.

Hamilton 2003
Hamilton BE, Martin JA, Sutton PD. Birth: preliminary data for 2002. National Vital Statistics Report 2003;51(11):4-5.

Higgins 2005
Higgins JPT, Green S, editors. Assessment of study quality. Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions 4.2.5 [updated May 2005]; Section 6. In: The Cochrane Library, Issue 3, 2005. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd. .

Kayani 2005
Kayani SI, Alfirevic Z. Uterine rupture after induction of labour in women with previous caesarean section. BJOG: an international journal of obstetrics and gynaecology 2005;112(4):451-5.

Landon 2004
Landon MB, Hauth JC, Leveno KJ, Spong CY, Leindecker S, Varner MW, et al. Maternal and perinatal outcomes associated with trial of labor after prior cesarean delivery. New England Journal of Medicine 2004;351(25):2581-9.

Landon 2005
Landon MB, Leindecker S, Spong CY, Hauth JC, Bloom S, Varner MW, et al. The MFMU Cesarean Registry: factors affecting the success of trial of labor after previous cesarean delivery. American Journal of Obstetrics and Gynecology 2005;193(3 Pt 2):1016-23.

Lydon-Rochelle 2001
Lydon-Rochelle M, Holt VL, Easterling TR, Martin DP. Risk of uterine rupture during labor among women with a prior cesarean delivery. New England Journal of Medicine 2001;345:3-8.

RCOG 2001
Thomas J, Paranjothy S. National Sentinel Caesarean Section Audit Report. London: RCOG Press, 2001.

Smith 2004
Smith G, Pell J, Pasupathy D, Dobbie R. Factors predisposing to perinatal death related to uterine rupture during attempted vaginal birth after caesarean section: retrospective cohort study. BMJ 2004;329:375.



GRÁFICOS
Esta revisión no tiene gráficos.




CARÁTULA
Titulo

Repetición de cesárea electiva versus inducción del trabajo de parto para mujeres con un parto por cesárea anterior

Autor(es)

Dodd JM, Crowther CA

Contribución de los autores

J Dodd redactó el borrador del protocolo original y la revisión; ambos autores contribuyeron con los borradores y las revisiones posteriores. J Dodd es el garante de la revisión.

Número de protocolo publicado inicialmente2004/3
Número de revisión publicada inicialmente2006/4
Fecha de la modificación más recienteLa información no está disponible
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente30 julio 2006
Cambios más recientesEl autor no facilitó la información
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizados30 enero 2006
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Dr Jodie Dodd
Maternal Fetal Medicine Subspecialist and NH&MRC Neil Hamilton Fairley Fellow
School of Paediatrics and Reproductive Health, Discipline of Obstetrics and Gynaecology
The University of Adelaide
Women's and Children's Hospital
72 King William Road
Adelaide
5006
South Australia
AUSTRALIA
tel: +61 8 81617647
jodie.dodd@adelaide.edu.au
fax: +61 8 81617652
Número de la Cochrane LibraryCD004906
Grupo editorialCochrane Pregnancy and Childbirth Group
Código del grupo editorialHM-PREG


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
Recursos internos

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Cesarean Section, Repeat [adverse effects]; Labor, Induced [adverse effects]; Surgical Procedures, Elective [adverse effects]; Vaginal Birth after Cesarean

Mesh check words: Female Humans Pregnancy




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.