Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Sistemas de registro de enfermería: efectos sobre la práctica de la enfermería y resultados en la asistencia sanitaria

Currell R, Urquhart C
Fecha de la modificación más reciente: 23 de agosto de 1999
Fecha de la modificación significativa más reciente: 16 de mayo de 2003

Esta revisión debería citarse como: Currell R, Urquhart C. Sistemas de registro de enfermería: efectos sobre la práctica de la enfermería y resultados en la asistencia sanitaria (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

Un sistema de registros de enfermería es el registro de la atención planeada y/o administrada a los pacientes/clientes individuales por enfermeras calificadas u otros prestadores de atención bajo la dirección de una enfermera calificada. Los sistemas de registro de enfermería pueden ser una manera eficaz de influir en la práctica de la enfermería.

Objetivos

Evaluar los efectos de los sistemas de registros de enfermería sobre la práctica de la enfermería y los resultados en los pacientes.

Estrategia de búsqueda

Se hicieron búsquedas en La Cochrane Library, el registro de ensayos EPOC (octubre 2002), MEDLINE, Cinahl, Sigle, y en las bases de datos del Royal College of Nursing , King's Fund, el NHS Centre for Reviews and Dissemination, y el Institute of Electrical Engineers hasta agosto de 1999; y en OCLC First Search, Department of Health database, NHS Register of Computer Applications y la base de datos de la Health Visitors' Association hasta el final de 1995.

Se realizaron búsquedas manuales en el Journal of Nursing Administration (1971a 1999), Computers in Nursing (1984 a 1999), Information Technology in Nursing (1989 a 1999) y en la lista de referencias de los artículos. Se realizaron búsquedas manuales en las actas de los principales congresos de informática sanitaria. Se estableció contacto con expertos en el campo de la enfermería informática, con proveedores de sistemas de computación para enfermería y con los grupos pertinentes de Internet.

Se hicieron búsquedas en todas las bases de datos Medline, Cinahl, British Nursing Index, Aslib Index to Theses desde 1998 hasta 2002. Se realizaron búsquedas manuales en el Journal of Nursing Administration, en Computers in Nursing y en Information Technology in Nursing hasta 2002. No se actualizaron las búsquedas de las otras bases de datos y la literatura gris incluida en la revisión original (excepto Health Care Computing Conference y Med Info), ya que en las búsquedas originales se hallaba poco material pertinente.

Criterios de selección

Ensayos aleatorios, estudios controlados tipo antes y después, y series de tiempo interrumpido que comparan un tipo de sistema de registro de enfermería con otro, en los contextos hospitalarios, de la comunidad o de la atención primaria. Los participantes eran enfermeras calificadas, estudiantes o asistentes de asistencia sanitaria que trabajaban bajo la dirección de una enfermera calificada y pacientes que recibían atención registrada o planificada mediante sistemas de registro de enfermería.

Recopilación y análisis de datos

Dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales

Se incluyen ocho ensayos, que involucran a 1407 personas. En tres estudios de registros mantenidos por los clientes, no se encontró ningún efecto global positivo o negativo, aunque se sugirió algún beneficio administrativo por la menor pérdida de notas. Un estudio de una hoja de tratamiento del dolor pediátrico mostró un efecto positivo sobre la intensidad del dolor en niños. Un estudio computarizado de planificación de atención de enfermería mostró un efecto negativo sobre la planificación de la atención de enfermería documentada, aunque otros dos estudios computarizados de información de enfermería mostraron un aumento en el registro, pero ningún cambio en los resultados de pacientes. La planificación de la atención tardó más con estos sistemas computarizados, pero los números de pacientes y enfermeras incluidos en estos estudios fueron pequeños. Un estudio controlado tipo antes y después de dos sistemas de registro de enfermería sobre papel mostró una mejora en el cumplimiento de los estándares de documentación.

Conclusiones de los autores

No se encontró ninguna evidencia de efectos sobre la práctica atribuible a cambios en los sistemas de registro. Aunque hay escasez de estudios con rigor metodológico suficiente para producir los resultados confiables en esta área, queda claro según la literatura, que es posible establecer ensayos aleatorios u otros diseños cuasiexperimentales necesarios para producir pruebas para la práctica. La investigación emprendida hasta ahora puede haber presentado, tanto problemas metodológicos, como de hipótesis defectuosas. Se podría utilizar una investigación cualitativa en enfermería para explorar la relación entre la práctica y el uso de información como precursora del diseño y las pruebas de los sistemas de información de enfermería.

Esta revisión debería citarse como:
Currell R, Urquhart C Sistemas de registro de enfermería: efectos sobre la práctica de la enfermería y resultados en la asistencia sanitaria (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Es necesario realizar investigaciones adicionales sobre la información de enfermería y los sistemas de registro de enfermería

Las diferentes maneras de mantener los registros de enfermería de pacientes pueden ser más efectivas y tener un impacto en la experiencia de la atención de los pacientes. Aunque se han realizado muchos estudios, solamente se encontraron unas pocas comparaciones meticulosas. Tres estudios mostraron que los esquemas de registro mantenidos por los pacientes tuvieron éxito con los pacientes. Las diferentes formas de registros estructurados mostraron algunas diferencias en la práctica de enfermería, pero estos estudios fueron limitados en escala. La introducción de un sistema informatizado no produjo los beneficios esperados, y mostró la importancia de incluir al personal de enfermería en el desarrollo de cualquier otro sistema.


ANTECEDENTES

A medida que aumenta la complejidad de la asistencia sanitaria, y los límites entre los profesionales y entre los sectores se tornan más borrosos, cada vez más, la capacidad de comunicarse efectivamente sobre la atención de los pacientes se vuelve más importante que nunca. La administración de una buena atención de enfermería siempre ha dependido de la calidad de la información de que dispone la enfermera, y siempre se ha reconocido a las enfermeras como las personas clave para la obtención, la generación y el uso de la información de los pacientes/clientes. El papel de la enfermera como prestadora de atención las veinticuatro horas y como coordinadora de la atención prestada por otros medios implica que el intercambio y transferencia de información sea una actividad importante en enfermería.

Un sistema de registro de enfermería es el registro de la atención planificada o administrada a pacientes/clientes individuales por enfermeras calificadas u otros encargados de la atención (que incluyen los estudiantes de enfermería) bajo la dirección de una enfermera calificada. El formato de estos registros ha variado con el tiempo, según las diferentes especialidades y en diferentes países. El desarrollo de registros de enfermería se centra en su uso como vehículos para el almacenamiento e intercambio de información, y también se han usado para apoyar diferentes filosofías de la práctica de la enfermería. Durante los últimos treinta años, la enfermería en el Reino Unido y Norteamérica ha sido desarrollada por teóricos de la enfermería como una actividad planeada que resuelve problemas. Aunque investigadores de la enfermería eminentes como Henderson (Henderson 1982) sugirió que la enfermería es algo más que la solución de problemas, lo que se constituye en tema de discusión sobre el suministro de la atención de enfermería y el registro de la información acerca de la atención de pacientes. Los efectos potenciales del registro de la información de enfermería en sistemas rígidos basados en este enfoque son considerables. Los beneficios esperados del registro consistente y dirigido de información acerca de la atención al paciente son claros e incluyen, por ejemplo, la seguridad del paciente y la continuidad de la atención. Los posibles efectos adversos sobre la atención de pacientes, la práctica de enfermería y el desarrollo del conocimiento de enfermería, del registro de información de pacientes en estructuras que pueden ser inadecuadas o inapropiadas para el objetivo, podrían ser altamente significativas. Todo lo que puede recuperarse fácilmente y puede saberse sobre la atención de enfermería de un paciente o cliente después del evento, reside en estos sistemas en soporte papel y electrónicos.

El reconocimiento de que la información adecuada es necesaria para una práctica efectiva de la enfermería ha llevado a teóricos y practicantes de enfermería, a los científicos de la información y al mundo comercial a invertir recursos considerables en el desarrollo de sistemas computarizados de información de enfermería. Los beneficios de esta inversión para los pacientes no se han establecido de ninguna manera. Por ejemplo, una revisión de los sistemas de información de enfermería de la Audit Commission (National 1992) fue crítica para los desarrollos que no habían realizado más que sistemas manuales existentes automatizados, sin embargo, todavía se invierte en estos sistemas. Por consiguiente, pareció necesaria una revisión acerca de lo que se sabe sobre estos sistemas y sus efectos.


OBJETIVOS

El objetivo de la revisión fue establecer el impacto de los sistemas de registro de enfermería sobre la práctica de la enfermería y los resultados de los pacientes. La literatura sugiere que puede haber una diferencia en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes por el uso de un sistema de registro de enfermería en comparación con otro y que los sistemas de registro de enfermería pueden ser un medio efectivo para influir en la forma en que las enfermeras hacen su práctica.

Las comparaciones hechas en la revisión fueron el uso de cualquier tipo de sistema de registro de enfermería comparado con el uso de otro. Los grupos de comparación incluidos en el estudio reflejan los cambios en la filosofía de la enfermería y de la práctica de la enfermería en el tiempo, y los cambios en las características de organización de la provisión de atención sanitaria. También quedan reflejados los avances en la tecnología de la información sanitaria en los diferentes tipos de sistemas de registro de enfermería que abarca la revisión.

Las preguntas para la revisión fueron:
1. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes, entre el uso de un sistema de registro de enfermería estructurado versus un sistema no estructurado.
2. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes, entre el uso de un plan de atención versus un sistema de registro de enfermería que no incluya un plan de atención formal.
3. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes, entre el uso de un sistema de registro de enfermería manual versus un sistema computarizado de registro de enfermería.
4. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes, entre el uso de registros de enfermería mantenidos centralmente versus registros de enfermería mantenidos por el paciente.
5. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes, entre el uso de un registro de enfermería versus un registro multidisciplinario.
6. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes entre el uso de un registro de enfermería orientado a problemas específicos versus un registro de enfermería no orientado a problemas específicos.
7. Si hay una diferencia mensurable en la práctica de la enfermería o los resultados de los pacientes a través del uso de notas sobre el progreso diario versus la diagramación por excepción (es decir, sólo un registro de anomalías o desviaciones del plan, en vez de un registro a intervalos regulares aunque no haya cambios o anomalías para informar).

La revisión procuró identificar tanto los efectos beneficiosos como adversos del uso de diferentes sistemas de registro de enfermería. La revisión también se propuso establecer vacíos en el conocimiento e identificar las áreas para una investigación adicional en la enfermería y en la informática.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Los tipos de planes experimentales incluidos son los descritos en el Módulo EPOC (ver MÉTODOS USADOS EN LAS REVISIONES en DETALLES DEL GRUPO para obtener las definiciones completas de planes experimentales). Éstos son:
Ensayos controlados aleatorios;
Ensayos clínicos controlados;
Análisis de series de tiempo interrumpido;
Estudios controlados tipo antes y después.

Tipos de participantes

1. Enfermeras calificadas (sin embargo, se definen en el país de origen del estudio) y estudiantes de enfermería u otros practicantes de la asistencia sanitaria que trabajan bajo la dirección de una enfermera calificada. El término "enfermera" se usa para incluir todas las enfermeras calificadas, comadronas y visitadoras sanitarias e incluye todas las que trabajan en hospitales, en la comunidad o en ámbitos de atención primaria.
2. Pacientes que reciben atención registrada o planificada mediante diferentes sistemas de registro de enfermería.

