Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Asignación del registro de anotaciones del embarazo a las propias mujeres

Brown HC, Smith HJ
Fecha de la modificación más reciente: 17 de febrero de 2004
Fecha de la modificación significativa más reciente: 20 de enero de 2004

Esta revisión debería citarse como: Brown HC, Smith HJ. Asignación del registro de anotaciones del embarazo a las propias mujeres (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

En muchos países, a las mujeres se les asigna el registro del caso de su embarazo para aumentar el sentido de control y la satisfacción con su atención.

Objetivos

Evaluar los efectos de la asignación del registro del caso del embarazo a las propias mujeres.

Estrategia de búsqueda

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group trials register) (enero 2004).

Criterios de selección

Ensayos controlados aleatorios de mujeres a quienes se les asignó su propio registro del caso durante el embarazo.

Recopilación y análisis de datos

Dos revisores aplicaron los criterios de inclusión y evaluaron la calidad de los estudios de forma independiente. Una revisora obtuvo los datos de los estudios incluidos mediante un formulario estándar (verificado por la segunda revisora). Se evaluaron las estimaciones del efecto mediante el riesgo relativo con intervalos de confianza del 95%.

Resultados principales

Se incluyeron tres ensayos en esta revisión (n = 675 mujeres). Las mujeres que llevaban su propio registro del caso tenían más probabilidades de sentirse controladas (riesgo relativo (RR) 1,56; intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,18 a 2,06). Satisfacción de las mujeres: un ensayo informó que hubo más mujeres satisfechas con su atención en el grupo del registro del caso (66 de 95) que en el grupo control (58 de 102) (RR 1,22, IC del 95%: 0,99 a 1,52); dos ensayos no informaron diferencias en la satisfacción de las mujeres (un ensayo no proporcionó datos y un ensayo utilizó una escala de satisfacción de 17 puntos). Más mujeres en el grupo de registro del caso querían llevar sus propios registros en un embarazo posterior (RR 1,79; IC del 95%: 1,43 a 2,24). En términos generales, la estimación combinada de los dos ensayos (n = 347) que informaron sobre el riesgo de registros perdidos u olvidados en la casa no fue significativa (RR 0,38, IC del 95%: 0,04 a 3,84). No hubo diferencias en las conductas relacionadas con la salud (hábito de fumar y lactancia materna), necesidad de anestesia durante el trabajo de parto, aborto espontáneo, nacimiento de mortinatos y muertes neonatales. Más mujeres en el grupo de registro del caso tuvieron partos operatorios (RR 1,83, IC del 95%: 1,08 a 3,12).

Conclusiones de los autores

Los tres ensayos son pequeños y no todos informaron todos los resultados. Los resultados indican que existen tanto beneficios potenciales (mayor control materno y satisfacción durante el embarazo, mayor disponibilidad de registros prenatales durante la asistencia al hospital), como daños potenciales (más partos operatorios). Cabe destacar que todos los ensayos informan que más mujeres en el grupo de registro del caso preferirían mantener sus registros prenatales en otro embarazo. Existen pruebas insuficientes sobre las conductas relacionadas con la salud (hábito de fumar y lactancia materna) y los resultados clínicos. Es importante enfatizar que esta revisión muestra una falta de evidencia de beneficio en lugar de evidencia de ningún beneficio.

Esta revisión debería citarse como:
Brown HC, Smith HJ Asignación del registro de anotaciones del embarazo a las propias mujeres (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

La asignación del registro del caso a las propias mujeres mejora su sentido de control y satisfacción, y la disponibilidad de los registros prenatales, pero no existen pruebas suficientes de efectos adicionales

En algunos sistemas de asistencia sanitaria, se asignan a las mujeres sus propios registros del caso para que los cuiden y los traigan en cada visita prenatal. Esta revisión indica que existen tanto beneficios potenciales (mayor disponibilidad de registros prenatales durante la asistencia al hospital, mayor control materno y satisfacción durante el embarazo) como daños potenciales (más partos operatorios). Todos los ensayos informaron que más mujeres en el grupo de registro del caso preferirían llevar sus propios registros prenatales en otro embarazo; sin embargo, no hubo suficientes pruebas como para determinar el efecto de que las mujeres lleven sus registros del caso en las conductas relacionadas con la salud, como el hábito de fumar y la lactancia materna, y en los resultados clínicos.


ANTECEDENTES

Durante los últimos años, ha habido mucho interés con respecto a la mejor manera de proporcionar control prenatal a las mujeres (Munjanja 1996; Villar 1998). Se están cuestionando los métodos tradicionales de control prenatal y su efectividad (Backe 1993), e investigaciones del Reino Unido han indicado que las mujeres desean tener más control de su atención durante el embarazo y el trabajo de parto (DoH 1993). Un aspecto del cambio en la prestación de atención es asignar registros a las mujeres para que los lleven durante todo el embarazo. Esto hará que las mujeres sientan más autoridad al facilitar la participación en su atención médica- (Homer 1999), mejorará la disponibilidad de los registros cuando sean necesarios y reducirá el costo. Un beneficio importante de asignar su propio registro del caso a las mujeres es que todos los prestadores de atención sanitaria escribirán en un solo registro, lo que reducirá el error clínico y ayudará a la comunicación entre prestador y prestador. Además, se ha formulado la hipótesis de que las mujeres que asumen la responsabilidad por sus propios registros , también presentarán una mejoría en otras conductas obstétricas como fumar menos, menor necesidad de anestesia durante el trabajo de parto y mejor lactancia materna (Elbourne 1987).

