Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Sulfato de magnesio para el tratamiento de las exacerbaciones de asma aguda en las salas de emergencias

Rowe BH, Bretzlaff JA, Bourdon C, Bota GW, Camargo CA Jr
Fecha de la modificación más reciente: 22 de octubre de 1999
Fecha de la modificación significativa más reciente: 22 de octubre de 1999

Esta revisión debería citarse como: Rowe BH, Bretzlaff JA, Bourdon C, Bota GW, Camargo CA Jr. Sulfato de magnesio para el tratamiento de las exacerbaciones de asma aguda en las salas de emergencias (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

El tratamiento del asma aguda se basa en la rápida reducción del broncoespasmo y de la inflamación de las vías respiratorias. Hay algunas pruebas de que el magnesio intravenoso puede proporcionar una broncodilatación adicional cuando se administra conjuntamente con agentes broncodilatadores estándar y corticosteroides. No se ha completado una revisión sistemática de la literatura sobre este tema.

Objetivos

Examinar el efecto adicional del sulfato de magnesio intravenoso en los pacientes con asma aguda tratada en las salas de emergencias.

Estrategia de búsqueda

Se identificaron los ensayos controlados aleatorios del Registro Especializado de Ensayos del Grupo de Revisión Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Review Group). Se realizaron búsquedas en las bibliografías de los estudios incluidos, las revisiones y los textos conocidos. Se estableció contacto con los autores principales y los expertos en el tema.

Criterios de selección

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios fueron elegibles para su inclusión. Los estudios se incluyeron sí los pacientes presentaban asma aguda o recibían un tratamiento de sulfato de magnesio IV versus placebo.

Recopilación y análisis de datos

Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron la calidad metodológica de manera independiente. Los datos que faltaban se obtuvieron a partir de los autores.

Resultados principales

Se incluyeronn 7 ensayos (5 adultos, 2 pediátricos). Se involucró un total de 665 pacientes. Los pacientes que recibían sulfato de magnesio demostraron mejorías no significativas en las tasas de flujo espiratorio máximo cuando se combinaron todos los estudios (diferencia de medias ponderada: 29,4 l/minuto; intervalo de confianza del 95%: -3,4 a 62). En los estudios de personas con asma aguda grave, la tasa de flujo espiratorio máximo mejoró en 52,3 /minuto (intervalo de confianza del 95%: 27 a 77,5). El volumen espiratorio forzado en un segundo también mejoró en el 9,8% pronosticado (intervalo de confianza del 95%: 3,8 a 15,8). En términos generales, no se redujo el ingreso al hospital, odds-ratio: 0,31 (intervalo de confianza del 95%: 0,09 a 1,02). En el subgrupo grave, se redujeron los ingresos en aquellos que recibían sulfato de magnesio (odds-ratio: 0,10; intervalo de confianza del 95%: 0,04 a 0,27). No se informaron cambios clínicamente importantes en los signos vitales o los efectos secundarios adversos.

Conclusiones de los autores

Las pruebas actuales no apoyan el uso rutinario de sulfato de magnesio intravenoso en todos los pacientes con asma aguda que ingresan a las salas de emergencias. El sulfato de magnesio parece ser seguro y beneficioso en los pacientes que presentan asma aguda grave.

Esta revisión debería citarse como:
Rowe BH, Bretzlaff JA, Bourdon C, Bota GW, Camargo CA Jr Sulfato de magnesio para el tratamiento de las exacerbaciones de asma aguda en las salas de emergencias (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

El uso del sulfato de magnesio así como los fármacos estándar cuando se hospitaliza a una persona debido a una crisis asmática grave puede proporcionar un alivio extra, en especial cuando el funcionamiento de los tratamientos estándar no es muy bueno.

En una crisis asmática, las vías respiratorias (conductos hacia los pulmones) se estrechan por los espasmos musculares y la tumefacción (inflamación). Se puede utilizar los fármacos broncodilatadores (inhaladores de alivio) para relajar los músculos y abrir las vías respiratorias, y los fármacos de corticosteroides para reducir la inflamación. El sulfato de magnesio es un fármaco que también puede afectar a los músculos y también puede reducir la inflamación. Se puede administrar a través de un goteo en las venas (por vía intravenosa). La revisión de los ensayos encontró que el sulfato de magnesio intravenoso además de los broncodilatadores parece ser seguro y beneficioso para las personas con crisis asmáticas graves, o para aquellos en que los broncodilatadores no cumplen su efecto.


ANTECEDENTES

Las presentaciones agudas a las salas de emergencias (SE) son complicaciones del asma frecuentes y potencialmente graves. Aproximadamente del 10% al 25% de los pacientes que se presentan a la SE requerirán el ingreso en el hospital, sin embargo, esta tasa varía según el grupo etario estudiado, los tratamientos recibidos (Rowe 1992) y el ámbito. El tratamiento del asma aguda se basa en consideraciones fisiopatológicas que incluyen el tratamiento del broncoespasmo y la inflamación de las vías respiratorias. Existe una variación en la práctica médica en lo que se refiere a los enfoques de tratamiento y es posible que esto sea debido en parte a la falta de resúmenes basados en pruebas de la investigación pertinente a esta área (Camargo 1998). En general, los agentes del tratamiento iniciales incluyen agonistas beta2 que específicamente tienen como objetivo receptores adrenérgicos (Beveridge 1996; BTS 1997; Lipworth 1997; NAEPP 1997). Entre los niños, se ha mostrado que los agentes cuaternarios que se administran junto con los agonistas beta2 aumentan de forma potencial la magnitud y la duración de la broncodilatación sobre aquella lograda con los agonistas beta2 sólos (Plotnik 1997). En general, el tratamiento adicional del edema es normalmente iniciado con corticosteroides (Rowe 1992).

Dada la necesidad de una broncodilatación rápida, ha habido abundancia de investigaciones sobre el uso de broncodilatadores en el tratamiento inicial del asma aguda (Cates 1998). Sin embargo, la función potencial de otros agentes en el tratamiento inicial del asma aguda todavía es incierta. Un metanálisis de la aminofilina realizado hace 10 años no indicó beneficios en el asma aguda (Littenberg 1988). Por otro lado, los esteroides parecen reducir los ingresos en el hospital y la recaída después del alta hospitalaria (Rowe 1992). Existe un debate significativo respecto al beneficio de otros agentes como el sulfato de magnesio en el tratamiento del asma aguda. El magnesio es un cofactor importante en muchas reacciones enzimáticas y está vinculado a la homeostasis celular. Además, el magnesio tiene un efecto sobre las células del músculo liso, en que la hipomagnesemia causa contracciones y la hipermagnesemia causa relajación. Hay algunas pruebas de que cuando el magnesio es infundido en los pacientes asmáticos puede proporcionar una broncodilatación adicional (Okayama 1987; Rolla 1988). Además, las pruebas sugieren que el magnesio puede reducir la descarga de neutrófilos observada con la respuesta inflamatoria (Cairns 1996). Por lo tanto, hay motivos para creer que el tratamiento de magnesio, en forma de sulfato de magnesio intravenoso, puede ser beneficioso en el tratamiento del asma aguda.