Tipos de intervención

Estudios que compararon el uso de un tipo de sistema de registro de enfermería con otro en hospitales, la comunidad o ámbitos de atención primaria, con inclusión de:
1. Registros multidisciplinarios de atención y registros mantenidos por el paciente, cuando constituían el único o principal registro de la atención de enfermería para pacientes individuales;
2. Sistemas basados en planes de atención estándar aplicados a la atención de pacientes individuales;
3. Sistemas diseñados para registrar aspectos específicos de atención directa de enfermería, como control del dolor o tratamiento de heridas;
4. Registros en papel y formatos electrónicos.

Los sistemas siguientes fueron excluidos:
i. Sistemas de gerencia de enfermería, como los diseñados para la matriculación o medida de la carga laboral;
ii. Los sistemas diseñados para la educación de la enfermera, a menos que se aplicaran realmente a la atención de pacientes;
iii. Medios efímeros o informales de comunicación de la atención de enfermería, como cuadernos personales de las enfermeras, diarios de guardias o comunicación verbal;
iv. Los sistemas como instrumentos de evaluación de riesgo que fueran diseñados como auxiliares del registro de enfermería principal.

Tipos de medidas de resultado

Los estudios eran incluidos si proporcionaban medidas objetivas del funcionamiento del proveedor o de resultados del paciente.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group

La revisión original consideró solamente las publicaciones en inglés, pero la actualización incluyó una búsqueda de publicaciones en otros idiomas. El registro de ensayos del EPOC, MEDLINE, Cinahl, el Royal College of Nursing Database y la King's Fund Database fueron los puntos de partida para la búsqueda. Las dificultades particulares de búsqueda de literatura sobre enfermería son la falta de resúmenes de muchos trabajos y los cambios sufridos con el tiempo en las palabras clave usadas para la indexación. Las estrategias de búsqueda electrónicas fueron gradualmente refinadas para cada base de datos, y las estrategias siguientes identificaron todos los estudios incluidos en la revisión, pero también incluyeron grandes cantidades de material no pertinente.

Estrategia de búsqueda en MEDLINE:
La estrategia de búsqueda usa términos MeSH a menos que se indique lo contrario.
Conjunto A de términos (Combinados por OR)
Medical records
Forms and records control
Medical records, problem-oriented
Nursing records
Medical records systems, computerized
Documentation
Point of care systems
Patient care planning
Hospital information systems

Conjunto B de términos (Combinados por OR)
Outcome and process assessment (and narrower terms)
Evaluation studies
Nursing evaluation research
Nursing administration research
Costs and cost analysis
Cost benefit analysis
Task performance and analysis (and narrower terms)
Clinical nursing research
Nursing staff, Hospital/px, ut
Workload

Conjuntos de búsqueda en MEDLINE
A y B (se puede limitar inicialmente a ECA y a diseños de búsqueda más específicos, mediante, por ejemplo, los filtros de tipo de publicación para el ensayo controlado aleatorio y el ensayo clínico controlado).

Estrategia de búsqueda en Cinahl
La estrategia de búsqueda usa los términos del diccionario CINAHL a menos que se indique lo contrario.
Conjunto A de términos (Combinados por OR)
Nursing protocols (and narrower terms)
Nursing records
Problem oriented records
Computerized patient record (and textword variations)
Nursing information systems (and narrower terms)
Charting
Patient care information systems

Documentation
Pain measurement/ev, mt, st

Conjunto B de términos (Combinados por OR)
Clinical assessment tools
Nursing outcomes

Process assessment(health care) (and narrower terms)
Record review
Evaluation research (and narrower terms)
Outcomes (health care)

Comparative studies

Task performance and analysis (and narrower terms)

Program evaluation

Change management

Cost benefit analysis

Costs and cost analysis

Quality assurance

Productivity

Job performance

Conjunto C de términos (Combinados por OR)
Clinical trials (and narrower terms)
Pretest-posttest design (and narrower terms)
Prospective studies
Random assignment (and textword variations)

Conjuntos de búsqueda en CINAHL
A AND B (more sensitive)
A AND C (more specific)

Se supuso que gran parte de la literatura dentro del alcance de la revisión no estaría indexada en MEDLINE o Cinahl y que serían necesarias otras búsquedas. Se realizaron búsquedas manuales en la RCN Bibliography of Nursing Literature 1856-1983 (que incluye el índice de tarjetas de 1983, que no se había incluido en la bibliografía impresa ni en la base de datos), en la RCN Steinberg Collection, en el Royal College of Midwives Midwifery Index 1976-1991 y en el Cumulative Index to Nursing Literature (CINL) 1956-1982, para completar la búsqueda hasta el año 1948. El otro índice importante de enfermería es el International Nursing Index, incluido en MEDLINE desde 1963. Se hizo una comparación del International Nursing Index y el Cumulative Index to Nursing Literature para el año 1975. Las revistas que el CINL no cubre son las revistas en idiomas diferentes al inglés y una cantidad de revistas y boletines de la American State Nursing Association. CINL incluye revistas de servicios sanitarios más generales no cubiertos en el Index, y también las revistas médicas importantes. Por consiguiente, a los fines de esta revisión se consideró innecesaria la búsqueda simultánea en el International Nursing Index y CINL.

Otras bases de datos electrónicas en que se realizaron búsquedas fueron Sigle, el NHS Centre for Reviews and Dissemination database, la Cochrane Database, el Institute of Electrical Engineers Database hasta agosto de 1999. Se realizaron búsquedas en OCLC First Search - Proceedings, Papers First y GPO (American Government Database, Base de datos del Gobierno Estadounidense) - Base de datos del Departamento de Salud, en el NHS Register of Computer Applications y en la Health Visitors' Association Database hasta fines del 1995. No se hicieron búsquedas en otras bases de datos, porque se consideró que el material habría sido identificado de otras maneras.

Las revistas en que se hicieron búsquedas manuales para esta revisión fueron:

The Journal of Nursing Administration Vol.1 No.1 1971 - Vol. 29 No.8 1999;
Computers in Nursing Vol.2 No.2 1984 - Vol.17 No. 4 1999;
Information Technology in Nursing Vol.1 No.1 1989 - Vol.11 No.2 1999.

Las búsquedas en la literatura gris fueron particularmente importantes para esta revisión y se hicieron búsquedas en los trabajos publicados de congresos importantes de informática sanitaria. Éstos incluyeron:

MEDINFO World Conference on Medical Informatics;
Medical Informatics Europe;
International Congress on the Use of Computers and Information Science in Nursing;
British Computer Society Nursing Specialist Group Conferences;
Health Care Computing Conference (RU);
Alliance for Engineering in Medicine and Biology;
Annual Symposium on Computer Applications in Medical Care;
IEEE Engineering in Medicine and Biology Society;
International Society for Systems Science in Health Care;
Global Conference on Patient Cards and Computerisation of Health Records.

Para actualizar la revisión, se realizaron búsquedas en las bases de datos MEDLINE, Cinahl, British Nursing Index, Aslib Index to Theses desde 1998 hasta 2002. Se realizaron búsquedas manuales en el Journal of Nursing Administration, Computers in Nursing, Information Technology in Nursing hasta 2002. No se actualizaron las búsquedas de las otras bases de datos y la literatura gris incluida en la revisión original (excepto Health Care Computing Conference y Med Info), ya que en las búsquedas originales se hallaba poco material pertinente.

Se envió una carta estándar que explicaba los objetivos del proyecto y los criterios de inclusión a 55 expertos en el ámbito de la informática de enfermería de todo el mundo, y se envió una carta similar a los distribuidores de sistemas de enfermería por computadora. También se usaron los grupos de enfermería pertinentes de Internet. Hubo muy pocas respuestas a estas comunicaciones fuera del Reino Unido. Se enviaron cartas a los autores o instituciones involucradas en estudios que se informaron como "en curso" en el momento de la publicación o en los que había información inadecuada en el informe publicado. Estos estudios tenían hasta veinte años de antigüedad, por lo que la falta de respuesta no es sorprendente.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Todos los estudios pertinentes fueron revisados por ambos autores usando los criterios para revisiones estipulados en la EPOC Data Collection Checklist. Se evaluó la calidad de todos los ensayos elegibles mediante el criterio descrito por el grupo EPOC (ver INFORMACIÓN EDITORIAL bajo el título DETALLES DEL GRUPO para MÉTODOS USADOS EN LAS REVISIONES). Ambos revisores evaluaron de forma independiente la calidad de cada estudio y extrajeron los datos, resolviéndose cualquier diferencia por discusión. El Editor del EPOC sólo fue consultado para pedirle consejo en aspectos técnicos.

Los datos pertinentes a la calidad y resultados de los estudios se resumen en las tablas de ensayos incluidos y resultados. Los estudios que estaban tan comprometidos por sus errores de diseño o ejecución como para no ser aptos para proporcionar datos fiables se han excluido. Las razones para estas exclusiones se detallan en la tabla de ensayos excluidos y se discuten en la sección narrativa de la revisión. Se realizaron considerables esfuerzos para establecer contacto con los autores de estudios que se incluyen en el ámbito de la revisión y que parecían cumplir con los criterios metodológicos, pero de los que el informe publicado carecía de información suficiente o de datos inequívocos. También se intentó establecer contacto con los autores de estudios que se informaron en la literatura como "en curso", pero que razonablemente podrían haberse terminado hasta la fecha. Algunos de los estudios tenían más de 15 años y no sólo fue imposible rastrear a la mayoría de los autores, sino que incluso algunas de las organizaciones habían desaparecido. De los seis autores que respondieron, dos habían eliminado el material pertinente.

Los datos se han resumido y se han presentado en unidades naturales. Para las variables dicotómicas en los ensayos controlados aleatorios, se informó la diferencia de porcentajes absolutos entre los dos grupos y la diferencia de porcentajes con relación al grupo control. En el caso de los estudios controlados tipo antes y después, se informó el cambio absoluto entre los grupos experimentales y de control después de la intervención y el porcentaje de cambio con relación al grupo de control, y también el cambio absoluto desde el valor inicial hasta después de la intervención en ambos grupos, junto con la diferencia de cambio entre los dos grupos. Se ha seguido la convención de informar los resultados como eventos desfavorables hasta donde es posible y sensato. En algunos casos, esto hubiera sido contrario a la intuición, y aunque pretendía lograr consistencia dentro de los estudios, esto no ha sido siempre posible. Por consiguiente, se han agregado etiquetas a algunos resultados en la tabla de resultados, para indicar si los resultados favorecen al grupo experimental o al grupo control. Se han informado los valores de p como los describen los autores de los estudios. Debido a que se identificaron tan pocos estudios como aptos para la inclusión en la revisión y debido a su heterogeneidad, no fue necesario realizar ningún tipo de análisis estadístico combinado.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

La búsqueda identificó un número grande de estudios que se incluían en el área de interés, pero que estaban tan mal diseñados o mal ejecutados que no se consideraron para la inclusión en la revisión. Veintinueve estudios cumplieron con los criterios de inclusión para la revisión, y entre ellos, seis se informaron como en curso, aunque no se encontró información adicional acerca de éstos desde la publicación de la revisión original. Para quince estudios hay datos disponibles insuficientes sobre el método o los resultados y, por consiguiente, se han excluido de la revisión (Ver "Tabla de estudios excluidos"). Ocho estudios cumplieron con todos los criterios y se incluyeron en la revisión. El rango de sistemas de registro de enfermería identificado en la búsqueda en la literatura es amplio e incluye aspectos de los registros en papel, registros computarizados, registros orientados a problemas específicos, registros multidisciplinarios, planificación de la atención, registros mantenidos por el paciente y la ubicación de los registros o las terminales de computadora. Sin embargo, los estudios incluidos en la revisión no examinan todas las preguntas de investigación propuestas en el protocolo de la revisión, y no se encontró ningún estudio apropiado que examinara las preguntas 1, 2, 5, 6 y 7. Hay tres estudios que comparan un sistema manual y un sistema computarizado que abordan la pregunta tres, tres estudios que comparan el cliente mantenido centralmente con registros que abordan la pregunta cuatro, y dos estudios que comparan los registros en papel estructurados de manera diferente, pero no comparan registros estructurados con no estructurados y de este modo, no abordan directamente la pregunta uno.