En muchos países de bajos ingresos, mantener un registro es problemático debido a que los hospitales luchan por mantener su infraestructura con fondos limitados, lo que a menudo hace que los registros se pierdan o que no se pueda acceder a ellos. Esto formó parte de la motivación para desarrollar la ficha "Camino hacia la Salud" ("Road to Health"); una ficha que lleva uno de los padres, en la que se detalla el crecimiento del niño, los antecedentes médicos y el registro de vacunación. Se demostró su importancia para los países de bajos ingresos (Donald 1984). Trabajos más recientes mostraron que a los padres y al personal les gustó el concepto de la ficha "Camino hacia la salud", pero querían que fuese más detallada, con la inclusión de ilustraciones, historias clínicas, más información sanitaria, y también más personalizada con relación a cada niño y en el idioma natural de los padres (Harrison 1998).

Muchas de las mismas motivaciones para los registros asignados a la mujer se aplican durante el período prenatal. Los registros asignados a la mujer también son importantes cuando ésta cambia de institución durante el embarazo, lo que es frecuente, tanto en países de ingresos altos, como bajos. En muchos países, se proporcionaron fichas a las embarazadas con un resumen de las anotaciones, los antecedentes y la evolución del embarazo, que traen con ellas en cada visita. El objetivo es acceder fácilmente a los registros médicos de cada mujer embarazada y también reducir los costos administrativos que acarrea mantener y recuperar los registros hospitalarios tradicionales. La otra ventaja de los registros asignados a la mujer, que incorporan la historia clínica y cuando es posible gráficos del crecimiento fetal, es que incluso si la mujer cambia de institución sanitaria, se puede monitorizar el crecimiento fetal y se puede mantener una evaluación más precisa de la edad gestacional (Hofmeyr 1994). Un beneficio indirecto de asignar el registro del caso a la mujer es que mejora la calidad de la atención, ya que es más probable la comunicación entre la mujer y la persona responsable de su cuidado, y la mujer está más dispuesta a participar en el intercambio de información.

El contenido de los registros del cuidado materno asignados a las mujeres es importante; deben contener toda la información pertinente a la atención del embarazo y el parto, en particular si se proporcionó a la mujer un registro resumido de las anotaciones principales. Simplemente reemplazar los registros hospitalarios tradicionales por registros asignados a las mujeres que sean incompletos o inadecuados no aportará beneficios.

Un problema previsible con los registros asignados a la mujer es que se pierdan, o que la mujer no traiga su registro con ella cuando asista al control prenatal o llega en trabajo de parto.

Muchos países pueden sentirse alentados para implementar la práctica de asignar los registros a las propias mujeres antes de que haya pruebas claras del beneficio o el daño. Esta revisión tiene por objetivo evaluar la repercusión de asignar el registro del caso del embarazo a las propias mujeres sobre la calidad de la atención y los resultados clínicos, y así proporcionar pruebas en cuanto a los beneficios o los daños de esta práctica que se puedan usar en la toma de decisiones de políticas sanitarias.


OBJETIVOS

Evaluar los efectos de la asignación del registro del caso del embarazo a las propias mujeres en los resultados administrativos, la satisfacción y el control materno, las conductas relacionadas con la salud y los resultados clínicos.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Ensayos controlados aleatorios, que incluían ensayos aleatorios grupales.

Tipos de participantes

Embarazadas, desde su primera visita prenatal hasta el final del puerperio.

Tipos de intervención

Cualquier intervención que incluía la asignación del registro del caso del embarazo a las mujeres, desde el momento de su primera visita prenatal hasta el ingreso al hospital para el nacimiento del bebé.

Tipos de medidas de resultado

Resultados primarios
Satisfacción y control materno
1. Número de mujeres que sentían tener el control y se sentían comprometidas con la toma de decisiones durante su embarazo.
2. Número de mujeres que informaron que estaban satisfechas con su control prenatal.
3. Número de mujeres que querían llevar sus registros en un embarazo posterior.

Administrativos
4. Disponibilidad de registros prenatales completos en el momento del parto.
5. Número de registros perdidos u olvidados en la casa en el momento de asistir al hospital.

Resultados secundarios
1. Participación de la pareja en el embarazo, durante el trabajo de parto y después del parto:
a) número de parejas que asistía a la consulta prenatal;
b) número de parejas presente durante el trabajo de parto;
c) número de parejas activamente comprometido en la atención del recién nacido.

Conductas relacionadas con la salud
2. Número de mujeres que dejó o redujo el hábito de fumar.