Este resumen sistemático examina las pruebas para la efectividad del tratamiento con magnesio intravenoso en el asma aguda. Hasta la fecha no se ha publicado una revisión sistemática de la literatura del sulfato de magnesio.


OBJETIVOS

El objetivo de esta revisión fue determinar el efecto del sulfato de magnesio intravenoso en las personas con asma aguda tratadas en las salas de emergencias.

Objetivos específicos

Comparar el efecto de la combinación del sulfato de magnesio con otros agentes en comparación con el efecto de estos otros agentes sólos. Los resultados específicos incluyen:
(1) Ingreso hospitalario (p.ej. tiempo para tomar la decisión, % de ingreso).
(2) Funciones pulmonares
(3) Efectos secundarios y signos vitales como frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria y presión arterial (PA).


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Para ser considerados, los estudios informados debían ser ensayos controlados aleatorios (ECA) o ensayos controlados cuasialeatorios (p.ej. asignación según día de la semana).

Tipos de participantes

Para la inclusión en la revisión se consideraron los estudios que involucraban pacientes niños o adultos que ingresaban a las salas de emergencias para el tratamiento del asma aguda. La edad fue uno de los subgrupos examinados.

Tipos de intervención

Se incluyeron los estudios que presentaban los resultados de los pacientes asignados al azar para recibir sulfato de magnesio en comparación con el placebo a principios del tratamiento en las salas de emergencias. Debido a que los asmáticos agudos requieren tratamientos adicionales (p.ej. betaagonistas, corticosteroides, bromuro de ipratropio, etc.), los datos para cualquier co-intervención se registraron o se solicitaron a los autores cuando no eran informados en los estudios.

Tipos de medidas de resultado

Medidas de resultado: Se consideraron todos los resultados de los pacientes, sin embargo, la medida de resultado dicotómica primaria fue el ingreso al hospital.
Entre las medidas de resultado secundarias se incluyeron:
a) Pruebas de la función pulmonar que incluían: tasas de flujo espiratorio máximo (TFEM), volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF-1) y porcentaje pronosticado de TFEM o VEF-1
b) Signos vitales (frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, PA)
c) Resultados adversos o efectos secundarios

Se intentó establecer contacto con los investigadores principales de los estudios incluidos para obtener datos individuales de los pacientes, sin embargo esto fue infructuoso.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Airways Group

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos de asma del Grupo de Revisión Cochrane de Vías Respiratorias mediante los siguientes términos:
Asthma OR Wheez* AND Emerg* OR acute OR status AND Discharge OR admi* OR hospit* Mag* OR magnesium sulfate OR MS.

Se revisaron las listas de referencias de todos los estudios primarios disponibles y de los artículos de revisión para identificar las citas potencialmente pertinentes. Una búsqueda avanzada en CENTRAL se completó utilizando los términos: magnesium AND asthma. Se solicitó información respecto de otros estudios publicados o no publicados conocidos y/o que recibían el apoyo de los autores de los estudios incluidos. Finalmente, se estableció contacto personal con los colegas, los colaboradores y otros evaluadores que trabajaban en el área del asma para identificar los estudios potencialmente pertinentes.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Recuperación de estudios: mediante el título, el resumen o los descriptores, dos revisores (BR, JB) revisaron de forma independiente las búsquedas en la literatura para identificar los ensayos potencialmente pertinentes para su revisión completa. Se realizaron búsquedas de bibliografías y textos para identificar estudios adicionales. A partir del texto completo, usando criterios específicos, dos revisores (CB, GB)seleccionaron de forma independiente los ensayos para la inclusión. El acuerdo fue medido usando estadísticas kappa. Las discrepancias fueron resueltas por consenso o por la opinión de una tercera parte (BR).

Evaluación de la calidad metodológica: La evaluación de la calidad metodológica fue realizada de forma independiente por dos revisores. Ambos utilizaron dos métodos diferentes de evaluación. Primero, mediante el enfoque Cochrane para evaluar el ocultamiento de la asignación, todos los ensayos recibieron una puntuación y se introdujeron utilizando la siguiente escala:
Grado A: Ocultamiento adecuado
Grado B: Incierto
Grado C: Ocultamiento claramente inadecuado
La fiabilidad entre revisores se midió a través de un acuerdo simple y estadística ponderada kappa.

Además, se evaluó cada estudio mediante una escala de 0 a 5 (Jadad 1996) y fue resumido de la siguiente manera:
1) ¿Se describió el estudio como aleatorio? (1 = sí; 0 = no)
2) ¿Se describió el estudio como doble ciego? (1 = sí; 0 = no)
3) ¿Hay una descripción de los retiros y abandonos? (1 = sí; 0 = no)
4) ¿Se describió bien el método de asignación al azar y fue adecuado? (1 = sí; 0 = no)
5) ¿El método de doble cegamiento se describió bien y fue apropiado? (1= sí; 0 = no)
6) Reste 1 punto sí los métodos de asignación al azar O el cegamiento fueron inapropiados.
La fiabilidad entre revisores se midió a través de la estadística kappa y la estadística kappa ponderada.

Extracción de los datos: Los datos para los ensayos se extrajeron a través de dos revisores (BR, JB). Se solicitó a los autores principales del estudio que confirmaran la obtención de datos y proporcionaran una clarificación adicional e información para la revisión. Desafortunadamente, la mayoría de los autores no pudo tener acceso a los datos originales para realizar análisis complementarios. En algunos casos, se utilizaron las expansiones de las representaciones gráficas de los datos de los manuscritos para estimar los datos que faltaban. Los datos de la función pulmonar se introdujeron como valores negativos para que se ajustaran a las convenciones Cochrane mediante las cuales los efectos que favorecen el tratamiento bajo revisión se mueven hacia la izquierda.

Consideraciones estadísticas: Todos los ensayos se combinaron mediante Review Manager. Las comparaciones de subgrupos se identifican en la sección "Comparaciones". Para las variables dicotómicas, se calcularon las estadísticas individuales y combinadas como odds-ratios (OR) con intervalos de confianza del 95% (IC del 95%); se usó un modelo de efectos aleatorios. Para los resultados continuos, se calcularon las estadísticas individuales y combinadas como la diferencia de medias ponderada (DMP) e IC del 95% mediante el modelo de efectos aleatorios.

Dos subgrupos específicos se planearon a priori. Uno era para comparar adultos con niños. El otro debía comparar los pacientes con asma grave con aquellos con asma menos grave. Se realizaron análisis de sensibilidad sobre los efectos fijos versus aleatorios y la calidad metodológica (alta versus baja).