De los ocho estudios incluidos en la revisión, seis eran ensayos controlados aleatorios: dos de registros de maternidad mantenidos por el cliente, uno de un registro de la salud del niño mantenido por el padre, uno de una hoja de tratamiento del dolor pediátrico y dos de sistemas computarizados de registro de enfermería. Uno es un estudio controlado antes y después de un sistema computarizado de planificación de la atención de enfermería y otro es un estudio controlado antes y después de dos sistemas de registro de enfermería en papel. Todos estos registros están diseñados para diferentes fines de atención sanitaria y enfermería y queda claro que no es apropiado combinar los hallazgos de estos estudios.

Estudios que comparan registros mantenidos por el cliente con registros mantenidos centralmente:

En uno de los estudios de registros de maternidad mantenidos por el cliente (Elbourne 1987), se formuló la hipótesis de que las mujeres que lleven sus propios registros de maternidad estarían más satisfechas con la atención de maternidad, se sentirían más seguras y controladas, les sería más fácil comunicarse con el personal, sufrirían menos depresión, tendrían mejores resultados en el trabajo de parto y el parto, fumarían menos, tendrían una mayor probabilidad de usar los servicios de maternidad y de amamantar. También se supuso que la disponibilidad de notas aumentaría y se ahorraría tiempo en el trabajo administrativo. Es un ensayo controlado aleatorio en el que se calculó que el tamaño de la muestra global necesario era 280 para los factores de satisfacción de las pacientes en el estudio. Se obtuvieron datos a partir de cuatro cuestionarios autoadministrados y notas clínicas de las pacientes. Se reclutaron 317 mujeres en el estudio y en el momento del cuestionario final, la tasa de respuesta fue el 85% de las pacientes originalmente reclutadas.

Lovell y cols. (Lovell 1987) también formularon la hipótesis que mostrar a las madres sus notas de maternidad tendría un efecto positivo en su satisfacción con la atención que recibieron, en su percepción del control y la confianza propia, la comunicación con el personal, la participación de los padres con los recién nacidos, y afectaría las conductas respecto al tabaco y al alcohol, a la lactancia materna y a la asistencia en los consultorios. Los autores también tenían como objetivo evaluar cualquier problema práctico o efectos sobre los resultados clínicos. Éste era un ensayo controlado aleatorio realizado en una clínica prenatal de un hospital de una zona socialmente deprimida del área Sur de Londres. Se recopilaron los datos de cuestionarios autoadministrados en la inscripción, en las semanas 32 a 34 de la gestación y postnatales (la mayoría en el hospital); información clínica y demográfica de las notas del caso; observaciones en el consultorio prenatal y 20 entrevistas semiestructuradas con el personal. Había 246 madres consideradas elegibles antes de asistir a la clínica, de las cuales, nueve fueron posteriormente inelegibles (p.ej., por haber abortado o haberse mudado). Es difícil obtener las tasas de respuestas exactas de los cuestionarios debido a que los autores informan que el número de mujeres que respondían a diferentes preguntas variaba, y en algunas tablas, solamente presentan los hallazgos como porcentajes.

Lakhani y cols. (Lakhani 1984) pretendían evaluar la eficacia y la efectividad de un registro de la salud del niño mantenido por el padre, como medio de mejorar la comunicación entre las agencias de asistencia sanitaria y de mejorar la aceptación del padre de los servicios sanitarios. Se efectuó un ensayo controlado aleatorio para comparar grupos de padres a los que se les proporcionó un cuadernillo de registro de la salud del niño con aquellos que no recibían el cuadernillo. Este estudio involucró dos salas postnatales en un hospital escuela durante cuatro meses en 1980 y utilizó un plan equilibrado asignado al azar, de modo que cada sala era una sala de control o de estudio para la misma cantidad de semanas durante el estudio. Se calculó un tamaño de la muestra necesario de 225 en cada grupo, que suponía una captación de inmunización del 70% que aumentaba un 12% durante el período de estudio. La muestra final fue de 157 recién nacidos en el grupo experimental y 142 en el grupo control. Los métodos de evaluación eran entrevistas con las madres, cuestionarios a los visitantes sanitarios, médicos clínicos y médicos generales y la revisión de las entradas en los cuadernillos de registro.

Estudios que comparan registros en papel con diferentes estructuras:

En el estudio de tratamiento del dolor pediátrico (Stevens 1990), el objetivo fue mejorar el tratamiento del dolor en niños después de una cirugía a través del desarrollo y la realización de pruebas de una hoja de flujo de evaluación y tratamiento del dolor pediátrico. Este formulario no era sólo un instrumento de evaluación del dolor, sino que se usó para el proceso entero de evaluación, tratamiento y evaluación de la efectividad del manejo del dolor. El autor describe las pruebas previas y aplicación del formulario de dolor que precedieron al ensayo controlado aleatorio, comparando el uso del formulario de dolor con el método de registro habitual. En el ensayo, se asignaron al azar 43 pacientes elegibles a una de las dos unidades quirúrgicas pediátricas, y 24 enfermeras se asignaron al azar a uno de los dos equipos de enfermería. Se recopilaron datos durante 48 horas del postoperatorio (o hasta que el niño regresó a su domicilio si esto ocurría antes) a partir de las notas de las enfermeras y de los registros de medicación y de una encuesta de satisfacción de las enfermeras.

Se desarrolló una hoja de flujo para reemplazar los formularios existentes de documentación de la enfermería (Scharf 1997), y se compararon dos sistemas en un estudio que utilizaba un diseño controlado tipo antes y después. La documentación de enfermería existente incluía cinco formularios separados y un plan de atención individualizado para cada paciente y hubo cierta preocupación de que este sistema era difícil y demandaba mucho tiempo para el personal de enfermería. Se reemplazó con un formulario para cada paciente y se mantuvo un juego de intervenciones de enfermería estandarizado en la sala como referencia. La sala de intervención fue una unidad de atención coronaria de 14 camas y otra unidad de atención coronaria actuó como control. Se solicitó a las enfermeras de la sala intervención que registraran el tiempo que empleaban en rellenar los registros. Se revisaron los registros de los pacientes y se realizó un estudio de satisfacción del paciente en el momento del alta. Las enfermeras también fueron entrevistadas.

Estudios que comparan planificación manual de la atención de enfermería con planificación informatizada de la atención de enfermería:

Un estudio computarizado de planificación de la atención de enfermería (Spranzo 1993) utilizó una prueba previa aleatoria de bloques y un diseño después de la prueba. Cuatro salas de enfermería en un Veteran Affairs Medical Center de gran tamaño, se aparearon en dos características (necesidades de atención de la enfermería y motivación de la enfermera principal) y luego se asignaron al azar a un grupo experimental o de control. El procedimiento de asignación no fue descrito. La intervención fue la introducción en las salas experimentales de un sistema de planificación de enfermería informatizado, que se comparó con las agendas existentes en soporte papel de atención de enfermería. El sistema era sólo para planificación de la atención y no incluía evaluación o notas de avance, de tal forma que era sólo una parte del flujo total de información de enfermería. Se recopilaron datos en la misma época mediante cuestionarios realizados a las enfermeras seis semanas antes de implementar el sistema computarizado y tres meses después de la implementación, a través de entrevistas telefónicas con pacientes tres días después del alta hospitalaria, dos meses antes de la implementación y tres meses después de la implementación, y a través de la revisión de registros clínicos de los pacientes. El número de pacientes incluidos en el estudio fue de 41 en el grupo experimental y 32 en el grupo control en la etapa previa a la prueba y 40 en el grupo experimental y en el grupo control en la etapa posterior a la prueba. Había 19 enfermeras en el grupo experimental y 21 en el grupo control en las etapas previa y posterior al proyecto. También se recopilaron datos de los sistemas computarizados de administración del hospital de las horas de enfermería, las horas extras y la enfermedad, y también de la duración de la estancia hospitalaria de los pacientes. La unidad de asignación fueron las salas de enfermería, aunque las unidades de análisis fueron las salas de enfermería, las enfermeras y los pacientes. Se llevaron a cabo análisis de regresión múltiple para controlar las covariables seleccionadas.

en el segundo estudio (Daly 2002) la intervención fue la introducción de un sistema computarizado de planificación de la atención que incorporaba la nomenclatura estandarizada de enfermería, que se comparó con un sistema existente en soporte papel, en un establecimiento de atención a largo plazo. En este estudio, 30 pacientes se asignaron al azar en el ingreso a los sistemas de planificación de la atención computarizados o escritos. No se describe el procedimiento de asignación. Las cuatro enfermeras registradas en el establecimiento que tenían conocimiento de computación se asignaron al sistema computarizado, y las cuatro enfermeras que no contaban con ese conocimiento se asignaron al sistema en soporte papel. Parece que los dos sistemas se usaron para registrar la atención, así como la planificación de la atención. Los datos demográficos de los pacientes se recopilaron en el ingreso junto con las demás variables del estudio. Posteriormente, se recopilaron todos los datos para cada paciente cada mes durante seis meses, con excepción del MMSE, en el que los datos del plan de atención y el tiempo para el desarrollo de planes de atención eran obtenidos a través del investigador cada tres meses. El estudio duró 30 meses en su totalidad.

El tercer estudio (Ammenwerth 2001) comparó el sistema de documentación convencional en soporte papel en un departamento psiquiátrico de un centro médico de la universidad, con un sistema de documentación de enfermería computarizado recién introducido. Éste fue un ensayo controlado aleatorio, en el que sesenta pacientes se asignaron en el ingreso a la sala a un sistema en soporte papel o a uno computarizado. Diez enfermeras trabajaron de forma continua en la sala durante todo el estudio y usaron ambos sistemas. El período abarcado por el estudio fue de 13 semanas. Se utilizó una mezcla de métodos de obtención de datos cualitativos y cuantitativos. Se entrevistó a todas las enfermeras al comienzo y después del final de la obtención de datos y se les preguntó sobre su aceptación de las computadoras. El sistema computarizado se instaló siete semanas antes del inicio del estudio. Las mediciones comenzaron tres semanas después de que los primeros pacientes ingresaron y concluyeron tres semanas después del ingreso de los últimos pacientes. La duración promedio de la estancia de los pacientes fue de 20 días. Se reclutaron 60 pacientes en total en el estudio, pero solamente se informan resultados completos para 40 pacientes, debido a que los primeros veinte se descontaron debido a posibles efectos del aprendizaje.