3. Prácticas de lactancia materna:
a) número de mujeres que eligió la lactancia materna;
b) duración de la lactancia materna;
c) número de mujeres que utilizó suplementos para leche materna.

Clínicos
4. Número de mujeres que necesitó anestesia durante el trabajo de parto.
5. Número de mujeres que tuvo una cesárea.
6. Número de mujeres que tuvo un parto vaginal asistido.
7. Resultados perinatales:
a) morbilidad a corto plazo (bajas puntuaciones de Apgar a los cinco minutos, taquipnea transitoria del recién nacido);
b) mortalidad;
c) ingresos a las unidades de cuidados especiales.
8. Resultados maternos:
a) morbilidad a corto plazo (hemorragia, infección, transfusión de sangre, pérdida del embarazo);
b) mortalidad.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Pregnancy and Childbirth Group

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group trials register) (enero 2004).

El Coordinador de Búsqueda de Ensayos mantiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto, que contiene ensayos identificados mediante:
1. Búsquedas trimestrales en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL) (CENTRAL);
2. Búsquedas mensuales en MEDLINE;
3. Búsquedas manuales en 30 revistas y en los resúmenes de los principales congresos;
4. Búsqueda semanal en el servicio de información actualizada en 37 revistas adicionales.

Los detalles sobre las estrategias de búsqueda en CENTRAL y MEDLINE, la lista de revistas consultadas manualmente y los resúmenes de los congresos, así como la lista de revistas revisadas por medio del servicio de información actualizada se pueden encontrar en la sección "Estrategias de búsqueda para la identificación de estudios" dentro de la información editorial sobre el Grupo Cochrane de Embarazo y Parto.

A los ensayos identificados a través de las actividades de búsqueda descritas más arriba se les asigna un código (o códigos) dependiendo del tema. Los códigos están relacionados con los temas de la revisión. El Coordinador de Búsqueda de Ensayos busca el registro para cada revisión utilizando estos códigos en lugar de palabras clave.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Se obtuvo el texto completo de todos los estudios potencialmente relevantes, y ambas revisoras aplicaron de forma independiente los criterios de inclusión. En los estudios que describían la asignación de formularios abreviados de sus registros a las mujeres, se evaluaron los formularios abreviados siempre que fue posible -mediante las descripciones del texto- para determinar si contenían información relevante o eran sólo una ficha de las citas, con poca o ninguna información clínica.

Ambas revisoras evaluaron de forma independiente la calidad del estudio, con relación a: ocultamiento de la asignación, generación de la secuencia de asignación e inclusión de todas las participantes asignadas al azar. (Clarke 2003). Debido a la naturaleza de la intervención, no fue posible el cegamiento de las participantes, por consiguiente, la evaluación de la implementación del cegamiento no fue apropiada.

Una revisora (Heather Brown) obtuvo los datos de los estudios incluidos mediante un formulario estándar, que luego fue examinado por la segunda revisora (Helen Smith).

El análisis estadístico se realizó con el programa informático Review Manager (RevMan 2000). Se evaluaron las estimaciones del efecto mediante el riesgo relativo con intervalos de confianza del 95% y los datos combinados mediante un modelo de efectos fijos. Se evaluó la heterogeneidad mediante la I2 estadística de RevMan 2000; la heterogeneidad importante fue indicada por los valores de más de 50%. Donde se detectó heterogeneidad significativa, se utilizó un modelo de efectos aleatorios.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

Elegibilidad
Tres estudios cumplieron los criterios de inclusión (n = 675). Tres estudios se excluyeron debido a que no eran ensayos controlados aleatorios y uno era un estudio cualitativo (Phipps 2001). Un estudio no incluyó la asignación del registro del caso a las propias mujeres, pero en cambio consideró fichas almacenadas en la computadora versus fichas impresas (Jenkinson 1989). Un estudio, registrado como un estudio planificado en 1997 (Aarts 1997), se excluyó porque no se pudo localizar al autor para confirmar si el ensayo se realizó, y si los resultados están disponibles.

Ubicación geográfica
Los tres estudios incluidos se realizaron dentro del sector de salud pública de países de altos recursos, dos en el Reino Unido (Reino Unido) y uno en Australia. Un estudio en el Reino Unido se realizó en el consultorio prenatal de un hospital escuela que atendía a una población predominantemente de bajos ingresos, con una gran parte de madres solteras, alto desempleo y grupos raciales desproporcionadamente afectados por las carencias sociales (Lovell 1987). El otro estudio del Reino Unido se realizó en un contexto rural, en un consultorio prenatal periférico a cargo de un consultor, y no existen observaciones sobre el perfil socioeconómico de estas mujeres(Elbourne 1987). El estudio australiano se realizó en el consultorio prenatal de un hospital escuela en una zona urbana; no se proporciona el perfil socioeconómico de las participantes, con excepción de que todas hablaban inglés (Homer 1999).

Participantes
Los tres estudios reclutaron a mujeres para el ensayo en su primera visita prenatal pautada.