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

La mayoría de los estudios fueron reportados después de 1989. Seis pertenecían a centros de los Estados Unidos. uno provenía de la India.

Poblaciones: Dos estudios se realizaron en niños (Ciarallo 1997; Devi 1997) y cinco en adultos (Skobeloff 1989; Green 1992; Bloch 1995; Tiffany 1993; Silverman 1996). Las poblaciones variaron de "todos los pacientes" con asma aguda (n = 2) a solamente aquellos con crisis graves (n = 5). Sin embargo, el examen de las definiciones utilizadas para designar el grupo grave (ver más abajo) revela que los pacientes presentaban una combinación de hallazgos clínicos, mediciones del flujo aéreo y/o una respuesta al tratamiento que los ubicaba en una categoría más grave.

I. Subgrupo grave:
Bloch (solamente el subgrupo): VEF-1< 25% pronosticado después de un único tratamiento con agonistas beta2. Tasa de ingreso en los pacientes tratados con placebo 79%.
Ciarallo: Niños con TFEM < 60% pronosticado después de tres tratamientos con nebulizador con agonistas beta2. Tasa de ingreso en los pacientes tratados con placebo: 100%.
Devi: Los niños con asma "grave" Y una respuesta deficiente al tratamiento inicial (ninguna medición de flujo aéreo). Tasa de ingreso en los pacientes tratados con placebo: 94%.
Skobeloff: Adultos con TFEM inicial < 200 l/minuto Y no se duplicaron después de dos agonistas beta2 y más de una hora de tratamiento. Tasa de ingreso en los pacientes tratados con placebo 88%.
Silverman: Adultos con VEF-1 inicial < 30% pronosticado. No estuvieron disponibles las tasas de ingreso en el grupo de placebo.
Tiffany: Adultos con TFEM inicial < 200 l/minuto Y no pudieron duplicar la TFEM después de dos tratamientos de albuterol. No estuvieron disponibles las tasas de ingreso en el grupo de placebo.

II. Grupo leve a moderada:
Bloch (subgrupo leve a moderada): Adultos con 25% a 75% pronosticado de VEF-1 después de un único tratamiento con agonistas beta2. Tasa de ingreso en los pacientes tratados con placebo 24%.
Verde: Adultos que fueron "no respondedores" a un único tratamiento de agonistas beta2. La falta de respuestas fue definida como no mejorar hasta el punto en que el alta hospitalaria fue posible. Tasa de ingreso en los pacientes tratados con placebo 18%.

La tasa de ingreso no se usó a priori para clasificar el subgrupo de gravedad, pero presta cierto apoyo al uso de este método de clasificación clínica de la gravedad. Por ejemplo, los subgrupos graves presentan tasas de ingreso mayores al 75% mientras que el subgrupo leve a moderado presenta tasas de ingreso menores al 25%.

Intervenciones: el magnesio se administró al principio del ciclo de tratamiento en las salas de emergencias; dos estudios se realizaron en 30 minutos (Bloch 1995; Silverman 1996), tres tardaron aproximadamente una hora (Skobeloff 1989; Tiffany 1993; Devi 1997) y uno no se mencionó (Ciarallo 1997). La administración fue a través de la vía intravenosa en todos los estudios y fue administrado como un bolo en todos menos un estudio en que se empleó el bolo +/ - una infusión continua (Tiffany 1993). Sin embargo, la dosis de administración del sulfato de magnesio intravenoso varió entre los estudios. Todos los estudios usaron un placebo con una apariencia similar. La dosis en los adultos varió entre 1,2 g a 2 g IV y se administró generalmente durante 20 minutos. En los estudios pediátricos, los niños recibieron 25 mg/kg (Ciarallo 1997) o 100 mg/kg (Devi 1997) (hasta un máximo de 2 g) IV durante más de 20 minutos.

Co-intervenciones: Las co-intervenciones incluyeron varios betaagonistas en todos los estudios. La administración de teofilina quedó a discreción del médico encargado del tratamiento en todos menos 2 estudios (Tiffany 1993; Devi 1997) en que los pacientes comenzaron con aminofilina intravenosa. Los corticosteroides se administraron sistemáticamente a todos los pacientes en 6 estudios, y a aquellos con asma más grave en el otro (Bloch 1995). Los pacientes adultos recibieron 125 mg (Green 1992; Skobeloff 1989; Silverman 1996; Tiffany 1993) y los niños 2 mg/kg de metilprednisolona IV (Ciarallo 1997) o corticosteroides IV u orales (Devi 1997). En un estudio se administró bromuro de ipratropio a discreción del médico encargado del tratamiento (Green 1992).

Medidas de resultado: Las medidas de resultado se determinaron en tiempos variables pero, en general, incluyeron el ingreso en el hospital/evaluación del alta hospitalaria y una variedad de resultados de la función pulmonar. En 2 estudios se proporcionó el seguimiento a corto plazo. (Ciarallo 1997; Green 1992) y a la primera semana (Bloch 1995) para determinar la tasa de recaída para la atención adicional. La variabilidad de los enfoques de tratamiento después del alta hospitalaria hace que las comparaciones no sean válidas. Los efectos secundarios y los signos vitales se informaron con la frecuencia suficiente para permitir su combinación.


CALIDAD METODOLÓGICA

En general, la calidad metodológica de los estudios incluidos se calificó como alta. Muchos de los estudios eran doble ciego, controlados por placebo, mostraron una apreciación de la necesidad de un ocultamiento de la asignación e informaron de un número suficiente de medidas de resultado.

Mediante el método Jadad, 6 estudios recibieron una calificación de "sólidos" (Tiffany 1993; Silverman 1996; Bloch 1995; Ciarallo 1997; Devi 1997; Skobeloff 1989), y 1 recibió una calificación de "débil" (Green 1992). No se disponía de 1 manuscrito completo de un grupo de investigación, de modo que la calidad metodológica se comprobó a través del contacto con el autor y la revisión de las secciones de "Métodos" y "Resultados" (Silverman 1996). Mediante la metodología Cochrane: 5 estudios se calificaron por tener una asignación cegada (Tiffany 1993; Ciarallo 1997; Bloch 1995; Silverman 1996; Devi 1997). Fue incierto si la asignación estaba cegada en 1 estudio (Skobeloff 1989), y en otro estudio, la asignación fue claramente no cegada (Green 1992).


