Pulse aquí para volver atrás
¡Nuevo!

Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Vitamina B para el tratamiento de la neuropatía periférica

Ang Cynthia D, Alviar Maria Jenelyn M, Dans Antonio L, Bautista-Velez Gwyneth Giselle P, Villaruz-Sulit Maria Vanessa C, Tan Jennifer J, Co Homer U, Bautista Maria Rhida M, Roxas Artemio A
Fecha de la modificación significativa más reciente: 13 de mayo de 2008

Esta revisión debería citarse como: Ang Cynthia D, Alviar Maria Jenelyn M, Dans Antonio L, Bautista-Velez Gwyneth Giselle P, Villaruz-Sulit Maria Vanessa C, Tan Jennifer J, Co Homer U, Bautista Maria Rhida M, Roxas Artemio A. Vitamina B para el tratamiento de la neuropatía periférica (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

La vitamina B suele utilizarse para el tratamiento de la neuropatía periférica, pero su eficacia no está clara.

Objetivos

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos de la vitamina B para el tratamiento de la neuropatía periférica generalizada.

Estrategia de búsqueda

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares (Cochrane Neuromuscular Disease Group) (búsqueda agosto 2005), MEDLINE (enero 1966 hasta septiembre 2005), EMBASE (enero 1980 hasta septiembre 2005), bases de datos filipinas (búsqueda septiembre 2005) y listas de referencias de artículos. También se contactó con los fabricantes e investigadores en el tema.

Criterios de selección

Ensayos aleatorios y cuasialeatorios en los que se comparó la vitamina B con placebo u otro tratamiento de la neuropatía periférica generalizada.

Recopilación y análisis de datos

Dos autores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales

Se incluyeron 13 estudios con 741 participantes con neuropatía alcohólica o diabética. En la comparación de la vitamina B con placebo, dos ensayos pequeños no hallaron beneficios significativos a corto plazo en la intensidad del dolor; aunque uno de los ensayos halló un pequeño beneficio significativo en la detección de vibraciones con la benfotiamina oral, un derivado de la tiamina. En el más amplio de dos ensayos que compararon diferentes dosis del complejo vitamínico B, hubo pruebas de que las dosis mayores se asociaron con una significativa reducción del dolor a corto plazo y una mejoría de la parestesia; en una medida de resultado compuesta que combinó dolor, temperatura y vibración; y en una medida de resultado compuesta que combinó dolor, insensibilidad y parestesia. Hubo algunas pruebas de que la vitamina B es menos efectiva que el ácido alfalipoico, el cilostazol o el trifosfato de citidina en la mejoría a corto plazo de los resultados clínicos y del estudio de conducción nerviosa, aunque los ensayos fueron pequeños. Se informaron algunos efectos adversos menores.

Conclusiones de los autores

Existen pocos datos provenientes de ensayos aleatorios que evaluaron la eficacia de la vitamina B para tratar la neuropatía periférica, y las pruebas son insuficientes para determinar si la vitamina B es beneficiosa o perjudicial. Un ensayo pequeño sobre la neuropatía periférica alcohólica informó una mejoría levemente mayor del umbral de percepción de vibración con benfotiamina oral durante ocho semanas que con placebo. En otro estudio pequeño, una dosis mayor del complejo vitamínico B por vía oral durante cuatro semanas fue más efectiva que una dosis más baja en la reducción de los signos y síntomas. La vitamina B administrada por diversas vías durante dos a ocho semanas fue menos efectiva que el ácido alfalipoico, el cilostazol o el trifosfato de citidina en la mejoría a corto plazo de los resultados clínicos y del estudio de conducción nerviosa. Por lo general, la Vitamina B es bien tolerada.

Esta revisión debería citarse como:
Ang Cynthia D, Alviar Maria Jenelyn M, Dans Antonio L, Bautista-Velez Gwyneth Giselle P, Villaruz-Sulit Maria Vanessa C, Tan Jennifer J, Co Homer U, Bautista Maria Rhida M, Roxas Artemio A Vitamina B para el tratamiento de la neuropatía periférica (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

La neuropatía periférica es una enfermedad de los nervios periféricos que tiene diferentes causas, como diabetes mellitus y alcoholismo, y produce dolor, insensibilidad o debilidad en miembros y otros trastornos. La vitamina B se suele utilizar para tratar la neuropatía periférica, pero no está claro si es beneficiosa. Esta revisión de 13 ensayos sobre la neuropatía periférica diabética y alcohólica incluyó a 741 participantes y solamente halló un estudio que indicó posibles beneficios a corto plazo del tratamiento de ocho semanas con benfotiamina (un derivado de la vitamina B1) con una mejoría un poco mayor en el umbral de percepción de vibración en comparación con el placebo. Según otro estudio, la administración de una dosis mayor del complejo vitamínico B durante cuatro semanas fue más efectiva que una dosis menor en la reducción del dolor y otros trastornos clínicos. El tratamiento de dos a ocho semanas con vitamina B fue menos efectivo que el ácido alfalipoico, el cilostazol o la citidina de trifosfato, en cuanto a la mejoría a corto plazo de los parámetros clínicos y de los hallazgos de las pruebas neurológicas. Todos estos hallazgos requieren la confirmación de estudios más amplios antes de que se puedan aceptar como definitivos. En general, la vitamina B es bien tolerada y sólo posee algunos efectos secundarios leves informados.


ANTECEDENTES

El término "neuropatía periférica" abarca todos los trastornos del sistema nervioso periférico que puedan afectar las funciones sensitivas, motoras o neurovegetativas; pero esta revisión se centró en las neuropatías periféricas generalizadas. La prevalencia se calcula en 2400 cada 100 000, y con la edad aumenta a 8000 cada 100 000 (Hughes 2002). Las causas más frecuentes son la diabetes, el alcohol, la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana y, en algunas partes del mundo, la lepra.

La disponibilidad y asequibilidad del complejo vitamínico B hace de este fármaco una elección frecuente para el tratamiento de la neuropatía periférica. Sin embargo, faltan pruebas sólidas en la bibliografía sobre la eficacia del complejo vitamínico B. El complejo vitamínico B es un grupo de compuestos hidrosolubles que varían en la estructura química y la acción biológica. Tradicionalmente, el complejo vitamínico B incluye: tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), ácido nicotínico (vitamina B3), ácido pantoténico (vitamina B5), piridoxina (vitamina B6), biotina (vitamina B7), ácido fólico (vitamina B9), cianocobalamina (vitamina B12), ácido paraaminobenzoico, inositol y colina (Marcus 1996).

Algunos compuestos del complejo vitamínico B tienen derivados. La benfotiamina es un derivado liposoluble de la vitamina B1 que se absorbe mejor después de la administración oral que las sales de tiamina hidrosolubles, con los consecuentes mayores niveles del compuesto activo en la sangre y los tejidos (Stracke 1996). La vitamina B12 posee varios congéneres: la cianocobalamina, la hidroxocobalamina, la metilcobalamina y la 5’-desoxiadenosilcobalamina. Las dos últimas son coenzimas activas. Los preparados de vitamina B12 de uso terapéutico contienen cianocobalamina o hidroxocobalamina, ya que estos son los únicos derivados que permanecen activos después del almacenamiento (Kaushansky 2006). No está claro si los derivados o los congéneres de la vitamina B producen efectos terapéuticos diferentes de los compuestos de origen.

El complejo vitamínico B funciona como coenzimas en diversas vías metabólicas intermediarias para la producción de energía y la formación de células sanguíneas que no pueden explicarse de forma sencilla. La tiamina se convierte en pirofosfato de tiamina que interviene en el metabolismo de los carbohidratos como una coenzima en la descarboxilación de los alfacetoácidos y el alfacetoglutarato, y en la utilización de pentosa en la derivación hexosa-monofosfato. Al parecer, el pirofosfato de tiamina intervendría en la transmisión de los impulsos nerviosos. La riboflavina se transforma en flavina mononucleótido y flavina adenina dinucleótido que actúan como coenzimas para las flavoproteínas respiratorias. La nicotinamida adenina dinucleótido y la nicotinamida adenina dinucleótido fosfato, las formas activas del ácido nicotínico, son coenzimas para las proteínas que catalizan las reacciones de oxidación-reducción en la respiración tisular. La piridoxina, la piridoxamina y el piridoxal se transforman en piridoxal fosfato que participa en las transformaciones metabólicas de los aminoácidos y en el metabolismo de los aminoácidos que contienen azufre e hidroxilo. El piridoxal fosfato también es necesario para la síntesis de esfingolípidos para la formación de mielina. La cobalamina se transforma en metilcobalamina y 5-desoxiadenosilcobalamina que son vitales en el crecimiento y la reproducción celular. El ácido fólico se transforma en varias coenzimas esenciales en el metabolismo celular, incluida la síntesis de ciertos componentes del ácido desoxirribonucleico y la formación de glóbulos rojos normales.

La vitamina B desempeña una función vital en el metabolismo energético. El tejido nervioso podría verse afectado en los estados de carencia debido a su "gran demanda de energía o a efectos específicos de la vitamina" (Chaney 1992). Las características frecuentes de la carencia incluyen: neuropatía periférica, depresión, confusión mental, falta de coordinación motriz y decaimiento. Las enfermedades específicas por avitaminosis B en seres humanos incluyen el beriberi (tiamina), la pelagra (nicotinamida), la anemia megaloblástica (ácido fólico) y la anemia perniciosa (cobalamina). Las ingestas diarias de vitamina B para un adulto normal son: tiamina de 1,0 a 1,5 mg; riboflavina de 1,2 a 1,7 mg; piridoxina de 1,4 a 2,0 mg; niacina de 13 a 19 equivalentes de niacina (Chaney 1992); cobalamina de 3 a 5 mg y ácido fólico 50 mg (Hillman 1996). Pueden necesitarse dosis mayores de vitamina B para el tratamiento de ciertos estados deficitarios con neuropatía, a saber: 40 mg de tiamina oral por día para la carencia de tiamina, de 10 a 20 mg de piridoxina por día para la neuropatía periférica inducida por la isoniacida (Olson 1996).

Si bien las prescripciones de ciertos componentes del complejo vitamínico B en determinadas enfermedades están bien establecidas, por ejemplo, la tiamina para el tratamiento de la encefalopatía de Wernicke (RodriguezMartin 2002), y el ácido fólico para el tratamiento de la anemia por carencia de ácido fólico (Mahomed 2002) y la prevención de las anomalías del tubo neural (Lumley 2001), su función en el tratamiento de las neuropatías periféricas no fueron adecuadamente documentadas.


OBJETIVOS

El objetivo de esta revisión fue evaluar de forma sistemática las pruebas de los ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios para demostrar la eficacia de la vitamina B en el tratamiento de la neuropatía periférica generalizada.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Se incluyeron los estudios aleatorios y cuasialeatorios en los cuales se comparó la vitamina B con el placebo, otro tratamiento o ningún tratamiento.

Tipos de participantes

Se incluyeron los estudios de todos los participantes con neuropatía periférica generalizada diagnosticada por los síntomas y los deterioros o los síntomas y los resultados neurofisiológicos anormales. No bastó con un diagnóstico basado exclusivamente ya sea en los síntomas, o en los deterioros, o en los resultados neurofisiológicos anormales. Los síntomas incluyeron motivos de consulta subjetivos de dolor, hormigueo, insensibilidad, debilidad y síntomas neurovegetativos. Los deterioros se midieron en los exámenes neurológicos mediante pruebas de pérdida sensitiva, debilidad, reducción de los reflejos, disminución de la percepción de vibración y de funciones neurovegetativas anormales, o bien se detectaron en los estudios de conducción nerviosa.

Tipos de intervención

Se incluyeron los estudios sobre la vitamina B que contenían tiamina, riboflavina, ácido nicotínico, piridoxina o cobalamina (o sus derivados), sola o combinada, administrada en cualquier dosis, por cualquier vía, durante al menos dos semanas. Se incluyeron los estudios de ácido fólico sólo si formó parte de un preparado combinado que contenía otros compuestos del complejo vitamínico B.

Tipos de medidas de resultado

Los cambios y el número de eventos que tuvieron lugar en el transcurso del tiempo fueron reclasificados en un "cambio o número de eventos en un período establecido", p.ej., tres meses, para que sea posible el agrupamiento de estudios con diferentes períodos de seguimiento.

Medidas de resultado primarias

Medida de resultado primaria
La medida de resultado primaria fue el cambio a corto plazo (tres meses o menos). Para la neuropatía dolorosa, la medida de resultado primaria fue el cambio en la intensidad del dolor medida con una escala validada como la escala analógica visual (Huskisson 1974). Para la neuropatía no dolorosa, la medida de resultado primaria fue el cambio en el deterioro medido con una escala validada como la neuropathy impairment score (puntuación de deterioro de la neuropatía) (Dyck 2005).

Medidas de resultado secundarias

Medidas de resultado secundarias
(1) Cambio a largo plazo (de más de tres meses) en la intensidad del dolor o en el deterioro medido igual que el resultado primario.

(2) Cambio a corto y largo plazo (como se definió anteriormente) en los síntomas neuropáticos medidos con una escala validada (Dyck 2005).

(3) Cambio a corto y largo plazo (como se definió anteriormente) en los parámetros del estudio de conducción nerviosa (NCS):
(a) latencia máxima del potencial de acción del nervio sensitivo (SNAP, por sus siglas en inglés) de los nervios mediano y safeno externo,
(b) amplitud del SNAP de los nervios mediano y safeno externo,
(c) velocidad de conducción nerviosa sensitiva (VCN) de los nervios mediano y safeno externo,
(d) latencia distal del potencial de acción motora compuesta (CMAP, por sus siglas en inglés) de los nervios mediano y safeno interno,
(e) amplitud del CMAP de los nervios mediano y safeno interno,
(f) VCN motora de los nervios mediano y safeno interno.

Si no hubo datos disponibles sobre el nervio safeno interno, se utilizaron los datos de otro nervio motor del miembro inferior.

(4) Eventos adversos graves como resultado del tratamiento dentro de los tres meses y después de tres meses. Los eventos adversos graves son los potencialmente mortales, los que prolongan o requieren hospitalización o los que causaron la muerte.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Neuromuscular Disease Group

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares (Cochrane Neuromuscular Disease Group) para identificar ensayos aleatorios mediante los términos de búsqueda: 'Vitamin B' or 'Vitamin B complex' and its different forms, 'aminobenzoic acid', 'biotin', 'folic acid', 'tetrahydrofolate', 'inositol', 'nicotinic acid', 'niacin', 'niacinamide', 'pantothenic acid', 'riboflavin', 'thiamine', 'cobamide', 'cobalamin', 'pyridoxine', and 'peripheral nervous system diseases' and its synonyms, 'peripheral nervous system disorders', 'neuropathies', 'peripheral neuropathies', 'neuritis', 'neuralgia', 'polyneuropathies', 'generalized peripheral neuropathies'. También se hicieron búsquedas en MEDLINE (desde enero 1966 hasta septiembre 2005) utilizando la estrategia que aparece en el Apéndice 1, y se adaptó esta estrategia para la búsqueda en EMBASE (desde enero 1980 hasta septiembre 2005) Apéndice 2. También se hicieron búsquedas en bases de datos filipinas utilizando los términos de búsqueda 'vitamin', 'vitamin B', 'neuropathy', and 'peripheral neuropathy' Apéndice 3. No se impuso ninguna restricción de idioma.

Otras estrategias de búsqueda

Se revisaron las listas de referencias de los artículos identificados. Se estableció contacto con los revisores, reconocidos expertos en el tema, y con las compañías farmacéuticas para identificar datos adicionales publicados o no publicados. Se realizaron búsquedas manuales en las revistas de Filipinas y los resúmenes de congresos para hallar ensayos adicionales Apéndice 4.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Dos revisores examinaron de forma independiente los títulos y los resúmenes de todos los artículos identificados por la búsqueda relevantes para el tema de la investigación, y la elegibilidad se centró en criterios de inclusión específicos. Se recuperó el texto completo de los estudios relevantes. Todos los artículos de idiomas diferentes al inglés se tradujeron al inglés antes de la revisión detallada. Dos revisores evaluaron la elegibilidad de los artículos de forma independiente teniendo en cuenta los criterios de inclusión preestablecidos. Se estableció contacto con los revisores para obtener la información faltante.

Calidad de la revisión

Dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad metodológica de los estudios mediante un instrumento de evaluación de la calidad de cuatro ítems que evaluó las siguientes áreas: garantía del método de asignación al azar, ocultación de la asignación, cegamiento y compleción del seguimiento (Annane 2004). Tras la evaluación independiente, los revisores se reunieron y analizaron las calificaciones individuales en base a los criterios de evaluación. Se debatieron y documentaron los desacuerdos sobre la evaluación de la calidad. Un tercer autor resolvió los desacuerdos no definidos. El acuerdo sobre la evaluación de la calidad metodológica de los ensayos incluidos se presenta en la Tabla 1.