Los seis estudios en curso se ocupan del uso de sistemas de registro de enfermería informatizados y cinco de ellos comparan el uso de terminales al lado de la cama del enfermo con terminales centralizadas.


CALIDAD METODOLÓGICA

Seis de los estudios incluidos son ensayos controlados aleatorios. En tres estudios parece haberse realizado un cálculo de poder estadístico (Elbourne 1987; Lakhani 1984; Lovell 1987), pero sólo uno (Elbourne 1987) describe un ocultamiento de la asignación adecuado. Los números en el estudio de manejo del dolor son reducidos (20 en un grupo y 23 en el otro). Los dos estudios computarizados de registro incluyeron cantidades pequeñas de pacientes con 20 pacientes en un estudio (Daly 2002), y 40 en el otro (Ammenwerth 2001). En el estudio de tratamiento del dolor (Stevens 1990), se asignaron al azar las enfermeras y los pacientes. Estos estudios informaron el grado en el que el estudio y los grupos de control coincidieron, y los tres clientes mantuvieron los estudios de registro(Elbourne 1987; Lakhani 1984; Lovell 1987) informaron los criterios de exclusión usados después de la asignación, y los motivos de los abandonos posteriormente en los estudios. En un estudio computarizado de registro (Daly 2002) treinta pacientes se asignaron al azar, pero cuatro pacientes murieron y seis recibieron el alta hospitalaria en menos de siete meses y no se incluyeron en el análisis. En el estudio de registro de la salud del niño (Lakhani 1984), hubo una unidad de error de análisis debido a que las salas postnatales eran una unidad de asignación, pero los recién nacidos fueron la unidad de análisis.

El estudio de planificación computarizada de la atención de enfermería (Spranzo 1993) se describió como de diseño aleatorio de bloque antes y después de la prueba. Cuatro unidades de enfermería se asignaron al azar a grupos de control y experimentales, pero las unidades de análisis para la mayoría de los resultados fueron enfermeras y pacientes, y el estudio se presenta básicamente como un estudio controlado tipo antes y después. Este error de unidad de análisis dificulta el análisis y significación de los resultados. El autor también resalta los reducidos números del estudio y que el período de tres meses desde la introducción de la intervención hasta la medida de los resultados podría haber sido un período de tiempo demasiado corto. El autor destaca la posibilidad de un error sistemático en la obtención de datos y la amenaza a la validez interna por la rivalidad compensatoria entre los grupos de enfermeras.

Los estudios de los registros mantenidos por los clientes describen la magnitud de la concordancia entre los grupos control y experimentales después del proceso de asignación al azar. En el estudio computarizado de planificación de la atención de enfermería (Spranzo 1993), hubo diferencias iniciales entre las salas, en que las salas experimentales presentaron un nivel significativamente más alto en la intensidad de pacientes y una carga de trabajo de enfermería más alto que en las salas de control. En la fase de implementación, también hubo una diferencia significativa entre las dos salas experimentales, y el autor sugirió que esto podría haber dado importancia a la implementación del sistema computarizado. No hay descripción alguna en el estudio de la hoja de flujo (Scharf 1997) de lo bien que coincidieron las unidades de atención coronaria.

En dos de los tres estudios computarizados de registro (Ammenwerth 2001, Spranzo 1993), las actitudes de las enfermeras hacia el uso de la computadora se evaluaron, pero esto no se menciona en el tercer estudio (Daly 2002), solamente se menciona que la mitad las enfermeras contaban con "conocimientos de computación" y la otra mitad no.

En ninguno de los estudios se informó la evaluación cegada de los resultados y puede no haber sido posible en ninguno de ellos, debido a la naturaleza de las intervenciones. Los registros que fueron la fuente de los datos para los resultados clínicos fueron también la intervención en cada caso.

Elbourne y Lakhani (Elbourne 1987; Lakhani 1984) informaron episodios en que los clientes del grupo de control recibieron el registro experimental, y viceversa, pero informaron los pasos a tomar para resolver esto en el análisis. En el estudio computarizado de planificación de la atención de enfermería, (Spranzo 1993) el autor describe los pasos tomados para prevenir la contaminación entre las salas de control y experimentales, pero en el estudio del tratamiento del dolor no quedó claro (Stevens 1990) si era posible que hubiera contaminación entre las enfermeras que trabajaban en las salas experimentales y de control. El efecto de considerar explícitamente los puntos de vista de los padres acerca del dolor de sus niños en el grupo experimental, pero no en el grupo control, tampoco queda claro. El autor también mencionó la diversidad de edades y diagnósticos en los dos grupos de pacientes y el tamaño pequeño de la muestra, y la falta de calificaciones independientes del dolor o la consideración de cualquier intervención que aliviara el dolor distinta a los fármacos.

El informe publicado del estudio de la hoja de flujo (Scharf 1997) fue muy breve y no indicó el período de tiempo en que se realizó la intervención o en que se recopilaron los datos. El estudio mencionó "muestras limitadas" que probablemente se refieren a los 25 pacientes encuestados y a los registros de los 25 pacientes revisados en cada sala, antes y después de la intervención, pero el autor mencionó que no había diferencias entre estos grupos de pacientes en cuanto a la duración de la estancia, las infecciones nosocomiales, los errores en la medicación o las caídas. Sólo a las enfermeras de la sala intervención se les solicitó que registraran el tiempo dedicado a rellenar los registros y se les indicó que ellas mismas tomaran el tiempo, de tal forma que incluso estos datos no son objetivos. Otros resultados sólo se registraron como porcentajes, lo que hizo difícil cualquier tipo de análisis y no se suministra ningún valor de p. En los otros dos estudios del sistema computarizados de registro de enfermería (Ammenwerth 2001,Daly 2002), los sistemas en soporte papel y computarizados se utilizaban en los mismos departamentos. En un estudio (Ammenwerth 2001) las enfermeras utilizaban los dos sistemas y conocían el tipo de registro que tenía cada paciente, y en otro estudio (Daly 2002), aunque se asignaron las enfermeras a utilizar un sistema en particular, es posible que hayan participado en la atención de los pacientes del otro grupo. Las enfermeras en el primer estudio (Ammenwerth 2001) fueron responsables de registrar el tiempo transcurrido en la documentación de la atención, mientras que, en el segundo estudio (Daly 2002), el investigador controló los tiempos.

El autor del estudio de planificación de la atención de enfermería (Spranzo 1993) mencionó que el estudio tenía un diseño cuasiexperimental, y describió detalladamente la selección de covariables potenciales, y la realización de análisis de regresión múltiple para informar sobre las mismas. Esto parece haberse realizado de forma lógica y exhaustiva. Se calcularon medidas ANOVA repetidas para cada una de las variables de estudio con el tipo de plan de atención como variable independiente en uno de los otros estudios del sistema computarizado de registro (Daly 2002). Esto parece haberse realizado sistemáticamente y los autores informan sobre los sujetos, dentro de los sujetos y los efectos de interacción.

El truncamiento en la presentación de datos y resultados para la publicación en todos estos estudios (por ejemplo, los resultados informados como porcentajes solamente cuando no se especifican los números totales) ha causado cierta dificultad en la evaluación para esta revisión.


RESULTADOS

Estudios que comparan registros mantenidos por el cliente con registros mantenidos centralmente:

Los resultados de los estudios del registro mantenido por el cliente (Elbourne 1987; Lakhani 1984, Lovell 1987) no mostraron efectos globales positivos o negativos para los clientes que mantenían sus propios registros. Los estudios de los registros de maternidad (Elbourne 1987; Lovell 1987) no mostraron diferencias estadísticamente significativas en los resultados clínicos entre las mujeres que mantienen sus notas de maternidad y aquellas con tarjetas de cooperación convencionales, excepto que Lovell y cols. (Lovell 1987) informaron un número significativamente mayor de partos asistidos en el grupo de estudio. Los autores sugirieron que esto estaba relacionado con el número más elevado de mujeres en este grupo que recibieron anestesia epidural. Elbourne y cols. (Elbourne 1987) informaron que las mujeres que mantenían sus notas tuvieron una mayor probabilidad de decir que sentían un mayor control de sus embarazos (los autores informan la proporción de la tasa 1,45; intervalo de confianza del 95%: 1,08; 1,95) y que les era más fácil hablar con los médicos y las comadronas antes del parto (proporción de la tasa 1,73; intervalo de confianza del 95%: 1,16; 2,59), aunque también informaron que a las mujeres les era más difícil leer y comprender y las notas. Lovell y cols. (Lovell 1987) informaron diferencias estadísticamente significativas entre el estudio y los grupos de control en las mujeres que pensaban que no se les había informado nada bien durante el embarazo (los autores informan valor de p < 0,01) y las que habían podido tener su compañero elegido con ellas en el trabajo de parto (los autores informan valor de p < 0,05). Cuando se les preguntó qué tipo de notas preferirían más adelante, Elbourne y cols. (Elbourne 1987) informaron que las mujeres mostraron una tendencia hacia el sistema que conocían, aunque esto fue mayor en las mujeres que mantenían sus propias notas (los autores informan la proporción de la tasa del 1,55; intervalo de confianza del 95%: 1,34; 1,81), aunque Lovell y cols. (Lovell 1987) informaron un número significativamente mayor de mujeres en el estudio que en el grupo de control que deseaban escribir sus notas en un próximo embarazo (p < 0,001) y aproximadamente un tercio del grupo de control también declaró una preferencia por escribir sus notas de casos. No se informó ningún otro efecto importante, aunque ambos estudios sugieren que existen algunos beneficios administrativos, puesto que hay menos problemas por notas perdidas. Aunque las mujeres, muy de vez en cuando, se olvidaron de tomar sus notas clínicas, nunca perdieron sus propias notas.

En el estudio de la salud del niño mantenido por el padre (Lakhani 1984), luego de un año de uso, los autores hicieron comentarios favorables sobre el cuadernillo de todos los profesionales sanitarios que respondieron a los cuestionarios y de las madres que recibieron un cuadernillo. Sin embargo, no hubo diferencias significativas entre los dos grupos, en la captación de inmunización (primera dosis antidifteria/tétanos/polio: 89,8% versus 94,4%; segunda dosis: 75,8% versus 85,2%; tercera dosis: 22,3% versus 31,0%. Primera dosis antipertussis: 64,3% versus 57,8%; segunda dosis: 58,0% versus 59,2%; tercera dosis: 19,1% versus 19,0%) o en las pruebas del desarrollo (primera evaluación: 96,2% versus 97,9%; segunda evaluación: 78,3% versus 83,8%).

Estudios que comparan registros en papel con diferentes estructuras:

El estudio del tratamiento del dolor (Stevens 1990) indicó un efecto positivo para el uso de una hoja de flujo basada en las calificaciones promedio de la intensidad del dolor, que se informó en una escala de cero a diez como 6,8/10 en el grupo de control y 4,2/10 en el grupo experimental (el autor informó p < 0,01) medida a través de un formulario adaptado de la Children's Hospital of Eastern Ontario Pain Scale (CHEOPS). El autor también informó que el grupo experimental de niños se evaluó más frecuentemente que el grupo de control de niños (5,4 veces en 24 horas versus 3,9; p < 0,01) y que el grupo experimental de niños recibió más analgesia que el grupo de control (dosis totales 78 versus 34, p < 0,01). El estudio se extendió durante cuatro semanas para ofrecer a las enfermeras experiencia en el uso de la hoja de tratamiento del dolor, y en una encuesta de satisfacción siguiente, 15 de las 24 preferían la nueva hoja de flujo, ocho preferían el método existente y una no contestó.