RESULTADOS

Búsqueda informatizada:
La búsqueda inicial produjo 90 referencias de las cuales 68 (76%) se identificaron como publicaciones originales. La revisión independiente de los resúmenes y los títulos de estos 8 estudios identificados, potencialmente pertinentes. El acuerdo simple para la relevancia fue del 98% con una estadística kappa de 0,76 (un acuerdo muy bueno). Se buscaron referencias adicionales de la búsqueda bibliográfica de los artículos y resúmenes pertinentes (n = 13), y del contacto con los autores (n = 5), y uno mediante la búsqueda en revistas. Se revisó un total de 27 estudios para su inclusión. La revisión independiente de estos artículos potencialmente pertinentes tuvo como resultado 6 estudios que cumplían con los criterios de inclusión para este metanálisis; no se encontraron artículos pertinentes de la búsqueda en revistas, la búsqueda bibliográfica o las recomendaciones de los autores. Una estrategia de búsqueda actualizada se finalizó (primavera 1998) con el agregado de un ensayo (Devi 1997). Se considera que la revisión fue actualizada hasta Enero de 1999.

Las conclusiones de este metanálisis se informan por medida de resultado. Los resultados principales se informan como efectos globales del sulfato de magnesio IV versus placebo Además, también se informó el subgrupo principal basado en la gravedad del asma.

Ingreso en el hospital:
No se identificaron diferencias significativas entre los pacientes tratados con sulfato de magnesio o placebo respecto del ingreso al hospital al final del período de estudio (OR: 0,31; IC del 95%: 0,09 a 1,02). Sin embargo, este resultado combinado demostró una heterogeneidad significativa (ji cuadrado = 19,53; gl = 5; p < 0,05). En los pacientes dentro del subgrupo de asma grave, los ingresos al hospital en aquellos tratados con sulfato de magnesio fueron inferiores que en los tratados con placebo (OR: 0,10; IC del 95%: 0,04 a 0,27). Este resultado combinado no demostró una heterogeneidad significativa (ji cuadrado = 0,26; gl = 3; p > 0,1). No hubo diferencias en la hospitalización para los estudios en que los participantes presentaron asma leve a moderada (OR: 1,36; IC del 94%: 0,72 a 2,55).

Resultados de la función pulmonar en las salas de emergencias:
La TFEM y el % pronosticado de VEF-1 fueron las pruebas informadas con mayor frecuencia, generalmente al final del ensayo (o tan cerca de las 6 horas como fuera posible). Los pacientes que recibían sulfato de magnesio mostraron mejorías no significativas en la TFEM (DMP: 29,4; IC del 95%: -3,4 a 62) y un % pronosticado de VEF-1 (DMP: 4,3; IC del 95%: -2,3 a 10,9) cuando se combinaron todos los estudios. Para los resultados se identificó la heterogeneidad estadísticamente significativa cuando se combinaron todos los estudios: TFEM (ji cuadrado = 9,7; gl = 4; p < 0,05); % pronosticado de VEF-1 (ji cuadrado = 7,47; gl = 2; p < 0,01). La mejoría en las pruebas de función pulmonar fue más pronunciada para los pacientes del subgrupo grave. Estos resultados se tabularon:

Prueba de la función pulmonar: todos los estudios del subgrupo grave
DMP (IC del 95%) DMP (IC del 95%)

TFEM + 29,4 (-3,4 a 62)* + 52,3 (27 a 77,5)
n = 5 estudios n = 3 estudios

% pronosticado de TFEM + 17 (11,2 a 27,8) + 17 (11,2 a 27,8)
n = 1 estudio n = 1 estudio

VEF-1 + 0,1 (-0,3 a 0,4) + 0,1 (-0,3 a 0,4)
n = 1 estudio n = 1 estudio

% pronosticado de VEF-1 + 4,3 (-2,3 a 10,9)* + 9,8 (3,8 a 15,8)
n = 3 estudios n = 3 estudios

Nota: * prueba de heterogeneidad = ji cuadrado p < 0,05

Tolerabilidad:
Los signos vitales se registraron y se informaron en muchos de los estudios incluidos; los resultados combinados no demostraron heterogeneidad clínica o estadística. Estos resultados indican que la frecuencia cardíaca (DMP: 5,6 latidos/minuto; IC del 95%: -1,5 a 12,7) y la frecuencia respiratoria (DMP: -0,01 respiraciones/minuto; IC del 95%: -2,9 a 2,9) no cambió con el tratamiento de sulfato de magnesio IV. La presión arterial sistólica se redujo levemente (DMP: -4,5 mmHg; IC del 95%: -8,4 a -0,6). Sin embargo, un cambio de esta magnitud no se considerará clínicamente importante. En general, los signos vitales permanecieron "estables" durante el período inmediatamente después de la administración de magnesio IV.

Efectos secundarios: En estos estudios fue frecuente la monitorización de efectos secundarios, pero se informaron pocos eventos adversos. El magnesio parece ser un fármaco seguro para administrar a los asmáticos en estado agudo. Cuatro ensayos no informaron de efectos secundarios graves; se informaron efectos secundarios menores (sensación de quemazón en el sitio de la inyección IV, rubor, fatiga) en el 58% de los pacientes de un ensayo (Bloch 1995). No se disponían de un número suficiente de estudios para proporcionar una sensibilidad significativa y comparaciones de subgrupos, o para establecer conclusiones firmes sobre los efectos secundarios y eventos adversos.

Análisis de sensibilidad/subgrupos:
Para las tasas combinadas de ingreso, los niños mejoran de igual manera a los adultos que presentan asma grave (2 estudios pediátricos). Mediante un modelo de efectos fijos, la tasa de ingreso fue inferior en los pacientes tratados con sulfato de magnesio (DMP: 0,54; IC del 95%: 0,33 a 0,87), pero la heterogeneidad significativa permaneció. Cuando se eliminó el estudio de calidad más deficiente (Green 1992), la tasa combinada de ingreso permaneció estadísticamente inferior para el sulfato de magnesio que para el placebo (DMP: 0,25; IC del 95%: 0,08 a 0,25) y la heterogeneidad no fue significativa (p > 0,05).


DISCUSIÓN

Esta revisión sistemática examinó el uso del sulfato de magnesio IV en el tratamiento del asma aguda en las salas de emergencias. Los resultados combinados no lograron demostrar una prueba estadísticamente significativa de un efecto beneficioso de sulfato de magnesio en términos de tasas de ingreso o funciones pulmonares. A pesar de que el fármaco se toleró bien, la falta de efectos argumenta en contra de su uso indiscriminado en el tratamiento del asma aguda en las salas de emergencias.

Una vez establecido esto, hay pruebas para sugerir que un subgrupo de pacientes que experimentan una crisis asmática más grave puede responder de forma diferente a aquellos con una exacerbación menos grave. Los pacientes que ingresaron con asma grave parecían beneficiarse del uso del sulfato de magnesio IV, en términos de las funciones pulmonares como las tasas de ingreso. Es difícil determinar la significación clínica de la magnitud de la mejoría de la función pulmonar, debido a que no se determinó la diferencia mínima y clínicamente importante para las pruebas de la función pulmonar en el asma aguda. En el asma crónica, se utilizó una mejoría del 12% pronosticada (NAEPP 1997) y para los estudios agudos, algunos han sugerido que un aumento en TFEM de 30 l/minuto es clínicamente importante (Tiffany 1993). La mejoría de aproximadamente el 10% pronosticado de VEF-1 o 50 l/minuto de TFEM representa lo que se cree que son cambios importantes en la prueba de la función pulmonar, en especial si se considera la gravedad al inicio del tratamiento. Además, estos cambios en la prueba de la función pulmonar parecen ser lo suficientemente importantes para reducir los ingresos.