Study ID Randomisation Alloc. Concealment Subject Blinding Observer Blinding Assessor Blinding Completeness of F-up 
Levin 1981 
Yaqub 1992 
Ziegler 1993 
Duque 1994 
Stracke 1996 
Abbas 1997 
Woelk 1998 
Strokov 1999 
WInkler 1999 
Hu 2004 
Kovrazhkina 2004 
Li X 2005 
Zhang 2005 

Extracción de los datos

Dos revisores extrajeron de forma independiente los datos de los estudios que cumplieron los criterios de inclusión y la norma de calidad. Los datos extraídos incluyeron: nombre del estudio, diseño, tamaño de la muestra, duración del estudio (incluido el período de seguimiento), características del participante (edad, sexo), criterios de inclusión y de exclusión, intervención incluida la dosis, vía de administración y duración del tratamiento, resultados, número de abandonos y de retiros, número de participantes analizados en los diferentes grupos de tratamiento (Clarke 2001). Se extrajeron los datos mediante un formulario de extracción de datos especialmente diseñado. Todos los desacuerdos se resolvieron mediante discusión.

Métodos estadísticos

Se realizaron análisis cuantitativos de los resultados en base a los resultados por intención de tratar (intention to treat). Para los resultados dicotómicos, se calculó la tasa relativa (RR, por sus siglas en inglés) y los intervalos de confianza del 95% (IC) de los estudios individuales. Para combinar los resultados de los estudios en caso de que fuera posible el metanálisis, se habría calculado el RR agrupado y el correspondiente IC del 95%. Para los resultados continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) y el IC del 95%. Para los estudios que no informaron los resultados como desviación estándar (DE), ésta se extrajo de la varianza publicada o del error estándar. Para las puntuaciones o los valores de cambio, se compararon las medias iniciales en los grupos de tratamiento y de control mediante la prueba t de dos muestras con varianzas idénticas. Se utilizó el valor de p de 0,05 como el valor de corte para determinar la significación estadística. Si no hubo pruebas suficientes para concluir que las medias iniciales en los grupos de tratamiento y de control fueron diferentes entre sí (p > 0,05), se calculó la DM y el IC del 95% utilizando las medias finales. Si el valor de p fue menor que 0,05; no se calculó la DM mediante las medias finales, y no se calculó el tamaño del efecto del tratamiento. En su lugar, se proporcionó el resumen cualitativo del efecto del tratamiento. Para los resultados continuos y los resultados en las puntuaciones de cambio, se hubieran resumido las medidas entre los estudios mediante el cálculo de la diferencia de medias ponderada (DMP) o la diferencia de medias estandarizada (DME) y el IC del 95% con el programa Review Manager.

Para los estudios que informaron resultados múltiples acerca de los deterioros y los síntomas neuropáticos, se seleccionó una única variable por cada resultado para el análisis. Para los resultados neurofisiológicos, se analizaron los nervios preestablecidos del miembro superior e inferior, tanto para los estudios de conducción nerviosa sensitiva como motora.

En caso de haber suficientes ensayos, se habría calculado la estadística de I2 para evaluar la heterogeneidad utilizando el programa Review Manager. Se considera que un valor de I2 superior al 50% significa que hubo heterogeneidad significativa entre los estudios. Para los análisis que se consideran heterogéneos, posiblemente no se hayan satisfecho las presuposiciones del modelo de efectos fijos fundamentadas por el cálculo de la DMP o de la DME. Por lo tanto, el análisis se habría basado en el modelo de efectos aleatorios, ya que es más conservador y apropiado. No se realizó el análisis de sensibilidad programado para evaluar más detenidamente la heterogeneidad ni tampoco los estudios con y sin calificaciones "adecuadas" para evaluar la ocultación de la asignación debido al escaso número de estudios incluidos.

Se compararon por separado los diferentes tipos de vitamina B y los estudios que compararon la vitamina B con placebo, con diferentes dosis, y con otro tratamiento activo ("otra sustancia"). No se analizaron en forma individual los subgrupos de neuropatía dolorosa e indolora , diabética, alcohólica, y por otras causas debido al escaso número de estudios incluidos. Tampoco se realizó el análisis individual de los participantes con deficiencias de vitamina B especialmente documentadas. Se calculó la proporción de participantes tratados con vitamina B que presentaron eventos adversos.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

Ver: Características de los estudios incluidos; Características de los estudios excluidos.

Estudios excluidos

Se identificaron 49 estudios como posiblemente elegibles para su inclusión de 1849 resúmenes y títulos identificados por la búsqueda. Se excluyó un total de 36 de 49 estudios por diversas razones. El diagnóstico de la neuropatía periférica se basó exclusivamente en los síntomas en cinco estudios (Libarnes 1984; Devathasan 1986; Kretschmar 1996; Haupt 2005; Wibowo 2005), y formó parte de un síndrome más complejo en dos estudios (Osuntokun 1970; Osuntokun 1974). En un estudio, el diagnóstico se basó exclusivamente en los deterioros (Jorg 1988). El fundamento del diagnóstico fue poco claro en cuatro ECA (Delcker 1989; Appiotti 1990; Zhu 2001; Wu 2002). El diagnóstico se basó exclusivamente en los síntomas, y tanto los grupos de intervención como de comparación recibieron vitamina B en dos estudios (Li G 1999; Okada H 2000). En un estudio, el diagnóstico se basó exclusivamente en los síntomas, y no se especificó el tipo de vitamina B utilizada (Simeonov 1997). En cuatro estudios, el fundamento del diagnóstico fue poco claro, y tanto los grupos de intervención como los de comparación recibieron vitamina B (Chen 2000; Li X 2001; Shi 2003; Yao 2004). En un estudio, no se informó el tipo de vitamina B utilizada (Reschke 1989). En un estudio, tanto los grupos de intervención como los de comparación recibieron vitamina B (Montes De Oca 1979). Trece estudios no se consideraron estudios aleatorios en la evaluación posterior (Zhong 1981; Malizia 1982; Yamada 1982; Cohen 1984; Gillioli 1984; Okada S 1985; Ishihara 1992; Shindo 1994; MedinaSantillan 2004; Dueñas 2005; Moridera 2005; Kikkawa 2006; Tanigawa 2006). Un estudio se informó sólo como resumen (Jorg 1989). Otro estudio se informó sólo como "carta al editor" (McCann 1983). Otros estudios excluidos estaban duplicados, o consistían en un informe de congreso, un artículo especial, series de casos, revisiones, resúmenes o revisiones sistemáticas ("Características de los estudios excluidos").

Estudios incluidos

Se incluyeron 11 ECA de grupos paralelos (Levin 1981; Yaqub 1992; Ziegler 1993; Duque 1994; Stracke 1996; Abbas 1997; Woelk 1998; Strokov 1999; Kovrazhkina 2004; Li X 2005; Zhang 2005). También se incluyeron dos ensayos cuasialeatorios (Winkler 1999; Hu 2004). Los detalles de cada uno de los estudios incluidos en cuanto a: participantes, intervenciones y resultados se resumen en la tabla "Características de los estudios incluidos". Se publicaron todos los estudios, excepto un ensayo (Duque 1994). Seis estudios eran artículos de idioma distinto al inglés y todos se tradujeron al inglés antes de la evaluación.

Participantes

Los 13 estudios elegibles incluyeron a 741 participantes con 488 pacientes tratados con vitamina B sola (en diferentes dosis) y 253 pacientes tratados con placebo u otra sustancia (ácido alfalipoico, berlition, cilostazol, trifosfato de citidina, epalrestat o ácido tióctico). Abbas 1997 fue el estudio más amplio, con 200 de un total de 488 (41%) participantes tratados con vitamina B. El rango de edad de los participantes fue de 18 a 74 años. Se diagnosticó que todos los participantes presentaban neuropatía periférica generalizada en base a los criterios de selección a priori. Once estudios fueron sobre la neuropatía diabética y dos fueron sobre la neuropatía alcohólica (Woelk 1998; Kovrazhkina 2004). Ninguno de los estudios documentó la avitaminosis B. Dos estudios excluyeron a los participantes con avitaminosis B1 (Li X 2005) y avitaminosis B12 (Stracke 1996).

Intervenciones

Los 13 estudios incluidos se agruparon en comparaciones apareadas de acuerdo con: (1) los tipos de compuestos del complejo vitamínico B y (2) si se comparó la vitamina B con el placebo, diferentes dosis, u otras sustancias. Por "complejo vitamínico B" se entiende la combinación de dos o más tipos de compuestos del complejo vitamínico B. Cinco estudios compararon vitamina B con placebo (Levin 1981; Yaqub 1992; Duque 1994; Stracke 1996; Woelk 1998) y ninguno comparó la vitamina B con ningún tratamiento. Las "otras sustancias" son agentes diferentes a la vitamina B utilizados como tratamientos activos. Ácido alfalipoico, berlition y ácido tióctico son diferentes nombres de la misma sustancia que es un antioxidante. A lo largo de la revisión todos estos términos se referirán como "ácido alfalipoico". El cilostazol es un inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa de AMPc. El trifosfato de citidina es un nucleótido de pirimidina. El epalrestat es un inhibidor de la aldosa reductasa. Siete estudios compararon la vitamina B con tratamientos activos de los cuales dos fueron diferentes dosis de la vitamina B (Abbas 1997; Winkler 1999). Seis estudios compararon vitamina B con otras sustancias (Ziegler 1993; Strokov 1999; Hu 2004; Kovrazhkina 2004; Li X 2005; Zhang 2005). Los 13 estudios incluidos utilizaron preparados de vitamina B intramusculares (i.m.) o intravenosos (i.v.) u orales, simples o combinados, de dosis variables administrados durante al menos dos semanas.

Seis estudios informaron el uso concomitante de fármacos diferentes a la vitamina B, p.ej., agentes hipoglucemiantes orales, insulina o ambos (Levin 1981; Yaqub 1992; Ziegler 1993; Strokov 1999; Li X 2005; Zhang 2005). Se dio por sentado que un estudio utilizó insulina (Winkler 1999). Un estudio informó que no se utilizaron otros agentes además de la vitamina B, pero no mencionó si se utilizó la insulina (Duque 1994). En un estudio, todos los participantes excepto cinco continuaron con el consumo de alcohol durante el ensayo (Kovrazhkina 2004). Cuatro estudios no publicaron los datos sobre el uso de fármacos diferentes a la vitamina B (Abbas 1997; Woelk 1998; Hu 2004; Kovrazhkina 2004). Anteriormente, un total de seis estudios excluyeron a los participantes con vitamina B u otros fármacos para el tratamiento de la neuropatía periférica (Ziegler 1993; Duque 1994; Woelk 1998; Strokov 1999; Zhang 2005) y con otros fármacos para el tratamiento de la polineuropatía alcohólica (Kovrazhkina 2004).

Medidas de resultado

Esta revisión incluyó cuatro medidas de resultado, dos primarias y dos secundarias. Se registró el cambio a corto plazo (tres meses o menos) y el cambio a largo plazo (de más de tres meses) para cada medida de resultado registrada. La mayoría de los estudios informó resultados con cambios a corto plazo; sólo cuatro estudios informaron resultados con cambios a largo plazo (Levin 1981; Yaqub 1992; Ziegler 1993; Zhang 2005). Todos los estudios incluidos informaron resultados clínicos. Seis estudios informaron sobre el cambio a corto plazo en la intensidad del dolor, y diez estudios sobre el cambio a corto plazo en el deterioro. Tres estudios no publicaron los resultados del NCS (Abbas 1997; Woelk 1998; Winkler 1999). El resultado del NCS informado con mayor frecuencia fue el cambio a corto plazo en la VCN motora del nervio safeno interno u otros nervios motores del miembro inferior (ocho estudios). Ninguno de los estudios publicó datos sobre eventos adversos graves. Sin embargo, seis estudios informaron eventos adversos no graves del tratamiento con vitamina B o la intervención de comparación (Duque 1994; Abbas 1997; Strokov 1999; Hu 2004; Kovrazhkina 2004; Li X 2005).


CALIDAD METODOLÓGICA

Ver Riesgo de sesgo en los estudios incluidos


RESULTADOS

Ver: Características de los estudios incluidos; Características de los estudios excluidos.

Estudios excluidos

Se identificaron 49 estudios como posiblemente elegibles para su inclusión de 1849 resúmenes y títulos identificados por la búsqueda. Se excluyó un total de 36 de 49 estudios por diversas razones. El diagnóstico de la neuropatía periférica se basó exclusivamente en los síntomas en cinco estudios (Libarnes 1984; Devathasan 1986; Kretschmar 1996; Haupt 2005; Wibowo 2005), y formó parte de un síndrome más complejo en dos estudios (Osuntokun 1970; Osuntokun 1974). En un estudio, el diagnóstico se basó exclusivamente en los deterioros (Jorg 1988). El fundamento del diagnóstico fue poco claro en cuatro ECA (Delcker 1989; Appiotti 1990; Zhu 2001; Wu 2002). El diagnóstico se basó exclusivamente en los síntomas, y tanto los grupos de intervención como de comparación recibieron vitamina B en dos estudios (Li G 1999; Okada H 2000). En un estudio, el diagnóstico se basó exclusivamente en los síntomas, y no se especificó el tipo de vitamina B utilizada (Simeonov 1997). En cuatro estudios, el fundamento del diagnóstico fue poco claro, y tanto los grupos de intervención como los de comparación recibieron vitamina B (Chen 2000; Li X 2001; Shi 2003; Yao 2004). En un estudio, no se informó el tipo de vitamina B utilizada (Reschke 1989). En un estudio, tanto los grupos de intervención como los de comparación recibieron vitamina B (Montes De Oca 1979). Trece estudios no se consideraron estudios aleatorios en la evaluación posterior (Zhong 1981; Malizia 1982; Yamada 1982; Cohen 1984; Gillioli 1984; Okada S 1985; Ishihara 1992; Shindo 1994; MedinaSantillan 2004; Dueñas 2005; Moridera 2005; Kikkawa 2006; Tanigawa 2006). Un estudio se informó sólo como resumen (Jorg 1989). Otro estudio se informó sólo como "carta al editor" (McCann 1983). Otros estudios excluidos estaban duplicados, o consistían en un informe de congreso, un artículo especial, series de casos, revisiones, resúmenes o revisiones sistemáticas ("Características de los estudios excluidos").

Estudios incluidos

Se incluyeron 11 ECA de grupos paralelos (Levin 1981; Yaqub 1992; Ziegler 1993; Duque 1994; Stracke 1996; Abbas 1997; Woelk 1998; Strokov 1999; Kovrazhkina 2004; Li X 2005; Zhang 2005). También se incluyeron dos ensayos cuasialeatorios (Winkler 1999; Hu 2004). Los detalles de cada uno de los estudios incluidos en cuanto a: participantes, intervenciones y resultados se resumen en la tabla "Características de los estudios incluidos". Se publicaron todos los estudios, excepto un ensayo (Duque 1994). Seis estudios eran artículos de idioma distinto al inglés y todos se tradujeron al inglés antes de la evaluación.

Participantes

Los 13 estudios elegibles incluyeron a 741 participantes con 488 pacientes tratados con vitamina B sola (en diferentes dosis) y 253 pacientes tratados con placebo u otra sustancia (ácido alfalipoico, berlition, cilostazol, trifosfato de citidina, epalrestat o ácido tióctico). Abbas 1997 fue el estudio más amplio, con 200 de un total de 488 (41%) participantes tratados con vitamina B. El rango de edad de los participantes fue de 18 a 74 años. Se diagnosticó que todos los participantes presentaban neuropatía periférica generalizada en base a los criterios de selección a priori. Once estudios fueron sobre la neuropatía diabética y dos fueron sobre la neuropatía alcohólica (Woelk 1998; Kovrazhkina 2004). Ninguno de los estudios documentó la avitaminosis B. Dos estudios excluyeron a los participantes con avitaminosis B1 (Li X 2005) y avitaminosis B12 (Stracke 1996).

Intervenciones

Los 13 estudios incluidos se agruparon en comparaciones apareadas de acuerdo con: (1) los tipos de compuestos del complejo vitamínico B y (2) si se comparó la vitamina B con el placebo, diferentes dosis, u otras sustancias. Por "complejo vitamínico B" se entiende la combinación de dos o más tipos de compuestos del complejo vitamínico B. Cinco estudios compararon vitamina B con placebo (Levin 1981; Yaqub 1992; Duque 1994; Stracke 1996; Woelk 1998) y ninguno comparó la vitamina B con ningún tratamiento. Las "otras sustancias" son agentes diferentes a la vitamina B utilizados como tratamientos activos. Ácido alfalipoico, berlition y ácido tióctico son diferentes nombres de la misma sustancia que es un antioxidante. A lo largo de la revisión todos estos términos se referirán como "ácido alfalipoico". El cilostazol es un inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa de AMPc. El trifosfato de citidina es un nucleótido de pirimidina. El epalrestat es un inhibidor de la aldosa reductasa. Siete estudios compararon la vitamina B con tratamientos activos de los cuales dos fueron diferentes dosis de la vitamina B (Abbas 1997; Winkler 1999). Seis estudios compararon vitamina B con otras sustancias (Ziegler 1993; Strokov 1999; Hu 2004; Kovrazhkina 2004; Li X 2005; Zhang 2005). Los 13 estudios incluidos utilizaron preparados de vitamina B intramusculares (i.m.) o intravenosos (i.v.) u orales, simples o combinados, de dosis variables administrados durante al menos dos semanas.