Intervenciones
En cada uno de los tres ensayos, se asignaron los registros prenatales completos a los grupos de intervención y a los grupos control se les dio una ficha denominada ficha de cooperación o "co-op", que es una ficha asignada a la embarazada pero con información muy resumida, sin seguimiento clínico o información de la evolución clínica.

Resultados
En todos los ensayos incluidos, se recopilaron los datos sobre los resultados primarios y secundarios mediante cuestionarios autoadministrados. Ningún ensayo informó si los cuestionarios se validaron.

En los tres ensayos, se informó el número de registros perdidos u olvidados en la casa, pero ninguno mencionó la disponibilidad de los registros prenatales en el momento del parto. Los tres ensayos informaron el número de mujeres que mencionaron estar satisfechas con la atención, y el número de mujeres que querían llevar sus propios registros; dos ensayos informaron el número de mujeres que sentían tener el control (Elbourne 1987; Homer 1999). Sin embargo, los resultados se informaron de modo diferente en cada ensayo; Elbourne usó la proporción de la tasa (Elbourne 1987), mientras que Lovell y Homer informaron porcentajes (Lovell 1987; Homer 1999).

Ninguno de los tres ensayos informó resultados secundarios. La participación de la pareja se trató indirectamente en dos ensayos (Elbourne 1987; Homer 1999) y el número de mujeres que dejó de fumar se informó en dos ensayos (Elbourne 1987; Lovell 1987). Un ensayo (Lovell 1987) trató cada uno de los siguientes resultados: el número de mujeres que necesitó anestesia; el número que tuvo una cesárea; el número que tuvo un parto vaginal asistido; y el número de mujeres que utilizó suplementos para la leche materna.


CALIDAD METODOLÓGICA

En dos estudios, el ocultamiento de la asignación fue adecuado; ambos usaron sobres opacos, numerados consecutivamente y sellados (Elbourne 1987; Homer 1999); un ensayo (Lovell 1987) mencionó la asignación aleatoria, pero no especificó el método de ocultamiento.

En el ensayo de Lovell 1987, 246 mujeres se consideraron elegibles para el estudio; 11 no aceptaron, y quedaron 235 que fueron asignadas al azar y de quienes estaban disponibles los datos básicos. Siete mujeres tuvieron un aborto espontáneo o se perdieron en el seguimiento, por lo que quedaron 228 (93%) que completaron el primer cuestionario. En el ensayo de Homer 1999, 150 mujeres se consideraron elegibles para el estudio; 22 (13%) no aceptaron participar y no se asignaron al azar. Ciento veintiséis mujeres completaron el primer cuestionario, pero no todas respondieron a cada una de las preguntas. En el ensayo de Elbourne 1987, hubo 19 abandonos de 147 participantes en el grupo control y 22 abandonos de 143 en el grupo de intervención.


RESULTADOS

Se incluyen tres ensayos con 675 mujeres.

Resultados primarios
Satisfacción y sentido de control de las mujeres
1. Número de mujeres que sentía tener el control y estar involucrado en la toma de decisiones durante su embarazo
Dos ensayos informaron este resultado (n = 450) (Lovell 1987; Elbourne 1987). La estimación combinada muestra que en las mujeres que llevaban sus propios registros, era más probable la sensación de tener el control (riesgo relativo (RR) 1,56, intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,18 a 2,06). Homer 1999 utilizó preguntas con final abierto para interrogar a las mujeres acerca del método asignado de registro; los comentarios positivos (89%) incluyeron un sentido de control durante el embarazo (Homer 1999).

2. Número de mujeres que informó estar satisfecho con su control prenatal
Lovell 1987 (n = 197) informó que más mujeres en el grupo de registro del caso (66 de 95) estaban satisfechas con la atención recibida versus el grupo control (58 de 102); sin embargo, esta diferencia no fue estadísticamente significativa (RR 1,22, IC del 95%: 0,99 a 1,52). Homer 1999 evaluó la satisfacción materna con relación a la atención general mediante un cuestionario con 17 parámetros indirectos (evaluados según la escala de cinco puntos de Likert) para las mujeres; ninguno de éstos mostró diferencias estadísticamente significativas entre los dos grupos (no se proporcionaron datos). Elbourne 1987 no informó diferencias estadísticamente significativas en la satisfacción con la atención, entre las mujeres que llevaban sus propios registros y las mujeres que llevaban fichas de cooperación; no se proporcionaron datos en el documento publicado.

3. Número de mujeres que quería llevar sus propios registros en un embarazo posterior
Los tres ensayos informaron sobre este resultado (n = 552); cada ensayo halló que más mujeres en el grupo de registros preferiría llevar sus registros prenatales en otro embarazo. La prueba de I2 mostró heterogeneidad significativa (I2 = 66,1%), sin embargo, el modelo de efectos aleatorios resultante fue muy similar al modelo de efectos fijos. Aunque existe heterogeneidad significativa, todos los ensayos apuntan a la misma dirección. En términos generales, el resultado combinado indica que el número de mujeres que quería llevar su propio registro en un embarazo posterior fue significativamente mayor en el grupo de registro del caso (RR 1,79, IC del 95%: 1,57 a 2,03). Este efecto es más marcado en un ensayo (Lovell 1987) (RR 2,26, IC del 95%: 1,75 a 2,93); sin embargo, no pudimos identificar diferencias entre los ensayos para explicar la razón.