El asma grave fue definida de forma diferente entre los estudios:
i. 25% al 30% pronosticado de TFEM en la presentación (adultos)
ii. Fracaso para responder a los tratamientos iniciales (adultos y niños),
iii. Fracaso para mejorar más allá del 60% pronosticado después de una hora de atención (niños).

Un marcador coherente de la gravedad fue el fracaso para responder al tratamiento inicial de agonistas beta2. Por ejemplo, 4 estudios en la revisión uutilizaron esto para definir la gravedad (Ciarallo 1997; Devi 1997; Skobeloff 1989; Tiffany 1993). Esta observación lleva a la sugerencia de que el fallo para responder al tratamiento inicial de agonistas beta2 puede ser un método apropiado para identificar aquellos individuos que pueden beneficiarse del tratamiento de sulfato de magnesio.

Es importante discutir la validez de los análisis de subgrupos. Las guías para los análisis de subgrupos han sido publicadas (Oxman 1992) y deben ser consideradas dentro del contexto de esta revisión. Este metanálisis usó un subgrupo basado en la gravedad de asma al inicio que cumple las guías anteriores, dado que fue una decisión a priori y una que se utilizó en otras revisiones del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias. Además, los tamaños del efecto fueron grandes, no demostraron heterogeneidad alguna en 5 estudios y fueron fisiológicamente razonables. Además, los resultados del subgrupo que se generaron de ambas (Bloch 1995) comparaciones intra y entre los estudios fueron coherentes.

La administración intravenosa del sulfato de magnesio demostró ser segura en aquellos estudios donde se registraron los signos vitales y los efectos secundarios. Por ejemplo, el tratamiento de sulfato de magnesio no cambió la frecuencia del pulso o la respiratoria; el pequeño cambio en la presión arterial sistólica fue clínicamente insignificante. A pesar de que esto puede parecer contradictorio, se sugiere que la fiabilidad deficiente y la validez de la medición de la frecuencia respiratoria quizá expliquen estos hallazgos. Por ejemplo, en un estudio amplio en las salas de emergencia, casi todas las frecuencias respiratorias se registraron como 20/minuto (Camargo 1998). Se debe tener cautela cuando se interpreta la seguridad y los datos de efectos adversos, debido a que el tamaño de la muestra total de la muestra combinada no fue suficiente para detectar eventos adversos raros.

Hay una posibilidad de sesgo de publicación en este metanálisis. Por ejemplo, si se pierden ensayos negativos no publicados, es posible que se sobrestime el efecto del tratamiento de magnesio. Sin embargo, se realizó una búsqueda exhaustiva en la literatura publicada en busca de estudios potencialmente pertinentes, mediante una estrategia sistemática para evitar este tipo de sesgo. Esto fue seguido por intentos de establecer contacto con los autores correspondientes y principales. Se identificó 1 ensayo no publicado y se descubrieron varios ensayos negativos; sin embargo, se reconoce que es posible que existan más ensayos de este tipo.

También existe la posibilidad de sesgo de selección de estudios. Sin embargo, se emplearon dos revisores independientes, por lo que se sabe que los estudios excluidos fueron eliminados por razones coherentes y apropiadas. La búsqueda fue exhaustiva y ha sido actualizada, por lo que es poco probable que se hayan pasado por alto ensayos publicados.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

1. En esta revisión, se proporcionó sulfato de magnesio parenteral como 2 g IV durante 20 minutos a los adultos y 25 mg/kg a 100 mg/kg IV a los niños.
2. Muchos pacientes que se presentan para la evaluación y el tratamiento a las salas de emergencias con una exacerbación asmática es posible que no se beneficien del tratamiento inicial con sulfato de magnesio.
3. Los pacientes con asma aguda grave parecen beneficiarse en términos de mejorías en la función pulmonar y los ingresos hospitalarios reducidos. En este contexto, el asma grave es definida como las tasas de flujo espiratorio máximo de menos del 25% al 30% pronosticado después del tratamiento inicial de agonistas beta2 en adultos y/o la ausencia de respuesta al tratamiento (adultos y niños), o las tasas de flujo espiratorio máximo de menos del 60% pronosticado (niños).
4. Es posible que el enfoque clínico esté para identificar los candidatos al tratamiento de sulfato de magnesio entre aquellos pacientes que no responden al tratamiento inicial con agonistas beta2.
5. Dos estudios examinaron el uso de magnesio en niños. Dada la semejanza de los hallazgos en los niños, deberá tener las mismas indicaciones en la población adulta. Solamente un estudio revisó su uso en niños menores de 6 años de edad, pero los números fueron pequeños.
6. Además de cualquier intervención de magnesio, el tratamiento del asma aguda estándar debe administrarse a estos pacientes al inicio del tratamiento en las salas de emergencias.

Implicaciones para la investigación

Muchas preguntas respecto del tratamiento con magnesio del asma aguda permanecieron sin respuesta.

1) Lo que es más importante, se necesitan más investigación para determinar la dosis óptima y la duración del tratamiento.
2) Se necesitan estudios adicionales para confirmar los hallazgos de subgrupos de esta revisión que sugieren un efecto beneficioso del sulfato de magnesio solamente en el asma aguda grave. En estudios futuros, la gravedad debería ser definida con claridad y debería basarse en la presentación de resultados de la función pulmonar Y la respuesta al tratamiento inicial con betaagonistas siempre que sea posible.
3) Se deberían realizar estudios que incluyan niños de muy corta edad para determinar el efecto del sulfato de magnesio en este grupo etario.
4) Se requieren estudios adicionales para examinar el efecto del sulfato de magnesio basado en el uso anterior de esteroides inhalados en los pacientes que ingresan a las salas de emergencias con una crisis de asma. Es posible que el efecto del tratamiento pueda diferir en base a los esteroides inhalados, y la respuesta a esta pregunta aún no ha sido aclarada. El uso de esteroides inhalados es cada vez mayor y el desarrollo de altas dosis de esteroides inhalados con actividad sistémica más baja sugiere que sería una importante área de investigación para el futuro.
5) Las investigaciones próximas sobre el asma aguda se deberían concentrar en medidas de resultado bien definidas que pueden llevar a revisiones más informativas en el futuro. Más específicamente, los criterios para el alta hospitalaria y el informe de los datos de la prueba de la función pulmonar de manera sistemática serían de gran utilidad en el futuro. Finalmente, también sería beneficiosa una mejor descripción de la metodología.