Seis estudios informaron el uso concomitante de fármacos diferentes a la vitamina B, p.ej., agentes hipoglucemiantes orales, insulina o ambos (Levin 1981; Yaqub 1992; Ziegler 1993; Strokov 1999; Li X 2005; Zhang 2005). Se dio por sentado que un estudio utilizó insulina (Winkler 1999). Un estudio informó que no se utilizaron otros agentes además de la vitamina B, pero no mencionó si se utilizó la insulina (Duque 1994). En un estudio, todos los participantes excepto cinco continuaron con el consumo de alcohol durante el ensayo (Kovrazhkina 2004). Cuatro estudios no publicaron los datos sobre el uso de fármacos diferentes a la vitamina B (Abbas 1997; Woelk 1998; Hu 2004; Kovrazhkina 2004). Anteriormente, un total de seis estudios excluyeron a los participantes con vitamina B u otros fármacos para el tratamiento de la neuropatía periférica (Ziegler 1993; Duque 1994; Woelk 1998; Strokov 1999; Zhang 2005) y con otros fármacos para el tratamiento de la polineuropatía alcohólica (Kovrazhkina 2004).

Medidas de resultado

Esta revisión incluyó cuatro medidas de resultado, dos primarias y dos secundarias. Se registró el cambio a corto plazo (tres meses o menos) y el cambio a largo plazo (de más de tres meses) para cada medida de resultado registrada. La mayoría de los estudios informó resultados con cambios a corto plazo; sólo cuatro estudios informaron resultados con cambios a largo plazo (Levin 1981; Yaqub 1992; Ziegler 1993; Zhang 2005). Todos los estudios incluidos informaron resultados clínicos. Seis estudios informaron sobre el cambio a corto plazo en la intensidad del dolor, y diez estudios sobre el cambio a corto plazo en el deterioro. Tres estudios no publicaron los resultados del NCS (Abbas 1997; Woelk 1998; Winkler 1999). El resultado del NCS informado con mayor frecuencia fue el cambio a corto plazo en la VCN motora del nervio safeno interno u otros nervios motores del miembro inferior (ocho estudios). Ninguno de los estudios publicó datos sobre eventos adversos graves. Sin embargo, seis estudios informaron eventos adversos no graves del tratamiento con vitamina B o la intervención de comparación (Duque 1994; Abbas 1997; Strokov 1999; Hu 2004; Kovrazhkina 2004; Li X 2005).

Riesgo de sesgo en los ensayos incluidos

Dos autores evaluaron independientemente la calidad metodológica de los 49 estudios posiblemente elegibles. Se utilizaron las siguientes calificaciones: (A) adecuado, (B) poco claro; (C) inadecuado, y (D) no realizado. Los desacuerdos durante la selección y evaluación de los estudios se resolvieron mediante discusión. Un tercer autor resolvió los desacuerdos sobre la evaluación de la calidad metodológica en dos estudios (Yaqub 1992; Winkler 1999).

Asignación al azar

Sólo un estudio tuvo un método adecuado de asignación al azar (Duque 1994). En este estudio no se informó el método, pero los datos adicionales del autor revelaron el uso de una tabla de números aleatorios para generar la secuencia de asignación al azar. La mayoría de los estudios (10 de 13) tenía métodos poco claros de asignación al azar ya que no se informó el método o no se describió claramente. Hubo dos ensayos cuasialeatorios con método inadecuado de asignación al azar (Winkler 1999; Hu 2004).

Ocultación de la asignación

La ocultación de la asignación fue adecuada solamente en cuatro estudios (Levin 1981; Yaqub 1992; Duque 1994; Abbas 1997). La ocultación de la asignación se consideró incierta en ocho estudios ya que no se describió el método (Ziegler 1993; Stracke 1996; Woelk 1998; Strokov 1999; Hu 2004; Kovrazhkina 2004; Li X 2005; Zhang 2005) e inadecuada en un estudio (Winkler 1999).

Cegamiento

Seis estudios eran ECA doble ciego (Levin 1981; Yaqub 1992; Duque 1994; Stracke 1996; Abbas 1997; Woelk 1998) mientras que tres eran ECA con cegamiento simple (Ziegler 1993; Strokov 1999; Zhang 2005). El cegamiento del paciente se consideró adecuado en ocho estudios (Levin 1981; Yaqub 1992; Duque 1994; Stracke 1996; Abbas 1997; Woelk 1998; Strokov 1999; Zhang 2005) e incierto en dos estudios (Ziegler 1993; Kovrazhkina 2004). Tres estudios no cegaron a los pacientes (Winkler 1999; Hu 2004; Li X 2005). El cegamiento del observador se consideró adecuado en seis estudios (Levin 1981; Yaqub 1992; Duque 1994; Stracke 1996; Abbas 1997; Woelk 1998) e incierto en seis estudios (Ziegler 1993; Strokov 1999; Hu 2004; Kovrazhkina 2004; Li X 2005; Zhang 2005). Un estudio no cegó al observador (Winkler 1999). Se consideró que todos los estudios tuvieron un cegamiento del evaluador de resultados incierto, excepto en dos estudios en los cuales no se realizó este procedimiento (Duque 1994; Winkler 1999).

Compleción del seguimiento

El seguimiento del paciente se consideró adecuado en todos los estudios incluidos, excepto en cuatro estudios debido a la falta de datos sobre los retiros, los abandonos y las pérdidas durante el seguimiento (Yaqub 1992; Ziegler 1993; Stracke 1996; Winkler 1999).

Efectos de las intervenciones

Los resultados se expresaron como medidas de resultado de los estudios que compararon la vitamina B con placebo, con diferentes dosis, y con otras sustancias.

1. Vitamina B versus placebo
Medidas de resultado primarias
1.1 Cambio a corto plazo en la intensidad del dolor

Dos de cinco estudios publicaron esta medida de resultado pero no fue posible combinar los resultados. En un estudio, dos de 12 participantes (16,67%) tratados con mecobalamina i.m. no mejoraron comparados con cuatro de 18 participantes (22,22%) con placebo después de cuatro semanas de tratamiento (Duque 1994). El RR para la reducción de la intensidad del dolor fue de 0,75 (IC del 95%: 0,16 a 3,47).

En otro estudio, los datos del Grupo A (benfotiamina oral) y del Grupo B (complejo vitamínico B oral [benfotiamina, vitamina B6 y un congénere no especificado de la vitamina B12]) se combinaron y compararon con el Grupo C (placebo). Siete de 30 participantes (23,33%) del grupo A y 12 de 26 participantes (46,15%) del Grupo B no mejoraron comparados con 13 de 28 participantes (46,43%) con placebo después de ocho semanas de tratamiento (Woelk 1998). Cuando se combinaron los Grupos A y B y se compararon con el Grupo C, no hubo diferencias significativas en el RR en la reducción de la intensidad del dolor que fue de 0,73 (IC del 95%: 0,43 a 1,25).

1.2 Cambio a corto plazo en el deterioro

Woelk 1998 informó el umbral de percepción de vibración (UPV) medido en los dedos gordos del pie y en los tobillos, donde un aumento de la puntuación significó una mejoría. La media inicial para el UPV obtenido en el dedo gordo del pie derecho en los 30 participantes tratados con benfotiamina oral fue de 0,77 (DE 0,26) comparada con 0,79 (DE 0,29) en los 28 participantes con placebo, diferencia -0,02. No hubo suficientes pruebas como para concluir que las medias iniciales fueron diferentes entre sí (p = 0,78). Después de ocho semanas de tratamiento, las medias fueron de 2,89 (DE 0,61) y de 2,25 (DE 0,52), respectivamente, con una diferencia estadísticamente significativa a favor de la vitamina B (DM 0,64; IC del 95%: 0,34 a 0,94).

Otro estudio informó "sensibilidad vibratoria" medida en miembros superiores e inferiores, donde una disminución en la puntuación significó una mejoría (Duque 1994). De todos los deterioros informados, solamente se analizó la "sensibilidad vibratoria" medida en el miembro inferior. Once de 14 participantes (78,57%) tratados con mecobalamina no mejoraron comparados con ocho de nueve participantes (88,89%) con placebo después de cuatro semanas de tratamiento. El RR de la ausencia de mejoría en la "sensibilidad vibratoria" fue de 0,88 (IC del 95%: 0,62 a 1,26).

Un tercer estudio publicó el UPV medido en los huesos metacarpianos y metatarsianos, donde una disminución del valor significó una mejoría (Stracke 1996). Este estudio publicó las medias como medias geométricas (límites superiores e inferiores del IC del 95%), pero los datos no fueron suficientes para transformar las medias en medias aritméticas (DE) para el cálculo de la DM. La media inicial del UPV medido en el miembro inferior fue de 17,00 micrómetros (µm) (7,60 a 38,00) en los 11 participantes tratados con benfotiamina, piridoxina y cianocobalamina por vía oral en comparación con 11,90 µm (4,70 a 30,30) en los 13 participantes con placebo. Las medias después de 12 semanas de tratamiento fueron de 12,00 µm (6,90 a 20,70) y de 15,70 µm (6,90 a 35,80), respectivamente.

Woelk 1998 también informó una "puntuación global de la neuropatía" que combinó la intensidad del dolor, la función motora, la función sensitiva, la coordinación y los reflejos. Nueve de 28 participantes (32,14%) del grupo placebo no mejoraron en comparación con dos de 30 participantes (6,67%) con benfotiamina oral, y seis de 26 participantes (23,08%) con el complejo vitamínico B por vía oral al final del ensayo. Cuando los dos grupos tratados con vitamina B se combinaron y se compararon con el grupo placebo, el RR de ausencia de mejoraría para esta puntuación fue de 0,44 (IC del 95%: 0,19 a 1,03).

Medidas de resultado secundarias
1.3 Cambio a largo plazo en la intensidad del dolor

No hubo datos disponibles para esta medida de resultado.

1.4 Cambio a largo plazo en el deterioro

El único estudio que publicó este resultado informó los "signos" (sensibilidad, energía motora, reflejo tendinoso profundo y modificaciones de la presión arterial) donde una puntuación mayor significó una mejoría (Yaqub 1992). La media inicial en los 21 participantes con metilcobalamina oral fue de 203,60 (DE 49,60) comparados con 224,10 (DE 46,20) en los 22 participantes con placebo, diferencia de -20,5 (p = 0,17). Después de cuatro meses de tratamiento, las medias fueron de 229,60 (DE 43,00) en el grupo con vitamina B y de 221,80 (DE 50,90) en el grupo placebo sin diferencias significativas (DM 7,80; IC del 95%: -20,32 a 35,92).

1.5 Cambio a corto plazo en el síntoma neuropático

Esta medida de resultado estuvo disponible en sólo un estudio (Duque 1994). Sólo se analizó el síntoma "insensibilidad" entre varios síntomas neuropáticos informados. Hubo más participantes del grupo de placebo (nueve de 20 ó 45,00%) que no mejoraron comparados con el grupo de mecobalamina (seis de 21 ó 28,57%). El RR para la reducción de la insensibilidad no fue estadísticamente significativo; 0,63 (IC del 95%: 0,28 a 1,46).

1.6 Cambio a largo plazo en el síntoma neuropático

Dos estudios informaron este resultado pero no fue posible combinar los resultados. En el estudio de Levin 1981 que publicó los "síntomas neuropáticos", dos de nueve participantes (22,22%) tratados con piridoxina oral no mejoraron en comparación con uno de nueve participantes (11,11%) con placebo después de cuatro meses de tratamiento. El RR para la reducción de los "síntomas neuropáticos" fue de 2,00 (IC del 95%: 0,22 a 18,33). Para este análisis se combinaron los datos sobre la "mejoría leve" y la "mejoría significativa" y se compararon con "ningún cambio" para este análisis.

Otro estudio informó este resultado como "síntomas somáticos" (dolor sordo u opresión, insensibilidad, calambres, fatiga y debilidad) y "síntomas neurovegetativos" combinados con una puntuación mayor que indicó mejoría (Yaqub 1992). Las medias iniciales para los "síntomas somáticos" fueron de 72,20 (DE 32,20) en los 21 participantes con metilcobalamina oral y de 95,50 (DE 25,40) en los 22 participantes con placebo, diferencia de -23,30. Hubo suficientes pruebas como para concluir que las medias iniciales fueron diferentes entre sí (p = 0,01), por lo que no fue posible calcular la DM mediante las medias finales. Después de cuatro meses de tratamiento, las medias fueron de 106,60 (DE 20,40) y de 94,80 (DE 27,90), respectivamente.

1.7 Cambio a corto plazo en los parámetros del NCS

En el estudio de Duque 1994, los revisores sólo informaron las medias, pero no las desviaciones estándar, por lo tanto, no fue posible comparar las medias iniciales y calcular la DM de los 12 resultados de cambio a corto plazo en los parámetros del NCS.

Stracke 1996 publicó los valores de la VCN como medias aritméticas (límites superiores e inferiores del IC del 95%); la DE se obtuvo a partir del IC. El aumento de la VCN indica mejoría. No hubo diferencias significativas en la VCN motora del nervio mediano en el grupo tratado con benfotiamina, piridoxina y cianocobalamina (verdadera) y en el grupo de placebo después de 12 semanas de tratamiento (DM -0,90 m/s, IC del 95%: -4,03 a 2,28). Los revisores tampoco informaron diferencias significativas en la VCN motora del nervio safeno interno en ambos grupos al final del ensayo (DM 0,93 m/s; IC del 95%: -3,76 a 5,62).

1.8 Cambio a largo plazo en los parámetros del NCS

No hubo datos disponibles para la latencia máxima del SNAP del nervio mediano y el SNAP del nervio safeno externo. Los diez resultados restantes se informaron en dos estudios. Yaqub 1992 informó una "puntuación sensitiva" combinada de latencia distal, amplitud, área y velocidad de dos nervios sensitivos (mediano y safeno externo). Después de cuatro meses de tratamiento, no hubo diferencias significativas en la "puntuación sensitiva" en los grupos de metilcobalamina y de placebo (DM -0,40; IC del 95%: -2,82 a 2,02).

Dos estudios informaron la VCN motora del nervio safeno interno, pero no fue posible agrupar los resultados. Yaqub 1992 publicó una "puntuación motora" combinada de latencia distal, amplitud, área y velocidad de dos nervios motores (mediano y safeno interno). No hubo diferencias significativas en la "puntuación motora" en ambos grupos al final del ensayo (DM -0,81 m/s; IC del 95%: -3,02 a 1,40). En el otro estudio, este resultado se publicó como media +/ - EE; la DE se obtuvo del EE (Levin 1981). Después de cuatro meses de tratamiento, no hubo diferencias significativas entre el grupo tratado con piridoxina y el grupo placebo (DM 1,70 m/s; IC del 95%: -3,60 a 7,00).

1.9 Eventos adversos graves

Sólo uno de cada cinco estudios informó eventos adversos. Un participante sufrió un accidente cerebrovascular leve, pero los revisores no informaron la etiología ni la evolución clínica del accidente cerebrovascular, ni a qué grupo se asignó al azar el participante (Duque 1994).

2. Vitamina B en diferentes dosis
Medidas de resultado primarias
2.1 Cambio a corto plazo en la intensidad del dolor

Dos de dos estudios publicaron este criterio de valoración, pero no fue posible combinar los resultados. En el estudio más amplio, se extrajeron los datos que indicaron el "cambio en el peor síntoma (dolor) un mes después del tratamiento". Uno de nueve participantes (11,11%) tratados con dosis mayores del complejo vitamínico B oral (tiamina y piridoxina) no mejoró comparado con ocho de nueve participantes (88,89%) con dosis menores un mes después del tratamiento (Abbas 1997). El RR de la reducción de la intensidad del dolor en el grupo con dosis alta fue estadísticamente significativo (RR 0,13; IC del 95%: 0,02 a 0,08).

En el segundo estudio donde se compararon sólo dos de los tres grupos, se publicaron las medias, pero no las desviaciones estándar, por lo que no fue posible comparar las medias ni calcular la DM (Winkler 1999). En este estudio, la intensidad del dolor media inicial en los 12 participantes tratados con una dosis mayor del complejo vitamínico B (benfotiamina, piridoxina y cianocobalamina) fue de 13,60 en comparación con 13,00 en los 12 participantes con dosis más baja. A la semana 6 del tratamiento, las medias fueron de 6,50 y 6,80; respectivamente. Se redujeron ambas puntuaciones, pero no se proporcionó las DE, por lo tanto, no fue posible evaluar formalmente la significación.

2.2 Cambio a corto plazo en el deterioro

Ambos estudios publicaron esta medida de resultado, pero no fue posible agrupar los resultados. En el estudio de Abbas 1997 que informó la medida de resultado combinada ("dolor, temperatura y vibración"), más participantes del grupo con menor dosis del complejo vitamínico B no mejoraron (70 de 79 ó 88,61%) comparado con el grupo de dosis mayor (45 de 88 ó 51,14%). El RR de la reducción de deterioros combinados fue de 0,58 (IC del 95%: 0,46 a 0,72) que favoreció significativamente al grupo con dosis más alta.

En el segundo estudio, sólo se analizó la "sensibilidad vibratoria" entre otros deterioros informados; pero no se publicó la DE (Winkler 1999). En este estudio, la media inicial del grupo con una mayor dosis del complejo vitamínico B fue de 5,40 en comparación con 4,80 del grupo de dosis menor. A la semana 6 del tratamiento, las medias fueron de 6,10 y 5,50; respectivamente.