En el estudio de la hoja de flujo de la atención coronaria (Scharf 1997), los estándares de la documentación se mejoraron en las unidades de control y de intervención, pero la mejoría fue mayor en la unidad de intervención (69% a 94% versus 68% a 83%). El porcentaje de pacientes satisfechos no difirió mucho (92% a 94% versus 98% a 93%), pero esto sugiere la existencia de un umbral alto para la satisfacción del paciente en ambas unidades antes de la intervención. También se preguntó a las enfermeras si tenían el conocimiento necesario para proporcionar atención al paciente y los autores informaron que el 100% de las enfermeras en ambas unidades respondió que sí lo tenían. Se informó una disminución de 20 minutos en el tiempo empleado en llenar los formularios por turno de doce horas y media para la sala de la intervención, pero esto fue según el autoinforme de las enfermeras y no había ninguna comparación con la unidad control.

Estudios que comparan planificación manual de la atención de enfermería con planificación informatizada de la atención de enfermería:

El estudio informatizado de planificación de la atención de enfermería (Spranzo 1993), tras controlar las covariables seleccionadas, mostró solamente un efecto negativo del sistema informatizado en la planificación de la atención de enfermería documentada. La planificación de la atención había aumentado en las salas de control después de la prueba (antes de la prueba: 28,08 versus 26,61; después de la prueba: 28,03 versus 33,30) y el autor sugirió que la rivalidad compensatoria entre las enfermeras quizá haya contribuido a este hallazgo. No se demostraron efectos significativos de los resultados de los pacientes, aunque había una relación inversa no significativa entre el sistema informatizado y la satisfacción del paciente (antes de la prueba: 50,83 versus 48,84; después de la prueba: 49,98 versus 51,55) y la disposición para el autocuidado (antes de la prueba: 20,73 versus 20,75; después de la prueba: 20,23 versus 20,83). Hubo también una relación inversa, pero no significativa, entre el sistema informatizado y las actitudes de las enfermeras hacia la planificación de la atención (antes de la prueba: 67,1 versus 63,2; después de la prueba: 59,7 versus 63,4). No se encontró ningún efecto significativo sobre las enfermedades de la enfermera, horas extraordinarias o rendimiento del trabajo. El desequilibrio basal entre los dos grupos puede ser el responsable de las diferencias en los valores intergrupo y dentro de los grupos para algunos resultados en este estudio.

El estudio que comparaba un sistema de registro en soporte papel con un sistema informatizado de registro de enfermería (con una nomenclatura estandarizada de enfermería) en un establecimiento de atención a largo plazo (Daly 2002) no mostró diferencias en los resultados de los pacientes entre los dos grupos. El estudio, sin embargo, mostró diferencias significativas en el proceso de registro en sí mismo. El tiempo tomado para producir el registro informatizado fue significativamente más largo que para el registro en soporte papel, aunque el tiempo transcurrido en la documentación disminuyó en los dos grupos durante el período de estudio. Los diagnósticos de enfermería para los dos grupos fueron similares, aunque los autores informan unos pocos más en el grupo informatizado, pero hubo diferencias considerables en el número de intervenciones registradas de enfermería (los autores informan p = 0,001) y las actividades (los autores informa p = 0,007). Los autores informan que el director de la enfermería en el lugar del estudio, indicó que las enfermeras que utilizaban el sistema en soporte papel no registraron toda la atención que en realidad se proporcionó, mientras que las enfermeras que utilizaban el sistema informatizado registraron todo.

El tercer estudio que comparaba los registros de enfermería en soporte papel e informatizados (Ammenwerth 2001) no incluía cualquier resultado de pacientes. Los autores informan que la planificación y la documentación de las tareas tomó significativamente más tiempo con el sistema informatizado (p = 0,004) y de igual manera informan que la redacción tomó un tiempo significativamente más largo (p = 0,019), aunque no hubo diferencias significativas entre los grupos para la planificación de la atención (p = 0,131). Los autores sugieren que esto es porque solamente se preparó un número pequeño de planes de atención (11 experimentales y seis de control). En este estudio, las enfermeras expertas externas revisaron la documentación e informaron que aunque el número promedio de objetivos y tareas fue mayor en los planes computarizados de atención, solamente un 80% de las tareas planificadas se realizó en el grupo experimental, mientras que en el grupo de control se realizó un 100%. Las enfermeras expertas dieron una clasificación similar para la calidad global de los planes de atención en ambos grupos. La legibilidad de los planes informatizados fue considerablemente mejor que los planes en soporte papel. En este estudio, se preguntó a los médicos su opinión acerca de los dos sistemas, y tres de los cinco médicos dijeron que leen el registro computarizado de enfermería con más frecuencia que antes.


DISCUSIÓN

El número de estudios sobre este tema, aunque de mala calidad metodológica, indica que ésta es un área importante de preocupación para la práctica de la enfermería. Sin embargo, ninguno de los estudios produjo resultados que pudieran interpretarse como evidencia de un cambio en la práctica resultante a consecuencia de una modificación del sistema de registro. Los estudios indican que las enfermeras creen que hay un nexo entre su práctica clínica y los registros de enfermería, más allá de su uso obvio como un sistema de archivo de notas. Los estudios de los registros mantenidos por el cliente sugieren relaciones con alteraciones y mejorías entre los clientes y los profesionales sanitarios, y el estudio del tratamiento del dolor buscó mostrar un efecto directo sobre la atención del paciente. El uso y la efectividad de la planificación de la atención de enfermería como una actividad de enfermería es cuestionado por los estudios informatizados de planificación de la atención. En el estudio controlado tipo antes y después (Spranzo 1993) el autor observó que la calidad medida de la atención de enfermería permanecía constante a pesar de la diferencia en la planificación de la atención documentada, y el estudio en el establecimiento de atención largo plazo (Daly 2002) no mostró diferencias en los resultados de los pacientes entre los sistemas informatizados y en soporte papel. Las enfermeras expertas que examinaron la documentación en el tercer estudio (Ammenwerth 2001) observaron que no había diferencias en la calidad global de la documentación de enfermería. Spranzo sugiere que probablemente no se espere que la simple automatización de un sistema existente en soporte papel tenga un efecto sobre la calidad de la atención. Daly y cols. consideraron que el uso de una nomenclatura estandarizada dentro del sistema informatizado tendría un efecto sobre la atención de los pacientes, pero los resultados de estos estudios muestran que aunque la documentación cambió, la atención de los pacientes administrada era la misma. Esto puede no ser sorprendente, debido a que en dos de estos estudios un número pequeño de enfermeras utilizaba diferentes sistemas en la misma sala.

El objetivo de la revisión fue establecer el impacto de los sistemas de registro de enfermería sobre la práctica de la enfermería y los resultados de los pacientes. Los estudios identificados no proporcionan ninguna evidencia de ninguna diferencia mensurable, en la práctica de la enfermería o en los resultados de los pacientes, entre el uso de un tipo de sistema de registro de enfermería u otro. Pueden existir razones sociales o administrativas para confiar a los pacientes la custodia de sus propios registros, pero no hay ninguna evidencia clara de que exista cualquier beneficio clínico o psicológico. Los resultados del estudio del tratamiento del dolor sugieren que se puede obtener un efecto beneficioso de un sistema de registro altamente estructurado, que se podría repetir el estudio en un ensayo más grande durante un período de tiempo más prolongado, y que se podría extender a la atención de adultos, así como también a los niños, para ver si éste es un efecto real y si puede mantenerse. El uso de una hoja de flujo en lugar de la documentación habitual asociada a los planes individualizados de atención de enfermería, puede aumentar la conformidad a los estándares de documentación y puede tomar menos tiempo para escribir a las enfermeras, pero se necesitará realizar un estudio más grande y riguroso para probar estas proposiciones.

El estudio informatizado de planificación de la atención de enfermería (Spranzo 1993) aumenta el número de temas importantes. Se analiza bien y cuidadosamente y se ejecuta a fondo. El autor discute cómo los resultados equívocos de este estudio se parecen a los hallazgos contradictorios de muchos otros similares (pero peor ejecutados) en esta área. El sistema informatizado de planificación de la atención usado aquí no estaba ligado a un sistema de evaluación del paciente o a informes de evolución y no proporcionó ninguna sugerencia o recordatorio. La autora resalta que las enfermeras no estaban involucradas en el desarrollo del sistema, de tal forma que su uso en la práctica no se había meditado bien. Ella manifiesta que así habría sido posible: "la progresión del uso de la Planificación Informatizada de la Atención de Enfermería más allá de una herramienta de documentación y se habría extendido hacia el reino del uso real para mejorar las estrategias del proveedor de la atención".

Los otros dos estudios informatizados de registro incluían el rango completo de la documentación de enfermería, pero tampoco no lograron mostrar los cambios en la atención al paciente o los resultados de los mismos, y ambos estudios indicaron que las enfermeras necesitaban más tiempo para los sistemas informatizados. Sin embargo, la cantidad de pacientes y las enfermeras en estos estudios fue muy pequeña, y estudios más grandes y más rigurosamente controlados quizá proporcionen resultados más sólidos.

Los defectos metodológicos de los estudios incluidos y excluidos de esta revisión se discutieron en detalle anteriormente, y está claro que en el ámbito de los sistemas de registro de enfermería, como la metodología de enfermería, los servicios sanitarios y los desarrollos de la investigación informática sanitaria, se podrían solucionar casi todos estos problemas. Varios de los estudios incluidos y excluidos indican que un diseño de series de tiempo interrumpido sería apropiado y factible, pero la dificultad residiría en asegurar una planificación suficiente para recopilar los datos de un número adecuado de puntos temporales antes de que se cambien los sistemas.

Sin embargo, Spranzo (Spranzo 1993) proporciona la clave para el problema más fundamental que parece haber plagado de problemas la investigación en esta área hasta la fecha. Éste es el problema de considerar al registro de enfermería simplemente como una herramienta de documentación que debe completarse según los estándares de, por ejemplo, la Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organisations (JCAHO), o como trámites burocráticos que llevan tiempo y que podrían invertirse en la atención al lado de la cama. Uno de los criterios para la inclusión de estudios en esta revisión, es que debería haber medidas objetivas de la conducta profesional o de los resultados de los pacientes, y los estudios descritos aquí han centrado sus observaciones hacia una mejoría final en la atención del paciente. Parece que sólo cuando se exploran y se comprenden los diferentes propósitos del registro de enfermería y las maneras en que respalda la atención, que las preguntas correctas pueden delimitarse, y diseñarse los estudios de investigación correctos que luego pueden llevar a la profesión hacia sistemas de registro de enfermería probados por ser efectivos y experimentados como parte necesaria de la práctica de la enfermería.