AGRADECIMIENTOS

Los autores desean agradecer la ayuda de Stephen Milan, Anna Bara y Jane Dennis del Grupo Cochrane de Revisión de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Review Group). También se agradece la ayuda de los siguientes autores correspondientes: Dr. R Silverman, Dr. SM Green, Dr. E Skobeloff, y Dr. B Tiffany. Por último, se agradece la colaboración del Profesor Paul Jones (Editor Coordinador del Grupo de Revisión Cochrane de Vías Respiratorias).


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Los autores que han participado en esta revisión lo han hecho sin ningún conflicto de intereses conocido. No están involucrados con los estudios primarios ni afiliados a cualquier compañía farmacéutica que produzca sulfato de magnesio.


TABLAS

Characteristics of included studies

StudyBloch 1995 
MethodsRandomisation: Using a central pharmacy employing a random numbers table. Concealment of allocation was appropriate.
Blinding: double-blind, similar appearance of the study drugs.
Number dropped/lost: 14 patients excluded after enrollment; second visits (12), non-reversible airway diease (1), and heart failure (1). 
ParticipantsLocation: two adult hospitals, New York, USA.
Participants: 135 asthmatics aged 18 to 65 years with acute asthma and FEV-1 less than 75% predicted both before and after a single albuterol treatment.
Exclusions: a history of congestive heart failure, diabetes mellitus, angina, renal insufficiency, T >38 degrees C, pneumonia, or if pregnant. Patients requiring intubation, unable to perform spirometry, or unable to give informed consent were also excluded. Those with FEV-1 greater than 75% before or after the single albuterol treatment were also excluded.
Severity: Based on PF data. Severe: < 25% predicted FEV-1; moderate: 25-75% predicted FEV-1. 
InterventionsStandard of care: All patients received nebulised albuterol (2.5 mg in 2.5 ml) and an IV was started. Patients who had % predicted FEV-1 < 40% or those who had received oral prednisone within 6 months of the study were given 125 methylprednisolone.
Treatment: At T= 30 minutes, patients were randomised to receive either 2 gm of IV magnesium sulfate or 50 ml saline IV (placebo) as an adjunct to standardised emergency department procedure for acute asthma. 
OutcomesClinical Score: Borg index.
Admission to hospital: criteria applied (% predicted FEV-1 > 50% by 120 minutes) = discharge; or at 240 minutes (< 50% predicted FEV-1, OR RR > 27 OR shortness of breath at rest or minimal exertion).
Pulmonary Functions: FEV-1 and % predicted FEV-1.
Lab values: Mg, CBC, electrolytes, blood urea, nitrogen, creatinine, theophylline level. Urine pregnancy test in women of childbearing age.
Vital Signs: PR, RR, BP.
Side effects: not reported.
Timing: Outcomes were determined at 0, 30, 60, 120, 360 minutes following baseline. 
NotesAttempts to contact the primary author were unsuccessful. 
Allocation concealment
StudyCiarallo 1997 
MethodsRandomisation: in blocks of 10, patients randomised by the pharmacy department, using a random numbers table.
Blinding: double-blind. Solutions were pre-packaged by the pharmacy and were similar in appearance. 
ParticipantsLocation: Pediatric teaching hospital, Boston, USA.
Participants: 31 patients 6 to 18 years of age presenting to the emergency department with an acute asthma attack were enrolled in the study. Children with PEFR < 60% predicted following three ß-agonist nebuliser treatments.
Exclusions: PEFR > 60% of the predicted value after receiving three beta-adrenergic nebulizer treatments; T > 38.5 C, systolic BP < 25th percentile for age, history of cardiac, renal or pulmonary disease, pregnancy, or recent use of theophylline. 
InterventionsStandard of care: All patients given oxygen, nebulized beta-agonists (0.15 mg/kg in 3 ml of saline), and approximately 75% of both groups received intravenous methylprednisolone.
Treatment: magnesium sulfate infusion, 25 mg/kg (maximum 2 gm) over 20 minutes.
Control: equivolume saline solution (placebo) over 20 minutes. The solutions were identical in appearance. 
OutcomesClinical score: none.
Admission to hospital: Criteria applied (SaO2 > 94%, no evidence of respiratory distress, minimal or no wheezing, PEFR > 70% predicted, and normal cerebral function for 3 hours after last nebulization).
Pulmonary functions: serial PEFR, FVC, FEV-1.
Lab values: serum Mg was measured before and after the 20 minute infusion.
Vital signs: BP, PR, SaO2.
Side effects: major and minor side effects were recorded.
Timing: serially recorded for 110 minutes. 
NotesAttempts to contact the primary author were unsuccessful. 
Allocation concealment
StudyDevi 1997 
MethodsRandomisation: central pharmacy, no other information provided.
Blinding: double-blind, similar appearance of the study drugs.
Number lost/dropped: 2 patients meeting the inclusion criteria for sub-optimal response were later excluded due to the development of a febrile response. 
ParticipantsLocation: Pediatric Emergency Department of teaching hospital, Chamadigarh, India.
Participants: 47 children, aged 1-12, presenting to the ED with severe asthma with a poor response to initial therapy.
Exclusions: T > 38.0 C (axillary), BP < 50% for age and gender.
Severity: mild, moderate, severe based on a rating system from the National Heart, Lung and Bolood Institute (USA). 
InterventionsStandard of care: all patients received nebulised salbutamol (0.15 mg/kg/dose) every 20 minutes for 1 hour, IV/po corticosteroids, aminophylline infusion, oxygen, and +/- subcutaneous epinephrine.
Treatment: 0.2ml of 50% MgSO4 in 30 ml (100 mg/kg) in 5% dextrose over 35 minutes.
Control: normal saline in 30 ml of 0.25 saline in 5% dextrose over 35 minutes 
OutcomesClinical scoring: modified Pulmonary Index Score (RR, wheeze, accessory muscle use, dyspnea; scores ranged from 0 to 12) for ages > 6.
Admission to hospital: criteria applied (PEFR > or + 70% predicted, normal PR, < 10 mmHg pulsus paradoxus, normal RR, minimal or no wheeze, mild to no accessory muscle use, and minimal to absent dyspnea), timing of admission assessment not defined.
Pulmonary Functions: absolute and % predicted PEFR.
Lab values: serum Mg.
Vital signs: PR, RR, T and oximetry.
Side effects: major and minor, knee jerk assessment.
Timing: at time of infusion, 1, 2, 3, 7, and 15 hours. 
NotesAuthor's response to questions not obtained. 
Allocation concealment
StudyGreen 1992 
MethodsRandomisation: Patients presenting on odd days were given the treatment infusion of magnesium sulfate. Patients presenting on even days received nothing (no placebo).
Blinding: single-blind.
Number dropped/lost: 97 excluded from analysis (120 included in analyses) - second visits (80), pneumonia (4), missing PEFR data (7), lost charts (2), heart failure (2), lung cancer (1), intubation (1). 