Medidas de resultado secundarias
2.3 Cambio a largo plazo en la intensidad del dolor

Este resultado no estuvo disponible.

2.4 Cambio a largo plazo en el deterioro

Este resultado no estuvo disponible.

2.5 Cambio a corto plazo en el síntoma neuropático

Este criterio de valoración estuvo disponible sólo en el estudio más amplio que informó tanto los resultados simples como los compuestos (Abbas 1997). Cuatro de 39 participantes (10,26%) del grupo con una mayor dosis el complejo vitamínico B no mejoraron en comparación con 20 de 33 participantes (60,61%) con dosis más bajas. El RR para la reducción de la parestesia fue de 0,17 (IC del 95%: 0,06 a 0,45), un valor estadísticamente significativo. Este estudio también informó una medida de resultado combinada de dolor, insensibilidad y parestesia. Una mayor cantidad de participantes (71 de 79 ó 89,87%) tratados con una dosis más baja del complejo vitamínico B no mejoraron en comparación con los participantes (36 de 88 ó 40,91%) con una mayor dosis. El RR para la reducción de los síntomas neuropáticos combinados fue de 0,46 (IC del 95%: 0,35 a 0,59), un valor estadísticamente significativo a favor del grupo con una dosis mayor.

2.6 Cambio a largo plazo en el síntoma neuropático

Este resultado no estuvo disponible.

2.7 Cambio a corto plazo en los parámetros del NCS

No hubo datos disponibles para ninguna de las medidas de resultado del NCS.

2.8 Cambio a largo plazo en los parámetros del NCS

No hubo datos disponibles para ninguna de las medidas de resultado del NCS.

2.9 Eventos adversos graves

No hubo eventos adversos graves informados en ambos estudios, aunque un estudio informó un evento adverso no grave. Abbas 1997 informó que un participante interrumpió el tratamiento debido a gastroenteritis, pero no se informó el grupo al cual se asignó al azar el participante ni los detalles del evento adverso.

3. Vitamina B versus otras sustancias
Medidas de resultado primarias
3.1 Cambio a corto plazo en la intensidad del dolor

Dos estudios publicaron este resultado, pero sólo uno proporcionó datos numéricos adecuados. En el estudio de Kovrazhkina 2004, la media inicial en los 27 participantes tratados con vitamina B1 oral con un "complejo polivitamínico" fue de 2,40 (DE 0,40) comparada con 3,10 (DE 0,50) en los 29 participantes tratados con otras sustancia (ácido alfalipoico oral), diferencia de -0,70. Hubo suficientes pruebas como para concluir que las medias iniciales fueron diferentes entre sí (p = 0,00), por lo que no fue posible calcular la DM mediante las medias finales. Después de seis semanas de tratamiento, las medias fueron de 2,00 (DE 0,30) y de 1,20 (DE 0,20), respectivamente.

En otro estudio, los revisores informaron una reducción significativa del dolor en el miembro inferior en el grupo tratado con ácido alfalipoico i.v. y oral, comparado con el grupo con vitamina B1 i.m. y oral después de tres semanas de tratamiento (p < 0,05), aunque no se proporcionaron más detalles (Ziegler 1993).

3.2 Cambio a corto plazo en el deterioro

Dos estudios publicaron los deterioros aislados, pero no se pudo combinar los resultados. Kovrazhkina 2004 informó varios deterioros con disminución en la puntuación, lo que indicó una mejoría, pero sólo se analizó el deterioro de los "reflejos". La media inicial en los 27 participantes tratados con un "complejo polivitamínico" con vitamina B1 fue de 1,20 (DE 0,40) comparada con 1,10 (DE 0,20) en los 29 participantes tratados con ácido alfalipoico, diferencia de 0,10. No hubo suficientes pruebas como para concluir que las medias iniciales fueron diferentes entre sí (p = 0,24). Después de seis semanas de tratamiento, las medias fueron de 1,20 (DE 0,40) en el grupo con vitamina B y 0,90 (DE 0,20) en el grupo con ácido alfalipoico. Hubo una mejoría significativamente mayor en el grupo con ácido alfalipoico (DM 0,30; IC del 95%: 0,13 a 0,47). Otro estudio informó la "velocidad de la midriasis" sin un fundamento claro que indicara una mejoría de las medidas de resultado (Ziegler 1993). En este estudio, la media inicial para la "velocidad de la midriasis" en los 12 participantes tratados con vitamina B1 fue de 0,83 (DE 0,08) comparado con 0,61 (DE 0,06) en los 11 participantes tratados con ácido alfalipoico, diferencia de 0,22 (p = 0,00). Las medias después de tres semanas de tratamiento fueron de 0,90 (DE 0,08) y de 0,66 (DE 0,07), respectivamente.

Dos estudios publicaron resultados combinados de los deterioros donde se comparaba la vitamina B con el ácido alfalipoico, pero se pudieron combinar los resultados. En el estudio de Strokov 1999, seis de diez participantes (60,00%) tratados con riboflavina i.v. y placebo oral durante tres semanas no mejoraron los "síntomas subjetivos" ni los "síntomas objetivos" comparados con uno de 40 participantes (2,50%) tratados con ácido alfalipoico i.v. y oral. El RR de no presentar una mejoría en los deterioros combinados fue de 24,00 (IC del 95%: -3,25 a 177,40), el cual no fue estadísticamente significativo. En otro estudio, la media inicial para la "puntuación total" fue de 8,40 (DE 1,40) en los 27 participantes con vitamina B1 con "complejo polivitamínico" comparada con 8,90 (DE 1,50) en los 29 participantes tratados con ácido alfalipoico, diferencia de -0,50 (p = 0,20) (Kovrazhkina 2004). Una disminución en la puntuación significó una mejoría. Después de seis semanas de tratamiento, las medias fueron de 7,70 (DE 1,30) y de 4,60 (DE 1,10), respectivamente. Hubo una mejoría significativamente mayor en el grupo con ácido alfalipoico (DM 2,55; IC del 95%: 1,83 a 3,26).

Un estudio informó la medida de resultado compuesta de los deterioros ("puntuación de signos físicos") donde una reducción de la puntuación indicó una mejoría (Hu 2004). En este estudio, la media inicial fue de 7,10 (DE 0,40) en los 25 participantes con vitamina B1 y B12 i.m. comparada con 7,00 (DE 0,20) en los 25 participantes con cilostazol oral, diferencia de 0,1 (p = 0,27). Después de cuatro semanas de tratamiento, las medias fueron de 6,90 (DE 0,30) y de 6,40 (DE 0,30), respectivamente, con una diferencia estadísticamente significativa a favor del cilostazol (DM 1,64; IC del 95%: 0,99 a 2,29).

En otro estudio, 10 de 25 participantes (40,00%) con vitamina B1 y B12 i.m. durante dos semanas no mejoraron los signos y síntomas, ni la VCN en comparación con tres de 25 participantes (12,00%) tratados con trifosfato de citidina i.v. (Li X 2005). El RR de no presentar mejorías en los deterioros combinados fue de 3,33 (IC del 95%: 1,04 a 10,69), un valor estadísticamente significativo a favor del trifosfato de citidina. Li X 2005 también publicó un resultado combinado de "signos neurológicos" (dolor, tacto, reflejo tendinoso), pero no proporcionó las medias iniciales ni la DE. Después de dos semanas de tratamiento, las medias fueron de 4,00 (DE 0,30) en los 25 participantes con el complejo vitamínico B y de 3,00 (DE 0,50) en los 25 participantes tratados con trifosfato de citidina. Los revisores informaron una mejoría mayor en el grupo de trifosfato de citidina (p < 0,01).

Medidas de resultado secundarias
3.3 Cambio a largo plazo en la intensidad del dolor

Esta medida de resultado estuvo disponible en sólo un estudio. Ziegler 1993 informó una reducción significativa del dolor en el miembro inferior en el grupo de ácido alfalipoico comparado con el grupo de vitamina B1 después de 15 semanas de tratamiento (p < 0,05), pero no proporcionó detalles adicionales.

3.4 Cambio a largo plazo en el deterioro

En un estudio sobre la "velocidad de la midriasis", hubo suficientes pruebas para concluir que las medias iniciales fueron diferentes entre sí (p = 0,00) en ambos grupos de tratamiento (Ziegler 1993). Las medias después de 15 semanas de tratamiento fueron de 0,91 (DE 0,08) en el grupo de vitamina B1 y de 0,73 (DE 0,09) en el grupo de ácido alfalipoico.

Zhang 2005 informó los "signos" (reflejo tendinoso y vibración) donde una disminución en la puntuación significó una mejoría. En este estudio, la media inicial en los 20 participantes con mecobalamina oral fue de 4,95 (DE 2,78) comparada con 6,00 (DE 2,47) en los 20 participantes tratados con epalrestat (no se proporcionaron detalles), diferencia de -1,05 (p = 0,21). A la semana 16 del tratamiento, las medias fueron de 3,00 (DE 3,36) y de 3,79 (DE 3,22), respectivamente, sin diferencias significativas (DM -0,79; IC del 95%: -2,83 a 1,25).

3.5 Cambio a corto plazo en el síntoma neuropático

Dos estudios informaron los deterioros aislados, pero sólo uno proporcionó datos numéricos adecuados. En un estudio que informó la parestesia donde una disminución de la puntuación significó una mejoría, las medias iniciales fueron de 2,00 (DE 0,30) en los 27 participantes con vitamina B1 con un "complejo polivitamínico" comparado con 1,80 (DE 0,20) en los 29 participantes tratados con ácido alfalipoico, diferencia de 0,20 (p < 0,01) (Kovrazhkina 2004). Las medias después de seis semanas de tratamiento fueron de 2,00 (DE 0,40) y de 0,70 (DE 0,10), respectivamente.

En otro estudio, los revisores informaron una reducción significativa de la parestesia en el miembro inferior en el grupo de ácido alfalipoico comparado con el grupo de vitamina B1 después de tres semanas de tratamiento (p < 0,05), pero no proporcionaron detalles adicionales (Ziegler 1993).

Dos estudios publicaron los resultados combinados. En un estudio que informó la "puntuación del síndrome neurológico" donde una disminución de la puntuación significó una mejoría, las medias iniciales fueron de 5,50 (DE 0,30) en los 25 participantes con vitamina B1 y B12, y de 5,60 (DE 0,20) en los 25 participantes tratados con cilostazol, diferencia de -0,10 (p = 0,17) (Hu 2004). Después de ocho semanas de tratamiento, las medias fueron de 4,20 (DE 0,30) y de 2,80 (DE 0,30), respectivamente, con una mejoría significativamente mayor en el grupo de cilostazol (DM 1,40; IC del 95%: 1,23 a 1,57).

Li X y cols. publicaron los "síntomas neurológicos" ("dolor, insensibilidad, etc.") donde una disminución de la puntuación significó una mejoría, pero no proporcionaron las medias iniciales ni las DE (Li X 2005). Las medias posterapéuticas (semana 2) fueron de 2,60 (DE 0,30) en los 25 participantes con vitamina B1 y B12, y de 1,40 (DE 0,50) en los 25 participantes con trifosfato de citidina. Los revisores informaron una mejoría mayor en el grupo de trifosfato de citidina (p < 0,05).

3.6 Cambio a largo plazo en el síntoma neuropático

Ziegler 1993 informó una reducción significativa de la parestesia en el miembro inferior en el grupo tratado con ácido alfalipoico comparado con el grupo con vitamina B1 después de 15 semanas de tratamiento (p < 0,05), pero no proporcionó detalles adicionales.

Zhang 2005 informó los "síntomas" combinados (dolor, anomalía sensitiva, debilidad en los miembros y lesión del nervio neurovegetativo) donde una disminución de la puntuación significó una mejoría. La media inicial en los 20 participantes con mecobalamina fue de 17,29 (DE 9,83) comparada con 16,26 (DE 10,90) en los 20 participantes con epalrestat, diferencia de 1,03 (p = 0,76). A la semana 16 del tratamiento, las medias fueron de 7,05 (DE 4,86) y de 7,16 (DE 8,04), respectivamente, sin diferencias significativas (DM -0,11; IC del 95%: -4,23 a 4,01).

3.7 Cambio a corto plazo en los parámetros del NCS

No hubo datos disponibles de la latencia máxima del SNAP del nervio mediano ni del SNAP del nervio safeno externo, así como tampoco sobre la amplitud del CMAP del nervio mediano ni del CMAP del nervio safeno interno. Los restantes resultados de los NCS estuvieron disponibles en cuatro estudios.

Strokov 1999 publicó las medias y las DE del grupo de ácido alfalipoico, pero no del grupo de vitamina B. Los revisores informaron un aumento significativo de este parámetro en el grupo de ácido alfalipoico (p < 0,01) y ningún cambio significativo en el grupo de vitamina B.

Dos estudios publicaron este resultado, pero no fue posible combinar los resultados. En el estudio de Kovrazhkina 2004, hubo diferencias estadísticamente significativas a favor del ácido alfalipoico después de seis semanas de tratamiento (DM -6,52 m/s; IC del 95%: -7,12 a -5,92). En otro estudio, hubo suficientes pruebas para concluir que las medias iniciales de los grupos de vitamina B1 y de ácido alfalipoico fueron diferentes entre sí (p < 0,01) (Ziegler 1993). Las medias a la semana 3 fueron de 42,90 m/s (DE 3,10) en el grupo de vitamina B1 y de 46,90 m/s (DE 2,70) en el grupo de ácido alfalipoico.

Hu y cols. informó una diferencia estadísticamente significativa a favor del cilostazol después de ocho semanas de tratamiento (DM -2,40 m/s; IC del 95%: -4,20 a -0,60) (Hu 2004).

Tres estudios informaron la VCN sensitiva del nervio safeno externo, pero sólo dos proporcionaron datos numéricos adecuados. En ambos estudios, hubo suficientes pruebas para concluir que las medias iniciales en los dos grupos de tratamiento fueron diferentes entre sí (p < 0,01 (Ziegler 1993); p = 0,00 (Kovrazhkina 2004)). Las medias después de tres semanas de tratamiento fueron de 37,50 m/s (DE 1,30) en el grupo de vitamina B1, y de 34,80 m/s (DE 2,40) en el grupo de ácido alfalipoico en el estudio de Ziegler 1993. En el estudio de Kovrazhkina 2004, las medias después de seis semanas de tratamiento fueron de 33,61 m/s (DE 0,80) en el grupo del complejo vitamínico B y de 38,24 m/s (DE 0,50) en el grupo de ácido alfalipoico. Strokov 1999 publicó las medias y las DE del grupo de ácido alfalipoico, pero no los valores correspondientes al grupo de vitamina B. Los revisores informaron un aumento significativo de este parámetro en el grupo de ácido alfalipoico (p < 0,01) y ningún cambio significativo en el grupo de riboflavina.

En el estudio de Hu 2004 que informó la VCN sensitiva del nervio safeno interno, hubo una diferencia estadísticamente significativa a favor del cilostazol después de ocho semanas de tratamiento (DM -6,10 m/s; IC del 95%: -7,65 a -4,55).

Strokov 1999 no informó cambios significativos de la amplitud del CMAP del nervio mediano en los grupos de vitamina B y de ácidos alfalipoicos después de tres semanas de tratamiento, y no proporcionó detalles adicionales. Los revisores informaron la ausencia de cambios significativos en la amplitud del CMAP del nervio safeno interno en ambos grupos de tratamiento al final del ensayo, y sólo proporcionaron los datos numéricos del grupo de ácido alfalipoico y no los del grupo de vitamina B.

Tres estudios publicaron este resultado, pero sólo dos proporcionaron datos numéricos adecuados. En ambos estudios, hubo suficientes pruebas para concluir que las medias iniciales en los dos grupos de tratamiento fueron diferentes entre sí (p < 0,01 (Ziegler 1993); p = 0,00 (Kovrazhkina 2004)). En el estudio de Ziegler 1993 , las medias después de tres semanas de tratamiento fueron de 45,30 m/s (DE 1,70) en el grupo de vitamina B1 y de 46,40 m/s (DE 1,00) en el grupo de ácido alfalipoico. En el otro estudio, las medias después de seis semanas de tratamiento fueron de 44,95 m/s (DE 1,10) en el grupo de complejo vitamínico B y de 51,60 m/s (DE 1,10) en el grupo de ácido alfalipoico (Kovrazhkina 2004). Strokov 1999 publicó las medias y las DE del grupo de ácido alfalipoico, pero no del grupo de vitamina B. Los revisores informaron un aumento significativo en el grupo de ácido alfalipoico (p < 0,05) y ningún cambio significativo en el grupo de riboflavina.

Este resultado estuvo disponible en dos estudios, pero sólo uno proporcionó datos numéricos adecuados. Hu 2004 informó diferencias estadísticamente significativas a favor del cilostazol después de ocho semanas de tratamiento (DM -3,40 m/s; IC del 95%: -5,09 a -1,71). En el estudio de Li X 2005, no se proporcionaron las medias iniciales de ninguno de los dos grupos de tratamiento. Las medias a la semana 2 de tratamiento fueron de 46,41 m/s (DE 4,86) en los 25 participantes con complejo vitamínico B y de 51,12 m/s (DE 5,36) en los 25 participantes con trifosfato de citidina. Los revisores informaron una mejoría mayor en el grupo de trifosfato de citidina (p < 0,01).