Administrativos
4. Disponibilidad de registros prenatales completos en el momento del parto
Ninguno de los ensayos incluidos informó este resultado.

5. Número de registros perdidos u olvidados en el domicilio cuando se asiste al hospital
Un ensayo (n = 197) informó que no hubo registros perdidos u olvidados en el grupo de mujeres con registros propios, pero más del 25% del grupo control mencionó que el hospital había perdido o traspapelado sus anotaciones hospitalarias, por lo menos una vez durante su control prenatal; esta diferencia fue estadísticamente significativa (p < 0,02; prueba exacta de Fisher (Lovell 1987). El mismo ensayo (Lovell 1987) informó que más madres en el grupo control (10/102) habían olvidado traer sus anotaciones a una cita que en las del grupo de registro propio (1/95); RR 0,11, IC del 95%: 0,01 a 0,82. Otro ensayo (n = 150) no informó diferencias entre los dos grupos para este resultado (RR 1,03, IC del 95%: 0,31 a 3,40); en cinco ocasiones las mujeres en el grupo de registros propios no trajeron sus registros a la cita prenatal, y en cinco ocasiones el hospital extravió los registros de las mujeres en el grupo control (Homer 1999). La prueba de I2 mostró heterogeneidad significativa (74,2%), por lo que se realizó un análisis de efectos aleatorios. En términos generales, la estimación combinada de los dos ensayos (n = 347) no fue significativa (RR 0,38, IC del 95%: 0,04 a 3,84). Elbourne no informó diferencias entre los grupos de registros asignados a las mujeres y de registros hospitalarios en cuanto a la disponibilidad de los mismos en la consulta prenatal; sin embargo, no se proporcionó ningún dato (Elbourne 1987).

Resultados secundarios
1. Participación de la pareja en el embarazo, durante el trabajo de parto y después del nacimiento
a) Número de parejas que asistían a la consulta prenatal;
b) número de parejas presentes durante el trabajo de parto;
c) número de parejas activamente involucradas en la atención del recién nacido.

Dos ensayos hicieron comentarios breves sobre la participación de la pareja, pero no trataron directamente los resultados antes señalados. En un ensayo, los resultados de las preguntas con final abierto indicaron que las mujeres que llevaban sus registros sentían que tenían la oportunidad de compartir la información con sus parejas, lo que era especialmente importante si las parejas no podían asistir a la consulta prenatal con ellas (Homer 1999). El otro ensayo (Elbourne 1987) no informó diferencias estadísticamente significativas entre los dos grupos en cuanto a la participación del padre del recién nacido (no se proporcionan datos).

Conductas relacionadas con la salud
2. Número de mujeres que dejaron o redujeron el hábito de fumar
Esto se trató en dos ensayos (Lovell 1987; Elbourne 1987). Ambos informaron que no hubo diferencias significativas entre el grupo de registros asignados a las mujeres y el grupo control; un ensayo no proporcionó datos (Elbourne 1987) y, además, informó que no hubo diferencias en cuanto a los cambios "personales" en el número de cigarrillos que fumaron durante el período de estudio. El otro ensayo (Lovell 1987) no informó cambios en el hábito de fumar en las mujeres no fumadoras, en las que fumaban entre uno y diez cigarrillos por día, y en las que fumaban más de 11 por día, en las semanas de gestación ocho a 16 ó 32 a 34. Se proporcionaron los porcentajes de las mujeres fumadoras dentro de estos grupos a las diferentes semanas de gestación. Los autores no proporcionaron denominadores y, debido a los números variables de las mujeres que completaron una pregunta determinada, no se pudieron calcular. Por lo tanto, para este resultado, no se pudo generar un gráfico por el análisis RevMan.

3. Prácticas de lactancia materna
a) Número de mujeres que eligió la lactancia materna;
b) duración de la lactancia materna;
c) número de mujeres que utilizó suplementos para la leche materna.

Un ensayo (n = 203) informó el número de mujeres que eligió la lactancia materna después del parto (Lovell 1987); los resultados no mostraron diferencias significativas entre las mujeres en el grupo de registros de anotaciones y en el grupo control (RR 1,02, IC del 95%: 0,88 a 1,18).

Clínicos
4. Número de mujeres que necesitó anestesia durante el trabajo de parto
Un ensayo (n = 212) (Lovell 1987) informó una tendencia hacia una mayor utilización de anestesia epidural en el grupo de registro del caso (40/104), en comparación con el grupo control (29/108); la diferencia no fue estadísticamente significativa (RR 1,43, IC del 95%: 0,96 a 2,13).