ParticipantsLocation: urban teaching hospital in Riverside, USA.
Participants: 217 patients consecutive patients aged 18 to 65 years with acute asthma (ATS criteria) unresponsive to a single albuterol treatment were enrolled.
Exlusions: heart disease, chest pain, uncontrolled hypertension, congestive heart failure, heart block, cancer, renal disease, pneumonia, or pregnancy. 
InterventionsStandard of care: All patients received oxygen, 125 mg IV methylprednisolone, and hourly albuterol nebulised albuterol (0.5 ml in 2.5 ml saline). Theophylline administered if serum level was sub-therapeutic.
Treatment: 2 grams IV magnesium sulfate diluted in 50 mL 5% dextrose solution infused over 20 minutes.
Control: Patients presenting on even days did not receive magnesium; no placebo was administered. 
OutcomesClinical scores: not reported.
Hospital admission: no specific criteria ("dyspnea relieved and auscultation demonstrated clear breath sounds or minimal wheezing").
Relapse rates, time in emergency department were also recorded.
Pulmonary functions: PEFRs.
Lab values: CBC, theophylline level.
Vital signs: PR, RR, T.
Side effects: major (hypotension, bradycardia) or minor (flushing, malaise, etc) recorded.
Timing: hourly until discharge. 
NotesDr. Green responded to queries; unfortunately, data were not available for re-analyses. 
Allocation concealment
StudySilverman 1996 
MethodsRandomisation: blocked randomisation, stratified by center in a 1:1 ratio, and controlled by a central pharmacy.
Blinding: double-blind; both placebo and magnesium were placed by the study pharmacist in identical vials with only the study number and administration instructions printed on the label.
Number dropped/lost: unclear. 
ParticipantsLocation: 8 adult teaching hospitals in USA.
Participants: Acute asthma (criteria: asthma "diagnosis" and receiving treatment within the past 6 months) ages 18-60 years with % predicted FEV-1 < or equal to 30% at presentation to the emergency departments.
Exclusions: pregnancy, T > 102 F, suspected to have pneumonia OR history of COPD, heart failure, coronary artery disease, diabetes mellitus, renal insufficiency, or hypertension treated with medication 
InterventionsStandard of care: All patients received oxygen, nebulised inhaled albuterol (2.5 mg) @ 0, 30, 60, 120, 180 minutes. IV 125 mg methylprednisolone was administered @ time 0 to all patients. Treatment: 2 gm of IV magnesium sulfate at 30 minutes.
Control: 50 cc saline (placebo) at 30 minutes. 
OutcomesClinical score: Borg index.
Admission to hospital: offered to patients if they had any of the following: FEV-1 < 50% predicted, respiratory rate > 25/minute, no improvement in shortness of breath or wheezing, or significant dyspnea on ambulation. Out-patient follow-up at 1 and 7 days.
Pulmonary functions: absolute and % predicted FEV-1 and PEFR.
Lab values: Serum Mg at start and 4 hours later.
Vital Signs: PR, RR, systolic BP.
Side effects: unavailable.
Timing: Hourly, and a maximum of 240 minutes (4 hours) after enrollment in the study. 
NotesPublished abstract; Dr. Robert Silverman provided the preliminary methods manuscript and the additional results as required for this meta-analysis. 
Allocation concealment
StudySkobeloff 1989 
MethodsRandomisation: random numbers table generated by the pharmacy.
Blinding: double-blind; placebo and Mg were similar in appearance. Number dropped/lost: repeat enrollment (1), protocol violation (1). 
ParticipantsLocation: Adult teaching hospital, Philadelphia, USA.
Participants: 40 patients between the ages of 18 and 70 with acute asthma (ATS criteria) participated in the study if their initial PEFR was < 200 L/min.
Exclusions: rectal T > 38 C, history of kidney disease, purulent sputum, infiltrate on chest radiography, or pregnancy. Patients with an initial PEFR > 200 L/min or PEFR that doubled following therapy were also excluded. 
InterventionsStandard of care: all patients with a PEFR < 200 L/min received a nebulised treatment of metaproterenol sulfate (0.3 mL in 3.0 mL saline) or albuterol sulfate (0.5 mL in 2.5 mL of saline) at the discretion of the physician. All patients received 125 mg of methylprednisolone intravenously. Theophylline loading based on serum levels. Forty-five to sixty minutes after the first nebulisation treatment, a second nebulisation treatment was given. Fifteen minutes later a repeated PEFR was obtained. Patients who did not double their PEFR were considered poor responders and were randomised
Treatment: infusion of 1.2 g of magnesium sulfate in 50 mL of saline over 20 minutes.
Control: saline placebo in 50 mL of saline over 20 minutes. 
OutcomesClinical score: not reported.
Admission to hospital: no criteria; based on assessment by the treating physician.
Pulmonary functions: PEFR.
Lab values: serum Mg and theophylline levels.
Vital signs: PR, RR, BP.
Side effects:deep tendon reflexes.
Timing: 5, 10, 15, 20, 30, 45 minutes after infusion. 
NotesDr. Skobeloff contacted and provided additional references. 
Allocation concealment
StudyTiffany 1993 
MethodsRandomisation: computerised, random-number generation under the control of the hospital pharmacy. Concealment of allocation was appropriate.
Blinding: double-blind, similar appearance of the study drugs.
Number dropped/lost: not reported. 
ParticipantsLocation: single adult teaching hospital, Detroit, USA.
Participants: 48 asthmatic patients (ATS Criteria) aged 18 to 60 years with initial PEFR less than 200 L/min who failed to double their initial PEFR after two standardized albuterol treatments.
Exclusions: PEFR > 200 L/min pre-treatment, first episode of wheezing, history of chronic bronchitis or emphysema, oral T >38.2, history of renal failure, history of congestive heart failure, or requiring tracheal intubation. 
InterventionsStandard of care: All subjects received nebulised albuterol (2.5 every 30 minutes), standarized aminophylline (loading dose and infusion to keep serum levels at 15mg/l) and steroid therapy (125 mg methylprednisolone IV).
Treatment: two groups: A loading dose of magnesium sulfate, 2g IV over 20 minutes followed by 2 g/h over 4 hours (infusion) or magnesium sulfate, 2 g over 20 minutes followed by placebo infusion (bolus).
Control: saline loading dose and infusion (placebo). 
OutcomesClinical scores: none
Admission: no criteria applied (at the discretion of the treating physician).
Pulmonary Functions: PEFR and FEV-1.
Lab values: serum Mg level.
Vital signs: not reported.
Side effects: not reported.
Timing: measurements were recorded at the start of the loading dose, and 20, 50, 80, 200, and 260 minutes later. 
NotesDr. Tiffany responded to correspondence but unable to provide additional data. 
Allocation concealment