Ziegler 1993 informó una diferencia estadísticamente significativa a favor del grupo de ácido alfalipoico después de tres semanas de tratamiento (DM 2,00 m/s; IC del 95%: 0,69 a 3,31).

En el único estudio que informó la VCN motora del nervio "tibial", hubo pruebas suficientes para concluir que las medias iniciales de ambos grupos de tratamiento fueron diferentes entre sí (p < 0,01) (Kovrazhkina 2004). Después de seis semanas de tratamiento, las medias fueron de 37,79 m/s (DE 0,80) en el grupo de complejo vitamínico B y de 42,22 m/s (DE 0,80) en el grupo de ácido alfalipoico. Strokov 1999 no informó cambios significativos en la VCN motora del nervio "ciático poplíteo" en los grupos de riboflavina y de ácido alfalipoico, y no proporcionó detalles adicionales.

En el estudio de Hu 2004, hubo una diferencia estadísticamente significativa a favor del cilostazol después de ocho semanas de tratamiento (DM -4,00 m/s; IC del 95%: -5,70 a -2,30).

Li X y cols. informó este resultado, pero no publicó las medias iniciales de los dos grupos de tratamiento (Li X 2005). Los revisores informaron una mejoría mayor en el grupo de trifosfato de citidina comparado con el grupo de complejo vitamínico B en la segunda semana de tratamiento (p < 0,01).

3.8 Cambio a largo plazo en los parámetros del NCS

No hubo datos disponibles para la latencia máxima del SNAP del nervio mediano ni del SNAP del nervio safeno externo, la amplitud del SNAP del nervio mediano y del SNAP del nervio safeno externo, ni la latencia distal del CMAP del nervio mediano y del safeno interno, y la amplitud del CMAP del nervio mediano y del safeno interno. Los resultados restantes se obtuvieron de dos estudios.

En el estudio de Ziegler 1993, hubo pruebas suficientes para concluir que las medias iniciales en los dos grupos de tratamiento fueron diferentes entre sí (p < 0,01). Las medias después de 15 semanas de tratamiento fueron de 41,30 m/s (DE 3,10) en el grupo de vitamina B1 y de 47,70 m/s (DE 2,10) en el grupo de ácido alfalipoico.

Zhang y cols. no informó diferencias significativas en los grupos de mecobalamina y epalrestat a la semana 16 del tratamiento (DM -0,35 m/s; IC del 95%: -4,48 a 3,78) (Zhang 2005).

En el estudio de Ziegler 1993, hubo suficientes pruebas para concluir que las medias iniciales para la VCN sensitiva del nervio sural en los dos grupos de tratamiento fueron diferentes entre sí (p < 0,01). Después de 15 semanas de tratamiento, la media para el grupo de vitamina B1 fue de 37,00 m/s (DE 1,70) comparada con 33,10 m/s (DE 2,20) en el grupo ácido alfalipoico.

Vitamina B versus otras sustancias

En el estudio de Zhang 2005, no hubo diferencias significativas en la VCN sensitiva del nervio "ciático poplíteo" en el grupo de mecobalamina ni en el grupo de epalrestat a las 16 semanas de tratamiento (DM -1,95 m/s; IC del 95%: -6,22 a 2,32).

Vitamina B versus ácido alfalipoico

En el único estudio que publicó este resultado, hubo suficientes pruebas para concluir que las medias iniciales en los dos grupos de tratamiento fueron diferentes entre sí (p < 0,01) (Ziegler 1993). Las medias después de 15 semanas de tratamiento fueron de 43,90 m/s (DE 1,40) en el grupo de vitamina B1 y de 45,90 m/s (DE 0,90) en el grupo de ácido alfalipoico.

Vitamina B versus ácido alfalipoico

En el estudio de Ziegler 1993, no hubo diferencias significativas en el grupo de vitamina B1 y en el grupo de ácido alfalipoico después de 15 semanas de tratamiento (DM -0,20 m/s; IC del 95%: -1,44 a 1,04).

3.9 Eventos adversos graves

No se publicaron eventos adversos graves, pero cuatro de seis estudios informaron eventos adversos no graves. Hubo dos participantes con cefalea y "lipotimia" en un estudio (Kovrazhkina 2004). En otro estudio, tres participantes tuvieron náuseas leves mientras que diez participantes tuvieron "orina con olor fuerte" (Strokov 1999). La asignación de grupos de los participantes con efectos secundarios y los detalles de los eventos adversos no estuvieron disponibles en ningún estudio. En el estudio de Hu 2004, los participantes tratados con cilostazol presentaron síntomas intrascendentes de mareos, cefalea y frecuencia cardíaca acelerada, pero no se informó el número de participantes que presentó los efectos secundarios. Li X 2005 informó que uno de 25 participantes (4%) del grupo tratado con trifosfato de citidina presentó "fiebre baja" que se resolvió con el cese del tratamiento. Además, tres participantes tuvieron "palpitaciones", tres participantes presentaron disuria, y diez participantes tuvieron "sequedad bucal temporal". Pero no se informó si estos participantes se asignaron al azar al grupo tratado con vitamina B o con trifosfato de citidina, o si los eventos adversos informados fueron mutuamente excluyentes.

Análisis de sensibilidad

No se realizó el análisis de sensibilidad con y sin los ensayos que carecían de una "adecuada" calificación de la ocultación de la asignación debido al número insuficiente de estudios incluidos.


DISCUSIÓN

Los ensayos de la vitamina B para la neuropatía periférica de esta revisión variaron en cuanto al tipo de compuesto de vitamina B, la dosis, la vía y la duración del tratamiento. Tres estudios publicaron dosis variables en diferentes puntos temporales y con una pauta posológica decreciente después de tres días a cuatro semanas a partir del inicio del tratamiento (Stracke 1996; Abbas 1997; Woelk 1998). La duración del tratamiento osciló entre dos semanas (Li X 2005) y cuatro meses (Levin 1981; Yaqub 1992; Zhang 2005). La dosis de la vitamina B estuvo dentro de la dosis diaria recomendada (DDR) en todos los estudios incluidos excepto en dos. El esquema de dosis baja del estudio de Abbas 1997 está dentro de la DDR para la tiamina (1 mg/día), pero no para la piridoxina (1 mg/día), cuya dosis fue inferior a la DDR. En el estudio de Strokov 1999, la dosis de la riboflavina en una solución al 1% en 200 ml de la solución salina normal es inferior que la DDR. En teoría, las dosis bajas de vitamina B deberían poseer un efecto terapéutico inferior o bien un efecto similar al placebo. Se desconoce si la dosis adecuada para el tratamiento se aproxima o es mayor a la DDR de determinados tipos de vitamina B. Tampoco se conoce la vía y la duración del tratamiento ideal ni los efectos de la combinación de diferentes tipos de vitamina B para el tratamiento de la neuropatía periférica.

Interpretación de los efectos del tratamiento
1. Vitamina B versus placebo

Sólo uno de cinco estudios halló pruebas de beneficios a corto plazo con la vitamina B. En este estudio, el tratamiento durante ocho semanas mejoró el UPV en comparación con el placebo (Woelk 1998). Los otros ensayos no hallaron que la vitamina B estuviera relacionada con una reducción significativa a corto plazo en la intensidad del dolor (Duque 1994, Woelk 1998), ni con los deterioros combinados (Woelk 1998), ni la insensibilidad (Duque 1994), ni en la mejoría de la "sensibilidad vibratoria" (Duque 1994). Tampoco hubo pruebas que indiquen daños o beneficios significativos del tratamiento con vitamina B en la reducción a largo plazo de los deterioros combinados (Yaqub 1992) y en los síntomas neuropáticos (Levin 1981).

No hubo pruebas que indiquen que el tratamiento con vitamina B produjera cambios significativos a corto plazo (Stracke 1996) o a largo plazo (Yaqub 1992, Levin 1981) en los parámetros del NCS.

2. Vitamina B en diferentes dosis

Hubo algunas pruebas que indicaron que una dosis mayor del complejo vitamínico B (tiamina y piridoxina) administrada durante cuatro semanas fue más efectiva que la dosis menor en la reducción del dolor a corto plazo, los deterioros combinados, la parestesia y los síntomas neuropáticos combinados (Abbas 1997).

3. Vitamina B versus otras sustancias

Dos de tres estudios que compararon la vitamina B con el ácido alfalipoico presentaron pruebas que indicaron que tres a cuatro semanas de tratamiento con vitamina B fueron menos efectivas que el ácido alfalipoico en la mejoría a corto plazo del deterioro de los "reflejos" (Kovrazhkina 2004) y en la reducción de los deterioros combinados (Strokov 1999, Kovrazhkina 2004). Además, hubo pruebas que indicaron que la vitamina B fue menos efectiva que el cilostazol o el trifosfato de citidina en la reducción a corto plazo de los deterioros combinados después de dos a ocho semanas de tratamiento (Hu 2004, Li X 2005). También hubo pruebas que indicaron que la vitamina B administrada durante ocho semanas fue menos efectiva que el cilostazol en la reducción a corto plazo de los síntomas neuropáticos combinados (Hu 2004). Tampoco hubo pruebas que indiquen daños o beneficios significativos del tratamiento de 16 semanas con vitamina B en la reducción a largo plazo de los deterioros combinados (Zhang 2005) y en los síntomas neuropáticos combinados (Zhang 2005).

En cuanto a los resultados del NCS, dos de tres estudios presentaron pruebas que indicaron que tres a seis semanas de tratamiento con vitamina B produjo una mejoría a corto plazo significativamente menor de los parámetros del NCS que el ácido alfalipoico (Ziegler 1993, Kovrazhkina 2004). También hubo pruebas que indicaron que el tratamiento con vitamina B administrado durante ocho semanas fue menos efectivo que el cilostazol en la mejoría a corto plazo de los parámetros del NCS (Hu 2004). No hubo pruebas que indicaron daños o beneficios significativos con el tratamiento con vitamina B durante 16 semanas en la mejoría a largo plazo de los parámetros del NCS (Zhang 2005).

Efectos adversos del tratamiento

Ningún estudio informó eventos adversos graves, aunque seis de 13 estudios (46,15%) informaron eventos adversos no graves del tratamiento con vitamina B u otras sustancias dentro del período de tres meses o menos. Sin embargo, los datos disponibles en todos los estudios no bastaron para determinar la proporción de participantes con eventos adversos en el grupo de tratamiento específico, excepto un estudio (Li X 2005). Sólo se informó la proporción global de participantes con eventos adversos: 13 de 50 (26%) (Strokov 1999), dos de 56 (3,6%) (Kovrazhkina 2004), uno de 47 (2,1%) (Duque 1994), uno de 50 (2%) (Li X 2005) y uno de 200 (0,5%) (Abbas 1997). Hu 2004 informó eventos adversos no graves en el grupo de tratamiento, pero no indicó el número de participantes involucrados. En términos generales, los eventos adversos no graves informados son efectos secundarios leves del tratamiento excepto el "accidente cerebrovascular leve" en un participante informado en el estudio de Duque 1994, aunque los revisores no ampliaron al respecto. En cinco estudios no se informaron efectos secundarios del tratamiento con vitamina B (Yaqub 1992; Ziegler 1993; Stracke 1996; Woelk 1998; Winkler 1999). En dos estudios no estuvieron disponibles los datos sobre efectos adversos (Levin 1981; Zhang 2005).

Las vitaminas de la familia B son compuestos hidrosolubles. La ingesta excesiva de estas vitaminas suele ser inocua ya que se eliminan con la orina. Son pocos los efectos secundarios comprobados de la vitamina B administrada en dosis basadas con el requerimiento diario recomendado. No existen efectos adversos comprobados, ni aún en grandes dosis, para la tiamina, la riboflavina, el ácido fólico, la cobalamina y el ácido pantoténico. La sobredosis de piridoxina puede causar neurotoxicidad que se manifiesta como neuropatía sensitiva periférica y ataxia (Schaumburg 1983). La neuropatía sensitiva ha sido identificada en pacientes que reciben piridoxina, aún en baja dosis, durante un período prolongado (Parry 1985). En los estudios examinados, no se informó ninguno de los efectos secundarios relacionados con la neurotoxicidad del tratamiento con piridoxina. Sin embargo, la piridoxina se indica para la avitaminosis B, ciertas anemias sensibles a la piridoxina y la neuropatía inducida por la isoniacida (van Boxtel 2001). Las grandes dosis de niacina pueden provocar rubor temporal de la piel y sensación de hormigueo, mareos, náuseas, malestar gastrointestinal, úlcera gastroduodenal, toxicidad hepática y trastornos químicos (McCarter 1992), pero ninguno de los ensayos incluidos en esta revisión sistemática incluyó la niacina como una de las intervenciones.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

Existen pocos datos provenientes de ensayos aleatorios que evaluaron la eficacia de la vitamina B para tratar la neuropatía periférica, y las pruebas son insuficientes para determinar si la vitamina B es beneficiosa o perjudicial. Un ensayo indicó que la benfotiamina oral administrada durante ocho semanas fue beneficiosa en la mejoría a corto plazo del umbral de detección de vibraciones comparada con el placebo. Otro ensayo indicó que el tratamiento de cuatro semanas con dosis altas del complejo vitamínico B oral (tiamina y piridoxina) tuvo un mayor efecto beneficioso a corto plazo que las dosis bajas en los signos y síntomas neuropáticos. Estos hallazgos requieres confirmación. Los ensayos pequeños indicaron que el tratamiento con vitamina B de dos a ocho semanas fue menos efectivo que el ácido alfalipoico, el cilostazol o el trifosfato de citidina en la mejoría a corto plazo de los resultados clínicos y del NCS. Estos hallazgos también requieren confirmación.

Implicaciones para la investigación

Posiblemente, la falta de pruebas de daños o beneficios a corto o a largo plazo de la vitamina B comparada con el placebo u otras sustancias se deba a una verdadera falta de efectos terapéuticos. Sin embargo, es posible que varios factores hayan contribuido con estos resultados, a saber: (1) las dosis utilizadas fueron inferiores a la dosis "terapéutica", (2) el tipo de compuesto vitamínico B utilizado no fue adecuado, (2) la duración del tratamiento y el período de observación fueron demasiado cortos para detectar cambios terapéuticos y (3) las herramientas de evaluación no fueron suficientemente sensibles. Se necesitan ensayos aleatorios de alta calidad para establecer si la vitamina B es efectiva para la neuropatía periférica. Estos ensayos deben especificar el tipo y la dosis de vitamina B, así como el tipo de neuropatía periférica.


AGRADECIMIENTOS

Se agradece la ayuda de:
El Prof. R Hughes, la Sra. K Jewitt, la Sra. J Fernandes y el Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares por el entrenamiento y el apoyo logístico.

Thriplow Charitable Trust por proporcionar la subvención para la confección del protocolo, así como la realización de la investigación.

La Oficina de Desarrollo y Realización de Investigaciones, la Universidad de Medicina, la Universidad de Manila Filipinas por proporcionar subvenciones para la realización de la investigación.

Dr. L Renales, Dr. GG Bautista-Velez y Hi-Eisai Pharmaceutical, Inc. por proporcionar datos no publicados.

El Dr. J Chua por participar en el diseño y la prueba piloto de los formularios de obtención de datos.

El Prof. ML Amarillo, Dr. G Dalmacion, Dr. JB Mantaring (Departamento de Epidemiología Clínica, Universidad de Medicina, Universidad de Manila Filipinas) por proporcionar orientación técnica y estadística.

El Hospital General de Filipinas; el Merck Sharp & Dohme Communication, Information and Networking Center por ayudar con la obtención de resúmenes y artículos de texto completo.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Ninguno.


TABLAS

Characteristics of included studies [ordered by study ID]

ID Abbas 1997 
MethodsRandomised, double blind, parallel group trial. 
Participants200 patients with diabetic peripheral neuropathy based on two or more of the following: symptoms, loss of light touch, impairment of pain perception, absent ankle jerks, impairment of temperature and vibration sense. 
InterventionsTreatment capsule containing 25 mg thiamine and 50 mg pyridoxine, 2 capsules once a day for 3 days followed by 1 capsule daily for next 25 days; or placebo capsule containing 1 mg thiamine and 1 mg pyridoxine taken in same regimen as treatment capsule. 
OutcomesChange (improved or same) in best symptom, symptom severity, and sign severity one month after treatment. Change in the worst symptom (pain, numbness, paraesthesiae) one month following treatment. 
NotesSingle center. Conducted in Tanzania. 
 
ID Duque 1994 
MethodsRandomised, placebo- controlled, double blind, parallel group trial. 
Participants40 adult patients with diabetes and peripheral neuropathy based on neurological signs and symptoms and nerve conduction velocity studies, with or without clinical evidence of autonomic dysfunction. 
Interventions500 mcg intra- muscular mecobalamin 3 x a week for 4 weeks; or placebo. 
OutcomesChange in neurologic findings (subjective - sensorimotor, autonomic; objective - sensorimotor) and motor and sensory latencies, amplitudes, and nerve conduction velocities after 4 weeks of treatment. 
NotesSingle center. Conducted in the Philippines. Study sponsored by pharmaceutical company. 
 