5. Número de mujeres que tuvo parto vaginal asistido o cesárea
Lovell 1987 (n = 212) definió al "parto asistido" como el parto por cesárea o con fórceps, y halló que más mujeres en el grupo de registros propios (30 de 104) tenían partos por cesárea o con fórceps, en comparación con el grupo control (17 de 108); RR 1,83, IC del 95%: 1,08 a 3,12. Los autores no mencionan si se incluyeron partos con ventosas.

6. Resultados perinatales y maternos
Un ensayo (Lovell 1987) informó sobre el aborto espontáneo y el nacimiento de mortinatos o muerte neonatal (n = 212). Para el aborto espontáneo, no se observaron diferencias entre el grupo de registro del caso propio (ocho de 104) y el grupo control (siete de 108) (RR 1,19, IC del 95%: 0,45 a 3,16). Tampoco se observaron diferencias entre los grupos en el nacimiento de mortinatos o muerte neonatal (RR 1,04, IC del 95%: 0,15 a 7,24).


DISCUSIÓN

Solidez de la evidencia
Los tres ensayos son pequeños (incluyeron menos de 300 mujeres) y no todos informaron sobre todos los resultados; esto significa que no podemos estar seguros acerca del efecto de asignarles a las mujeres sus propios registros de embarazo en los resultados administrativos, satisfacción y control materno, conductas relacionadas con la salud y resultados clínicos. Existe un alto riesgo de error Tipo II, debido al tamaño pequeño de los ensayos incluidos. Es importante enfatizar que esta revisión muestra una falta de evidencia de beneficio en lugar de evidencia de ningún beneficio; se necesita investigación adicional.

Los tres ensayos incluidos utilizaron cuestionarios autoadministrados para evaluar el efecto de los registros asignados a las mujeres; este método está sujeto al sesgo de los encuestados y significa que los resultados informados en los ensayos deben interpretarse con cuidado. Una auditoría de las anotaciones de las pacientes proporcionaría una medida más objetiva de resultados cuantificables. Un ensayo reunió y analizó muestras de orina para obtener una evaluación más objetiva del hábito de fumar informado por las mujeres (Elbourne 1987).

¿La práctica de asignar a las mujeres sus propias anotaciones aumenta la disponibilidad de los registros prenatales? Los resultados de los tres ensayos son discordantes, porque un ensayo (Lovell 1987) indica que las mujeres que llevan sus propios registros no pierden ni traspapelan sus registros, mientras que los otros dos (Homer 1999; Elbourne 1987) no informan diferencias. Por lo tanto, las consecuencias no son claras en relación a qué puede ser más significativo en un contexto de bajos ingresos donde, a menudo, el registro de los hospitales es deficiente.

¿Las mujeres que llevan sus propios registros de anotaciones sienten que poseen más control y están más satisfechas con la atención durante el embarazo?
Las mujeres que llevaban sus propios registros tenían significativamente más probabilidades de sentir que poseían el control y de sentirse satisfechas con su atención. Los resultados de dos ensayos (Lovell 1987; Elbourne 1987) que informan directamente el sentido de control y un ensayo (Lovell 1987) que informa la sensación de satisfacción de las mujeres apoyan lo expresado anteriormente. Los tres ensayos indican que significativamente más mujeres en el grupo de registros del caso preferían llevar sus registros prenatales en otro embarazo. Además de los ensayos incluidos en la revisión, se identificó un estudio cualitativo de veintiuna mujeres que participaron en entrevistas cara a cara, que se codificaron para el análisis temático, para explorar la repercusión en las mujeres de asignarles sus propios registros durante el embarazo. La reacción de las mujeres en el estudio fue de un apoyo inmenso para la asignación de sus propios registros del caso, ya que mejoraba el nivel de comunicación entre las mujeres y sus prestadores de atención sanitaria, y proporcionaba una mayor sensación de compartir y comunicar (Phipps 2001).

¿Las mujeres que llevan sus propios registros de anotaciones muestran una mejoría en las conductas relacionadas con la salud?
Las pruebas del efecto de asignar a las mujeres sus registros del caso sobre las conductas relacionadas con la salud no son concluyentes.

¿Son mejores los resultados clínicos en las mujeres que llevan sus propios registros del caso?
Los resultados clínicos se informaron sólo en un ensayo (Lovell 1987). Es importante que en este ensayo las mujeres en el grupo de registro del caso tuvieron significativamente más partos asistidos (definidos como cesárea o partos con fórceps), lo que no se justifica por el uso de anestesia epidural. Lo que resulta decepcionante, es que sólo un ensayo informó resultados clínicos, ya que éstos a menudo se pueden utilizar como poderosos motivadores para cualquier cambio en la práctica.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

La política de asignar sus propios registros de anotaciones del embarazo a las mujeres tiene beneficios potenciales (mayor control y satisfacción materna durante el embarazo, mayor disponibilidad de registros prenatales durante la asistencia al hospital) y daños potenciales (más partos operatorios). Cabe destacar que todos los ensayos informan que más mujeres en el grupo de registro del caso preferirían mantener sus registros prenatales en otro embarazo. Existen pruebas insuficientes del efecto de la asignación del registro del embarazo a las propias mujeres en las conductas relacionadas con la salud (hábito de fumar y lactancia materna) y los resultados clínicos.