La investigación en enfermería cualitativa podría proporcionar una mejor comprensión de la práctica de enfermería y de las clases de sistemas de registro que apoyarían plenamente la práctica efectiva de la enfermería, pero una búsqueda de datos cualitativos en esta área reveló un número sorprendentemente pequeño de estudios. La investigación cualitativa imaginativa podría usarse como precursora en ensayos bien diseñados de los sistemas de información de enfermería en los que podrían confiar las enfermeras, los servicios sanitarios, los proveedores del sistema y los pacientes.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

Parece que la relación entre información, sistemas de información y la práctica es poco comprendida por profesionales e investigadores. Las preguntas planteadas por los estudios excluidos y los rechazados por razones metodológicas estaban predominantemente relacionadas con la administración en lugar de la práctica clínica. Los estudios demuestran la disyuntiva de los profesionales entre satisfacer las necesidades de la práctica clínica y las necesidades de manejo y administración. Los resultados de la revisión indican que el diseño de sistemas de registro para apoyar de manera activa la práctica de la enfermería es una tarea compleja que requiere una síntesis del conocimiento de la práctica, la organización y la informática de enfermería. Esta tarea es urgente, debido a las tecnologías de la comunicación rápidamente emergentes y al desarrollo de sistemas electrónicos de información para la atención sanitaria. Un sistema informatizado de la información de enfermería ya no significa una conexión lenta y embarazosa a la red principal de computadoras del hospital. Significará la existencia de los elementos de enfermería en un registro compartido de atención sanitaria, introducido y leído en una computadora portátil o teléfono (celular) móvil por una enfermera de la comunidad. Las enfermeras en práctica necesitan actualmente estar preparadas para compartir sistemas de información e información con sus pacientes y con sus colegas médicos y de atención sanitaria.

Implicaciones para la investigación

Se requiere investigación adicional en este campo. La revisión ha mostrado que éste es un tema que preocupa a los profesionales de la atención sanitaria y a los administradores. Sin embargo, el centro de esta preocupación y las preguntas de investigación formuladas podrían resolverse mejor en este momento por el creciente conocimiento y especialización en informática sanitaria. Existe la oportunidad de comprender mejor la práctica de enfermería a través de la exploración de la información que utiliza en lugar de simplemente abordar temas administrativos (aun cuando sean importantes). Existe todavía la necesidad de investigar la relación entre la práctica clínica y su comprensión y expresión por escrito por parte de las enfermeras. Se deduce claramente de la literatura que el rango completo de las funciones de un registro de enfermería clínica no se comprende bien, y que se necesita realizar una investigación exploratoria que utilice técnicas cualitativas antes de realizar más ensayos específicos. Probablemente los sistemas de registro de enfermería eficaces demostrarán ser tan diversos como lo es la propia práctica de la enfermería. El desafío para la enfermería es entender qué características de la práctica de la enfermería son mejor prestadas mediante qué características de los sistemas de registro. Por ejemplo, ¿qué clase de práctica es necesaria para un registro estructurado?, ¿qué clase necesita permitir principalmente el texto libre? ¿Qué aspectos de la atención de enfermería necesitan ser registrados y compartidos electrónicamente y qué aspectos de la atención son mejor prestados mediante un formato en papel o hablado? ¿Cómo se reconoce un registro de enfermería eficaz? Ésta es una pregunta fundamental, que no puede ser contestada hasta que no se haya definido totalmente el propósito de mantener un registro. La revisión muestra que esto todavía no se ha hecho.

Estos problemas conceptuales deben ser abordados, pero también debe considerarse la necesidad de diseñar y llevar a cabo proyectos de investigación (tanto cuantitativos como cualitativos) basados en métodos científicos correctos. Es preocupante que se hayan encontrado tantos estudios de calidad metodológica deficiente en esta área temática, debido a que representan una cantidad considerable de esfuerzos y gastos con pocos beneficios o recompensas como resultado. Existen múltiples razones de por qué tanto trabajo en este tema de enfermería es tan poco satisfactorio. Algunos de los motivos están relacionados con la falta de investigación informática sanitaria básica descrita anteriormente, y algunos son explícitos en las publicaciones, en particular la última participación del personal de enfermería en la obtención y la implementación de sistemas informatizados, y las dificultades de realizar proyectos de investigación en un número de unidades dentro de las instituciones de asistencia sanitaria que nunca son estáticas. Esto está particularmente bien ilustrado por los estudios de van Gennip y cols. (van Gennip 1995) y Burkle et al (Burkle 1995). Sin embargo, el estudio de Spranzo (Spranzo 1993) muestra que es posible realizar una investigación bien pensada y rigurosa, y que muchos de los estudios se podrían haber mejorado fácilmente. Está claro que es posible realizar ensayos controlados aleatorios y otros diseños experimentales y cuasi-experimentales para examinar las preguntas en este campo. Por ejemplo, esto podría realizarse mediante la preparación de antemano para un cambio, y la toma de medidas en intervalos adecuados durante un análisis de series de tiempo o la inclusión de una unidad de control en las etapas antes y después de un estudio y continuar las pruebas más allá de la fase de implementación de proyectos en el pleno desarrollo de un sistema de registro. El desarrollo de sistemas de registro de enfermería efectivos junto con todos los sistemas de registro sanitarios y médicos es ciertamente un área difícil de investigar, pero en la que se necesita y es posible realizar investigaciones rigurosas.


AGRADECIMIENTOS

Los revisores desean agradecer el apoyo de la Wales Office of Research and Development in Health and Social Care, que financió la revisión original. Se desea agradecer el trabajo del Doctor Paul Wainwright, quien fue el correvisor de la revisión original. También se agradece al Equipo Editorial EPOC, y en particular a Nick Freemantle y Jeremy Grimshaw, por su apoyo y estímulo. La revisión no podría haberse terminado sin la ayuda considerable del personal de diversas bibliotecas del Reino Unido y de los EE.UU., pero en particular damos las gracias al personal de la biblioteca de la University of Wales Aberystwyth y de la Royal College of Nursing. Finalmente, se agradece a todos aquellas personas de la comunidad de investigación en enfermería e informática en enfermería su ayuda, apoyo, información sobre sus estudios y estímulo.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Los revisores no reconocen conflictos de interés pertinentes a esta revisión.


TABLAS

Characteristics of included studies

StudyAmmenwerth 2001 
MethodsA randomised controlled trial
Randomisation concealment: NOT CLEAR
Power Calculation: NOT CLEAR
Follow up
Providers: NOT RELEVANT
Patients: DONE
Blinded Assessment: NOT POSSIBLE
Baseline: NOT RELEVANT
Reliable Outcomes:
Nurse time: NOT DONE
Quality of documentation: NOT CLEAR
Nurse satisfaction: NOT CLEAR
Protection against contamination: NOT CLEAR 
ParticipantsAll 60 patients admitted to one acute psychiatric ward of a University Hospital in a 10 week period. The mean age of the patients in the intervention group was 48 years and in the control group 40 years. Average length of stay in the intervention group was 20.9 days and 21.8 days in the control group. Authors state that there was no significant difference in gender between the two groups. There were 12 trained nurses of whom 10 worked on the ward continuously during the study period. 8 nurses returned all questionnaires and of these their average age was 32 years, 3 were male and 5 female. Average years of computer experience was 2.5 and average weekly working time with computers was 3.5 hours at the beginning of the study. 5 physicians working on the ward were asked to complete a questionnaire at the end of the study.
Country: Germany 
InterventionsUse of a computerised nursing documentation system compared with existing paper based documentation system. 
OutcomesRecord keeping:
Nurse time, quality of documentation, nurses' attitudes to the computerised system and physician attitudes to the contribution of nursing documentation to medical decision making. 
Notes 
Allocation concealment
StudyDaly 2002 
MethodsA randomised controlled trial.
Randomisation concealment: NOT CLEAR
Power calculation: NOT CLEAR
Follow up
Providers: NOT RELEVANT
Patients: NOT DONE
Blinded Assessment: NOT DONE
Baseline: NOT CLEAR
Reliable Outcomes:
Clinical outcomes: DONE
Protection against contamination: NOT CLEAR 
ParticipantsAll patients 65 years of age and over, who became a permanent resident in the health centre over a 30 month period, and stayed for at least 7 months. 30 resident - 10 experimental group and 10 control group, and 10 excluded (4 died and 6 discharged). Authors report no significant demographic differences between the experimental and control groups.
4 Computer literate nurses assigned to care for the experimental group and 4 non computer literate nurses assigned to the control group. No significant demographic differences between the nurses in the two groups. 
InterventionsUse of computerised nursing care plans compared with existing paper based care plans. 
OutcomesPatient outcomes: level of care, Activities of Daily Living, perception of pain, cognitive abilities, number of medications, number of bowel medications, number of constipation episodes, weight, percent of meals eaten, incidence of alteration in skin integrity.
Organisational outcomes: number of nursing diagnoses, interventions and activities, and care plan preparation time. 
Notes 
Allocation concealment
StudyElbourne 1987 
MethodsA randomised controlled trial
Randomisation concealment: DONE
Power calculation: DONE
Follow up
Providers: NOT RELEVANT
Patients: DONE
Blinded Assessment: NOT CLEAR
Baseline: NOT CLEAR
Reliable Outcomes:
Clinical outcomes: DONE
Maternal and Staff satisfaction: NOT CLEAR
Protection against contamination: NOT CLEAR 
ParticipantsAll women booking at less than 34 weeks pregnant, with one consultant during a six month period in 1984. Care provided by midwives, general practitioners and obstetricians.
317 women recruited to the study, of whom 27 found to be ineligible.
Sociodemographic characteristics of women in the study and control groups were comparable.
At the time of the final questionnaire, response rate was 85% of the patients originally recruited.
Patients unit of allocation and unit of analysis.
Country - UK 
InterventionsWomen carrying their full obstetric record during pregnancy compared with women carrying conventional co-operation card only. 
OutcomesClinical outcomes for mother and baby.
Mothers' satisfaction with care received.
Staff were also interviewed, and availability of records and changes in use of clerical time were studied, but are not analysed here. 
NotesThis study and the study by Lovell et al 1987 have been included in the Effective Care in Pregnancy and Childbirth Database (1993), and are being prepared for inclusion in the Cochrane Database of Systematic Reviews. 
Allocation concealment
StudyLakhani 1984 
MethodsA randomised controlled trial
Randomisation concealment: NOT CLEAR
Follow up
Providers: NOT RELEVANT
Patients: NOT DONE
Blinded Assessment: NOT CLEAR
Baseline Measurement: NOT CLEAR
Reliable Outcomes: NOT CLEAR
Protection against contamination: DONE 
ParticipantsAll the mothers on two wards during the study period were included. 242 Mothers in the study group and 237 in the control group.
After one year, 117 (24.4%) babies had left the district, 9 could not be traced, 1 was in care and 4 had died. 322 of the remaining 343 mothers were interviewed. 11 study mothers said they had not been given a booklet and 12 control mothers had been given one, leaving final samples of 157 babies in the experimental group and 142 in the control group.
The groups were said to be well matched for age, parity, education, first language, mother's place of birth, social class, religion, place of antenatal care, type of delivery, birthweight, and method of feeding on the ward, but more single mothers in the study group.
Unit of analysis error as unit of randomisation was the ward and unit of analysis was patients.
All child health professionals in the Health District.
Country - UK 
InterventionsUse of a home based child health record compared with conventional child health care records. 
OutcomesThe uptake of immunisations and developmental assessments up to one year after birth, were compared. 
NotesThe study included a survey of the use made of the booklets by parents and health professionals, and the accuracy of the entries on the weight charts were checked. The views of the parents and health professionals who had used the booklets, were sought through questionnaires and interviews. 
Allocation concealment
StudyLovell 1987 
MethodsA randomised controlled trial
Randomisation concealment: NOT CLEAR
Power calculation: DONE
Follow up
Providers: NOT RELEVANT
Patients: DONE
Blinded Assessment: NOT CLEAR
Baseline measurement: NOT CLEAR
Reliable Outcomes:
Clinical outcomes: DONE
Maternal and Staff satisfaction: NOT CLEAR
Protection against contamination: NOT CLEAR 
ParticipantsWomen booking at a St Thomas's Hospital antenatal clinic, during a 21 week period in 1984.
246 mothers considered eligible before attending the clinic, of whom 9 were subsequently found to be ineligible (eg having miscarried or moved away) and 9 women refused to take part. A further 24 women dropped out at the time of the second questionnaire and another 6 at the time of the third questionnaire. Authors state that women who dropped out later in the study were included in the results. Authors report no statistically significant differences between the characteristics of the study and control groups, although slightly more of the study group were in a stable union and were born within the UK.
Care provided by midwives, general practitioners and obstetricians.
Country - UK 
InterventionsWomen carrying their full obstetric record during pregnancy compared with women carrying conventional co-operation card only. 
OutcomesClinical outcomes for mother and baby.
Mothers' satisfaction with care received.
Mothers' health behaviour.
Staff were interviewed at the beginning of the project but results are not given here.
Availability of records was noted. 
NotesThis study and the study by Elbourne et al (1987) have been included in the Effective Care in Pregnancy and Childbirth Database (1993), and are being prepared for inclusion in the Cochrane Database of Systematic Reviews. 
Allocation concealment
StudyScharf 1997 
MethodsA controlled before and after study. Power calculation: NOT DONE
Unit of Allocation: Wards. Unit of analysis: Patients (quota samples).
Baseline measurements: NOT CLEAR. Characteristics of second site: NOT DONE
Reliable primary outcome measures: NOT CLEAR. Follow up of professionals: NOT DONE. Follow up of patients: DONE.
Consumer involvement and ethical approval: NOT CLEAR 
ParticipantsNurses on two coronary care units. Quota samples of 100 patients. Country: USA 
InterventionsIntroduction of a nursing flow sheet with standard care plans available for reference only, compared with system of separate nursing diagnosis form, individual care plans, and nursing progress notes. 
OutcomesAdherence to documentation standards, patient satisfaction. Nurse time spent charting (recorded on intervention unit only). 
Notes 
Allocation concealment
StudySpranzo 1993 
MethodsA randomised block pre-test, post-test design.
Randomisation Concealment: NOT CLEAR
Unit of allocation: nursing wards
Units of analysis: nursing wards, nurses and patients
Power Calculation: NOT CLEAR
Follow up:
Providers: DONE (83%)
Patients: NOT DONE (69%)
Blinded Assessment:
Length of stay: DONE
Nurse hours, overtime, sickness: DONE
Chart review, telephone interviews, user satisfaction survey: NOT DONE
Baseline Measurement: NOT DONE
Reliable Outcomes:
Process Outcomes: NOT CLEAR
Patient Outcomes:
Length of stay: DONE
Other patient Outcomes: NOT CLEAR
Nurse Outcomes:
Sick Time and Overtime: DONE
Other nurse outcomes: NOT CLEAR
Protection against contamination: DONE
Multiple regression analyses carried out to control for selected co-variates.
Author notes possibility of systematic error in data collection, and threat to internal validity through compensatory rivalry between the groups of nurses. 
ParticipantsFour 40 bed medical/nursing wards in a Veteran Affairs Medical Center.
Registered nurses working on the study wards in both pre and post-test periods.
Total of 49 nurses pre-test. 1 refusal.
25 experimental group and 23 control group pre-test.
19 experimental group and 21 control group post-test. (83% follow up)
All adult medical patients aged 18 years or over, admitted to the study wards during the pre or post-test periods, who were expected to be discharged home, and able to be interviewed by telephone.
Total 222 consented to participate. 11.3% refusal rate. 31% non-response rate at time of interview.
41 experimental group and 32 control group pre-test.
40 experimental group and 40 control group post-test.