ID Hu 2004 
MethodsQuasi-
randomised, parallel group trial. 
Participants50 adult patients with diabetic peripheral neuropathy based on symptoms, signs, and nerve conduction studies. 
InterventionsOral cilostazol 500 mg 2 x a day for 8 weeks; or intramuscular vitamin B12 500 mcg and vitamin B1 100 mg 4 x a day for 8 weeks. 
OutcomesChange in "neurological syndrome score" and "physical sign score" and nerve conduction velocities after 8 weeks of treatment. 
NotesSingle center. Conducted in China. Translated paper (Chinese). 
 
ID Kovrazhkina 2004 
MethodsRandomised, parallel group trial. 
Participants56 adult patients with alcoholic polyneuropathy based on symptoms and signs. 
InterventionsOral berlition 300 mlg (12 ml) 2 x a day for 2 weeks followed by 300 mlg tablets 2 x a day for 4 weeks; or vitamin B1 2 ml 2 x a day for 2 weeks followed by "polivitamin" in tablets with unspecified dose 2x a week for 4 weeks. 
OutcomesChange in paraesthesiae, pain, superficial sensation, deep sensation, tone, trophics, re- flexes, and sensory nerve conduction velocities after 7 days, 14 days, and 42 days of treatment. 
NotesTrial location not reported.
Conducted in Russia (?). Single center (?). Translated paper (Russian). 
 
ID Levin 1981 
MethodsRandomised, placebo- controlled, double blind, parallel group trial. 
Participants18 adult patients with symptomatic peripheral neuropathy. All patients had moderate to severe neuropathic symptoms and signs of peripheral neuropathy. 
InterventionsPyridoxine hydrochloride 50 mg tablet every 8 hours for 4 months; or placebo. 
OutcomesChange in neuropathic symptoms, and motor nerve conduction velocity after 4 months of treatment. 
NotesSingle center. Conducted in USA. 
 
ID Li X 2005 
MethodsRandomised, parallel group trial. 
Participants50 adult patients with diabetic peripheral neuropathy based on symptoms, signs, and nerve conduction velocity studies. 
InterventionsIntravenous cytidine triphosphate 60 mg in 100 ml normal saline 4 x a day for 14 days; or intramuscular vitamin B1 100 mg and vitamin B12 500 mcg 4 x a day for 14 days. 
OutcomesChange in curative effect of symptoms (pain, numbness), neurologic signs, and sensory and motor conduction velocities after 2 weeks of treatment. 
NotesSingle center. Conducted in China. Translated paper (Chinese). 
 
ID Stracke 1996 
MethodsRandomised, placebo- controlled, double blind, parallel group trial. 
Participants24 adult patients with diabetes and polyneuropathy of at least 4 months but not more than 3 years duration, with at least one subjective symptom and at least two of the three objective criteria of neuropathy. 
Interventions1 capsule of verum contained 40 mg benfotiamine, 90 mg pyridoxine hydrochloride and 0.25 mg cyanocobalamin.
2 capsules verum 4 x a day for weeks 1 to 2 (in-hospital) followed by 1 capsule 3 x a day for weeks 3 to 12 (out-patient); or placebo. 
OutcomesChange in perception threshold and nerve conduction velocity at randomisation and after 2 weeks and 12 weeks of treatment. 
NotesSingle center. Trial location not mentioned. Conducted in Germany (?) 
 
ID Strokov 1999 
MethodsRandomised, "placebo" controlled, single blind, parallel group trial. 
Participants50 adult patients with diabetic neuropathy based on symptoms and electroneuro- graphy. 
InterventionsIntravenous alpha-lipoic acid 600 mg every 2 hours for 5 days followed by alpha-lipoic acid 600 mg daily for 2 days; or 1% solution of riboflavin mononucleate (vit B2) and tablets of placebo "during holidays." 
OutcomesChange in symptoms and nerve conduction studies at day 21 of treatment. 
NotesTrial location not reported. Conducted in Russia (?). Single center (?). Translated paper (Russian). 
 
ID Winkler 1999 
MethodsQuasi- randomised, three-arm, parallel group trial. 
Participants36 adult patients with diabetic symptoms lasting > 1 year and painful peripheral neuropathy based on symptom and impairment. 
Interventions1 capsule of complex B- vitamin contained 40 mg benfotiamine, 90 mg pyridoxine, 250 mcg cyano- cobalamin.
Group A:
4 x 2 capsules/ day of complex B-vitamin (total of 320 mg/day benfotiamine) for 6 weeks;
Group B:
3 x 1 capsules/ day of complex B-vitamin (total of 120 mg/day benfotiamine) for 6 weeks;
Group C:
3 x 1 tablets/day benfotiamine (total of 150 mg/day) for 6 weeks. 
OutcomesChange in pain sensation; vibration sensation; current perception threshold at the beginning of the study, at the end of the week 3 and week 6 of treatment. 
NotesSingle center. Conducted in Hungary. 
 
ID Woelk 1998 
MethodsRandomised, placebo- controlled, three-arm, double blind, parallel group trial. 
Participants84 adult patients with alcoholism based on DSM-III-R and with alcoholic polyneuropathy based on symptom and impairment.
Only patients with marked symptoms of alcoholic poly- neuropathy were admitted to the study. 
InterventionsGroup A:
Benfotiamine 320 mg/day (2 capsules 4 x a day) during weeks 1 to 4 followed by 120 mg/day (1 capsule 3 x a day) during weeks 5 to 8;
Group B:
Oral neurotropic B vitamins - benfotiamine 320 mg + vitamin B6 720 mg + vitamin B12 2 mg (2 capsules 4 x a day) for the first 4 weeks followed by benfotiamine 120 mg + vitamin B6 270 mg + vitamin B12 0.75 mg (1 capsule 3 x a day) during weeks 5 to 8;
Group C:
Placebo. 
OutcomesChange in vibration perception, pain intensity, motor function, co-ordination, sensory function and reflexes; overall neuropathy score; and global impressions after 2 weeks, 4 weeks, 6 weeks, and 8 weeks of treatment. 
NotesMulticenter. Conducted in Germany. 
 
ID Yaqub 1992 
MethodsRandomised, placebo- controlled, double blind, parallel group
trial. 
Participants50 adult patients with diabetic neuropathy based on clinical symptoms, signs and/or neurophysiologi cal abnormalities. 
InterventionsMethylcobalamin 250 mg 2 capsules 3 x a day for 4 months; or placebo. 
OutcomesChange in symptoms (somatic and autonomic), signs (sensa tions, motor power, deep tendon reflexes, autonomic), and neurophysiological results (motor, sensory) after 4 months of treatment. 
NotesTrial location not mentioned. Single center (?) Conducted in Saudi Arabia (?) Study sponsored by pharmaceutical company. 
 
ID Zhang 2005 
MethodsRandomised, single blind, parallel group trial. 
Participants40 adult patients with diabetic peripheral neuropathy based on symptoms, signs, and abnormal sensory nerve conduction velocity and amplitude. 
InterventionsEpalrestat (no details reported) or mecobalamin tablet 500 mg 3 x a day for 16 weeks. 
OutcomesChange in symptoms, signs, and nerve conduction velocities at 2 weeks, 4 weeks, 6 weeks, 8 weeks, 12 weeks, and 16 weeks of treatment. 
NotesSingle center. Conducted in China. Translated paper (Chinese). 
 
ID Ziegler 1993 
MethodsRandomised, single blind, parallel group trial. 
Participants23 adult patients with diabetes mellitus based on the National Diabetes Data Group and with peripheral neuropathy based on symptoms and pathological delay of "speed of neural transmission." 
InterventionsParenteral phase (ward):
2 intravenous injections of alpha-lipoic acid 300 mg in 0.9% NaCl solution daily; or 2 intra venous injections of vitamin B1 200 mg daily for 3 weeks followed by -
Preoral phase (out-patient):
Same dose of medicine for another 12 weeks for both groups. 
OutcomesChange in autonomic function (variation coefficient and speed of mydriasis) and "speed of neural transmission" (motor and sensory) after 3 weeks and 15 weeks. 
NotesTrial location not mentioned.
Single center (?). Conducted in Germany (?). Translated paper (German). Study sponsored by pharmaceutical company (?). 
 


Characteristics of excluded studies [ordered by study ID]

StudyReason for exclusion
Aaron 2005 Not described as randomised (observational, retrospective and prospective study). 
Anonymous 1994 Overview of 2 studies; no reference. 
Anonymous 1996 Overview of 2 studies; not eligible. 
Anonymous 2004a Duplicate of Anonymous 2004b. 
Anonymous 2004b Overview. 
Appiotti 1990 RCT but unclear basis of diagnosis of participants. 
Biesenbach 1997 Not described as randomised (longitudinal study). 
Bloomgarden 2004 Review. 
Boulton 2004 Review. 
Brecht 1999 Systematic review. 
Buck 1995a Overview; symposium with 4 studies; no reference. 
Buck 1995b Congress report. 
Buck 1996 Overview. 
Burns 2003 Review. 
Calissi 1995 Review. 
Chavez Olvera 1986 Not described as randomised (observational study). 
Chen 2000 RCT but unclear basis of diagnosis of participants; intervention and comparison groups received same type and dose of vitamin B. 
Cohen 1984 Not described as randomised (observational study). 
Delcker 1989 RCT but unclear basis of diagnosis of participants. 
Dettori 1973 Not described as randomised (longitudinal study); no comparator. 
Devathasan 1986 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone. 
Djoenaidi 1990 Not described as randomised (longitudinal study). 
Dueñas 2005 Not described as randomised (observational study). 
Eckert 1992a Not described as randomised (observational study); no comparator. 
Eckert 1992b Duplicate of Eckert 1992a. 
Faldini 1970 Not described as randomised (longitudinal study). 
Ferrante 2003 Review. 
Fliege 1966 Overview. 
FrancoisGermain 1980 Not described as randomised (before and after study). 
Giannoukakis 2005 Review. 
Gillioli 1984 Not described as randomised (observational study). 
Gregersen 1983 Not described as randomised (longitudinal study). 
Halat 2003 Review. 
Haupt 2005 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone. 
Hughes 1995 Review. 
Ide 1987 Not described as randomised (longitudinal study). 
Ishihara 1992 Not described as randomised (observational study). 
Jorg 1988 RCT but diagnosis of participants based on impairments alone. 
Jorg 1989 Abstract only. 
Kastrup 1986 Review. 
Kikkawa 2006 Not described as randomised (observational study). 
Kikuchi 1982 Not described as randomised (observational study). 
Koltringer 1992 RCT but intervention did not include specified types of vitamin B (folic acid alone). 
Koyama 1997 Not described as randomised (observational study). 
Kretschmar 1996 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone. 
Leiner 2003 Letter to the editor. 
Li G 1999 RCT but diagnosis of participants based on smptoms alone; intervention and comparison groups received same type and dose of vitamin B. 
Li X 2001 RCT but unclear diagnosis of participants; intervention and comparison groups received vitamin B12 (adenosyl coenzyme B12 and mecobalamin). 
Libarnes 1984 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone. 
Lonsdale 2004 Review. 
Malizia 1982 Not described as randomised (longitudinal study). 
McCann 1983 Letter to the editor. 
MedinaSantillan 2004 Not described as randomised (observational study). 
Meyer 2003 Letter to the editor. 
Mocchi 1967 Case series. 
Montenero 1983 Not described as randomised (observational study). 
Montes De Oca 1979 RCT but unclear basis of diagnosis of participants; unclear treatment duration; intervention and comparison groups received vitamin B12 (coenzyme B12 and hydroxocobalamine). 
Mooradian 1994 Review. 
Moridera 2005 Not described as randomised (observational study). 
Nakamura 2003 Letter to the editor. 
Nikolov 1997 Not described as randomised (longitudinal study); no comparator. 
Okada H 2000 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone; intervention and comparison groups received vitamin B. 
Okada S 1985 Not described as randomised (observational study). 
Osuntokun 1970 RCT but diagnosis of participants not eligible (neuropathy part of a syndrome); intervention and comparison groups received vitamin B. 
Osuntokun 1974 RCT but diagnosis of participants not eligible (neuropathy part of a syndrome); intervention and comparison groups received vitamin B. 
Paggao 2006 RCT but participants did not have generalised peripheral neuropathy. 
Parry 1985 Case series. 
Pfeifer 1995 Review. 
Podell 1985 Feature article. 
Reschke 1989 RCT but unspecified components of vitamin B combination. 
Reyes 1980 Not described as randomised (observational study). 
Richter 2000 Overview. 
Roimicher 1970 Quasi-randomised study but participants did not have generalised peripheral neuropathy. 
Sachse 1980 Not described as randomised (observational study). 
Saurugg 1977 Not described as randomised (observational study). 
Shi 2003 RCT but unclear basis of diagnosis of participants; intervention and comparison groups received same type and dose of vitamin B. 
Shindo 1994 Not described as randomised (observational study). 
Simeonov 1997 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone; unspecified components of vitamin B combination. 
Simonin 1981 RCT but intervention and comparison groups received same type and dose of vitamin B. 
Skelton 1991 RCT but intervention did not include vitamin B. 
Stein-Hammer 1996 Not described as randomised (observational study). 
Sun 2005 Systematic review. 
Suzuki 1985 Not described as randomised (observational study). 
Tanigawa 2006 Not described as randomised (observational study). 
Tong 1980 Not described as randomised (observational study). 
Torri 1992 RCT but participants did not have generalised peripheral neuropathy. 
Utsunomiya 1987 Not described as randomised (observational study). 
Wibowo 2005 RCT but diagnosis of participants based on symptoms alone. 
Wu 2002 RCT but unclear basis of diagnosis of participants. 
Yamada 1982 Not described as randomised (observational study). 
Yao 2004 RCT but unclear basis of diagnosis of participants; intervention and comparison groups received same type and dose of vitamin B. 
Yoshioka 1995 Not described as randomised (observational study). 
Zhong 1981 Not described as randomised (observational study). 
Zhu 2001 RCT but unclear basis of diagnosis of participants. 


TABLAS ADICIONALES

Table 1 Assessment of Methodological Quality of Included Studies
Study ID Randomisation Alloc. Concealment Subject Blinding Observer Blinding Assessor Blinding Completeness of F-up 
Levin 1981 
Yaqub 1992 
Ziegler 1993 
Duque 1994 
Stracke 1996 
Abbas 1997 
Woelk 1998 
Strokov 1999 
WInkler 1999 
Hu 2004 
Kovrazhkina 2004 
Li X 2005 
Zhang 2005 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Abbas 1997{Solo datos publicados}
Abbas ZG, Swai ABM. Evaluation of the efficacy of thiamine and pyridoxine in the treatment of symptomatic diabetic peripheral neuropathy. East African Medical Journal 1997;74(12):803-8.

Duque 1994
Duque RRG, Renales-Chen L. A double-blind clinical trial on the efficacy of parenteral mecobalamin (B12) in sensorimotor and autonomic neuropathy among Filipino diabetics. Section of Neurology, Department of Medicine, University of the Philippines-Philippine General Hospital, Manila, Philippines.. 1994.

Hu 2004{Solo datos publicados}
Hu JF, Su Q, Xing HL. Effect of cilostazol on peripheral conductive velocity and syndrome of limb pain and numbness in patients with diabetes. Zhongguo Linchuang Kangfu [Chinese Journal of Clinical Rehabilitation] 2004;8(18):3523-5.

Kovrazhkina 2004{Solo datos publicados}
Kovrazhkina EA, Ayriyan NY, Serkin GV, Glushkov KS, Pavlov NA, Gekht AB, et al. Possibilities and perspective of berlition usage in the treatment of alcohol polyneuropathy. Journal of Neurology and Psychiatry 2004;104(2):33-7.

Levin 1981{Solo datos publicados}
Levin ER, Hanscom TA, Fischer M, Lauvstad WA, Lui A, Ryan A, et al. The influence of pyridoxine in diabetic peripheral neuropathy. Diabetes Care 1981;4(6):606-9.

Li X 2005{Solo datos publicados}
Li X-M, Li Y, Zhao K-Y, Sun H-H. Effect of cytidine triphosphate on nerve conduction velocity in paitents with diabetic peripheral neuropathy. Zhongguo Linchuang Kangfu 2005;9(7):152-3.

Stracke 1996{Solo datos publicados}
*Stracke H, Lindemann A, Federlin K. A benfotiamine-vitamin B combination in treatment of diabetic polyneuropathy. Experimental and Clinical Endocrinology and Diabetes 1996;104(4):311-6.

Strokov 1999{Solo datos publicados}
Strokov IA, Kozlova NA, Mozolevsky YV, Myasoedov SP, Yakhno NN. Efficacy of intravenous administration of trometamol salt of thiotic (alpha-lipoic) acid in diabetic neuropathy. Zhurnal Nevrologii i Psikhiatrii Imeni S.S. Korsakova 1999;99(6):18-22.

Winkler 1999{Solo datos publicados}
Winkler G, Pal B, Nagybeganyi E, Ory I, Porochnavec M, Kempler P. Effectiveness of different benfotiamine dosage regimens in the treatment of painful diabetic neuropathy. Arzneimittelforschung 1999;49(3):220-4.