Implicaciones para la investigación

Parece que asignar los propios registros del caso a las mujeres ya es una práctica generalizada, incluso en muchos países de ingresos bajos, a pesar de que las pruebas no sean concluyentes y de que ninguno de los ensayos se haya realizado en un país de ingresos bajos. El riesgo potencial de un mayor número de cesáreas y partos vaginales quirúrgicos tiene implicaciones de recursos significativas en un contexto de bajos ingresos. Por este motivo, sería valioso realizar un amplio ensayo multicéntrico que incluya países de ingresos bajos y que investigue específicamente los resultados clínicos en las mujeres y sus bebés, y los aspectos administrativos; y realizar estudios cualitativos para explorar la satisfacción, el sentido de poder y de control que experimentan las mujeres.


AGRADECIMIENTOS

Al profesor GJ Hofmeyr, por su colaboración para aprender a utilizar el software pertinente. A Sonja Henderson, por el constante apoyo técnico y el estímulo para completar esta revisión.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Ninguno conocido.


TABLAS

Characteristics of included studies

StudyElbourne 1987 
MethodsRandomised controlled trial; method of randomisation specified (used consecutively numbered series of opaque envelopes); allocation concealment adequate. 
Participants290 pregnant women less than 34 weeks' gestation. 
InterventionsIntervention group: woman to hold own obstetric case notes until 10 days after delivery; control group: women carried abbreviated form of notes ('co-op card') and full obstetric case notes held by medical records department records. 
OutcomesFive hypotheses were made about women carrying their own notes:
1) they would feel more satisfied with their maternity care;
2) women would feel better about their pregnancy, better informed, less anxious, more in control, more confident and that the babies father was more involved in the pregnancy, labour and care of the child;
3) women would be less likely to suffer depression and find it easier to communicate with staff;
4) women carrying their own notes would result in increased availability of notes and a saving of clerical resources. 
NotesPeripheral consultant clinic Newbury, West Berkshire, UK. 
Allocation concealment
StudyHomer 1999 
MethodsRandomised controlled trial; method of randomisation specified (used consecutively numbered, sealed, opaque envelopes); allocation concealment adequate. 
Participants150 English speaking women attending antenatal clinic. 
InterventionsIntervention group: women given entire antenatal record through pregnancy. Control group: women given small, abbreviated version ('co-op card') to carry and full notes kept at the hospital. 
OutcomesWomen's sense of control, involvement in care and levels of communication, availability of records at antenatal visit. 
NotesAntenatal clinic in a NSW teaching hospital, Australia. 
Allocation concealment
StudyLovell 1987 
MethodsRandomised controlled trial; method of randomisation not stated; allocation concealment unclear. 
Participants246 women attending antenatal clinic. 
InterventionsIntervention group: women carried full set of antenatal records up until admission. Control group: women carried 'co-op card' and maternity notes retained by hospital. 
OutcomesWomen's satisfaction with care, sense of control and self confidence, communication with staff and involvement of baby's father. Also health related behaviour: attendance at antenatal clinic, breastfeeding, smoking and alcohol consumption. 
NotesAntenatal clinic, St Thomas's Hospital, London, UK. 
Allocation concealment


Characteristics of excluded studies

StudyReason for exclusion
Aarts 1997 Unable to contact authors to determine whether this trial was completed and published or not. 
Draper 1986 Not a randomised clinical trial. 
Jenkinson 1989 Randomised clinical trial but women were not given their own notes; instead, women were given their antenatal record in the form of an optical memory computer card. 
Phipps 2001 Qualitative research, not a randomised clinical trial. 
Webster 1996 Not a randomised clinical trial. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Elbourne 1987{Solo datos publicados}
Elbourne D, Richardson M, Chalmers I, Waterhouse I, Holt E. The Newbury Maternity Care Study: a randomized controlled trial to assess a policy of women holding their own obstetric records. British Journal of Obstetrics and Gynaecology 1987;94:612-9.

Homer 1999{Solo datos publicados}
Homer CSE, Davis GK, Everitt LS. The introduction of a woman-held record into a hospital antenatal clinic: the bring your own records study. Australian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynaecology 1999;39(1):54-7.

Lovell 1987{Solo datos publicados}
Lovell A, Zander LI, James CE, Foot S, Swan AV, Reynolds A. The St. Thomas's Hospital maternity case notes study: a randomised controlled trial to assess the effects of giving expectant mothers their own maternity case notes. Paediatric and Perinatal Epidemiology 1987;1:57-66.

Lovell A, Zander LI, James CE, Foot S, Swan AV, Reynolds A. St. Thomas' Maternity Case Notes Study: why not give mothers their own case notes?. London: Cicely Northcote Trust, 1986. .


Aarts 1997
Aarts FV. . Trial to determine the value of introducing a "state of pregnancy" passport on Curacao. Personal communication 1997.

Draper 1986
Draper J, Field S, Thomas H, Hare M. Should women carry their antenatal records. BMJ 1986;292:603.