Author notes significant differences in race and social support between the patients on the control and experimental wards pre-test, and suggests that this may have had an effect on the final result. There were also variations in the nursing workload on the experimental wards.
Unit of analysis error as wards were unit of allocation and patients and nurses are units of analysis.
Country - USA 
InterventionsIntroduction of a computerised nurse care planning system compared with existing paper system. 
Outcomes1. Process variables:
Nurse care planning, health teaching, discharge planning, perceived nursing involvement.
2. Patient outcomes:
Self care knowledge, readiness for self care, length of hospital stay, patient satisfaction with nursing care.
3. Provider outcomes :
Nurse care planning, work satisfaction, competency in quality of care, intent to stay, job turnover, overtime and sick time use.
4. Ward based outcomes, measured by nursing workload and patient acuity.
5. The effect of selected process variables on selected patient outcome variables were also analysed, but are not included in this review.

Author notes that patients do not represent an homogenous population, but patient outcomes have been chosen that could be considered global. 
Notes 
Allocation concealment
StudyStevens 1990 
MethodsRandomised controlled trial.
Randomisation concealment: NOT CLEAR
Follow up Providers: DONE
Follow up Patients: DONE
Blinded Assessment: NOT DONE
Baseline: NOT CLEAR
Reliable Outcomes: NOT CLEAR
Protection against contamination: NOT CLEAR 
ParticipantsPostoperative paediatric patients aged 18 months to 12 years.
43 eligible patients randomly assigned to one of two paediatric surgical units.
No significant differences in age, sex, or surgical diagnoses between the study and control groups of children.
24 nurses randomly assigned to one of two nursing teams, with no significant differences between the two groups.
Country - Canada 
InterventionsUse of a paediatric pain management sheet compared with conventional nurse charting methods. 
OutcomesIntensity and duration of postoperative pain.
The amount and type of analgesia given.
The length of hospital stay.
Nurses' satisfaction with the new documentation. 
Notes 
Allocation concealment


Characteristics of excluded studies

StudyReason for exclusion
Burkle 1995 Study of the impact of the introduction of a computerised nursing information system in two medical wards of a University Hospital. Begun as a controlled before and after study, but no data was collected on the control ward after the introduction of the nursing system, and the system was abandoned before all data had been collected on the experimetnal ward. 
Calkin 1995 Before and after study (interrupted time series) of the introduction of a computerised hospital maternity system. Aimed to evaluate completeness and accuracy of midwives' labour notes, time spent on record keeping and midwives' opinions of the system. The data before and after introduction of the system has been aggregated and the author is unable to provide the necessary raw data for analysis of trend etc. 
Cohen 1994 Randomised controlled trial of parent-held child health record. Insufficient data published and unable to contact the authors. 
Ferguson 1987 Quasi-experimental before and after study, comparing three types of paper based nursing care planning systems. Outcome measures included length of hospital stay, number of re-admissions, patient satisfaction, nosocomial infections, medication/treatment errors, use of controlled substances, acuity levels, length of shift reports. ANCOVA test results only presented. We have been unable to contact the author. 
Hamilton 2000 Quasi-experimental study comparing a new nursing assessment recording system for patients with acute stroke, introduced with the implementation of evidence-based practice guidelines. Clinical outcome data was collected, but this was a before and after study with no control. 
Happ 1994 A quasi-experimental, pretest-posttest design study to compare the quality of patient care on units with computers at the patient's bedside with the quality of care without bedside computers. Outcome measurements were nursing documentation compliance and patient satisfaction. No numerical results are given. We have been unable to contact the author. 
Homer 1999 Randomised controlled trial of woman-held records in a hospital antenatal clinic. Client satisfaction data only. No clinical outcomes collected. 
Kilgore 1998 Study comparing the impact of two clinical information systems in a cardiovascular intensive care unit. Does not meet design criteria as there are insufficient time points for a time series study. 
Larrabee 2001 Study comparing documentation before and after the implementation of a nursing information system in 3 units in an acute hospital. Study does not meet design criteria as there are insufficient time points for a time series study. 
Marr 1993 A quasi-experimental before and after study in two nursing units, to evaluate the effect of bedside terminals compared with terminals at the nursing station, on the quality of nursing documentation. Outcome variables were the completeness and timeliness of charting medication administration, daily charting, physical assessment and nursing admission notes. Results are given as percentages only. The author has been contacted but is unable to provide any other data. 
Miller 1992 A study with a non-equivalent group design on four nursing units, to compare the effects of a bedside nursing information system on direct patient care, time spent on documentation, and quality of nursing documentation. Results are given as percentages only, and we have been unable to contact the authors. 
Nahm 2000 Modified time series study to compare exisiting paper system with the introduction of a computerised nursing documentation system. Study does not meet design criteria as there are insufficient time point measurements. 
Smaldone 1992 An interrupted time series study to evaluate the implementation of an automated nursing documentation system. Although care plans were reviewed monthly from 5 months before the introduction of the automated system and for 18 months afterwards, the results are presented only as total figures for pre and post-implementation measures. It is therefore not possible to examine trends or any other statistics. We have been unable to contact the authors for the necessary data. 
Volden 1988 Non-equivalent group design with before and after measures, to compare nursing records located at the bedside with records kept centrally. The outcome measures were timeliness of charting, availability of charts, completeness and accuracy of documentation, nurse time used in charting, maintenance of patient confidentiality, and staff satisfaction. Insufficient data for analysis has been published and we were unable to contact the authors. 
van Gennip 1995 Study of the effects of introducing a computerised nursing information system into 5 hospitals. Initial design was a controlled before and after study, with one experimental and one control ward in each of three hospitals between 1992 and 1995. Outcomes were job satisfaction, but this was only measured after the introduction of the system, workload, but no data is given, and quality of co-ordination but this was not measured using standard instuments.
Another component of the system was studied in 2 more hospitals in 1995. The second study examined patient satisfaction, quality of information supply and occurrence of adverse events, but did not use standard intsruments. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Ammenwerth 2001{Solo datos publicados}
*Ammenwerth E, Eichstadter R, Haux R, Pohl U, Rebel S, Ziegler S. A randomized evaluation of a computer-based nursing documentation system. Methods of Information in Medicine 2001;40:61-68.

Daly 2002{Solo datos publicados}
*Daly JM, Buckwalter K, Maas M. Written and computerized care plans. Organisational processes and effect on patient outcomes. Journal of Gerontological Nursing 2002;28(9):14-23.

Elbourne 1987{Datos publicados y no publicados}
Elbourne D, Richardson M, Chalmers I, Waterhouse I, Holt E. The Newbury maternity care study: a randomized controlled trial to assess a policy of women holding their own obstetric records. British Journal of Obstetrics & Gynaecology 1987;94(7):612-9. 87299568.

Hodnett ED. Women carrying their own case-notes during pregnancy. In: Enkin MW, Keirse MJNC, Renfrew MJ, Neilson JP, editor(s). Pregnancy and Childbirth module, Cochrane Database of Systematic Reviews. Update Software, 1994.

Lakhani 1984{Solo datos publicados}
Lakhani AD, Avery A, Gordon A, Tait N. Evaluation of a home based health record booklet. Archives of Disease in Childhood 1984;59(11):1076-81. 85071244.

Lovell 1987{Solo datos publicados}
Lovell A, Zander L, James C, Foot S, Swan A, Reynolds A. St Thomas' Maternity Case Notes Study. Why not give mothers their own case notes?. .