Woelk 1998{Solo datos publicados}
*Woelk H, Lehrl S, Bitsch R, Kopcke W. Benfotiamine in treatment of alcoholic polyneuropathy: an 8-week randomized controlled study (BAP I Study). Alcohol and Alcoholism 1998;33(6):631-8.

Yaqub 1992{Solo datos publicados}
Yaqub BA, Siddique A, Sulimani R. Effects of methylcobalamin on diabetic neuropathy. Clinical Neurology and Neurosurgery 1992;94(2):105-11.

Zhang 2005{Solo datos publicados}
Zhang W-W, Yang X-P, Zhu G-M. Effects of epalrestat made in China on sensory nerve conduction velocity in patients with diabetic peripheral nervous disease. Chinese Journal of Clinical Rehabilitation 2005;9(3):38-40.

Ziegler 1993{Solo datos publicados}
Ziegler D, Mayer P, Muhlen H, Gries FA. Effects of alpha-lipoic acid and vitamin B1 treatment on diabetic neuropathy [Effekte einer therapie mit alpha-liponsaure gegenuber vitamin B1 bei der diabetischen neuropathie]. Diabetologie und Stoffwechsel 1993;2:443-8.


Aaron 2005{Solo datos publicados}
*Aaron S, Kumar S, Vijayan J, Jacob J, Alexander M, Gnanamuthu C. Clinical and laboratory features and response to treatment in patients presenting with vitamin B12 deficiency-related neurological syndromes. Neurology India 2005;53(1):55-9.

Anonymous 1994{Solo datos publicados}
*Anonymous. Current topics on pathogenesis and therapy of diabetic neuropathy [Diabetiker rosten schneller]. Praxis Magazin Med 1994;6:84.

Anonymous 1996{Solo datos publicados}
*Anonymous. Therapy of polyneuropathy-new study results. Fortschritte der Medizin 1996;114(23-24):V-VIII.

Anonymous 2004a{Solo datos publicados}
Anonymous. [Oral benfotiamine therapy. Thus you protect the nerves of diabetic patients]. MMW Fortschritte der Medizin 2004;146(5):52-3.

Anonymous 2004b{Solo datos publicados}
*Anonymous. Oral benfotiamine therapy in the prevention of diabetic polyneuropathy [Orale benfotiamin-therapie. So schutzen sie die nerven von diabetikern]. MMW Fortschrite der Medizin 2004;146(5):52-3.

Appiotti 1990{Solo datos publicados}
*Appiotti A, Scarzella G. Clinical and electromyographic study of the therapeutic effectiveness and general tolerability of a new mixture of internal ester gangliosides in patients with peripheral neuropathy caused by alcoholism [Studio clinico ed elettromiografico dell'efficacia terapeutica e della tollerabilita generale di una nuova miscela di gangliosidi esteri interni in pazienti affeti da neuropatia periferica su base alcolica]. Minerva Medica 1990;81(11):807-13.

Biesenbach 1997{Solo datos publicados}
*Biesenbach G, Grafinger P, Eichbauer-Sturm G, Zazgornik J. Treatment of painful diabetic neuropathy with cerebrolysin [Cerebrolysin in der behandlung der schmerzhaften diabetischen neuropathie]. Weiner Medizinische Wochenschrift 1997;147(3):63-6.

Bloomgarden 2004{Solo datos publicados}
*Bloomgarden ZT. Diabetes complications. Diabetes Care 2004;27(6):1506-14.

Boulton 2004{Solo datos publicados}
*Boulton AJM, Malik RA, Arezzo JC, Sosenko JM. Diabetic sensory neuropathies. Diabetes Care 2004;27(6):1458-86.

Brecht 1999{Solo datos publicados}
*Brecht JG, Schadlich PK. Considerations on cost effectiveness of a benfotiamine-vitamin B combination in diabetic polyneuropathy: synthetic cost-effectiveness analysis [Kostenwirksamkeit einer benfotiamin/vitamin-B-kombination bei diabetischer polyneuropathie]. Gesundheitsokonomie und Qualitatsmanagement 1999;4(4):99-105.

Buck 1995a{Solo datos publicados}
*Buck G. New aspects in the therapy of polyneuropathy [Neue ergebnisse zur therapie der polyneuropathie]. Zeitschrift fur Allgemeinmedizin 1995;71(5):355-8.

Buck 1995b{Solo datos publicados}
*Buck G. Neurotropic vitamins B: proved effective in polyneuropathy. Zeitschrift fur Allgemeinmedizin 1995;71(4):263.

Buck 1996{Solo datos publicados}
*Buck G. Therapy safety and pharmaeconomics of diabetic polyneuropathy/Diabetic polyneuropathy: therapy safety and pharmaeconomy [Diabetische polyneuropathie. Therapiesicherheit und pharmaokonomie]. Zeitschrift fur Allgemeinmedizin 1996;72(21-22):1323-4.

Burns 2003{Solo datos publicados}
*Burns TM, Ryan MM, Darras B, Royden Jones H. Current therapeutic strategies for patients with polyneuropathies secondary to inherited metabolic disorders. Mayo Clinic Proceedings 2003;78(7):858-68.

Calissi 1995{Solo datos publicados}
*Calissi PT, Jaber LA. Peripheral diabetic neuropathy: current concepts in treatment. The Annals of Pharmacology 1995;29(7-8):769-77.

Chavez Olvera 1986{Solo datos publicados}
*Chavez Olvera JL, Anorve Borquez CR, Paz Morelos GP. Controlled therapeutical evaluation of a mixture of dexamethasone and complex B vitamins, and dexamethasone alone. Compendium de Investigaciones Clinicas Latinoamericanas 1986;6(2):101-5.

Chen 2000{Solo datos publicados}
*Chen D, Zhang J, Wang K. Curative effects of PGE1 and mecobalamin on diabetic neuropathies. Journal of Henan Practical Nervous Diseases 2000;3(5):1-2.

Cohen 1984{Solo datos publicados}
*Cohen KL, Gorecki GA, Silverstein SS, Ebersole JS, Solomon LR. Effect of pyridoxine (vitamin B6) on diabetic patients with peripheral neuropathy. Journal of the American Podiatry Association 1984;74(8):394-7.

Delcker 1989{Solo datos publicados}
*Delcker A, Fischer P-A, Ulrich H. Randomised study of thioctic acid compared with a preparation of vitamin B in patients with diabetic polyneuropathy, taking particular account of the peripheral nervous system [Randomisierte studie thioctsaure gegenuber vitamin-B-kombinationspraparat bei patienten mit diabetischer polyneuropathie unter besonderer berucksichtigung des peripheren nervensystems]. Thioctsaure: Neue biochemische, pharmakologische and klinische Erkenntnisse 1989:335-44.

Dettori 1973{Solo datos publicados}
*Dettori AG, Ponari O. Antalgic effect of cobamamide in the course of peripheral neuropathies of different etiopathogenesis [Effetto antalgico della cobamamide in corso di neuropatie periferiche di diversa etiopatogenesi]. Minerva Medica 1973;64(21):1077-82.

Devathasan 1986{Solo datos publicados}
*Devathasan G, Teo WL, Mylvaganam A, Thai AC, Chin JH. Methylcobalamin (CH3-B12; methycobal) in chronic diabetic neuropathy: a double-blind clinical and electrophysiological study. Clinical Trials Journal 1986;23(2):130-40.

Djoenaidi 1990{Solo datos publicados}
*Djoenaidi W, Notermans SLH. Thiamine tetraphydrofurfuryl disulfide in nutritional polyneuropathy. European Archives of Psychiatry and Neurological Sciences 1990;239(4):218-20.

Dueñas 2005
*Dueñas. Clinical experience with mecobalamin at N.O.H.-R.M.C. Data on file. Year obtained 2005.

Eckert 1992a{Solo datos publicados}
*Eckert VM, Schejbal P. Therapy of neuropathies with a vitamin B combination. Symptomatic treatment of painful diseases of the peripheral nervous system with a combination preparation of thiamine, pyridoxine and cyanocobalamin [Therapie von neuropathien mit einer vitamin-B-kombination]. Fortschritte der Medizin 1992;110(29):544-8.

Eckert 1992b{Solo datos publicados}
Eckert VM, Schejbal P. Treatment of neuropathies with a vitamin B combination. Symptomatic treatment of painful diseases of the peripheral nervous system. Fortschritte der Medizin 1992;110(29):60-4.

Faldini 1970{Solo datos publicados}
*Faldini A, Marchetti N. Clinical trial of a new synthetic product: o-ethoxybenzylhydrazone of diethanolamine pyruvate associated with vitamins B1, B6 and B12 and dichloroethanoate of disopropylammonium in the treatment of rheumatic and neuritic pain syndromes [Sperimentazione clinica di un nuovo prodotto di sintesi: l'o-etossibenzoil-idrazone del piruvato di dietanolamina associato alle vitamine B1, B6 e B12 ed al dicloroetanoato di diisopropilammonio nel trattamento delle sindromi dolorose reumatiche e nevritiche]. Minerva Ortopedica 1970;21(1):51-6.

Ferrante 2003{Solo datos publicados}
*Ferrante FM. The pharmacologic management of neuropathic pain. Seminars in Anesthesia, Perioperative Medicine and Pain 2003;22(3):168-74.

Fliege 1966{Solo datos publicados}
*Fliege VK, Mistler O. Treatment of chronic painful conditions with a diazethylthiamine (fat-soluble vitamin B1) combination preparation [Behandlung chronischer schmerzzustande mit einem diazetylthiamin- (fettlosclichem vitamin B1)- kombinationspraparat]. Medizinische Klinik 1966;61(52):2080-2.

FrancoisGermain 1980{Solo datos publicados}
*Francois-Germain LJ. Clinical trial on the combination dexamethasone and vitamins B1, B6 and B12. Investigacion Medica Internacional 1980;7(1):71-5.

Giannoukakis 2005{Solo datos publicados}
*Giannoukakis N. Pyridoxamine Biostratum. Current Opinion in Investigational Drugs 2005;6(4):410-8.

Gillioli 1984{Solo datos publicados}
*Gillioli R, Cotroneo L, Sanarico M. Controlled clinical trial of brain gangliosides in the treatment of peripheral neuropathies due to industrial chemicals. Clinical Trials Journal 1984;21(6):459-74.

Gregersen 1983{Solo datos publicados}
*Gregersen G, Bertelsen B, Harbo H, Larsen E, Andersen JR, Helles A, et al. Oral supplementation of myoinositol: effects on peripheral nerve function in human duabetics and on the concentration in plasma, erythrocytes, urine and muscle tissue in human diabetics and normals. Acta Neurologica Scandinavica 1983;67(3):164-72.

Halat 2003{Solo datos publicados}
*Halat KM, Denneby CE. Botanicals and dietary supplements in diabetic peripheral neuropathy. Journal of the Americal Board of Family Practice 2003;16(1):47-57.

Haupt 2005{Solo datos publicados}
*Haupt E, Ledermann H, Kopcke W. Benfotiamine in the treatment of diabetic polyneuropathy - a three-week randomized, controlled pilot study (BEDIP Study). International Journal of Clinical Pharmacology and Therapeutics 2005;43(2):71-7.

Hughes 1995{Solo datos publicados}
*Hughes RAC, Heywood P, Sharrack B. Drug trials in neuropathy. Baillieres Clinical Neurology 1995;4(3):607-27.

Ide 1987{Solo datos publicados}
*Ide H, Fujiya S, Asanuma Y, Tsuji M, Sakai H, Agishi Y. Clinical usefulness of intrathecal injection of methylcobalamin in patients with diabetic neuropathy. Clinical Therapeutics 1987;9(2):183-92.

Ishihara 1992{Solo datos publicados}
*Ishihara H, Yoneda M, Yamamoto W, Ito T, Osawa H, Okuno M, et al. Efficacy of intravenous administration of methylcobalamin for diabetic peripheral neuropathy: a quantitative study based on the measurement of peripheral nerve conduction velocity. Medical Consultation and New Remedies 1992;29(7):1-5.

Jorg 1988{Solo datos publicados}
*Jorg J, Metz F, Scharafinski H. Treatment of diabetic polyneuropathy with alpha-lipoic acid or vitamin B preparations: a controlled clinical trial [Zur medikamentosen behandlung der diabetischen polyneuropathie mit der alpha-liponsuare oder vitamin B-praparaten]. Nervenarzt 1988;59(1):36-44.

Jorg 1989{Solo datos publicados}
*Jorg J. Treatment of diabetic polyneuropathy with thioctic acid or with a vitamin B preparation. A controlled clinical study.. Thioctsaure: Neue biochemische, pharmakologische und klinische Erkenntnisse zur Thioctsaure. Frankfurt: pmi Verlag, 1989:317.

Kastrup 1986{Solo datos publicados}
*Kastrup J, Peterson P. Treatment of painful diabetic neuropathy [Behandling af smertefuld diabetisk neuropati]. Ugeskrift for Laeger 1986;148(38):2387-90.

Kikkawa 2006{Solo datos publicados}
*Kikkawa R, Hatanaka Y, Shigeta Y, Ohji K, Ohmori S, Hoshi M, et al. Therapeutic effects of methylcobalamin and a multi-vitamin preparation containing B1, B6 and B12 on diabetic neuropathy. Data on file. Year obtained 2006:2-12..

Kikuchi 1982{Solo datos publicados}
*Kikuchi T. Clinical studies of MCS 31 (mecobalamin) on diabetic peripheral neuropathy. Japanese Pharmacology and Therapeutics 1982;10(4):403-8.

Koltringer 1992{Solo datos publicados}
*Koltringer P, Langsteger W, Lind P, Klima G, Florian W, Schubert B, et al. Ginkgo biloba extract EGb 761 and folic acid in the treatment of diabetic polyneuropathy [Gingko biloba-spezialextrakt EGb 761 und folsaure bei diabetischer polyneuropathie. Eine ransomisierte placebokontrollierte doppelblind-studie]. Zeitschrift fur Allgemeinmedizin 1992;68(4):96-102.

Koyama 1997{Solo datos publicados}
*Koyama K, Yoshida A, Takeda A, Morozumi K, Fujinami T, Tanaka N. Abnormal cyanide metabolism in uraemic patients. Nephrology Dialysis Transplantation 1997;12(8):1622-8.

Kretschmar 1996{Solo datos publicados}
*Kretschmar C, Kaumeier S, Haase W. Medicamentous therapy of alcoholic polyneuropathy. Randomized double-blind study comparing 2 vitamin B preparations and a nucleotide preparation [Die medikamentose therapie der alkoholischen polyneuropathie. Randomisierte doppelblindstudie zum vergleich zweier vitamin-B-praparate und eines nukleotid-praparates]. Fortschritte Der Medizin 1996;114(32):439-43.

Leiner 2003{Solo datos publicados}
Leiner S. Painful sensory neuropathy. New England Journal of Medicine. 2003; Vol. 349, issue 3:306-7..

Li G 1999{Solo datos publicados}
*Li G (Beijing Methycobal Clinical Trial Collaborative Group). Effect of mecobalamin on diabetic neuropathies. Chinese Journal of Internal Medicine (Zhonghua Nei Ke Za Zhi) 1999;38(1):14-7.

Li X 2001{Solo datos publicados}
*Li XF, Hu Q, Zhu D. Clinical trial of mecobalamin in diabetic peripheral neuropathies. Chinese Journal of Primary Medicine and Pharmacy 2001;8(5):452-3.

Libarnes 1984
*Libarnes RL, Diy MLL, Renales LD, Perez MC. Clinical study of methylcobalamin on diabetic neuropathies. Department of Medicine, Section of Neurology, University of the Philippines-Philippine General Hospital.. 1984.

Lonsdale 2004{Solo datos publicados}
*Lonsdale D. Thiamine tetrahydrofurfuryl disulfide: a little known therapeutic agent. Medical Science Monitor 2004;10(9):RA199-203.

Malizia 1982{Solo datos publicados}
*Malizia E, Borgo S, Carapella C, Chiavarelli V, Russo A, Gagliardi V, et al. Organic glue neuropathies: epidemiology, clinical investigation and therapy of 100 cases. Archives of Toxicology 1982;49(Suppl 5):103-4.

McCann 1983{Solo datos publicados}
*McCann VJ, Davis RE. Pyridoxine and diabetic neuropathy: a double-blind controlled study. Diabetes Care 1983;6(1):102-3.

MedinaSantillan 2004{Solo datos publicados}
*Medina-Santillan R, Morales-Franco G, Espinoza-Raya J, Granados-Soto V, Reyes-Garcia G. Treatment of diabetic neuropathic pain with gabapentin alone or combined with vitamin B complex. Preliminary results. Proceedings of the Western Pharmacology Society 2004;47:109-12.

Meyer 2003{Solo datos publicados}
*Meyer FP. Polyneuropathy-therapy [Polyneuropathie-therapie]. Deutsche Medizinische Wochenschrift 2003;128(11):572.

Mocchi 1967{Solo datos publicados}
*Mocchi N, Pollini F. Clinical trials of the combination: orthoxyquinoline sulfonate of aminophenazone-vitamin B6-vitamin B12 (Liocausyth) in rheumatological and neuritic diseases. Minerva Medica 1967;58(18:Suppl):766-9.