Jenkinson 1989
Jenkinson SD, House MJ. The entire computerised antenatal record collected prospectively and stored on patient held optical memory. Proceedings of the Silver Jubilee Congress of Obstetrics and Gynaecology; 1989; London, UK, 1989. .

Phipps 2001
Phipps H. Carrying their own medical records: the perspective of pregnant women. Australian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynaecology 2001;41(4):398-401. 21645191.

Webster 1996
Webster J, Foster S, Thomas I, Griffin A, Timms H. Sharing antenatal care: client satisfaction and use of 'patient held' record. Australian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynaecology 1996;36(1):11-4.


Backe 1993
Backe B, Nakling J. Effectiveness of antenatal care: a population based study. British Journal of Obstetrics and Gynaecology 1993;100:727-32.

Clarke 2003
Clarke M, Oxman AD, editors. Cochrane Reviewers' Handbook 4.1.6 [updated January 2003]; Appendix 5c. The Cochrane Library, Issue 2, 2002. Oxford: Update Software. .

DoH 1993
Expert Maternity Group, Department of Health. Changing Childbirth. London: HMSO, 1993.

Donald 1984
Donald PR, Hesseling PB. The 'Road to Health' card - a cornerstone of preventative and promotive paediatrics. South African Medical Journal 1984;65:423-5.

Harrison 1998
Harrison D, de V Heese H, Harker H, Mann MD. An assessment of the 'Road to Health' card based on perceptions of clinic staff and mothers. South African Medical Journal 1998;88:1424-7.

Hofmeyr 1994
Hofmeyr GJ, Pattinson RC, Nikodem VC, Gulmezoglu AM. Charting fetal growth. Journal of Comprehensive Health 1994;5:62-7.

Munjanja 1996
Munjanja SP, Lindmark G, Nystrom L. Randomised controlled trial of a reduced visits programme of antenatal care in Harare, Zimbabwe. Lancet 1996;348:364-9.

RevMan 2000
Review Manager (RevMan). 4.1 for Windows Edition. Oxford, England: The Cochrane Collaboration, 2000

Villar 1998
Villar J, Khan-Neelofur D. Patterns of routine antenatal care for low risk pregnancy (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, 1, 1998. Oxford: Update Software.


Hodnett 1995
Hodnett ED. Women carrying their own case-notes during pregnancy. [revised 12 May 1993]. In: Enkin MW, Keirse MJNC, Renfrew MJ, Neilson JP, Crowther C (eds.) Pregnancy and Childbirth Module. In: The Cochrane Pregnancy and Childbirth Database [database on disk and CDROM]. The Cochrane Collaboration; Issue 2, Oxford: Update Software; 1995. .



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 Registro del caso versus control
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Registro del caso perdido u olvidado en la casa2347Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.38 [0.04, 3.84]
02 Mujeres que sentían tener control2450Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.56 [1.18, 2.06]
03 Mujeres que estaban satisfechas con su control prenatal1197Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.22 [0.99, 1.52]
04 Mujeres que querían llevar el registro del caso en un embarazo posterior3552Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.79 [1.57, 2.03]
05 lactancia1203Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.02 [0.88, 1.18]
06 Anestesia epidural usada en el trabajo de parto1212Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.43 [0.96, 2.13]
07 Parto asistido (fórceps y cesárea)1212Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.83 [1.08, 3.12]
08 Aborto1212Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.19 [0.45, 3.16]
09 Nacimiento de mortinato o muerte neonatal1212Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.04 [0.15, 7.24]


CARÁTULA
Titulo

Asignación del registro de anotaciones del embarazo a las propias mujeres

Autor(es)

Brown HC, Smith HJ

Contribución de los autores

Heather Brown redactó y revisó el protocolo. Los ensayos fueron identificados por una única revisora (Heather Brown) y verificados por una correvisora (Helen Smith). Ambas revisoras aplicaron los criterios de inclusión, evaluaron la calidad y obtuvieron los datos de forma independiente.
La revisión fue redactada y revisada por ambas revisoras.

Número de protocolo publicado inicialmente2000/4
Número de revisión publicada inicialmente2004/2
Fecha de la modificación más reciente17 febrero 2004
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente20 enero 2004
Cambios más recientesEl autor no facilitó la información
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidos01 enero 2004
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Dr Heather Brown MBBCh, FCOG (SA), DFFP(UK)
Obstetrician
National Collaborating Centre for Women's and Children's Health,
27 Sussex Place, Regent's Park
London
NW1 4RG
UK
tel: +44 20 77726342
hbrown@rcog.org.uk
fax: +44 20 77726390
Número de la Cochrane LibraryCD002856
Grupo editorialCochrane Pregnancy and Childbirth Group
Código del grupo editorialHM-PREG


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • La información sobre los recursos de apoyo no está disponible
Recursos internos
  • La información sobre los recursos de apoyo no está disponible

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Medical Records; Patient Satisfaction; Prenatal Care; Randomized Controlled Trials

Mesh check words: Female Humans Pregnancy




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.