Lovell A, Zander LI, James CE, Foot S, Swan AV, Reynolds A. The St Thomas's Hospital maternity case notes study: a randomised controlled trial to assess the effects of giving expectant mothers their own maternity case notes. Paediatric & Perinatal Epidemiology 1987;1(1):57-66. 89128534.

Scharf 1997{Solo datos publicados}
*Scharf L. Revising nursing documentation to meet patient outcomes. Nursing Managment 1997;28(4):38-39. 97433892.

Spranzo 1993{Datos publicados y no publicados}
Keller L, McDermott S, Alt-White A. Effects of computerized nurse care planning on selected health care effectiveness measures. In: Clayton P, editor(s). Proceedings of the fifteenth annual symposium on computer applications in medical care. New York: McGraw Hill, 1991:38-41.

Spranzo L. Effects of computerized nurse careplanning on selected health care effectiveness measures. Unpublished PhD thesis, University of Maryland, 1993 

Stevens 1990{Solo datos publicados}
Stevens B. Development and testing of a pediatric pain management sheet. Pediatric Nursing 1990;16(6):543-8. 91187505.


Burkle 1995
Burkle T, Kuch R, Passian A, Prokosch U, Dudeck J. The impact of computer implementation on nursing work patterns: study design and preliminary results. In: Greenes RA, Peterson HE, Protti DJ, editor(s). MEDINFO 95. Canada: Health Care Computing and Communications Canada Inc. 1995:1321-5. 96174099.

Burkle T, Kuch R, Prokosch HU, Dudeck J. Stepwise evaluation of information systems in a university hospital. Methods of Information in Medicine 1999;38(1):9-15. 99271316.

Calkin 1995
Calkin S. An evaluation of the implementation of a computer system into a maternity unit. Unpublished study, internal report. Crawley NHS Trust, 1995 

Cohen 1994
*Cohen SJ, Gitterman BA, Baron AL, Reiner KL, Lynch KR, Frankenburg WK. Improving adherence with preventive pediatric care guidelines through the use of a parent-held child health record. AHSR & FHSR Annual Meeting Abstract Book. ;111994:113-114.

Ferguson 1987
Ferguson G, Hildman T, Nichols B. The effect of nursing care planning systems on patient outcomes. Journal of Nursing Administration 1987;17(9):30-6. 88010221.

Hamilton 2000
*Hamilton S, McLaren SM. Evidence-based practice in stroke assessment and recording: an evaluation of the implementation of guidelines using a multifaceted strategy. Clinical Effectiveness in Nursing 2000;4:173-179.

Happ 1994
Happ BA. What is the impact of bedside technology on nursing care?. In: Grobe SJP-WESP, editor(s). Nursing informatics: an international overview for nursing in a technological era. Amsterdam: Elsevier Science, 1994:260-2.

Happ BA. The effect of point of care technology on the quality of patient care. In: Ozbolt J, editor(s). Proceedings of the 18th annual symposium on computer applications in medical care. Philadelphia: Hanley and Belfus, 1993:183-7. 94176806.

Homer 1999
*Homer CS, Davis GK, Everitt LS. The introduction of a woman-held record into a hospital antenatal clinic: the Bring Your Own Records Study. Australian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynaecology 1999;39(1):54-7. 99199524.

Kilgore 1998
*Kilgore ML, Flint D, Pearce R. The varying impact of two clinical information systems in the cardiovascular intensive care unit. The Journal of Cardiovascular Management 1998;9(2):31-35.

Larrabee 2001
Larrabee J H, Boldreghini S, Elder-Sorrells K, Turner ZM, Wender RG, Hart JM, Lenzi PS. Evaluation of documentation before and after implementation of a nursing information system in an acute care hospital. Computers in Nursing 2001;19(2):56-65.

Marr 1993
Marr PB, Duthie E, Glassman KS, Janovas DM, Kelly JB, Graham E, et al. Bedside terminals and quality of nursing documentation. Computers in Nursing 1993;11(4):176-82. 93379922.

Miller 1992
Miller E, Sheridan E. Integrating a bedside nursing information system into a professional practice model. In: Arnold JM, editor(s). Computer applications in nursing education and practice. New York: National League for Nursing, 1992:62-70.

Nahm 2000
Nahm R, Poston I. Measurement of the effects of an integrated, point -of-care computer system on quality of nursing documentation and patient satisfaction. Computers in Nursing 2000;18(5):220-229.

Smaldone 1992
Smaldone A, Greenberg C. Nursing software: develop your own. In: Arnold JM, editor(s). Computer applications in nursing education and practice. New York: National League for Nursing, 1992:120-32.

van Gennip 1995
Eurlings F, van Asten A, Cozijn H, Klaassen K, Stokman R, van Valkenburg, van Gennip E. Effects of a nursing information system in 5 Dutch hospitals. In: Gerdin, editor(s). Nursing Informatics. ISO Press, 1997:50-55.

van Gennip E, Klaassen-Leil C, Stokman R, van Valkenburg R. Technology assessment of an integrated nursing information system in three Dutch Hospitals. In: Grobe S, Pluyter-Wenting E, editor(s). Nursing informatics: an international overview for nursing in a technological era. Amsterdam: Elsevier Science, 1994:715-20.

van Gennip E, Kramer H, Enning J, Klassen-Leil C, Stokman R, van Valkenburg R. VISTA: study of effects of an integrated nursing information system in three Dutch Hospitals. Set-up and intermediate results. In: Barahona P, Veloso M, Bryant J, editor(s). Proceedings of Medical Informatics Europe 1994. Proceedings of the twelfth international congress of the European Federation for Medical Informatics. 1994:333-8.

van Gennip E, Willemsen W, Nieman H, Bakker A, van der Loo RP. How to assess cost-effectiveness of HIS applications?. In: Lun KC, Degoulet P, Piemme T, Rienhoff D, editor(s). MEDINFO 1992. Proceedings of the seventh world congress on medical information. 1992:1209-15.

van Gennip EM, Klaassen-Leil CC, Stokman R, van Valkenburg RK. Costs and effects of a nursing information system in three Dutch hospitals. In: Greenes RA, Peterson H, Protti D, editor(s). MEDINFO 1995. Canada: Healthcare Computing and Communications Canada Inc. 1995:1412-6. 96174123.

Volden 1988
Volden CM, Esslinger VM, Johnson ME, Busch DE, Doepke LA. Decentralization of patient charts: what does it accomplish?. Applied Nursing Research 1988;1(3):132-9. 89192339.


Belcher 1992
Study contact information not provided. Contact reviewer for more information. Ongoing study. Starting date of trial not provided. Contact reviewer for more information.

Belcher A, Cunningham L. Implementation of bedside computers in critical care. In: Arnold J, editor(s). Computer applications in nursing education and practice. New York: National League for Nursing, 1992:53-61.

Cenzig 1983
Study contact information not provided. Contact reviewer for more information. Ongoing study. Starting date of trial not provided. Contact reviewer for more information.

Cenzig M, Ranzenberger J, Johnson D, Kilpack A, Lumpkins R, Pryor T. Design and implementation of computerized nursing care plans. In: Dayhoff, editor(s). Proceedings of the seventh annual symposium on computer applications in medical care. 1983:561-4.

Galfalvy 1995
Study contact information not provided. Contact reviewer for more information. Ongoing study. Starting date of trial not provided. Contact reviewer for more information.

Galfalvy HC, Reddy SM, Niewiadomska-Bugaj M, Friedman S, Merkin B. Evaluation of community care network (CCN) in a rural healthcare setting. In: Gardner RM, editor(s). Proceedings of the nineteenth annual symposium on computer applications in medical care. Hanley and Belfus, 1995:698-702.

Hinson 1993
Study contact information not provided. Contact reviewer for more information. Ongoing study. Starting date of trial not provided. Contact reviewer for more information.

Hinson DK, Heuther SE, Blaufuss JA et al. Measuring the impact of a clinical nursing information system on one nursing unit. In: Safran C, editor(s). Seventeenth annual symposium on computer applications in medical care. New York: McGraw Hill, 1993:203-10.

Hinson DK, Huether SE, Blaufuss J, Neiswander M, Phillips T, Tinker A. Developing a method for assessing the impact of a clinical information system. In: Hovenga E, Hannah K, McCormick K, Ronald J, editor(s). Proceedings of the fourth international conference on nursing use of computers and information science. Berlin: Springer-Verlag, 1991:497-501.

Wiseman 1989
Study contact information not provided. Contact reviewer for more information. Ongoing study. Starting date of trial not provided. Contact reviewer for more information.

Wiseman J. Memory cards portable micro-computers and commuity nurse recording. In: Barker B, Cao D, Qin D, Walker G, editor(s). MEDINFO 1989. Proceedings of the sixth world conference on medical informatics. North Holland: Elsevier Science, 1989:647-9.

Woods 1989
Study contact information not provided. Contact reviewer for more information. Ongoing study. Starting date of trial not provided. Contact reviewer for more information.

Woods K. The development of a clinical nursing computer system. In: Barker B, Cao D, Qin D, Wagner G, editor(s). MEDINFO 89. Sixth world conference on medical informatics. North Holland: Elsevier Science, 1989:658-62.


Henderson 1982
Henderson V. The nursing process--is the title right?. Journal of Advanced Nursing 1982 Mar;7(2):103-9. 82214759.

National 1992
National Audit Commission for Local Authorities, National Health Service in England and Wales. Caring systems: effective implementation of ward nursing management systems. A handbook for managers of nursing and project managers. London: HMSO, 1992.

* El asterisco señala los documentos más importantes para este estudio



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 Sistema de registro de enfermería experimental comparado con el registro convencional:
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Resultados    Otros datosDatos no numéricos


CARÁTULA
Titulo

Sistemas de registro de enfermería: efectos sobre la práctica de la enfermería y resultados en la asistencia sanitaria

Autor(es)

Currell R, Urquhart C

Contribución de los autoresEl autor no facilitó la información
Número de protocolo publicado inicialmenteLa información no está disponible
Número de revisión publicada inicialmente2000/2
Fecha de la modificación más reciente23 agosto 1999
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente16 mayo 2003
Cambios más recientes Se actualizaron todas las búsquedas, incluidas las búsquedas manuales, hasta fines de 2002. Dos estudios nuevos se incluyeron en la revisión y cinco estudios nuevos se excluyeron, por lo tanto, se actualizaron el texto y las tablas.
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidos16 mayo 2003
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Miss Rosemary Currell
Health Intelligence Manager
Public Health Department
Suffolk West Primary Care Trust
Thingoe House
Cotton Lane
Bury St Edmunds
IP33 1YJ
Suffolk
UK
tel: +44 1284 829640
rosemary.currell@suffolkwest-pct.nhs.uk
fax: +44 1284 829
Número de la Cochrane LibraryCD002099
Grupo editorialCochrane Effective Practice and Organisation of Care Group
Código del grupo editorialHM-EPOC


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • NHS Wales Office of Research & Development, Wales (For original review only) UK
  • EPOC Review Group, University of Ottawa CANADA
Recursos internos
  • None UK
  • University of Wales, Aberystywth UK

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Nursing; Nursing Records; Outcome and Process Assessment (Health Care); Professional Practice; Randomized Controlled Trials

Mesh check words: Humans




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.