Montenero 1983{Solo datos publicados}
*Montenero P, Marozzi G, Chiaramonte F. Possibilities of using brain gangliosides in treatment of peripheral diabetic neuropathy [Possibilita di impiego dei gangliosidi cerebrali nel trattamento della neuropatia diabetica periferica]. Clinica Terapeutica 1983;106(3):169-74.

Montes De Oca 1979{Solo datos publicados}
*Montes De Oca CL. A comparative study of high doses of cobamamide and hydoxocobalamine in the treatment of diabetic neuropathies [Estudio comparativo a altas dosis entre cobamamida e hidroxocobalamina en el tratamiento de neuropatias diabeticas]. Investigacion Medica Internacional 1979;6(4):310-5.

Mooradian 1994{Solo datos publicados}
Mooradian AD, Failla M, Hoogwerf B, Maryniuk M, Wylie-Rosett J. Selected vitamins and minerals in diabetes. Diabetes Care 1994;17(5):464-79.

Moridera 2005{Solo datos publicados}
*Moridera K, Yoshikawa N, Igarashi T. Clinical evaluation of methyl-B12 in the treatment of diabetic autonomic and peripheral neuropathy. Data on file. , :443-6.

Nakamura 2003{Solo datos publicados}
*Nakamura K, Roberson ED. Polyneuropathy following gastric bypass surgery. The American Journal of Medicine 2003;115(8):679-80.

Nikolov 1997{Solo datos publicados}
*Nikolov N, Valcheva V, Manchev I. Therapeutic efficacy research into the Milgamma-Dragees preparation used at people suffering from diabetic polyneuropathy. Bulgarian Medicine 1997;5(3-4):16-7.

Okada H 2000{Solo datos publicados}
*Okada H, Moriwaki K, Kanno Y, Sugahara S, Nakamoto H, Yoshizawa M, et al. Vitamin B6 supplementation can improve peripheral polyneuropathy in patients with chronic renal failure on high-flux haemodialysis and human recombinant erythropoietin. Nephrology Dialysis Transplantation 2000;15(9):1410-3.

Okada S 1985{Solo datos publicados}
*Okada S, Miyai Y, Sato K, Masaki Y, Higuchi T, Ogino Y, et al. Effect of methylcobalamin on diminished motor nerve conduction velocity in the tibial nerve of poorly controlled diabetics. Clinical Trials Journal 1985;22(6):534-6.

Osuntokun 1970{Solo datos publicados}
*Osuntokun BO, Langman MJS, Wilson J, Aladetoyinbo A. Controlled trial of hydroxocobalamin and riboflavine in Nigerian ataxic neuropathy. Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry 1970;33(5):663-6.

Osuntokun 1974{Solo datos publicados}
*Osuntokun BO, Langman MJS, WIlson J, Adeuja AOG, Aldetoyinbo MA. Controlled trial of combinations of hydroxocobalamin-cystine and riboflavine-cystine, in Nigerian ataxic neuropathy. Journal of Neurology, Neurolsurgery and Psychiatry 1974;37(1):102-4.

Paggao 2006
*Paggao J. Clinical experience on mecobalamin injection at Dr. Efren C. Montemayor Memorial Medical Center. Year obtained 2006. .

Parry 1985{Solo datos publicados}
*Parry GJ, Bredesen DE. Sensory neuropathy with low-dose pyridoxine. Neurology 1985;35(10):1466-8.

Pfeifer 1995{Solo datos publicados}
*Pfeifer MA, Schumer MP. Clinical trials of diabetic neuropathy: past, present, and future. Diabetes 1995;44(12):1355-61.

Podell 1985{Solo datos publicados}
Podell RN. Nutritional supplementation with megadoses of vitamin B6. Effective therapy, placebo, or potentiator of neuropathy?. Postgraduate Medicine 1985;77(3):113-6.

Reschke 1989{Solo datos publicados}
*Reschke B, Zeuzem S, Rosak C, Petzoldt R, Althoff P-H, Ulrich H, et al. High dose long term treatment with thioctic acid in diabetic polyneuropathy: results of a controlled randomised study with particular attention on autonomic neuropathy [Hochdosierte langzeitbehandlung mit thioctsaure bei der diabetischen polyneuropathie - ergebnisse einer kontrollierten, randomisierten studie unter besonderer berucksichtigung der autonomen neuropathie]. Thioctsaure: Neue biochemische, pharmakologische und klinische Erkenntnisse zur Thioctsaure 1989:318-34.

Reyes 1980{Solo datos publicados}
*Reyes HE. An open study of the vitamin combination B1-B6-B12 in diabetic neuropathies. Investigacion Medica Internacional 1980;7(3):201-8.

Richter 2000{Solo datos publicados}
*Richter H-J. Benfotiamine protects diabetic patients for neuropathy [Benfotiamin schutzt diabetiker vor neuropathien]. Nervenheilkunde 2000;19(7):111.

Roimicher 1970{Solo datos publicados}
*Roimicher S, de Azevedo MN, Pereira O, Barros SM. Comparative study of the effects of hydroxycobalamin and cyanocobalamin on rheumatic pains (double blind test) [Estudo comparativo da acao da hidroxocobalamina e da cianocobalamina nas algias reumaticas (ensaio duplo-cego)]. Hospital 1970;78(2):373-81.

Sachse 1980{Solo datos publicados}
*Sachse G, Willms B. Efficacy of thioctic acid in the therapy of peripheral diabetic neuropathy. Hormone and Metabolic Research 1980;9 Suppl:105-7.

Saurugg 1977{Solo datos publicados}
*Saurugg VD, Hodkewitsch E. Clinical experiences with an analgesic-acting infusion solution in neurological painful conditions [Klinische erfahrungen mit einer analgetisch wirkenden infusionslosung bei neurologischen schmerzzustanden]. Wien Med Wochenschr 1977;127(15):490-2.

Shi 2003{Solo datos publicados}
*Shi XW. The treatment for diabetic peripheral neuropathy by combined puerarin with methylcobalamin. Zhejiang Practical Medicine 2003;8(1):17-8.

Shindo 1994{Solo datos publicados}
*Shindo H, Tawata M, Inoue M, Yokomori N, Hosaka Y, Ohtaka M, et al. The effect of prostaglandin E1-alpha CD on vibratory threshold determined with the SMV-5 vibrometer in patients with diabetic neuropathy. Diabetes Research and Clinical Practice 1994;24(3):173-80.

Simeonov 1997{Solo datos publicados}
*Simeonov S, Pavlova M, Mitkov M, Mincheva L, Troev D. Therapeutic efficacy of "Milgamma" in patients with painful diabetic neuropathy. Folia Medica (Plovdiv) 1997;39(4):5-10.

Simonin 1981{Solo datos publicados}
*Simonin C, Hovette P, Rey M. Value of treatment with arginine oxoglurate plus B-group vitamins in polyneuritis of chronic alcoholism. Medecine Interne 1981;16(2):85-90.

Skelton 1991{Solo datos publicados}
*Skelton WP, Skelton NK. Neuroleptics in painful thiamine deficiency neuropathy. Southern Medical Journal 1991;84(11):1362-3.

Stein-Hammer 1996{Solo datos publicados}
*Stein-Hammer C. Benfothiamine-vitamin B complex in polyneuropathy. Therapiewoche 1996;46(11):598-9.

Sun 2005{Solo datos publicados}
Sun Y, Lai M-S, Lu C-J. Effectiveness of vitamin B12 on diabetic neuropathy: systematic review of clinical controlled trials. Acta Neurologica Taiwanica 2005;14(2):48-54.

Suzuki 1985{Solo datos publicados}
*Suzuki K. Clinical effects of E-0723 (mecobalamin, d-alpha-tocopherol acetate preparation) on peripheral neuropathy in the field of orthopedics. Comparison with a mecobalamin preparation. Japanese Pharmacology and Therapeutics 1985;13(5):531-54.

Tanigawa 2006
*Tanigawa K, Ikeda M. Effect of methylcobalamin on diabetic neuropathy with special reference to its effectiveness by intramuscular injection. Second Department of Internal Medicine, Kyoto University School of Medicine, Japan.. Year obtained 2006.

Tong 1980{Solo datos publicados}
*Tong HI. Influence of neurotropic vitamins on the nerve conduction velocity in diabetic neuropathy. Annals Academy of Medicine, Singapore 1980;9(1):65-70.

Torri 1992{Solo datos publicados}
*Torri G, Arosio B. Open, comparative trial in the evaluation of the efficacy and tolerability of a ganglioside versus a combination of B vitamins in patients with peripheral neuropathy [Studio aperto comparativo per valutare l'efficacia e la tollerabilita' di un preparato a base di gangliosidi nei confronti di un polivitaminico del gruppo B in pazienti affeti da neuropatie periferiche]. Ortopedia e Traumatologia Oggi 1992;12(2-3):85-91.

Utsunomiya 1987{Solo datos publicados}
*Utsunomiya K. Clinical effect of vitamin B6 on diabetic neuropathy - open multicenter trial. Therapeutic Research 1987;7(3):287-94.

Wibowo 2005
*Wibowo BS, Sastradiwirjo S, Sukaton U, Nurhayatie T. New aspects in the treatment of diabetic neuropathy with methylcobalamin: electrophysiologic quantification of diabetic neuropathy. Department of Neurology, University of Indonesia, RSCM Hospital, Indonesia.. Year obtained 2005.

Wu 2002{Solo datos publicados}
*Wu J, Zhong HJ, Sun ZX, Yi H, Lei MX. Efficacy of erigeron on diabetic peripheral neuropathy. Bulletin of Hunan Medical University 2002;27(4):337-40.

Yamada 1982{Solo datos publicados}
*Yamada K, Goto Y, Takebe K. Treatment of diabetic peripheral neuropathy with methylcobalamin. Proceedings of the International Symposium on Diabetic Neuropathy and its Treatment, Tokyo. 1982.

Yao 2004{Solo datos publicados}
*Yao G, Qu SY, Wang XR, Li L, Li HJ, Chen XH. Effect of medication on diabetic peripheral neuropathy by clinical intervention. Chinese Journal of Clinical Rehabiliation 2004;8(16):3032-3.

Yoshioka 1995{Solo datos publicados}
*Yoshioka K, Tanaka K. Effect of methylcobalamin on diabetic autonomic neuropathy as assessed by power spectral analysis of heart rate variations. Hormone and Metabolic Research 1995;27(1):43-4.

Zhong 1981{Solo datos publicados}
*Zhong X, Zheng B, Hu G, Zhu X, Hu Z. Early treatment of diabetic neuropathy. Chinese Medical Journal 1981;94(8):503-8.

Zhu 2001{Solo datos publicados}
*Zhu XP, Zhou ZG. Clinical observation of combined therapeutic effect of prostaglandin E1 and mecobalamin on diabetic peripheral neuropathy. Bulletin of Hunan Medical University 2001;26(4):343-4.


Annane 2004
Annane D, Gunn A, Hughes R, Jewitt K, Miller R, Moore D, O'Connor D, Rose M. About the Cochrane Collaboration (Collaborative Review Groups (CRGs)). The Cochrane Library. 2004, issue 4.

Chaney 1992
Chaney S. Principles of nutrition II: micronutrients. In: Delvin TM, editor(s). Textbook of Biochemistry with Clinical Correlations. New York: Wiley-Liss, 1992:1115-47.

Clarke 2001
Clarke M, Oxman A, editors. Collecting Data. Cochrane Reviewers Handbook 4.1.4 [upated October 2001]; Section 7. In: The Cochrane Library [database on CDROM]. The Cochrane Collaboration. Oxford: Update Software; 2001, Issue 4. .

Dyck 2005
Dyck P, Hughes R, O'Brien P. Quantitating overall neuropathic symptoms, impairments and outcomes. In: Dyck P, Thomas P, editor(s). Peripheral Neuropathy. 4th Edition. Philadelphia: Elsevier Saunders, 2005:1031-53.

Hillman 1996
Hillman R. Hematopoietic agents: growth factors, minerals and vitamins. In: Gilman A, Goodman L, Gilman A, editor(s). Goodman and Gilman's The Pharmacological Basis of Therapeutics. 9th Edition. McGraw-Hill, 1996:1311-40.

Hughes 2002
Hughes RAC. Peripheral neuropathy. BMJ 2002;324(7335):466-9.

Huskisson 1974
Huskisson EC. Measurement of pain. Lancet 1974;2(7889):1127-31.

Kaushansky 2006
Kaushansky K, Kipps TJ. Hematopoeitic agents: growth factors, minerals and vitamins. In: Brunton LL, Lazo JS, Parker KL, editor(s). Goodman and Gilman's The Pharmacological Basis of Therapeutics. 11th Edition. McGraw-Hill, 2006:1433-64.

Lumley 2001
Lumley J, Watson L, Watson M, Bower C. Periconceptional supplementation with folate and/or multivitamins for preventing neural tube defects [MEDLINE: ]. In: Cochrane Database of Systematic Reviews, 3, 2001.  CD001056.

Mahomed 2002
Mahomed K. Folate supplementation in pregnancy [Art. No.: CD000183. DOI: ]. In: Cochrane Database of Systematic Reviews, 1, 2002.  10.1002/14651858.CD000183.pub2.

Marcus 1996
Marcus R, Coulston A. Water-soluble vitamins: the vitamin B complex and ascorbic acid. Goodman and Gilman's The Pharmacological Basis of Therapeutics. 9th Edition. McGraw-Hill, 1996:1555-72.

McCarter 1992
McCarter DN, Holbrook J. Vitamins and minerals. In: Herfindal ET, Gourley DR, Hart LL, editor(s). Clinical Pharmacy and Therapeutics. 5th Edition. Baltimore: WIlliams & Williams, 1992:133-49.

Olson 1996
Olson R. Water-soluble vitamins. Principles of Pharmacology Basic Concepts and Clinical Application. Kentucky: Chapman and Hall, 1996:949-79.

RodriguezMartin 2002
Rodriguez-Martin J, Qizilbash N, Lopez-Arrieta J. Thiamine for Alzheimer's disease [Art. No.: CD001498. DOI: ]. In: Cochrane Database of Systematic Reviews, 1, 2002.  10.1002/14651858.CD001498.

Schaumburg 1983
Schaumburg H, Kaplan J, Windebank A, Vick N, Rasmus S, Pleasure D, et al. Sensory neuropathy from pyridoxine abuse. The New England Journal of Medicine 1983;309(8):445-8.

van Boxtel 2001
van Boxtel CJ. Vitamins. In: van Boxtel CJ, Santoso B, Ralph Edwards I, editor(s). Drug Benefits and Risks. International Textbook of Clinical Pharmacology. Chichester: John Wiley & Sons, Ltd., 2001:415-20.

* El asterisco señala los documentos más importantes para este estudio



GRÁFICOS
Esta revisión no tiene gráficos.




CARÁTULA
Titulo

Vitamina B para el tratamiento de la neuropatía periférica

Autor(es)

Ang Cynthia D, Alviar Maria Jenelyn M, Dans Antonio L, Bautista-Velez Gwyneth Giselle P, Villaruz-Sulit Maria Vanessa C, Tan Jennifer J, Co Homer U, Bautista Maria Rhida M, Roxas Artemio A

Contribución de los autores

J Alviar y C Ang prepararon los protocolos iniciales y actualizados. C Ang diseñó y coordinó la revisión. M Alviar desarrolló la estrategia de búsqueda. M Alviar y C Ang realizaron las búsquedas. J Alviar, C.Ang, y V Villaruz-Sulit seleccionaron los resultados de la búsqueda. C Ang organizó la obtención de los artículos. C Ang, R Bautista y G Bautista-Velez seleccionaron los artículos recuperados de acuerdo con los criterios de inclusión. G Bautista-Velez comprobó los artículos recuperados de acuerdo con los criterios de inclusión. J Alviar, C Ang, y J Tan evaluaron la calidad y extrajeron los datos de los artículos. A Roxas intermedió en la evaluación de la calidad de los artículos. C Ang escribió a los autores para obtener información adicional. C Ang obtuvo y seleccionó los datos de los estudios no publicados. G Bautista-Velez seleccionó los datos de los estudios no publicados. V Villaruz-Sulit colaboró con la organización de los datos del análisis. C Ang y H Co introdujeron los datos en Review Manager. C Ang analizó e interpretó los datos. C Ang redactó la revisión. J Alviar, R Bautista, G Bautista-Velez, H Co, A Dans, A Roxas y V Villaruz-Sulit verificaron y se pusieron de acuerdo con la revisión. A Dans proporcionó asesoramiento general sobre la revisión. C Ang obtuvo el financiamiento.

Número de protocolo publicado inicialmente2004/1
Número de revisión publicada inicialmente2008/3
Fecha de la modificación más recienteLa información no está disponible
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente13 mayo 2008
Cambios más recientesEl autor no facilitó la información
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Cynthia D Ang
Department of Rehabilitation Medicine
University of the Philippines - College of Medicine and Philippine General Hospital
Taft Avenue
Ermita
Manila
1000
Philippines
Número de la Cochrane LibraryCD004573
Grupo editorialCochrane Neuromuscular Disease Group
Código del grupo editorialHM-NEUROMUSC


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
Recursos internos



Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.