Characteristics of excluded studies

StudyReason for exclusion
Bernstein 1995 Patients were chronic, stable asthmatics. 
Brunner 1985 A laboratory study of the effect of parenteral magnesium on pulmonary function, plasma cAMP and histamine in bronchial asthma. 
Cairns 1996 A laboratory study of the effect of IV magnesium in the neutrophil superoxide production in asthmatic patients. 
Chande 1992 Patients were chronic, stable asthmatics; patients did not present to the emergency room setting. 
Hicks Keen 1995 A review of intravenous magnesium sulfate for acute asthma. 
Kufs 1990 Letter to the editor. 
Kuitert 1991 A case report rather than a RCT. 
Landon 1993 A review of the role of magnesium in regulation of lung function. 
McDonald 1994 Review of the new approaches to management of asthma. 
McLean 1994 A review of magnesium and its therapeutic uses. 
McNamara 1989 A case report rather than a RCT. 
Meral 1996 Not a RCT. 
Noppen 1990 Patients were not randomized to receive magnesium sulfate or placebo treatment early in the ED treatment. Patients received treatment first morning after admission at 8:00 AM. 
Okayama 1987 Half of the patients included in the study were inpatients and could not be separated out from the patient sample. 
Pabon 1994 A case report rather than a RCT. 
Rolla 1987 Patients were chronic, stable asthmatics. 
Rolla 1988 Patients were not randomised to receive magnesium sulfate or placebo early in the ED treatment. Long-acting theophylline preparations were stopped 24 hours before each study day. Subjects were studied on two separate occasions, one to seven days apart. All studies began between 8:30 and 9:00 AM. (Not an ED study; patients were only recruited from the ED.) 
Schiermeyer 1994 A case report rather than a RCT. 
Sharma 1994 A laboratory study of the effect of parenteral magnesium sulfate on pulmonary sulfate on pulmonary functions in bronchial asthma. 
Sydow 1993 A case report rather than a RCT. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Bloch 1995{Solo datos publicados}
Bloch H, Silverman R, Mancherje N, Grant S, Jagminas L, Scharf SM. Intravenous magnesium sulfate as an adjunct in the treatment of acute asthma. Chest 1995;107:1576-81.

Ciarallo 1997{Solo datos publicados}
Ciarallo L, Sauer AH, Shannon MW. Intravenous magnesium therapy for moderate to severe pediatric asthma: Results of a randomized, placebo-controlled trial. The Journal of Pediatrics 1996;129:809-14.

Devi 1997{Solo datos publicados}
Devi PR, Kumar L, Singhi SC, Prasad R, Singh M. Intravenous magnesium sulfate in acute severe asthma not responding to conventional therapy. Indian Pediatrics 1997;34:389-97.

Green 1992{Solo datos publicados}
Green SM, Rothrock SG. Intravenous magnesium for acute asthma: Failure to decrease emergency treatment duration or need for hospitalization. Annals of Emergency Medicine 1992;21(3):260-5.

Silverman 1996{Datos publicados y no publicados}
Silverman R, Osborne H, Runge J, Feldman J, Scharf S, Mancherje N, et al. Magnesium sulfate as an adjunct to standard therapy in acute severe asthma [abstract]. Academic Emergency Medicine 1996;3:467-8.

Skobeloff 1989{Solo datos publicados}
Skobeloff EM, Spivey WH, McNamara RM, Greenspoon L. Intravenous magnesium sulfate for the treatment of acute asthma in the emergency department. JAMA 1989;262:1210-3.

Tiffany 1993{Solo datos publicados}
Tiffany BR, Berk WA, Todd IK, White SR. Magnesium bolus or infusion fails to improve expiratory flow in acute asthma exacerbations. Chest 1993;104:831-4.


Bernstein 1995
Bernstein WK, Khastgir T, Khastgir A, et al. Lack of effectiveness of magnesium in chronic stable asthma. A prospective, randomized, double-blind, placebo-controlled, crossover trial in normal subjects and in patients with chronic stable asthma. Archives of Internal Medicine 1995;155:271-6.

Brunner 1985
Brunner EH, Delabroise AM, Haddad ZH. Effect of parenteral magnesium on pulmonary function, plasma cAMP, and histamine in bronchial asthma. Journal of Asthma 1985;22:3-11.

Cairns 1996
Cairns CB, Kraft M. Magnesium attenuates the neutrophil respiratory burst in adult asthmatic patients. Academic Emergency Medicine 1996;3:1093-7.

Chande 1992
Chande VT, Skoner DP. A trial of nebulized magnesium sulfate to reverse bronchospasm in asthmatic patients. Annals of Emergency Medicine 1992;21:1111-5.

Hicks Keen 1995
Hicks Keen J. Intravenous magnesium sulfate for acute asthma. Journal of Emergency Nursing 1995;21:44-6.

Kufs 1990
Kufs WM. Intravenous magnesium sulfate in acute asthma (letter). Journal of American Medical Association 1990;263:516-7.

Kuitert 1991
Kuitert LM, Kletchko SK. Intravenous magnesium sulfate in acute, life-threatening asthma. Annals of Emergency Medicine 1991;20:1243.

Landon 1993
Landon RA, Young EA. Role of magnesium in regulation of lung function. Journal of the American Dietetic Association 1993;93:674-7.

McDonald 1994
McDonald AJ. New approaches to emergency management of asthma. Respiratory Management 1994;21:52-8.

McLean 1994
McLean RM. Magnesium and its therapeutic uses: A review. The American Journal of Medicine 1994;96:63-76.

McNamara 1989
McNamara RM, Spivey WH, Skobeloff E, Jacubowitz S. Intravenous magnesium sulfate in the management of acute respiratory failure complicating asthma. Annals of Emergency Medicine 1989;18:197-9.

Meral 1996
Meral A, Coker M, Tanac R. Inhalation therapy with magnesium sulfate and salbutamol sulfate in bronchial asthma. Turkish Journal of Pediatrics 1996;38:169-75.

Noppen 1990
Noppen M, Vanmaele L, Impens N, Schandevyl W. Bronchodilating effect of intravenous magnesium sulfate in acute severe bronchial asthma. Chest 1990;97:373-6.

Okayama 1987
Okayama H, Aikawa T, Okayama M, Sasaki H, Mue S, Takishima T. Bronchodilating effect of intravenous magnesium sulfate in bronchial asthma. Journal of American Medical Association 1987;257:1076-8.

Pabon 1994
Pabon H, Monen G, Kissoon N. Safety and efficacy of magnesium sulfate infusions in children with status asthmaticus. Pediatric Emergency Care 1994;10:200-3.

Rolla 1987
Rolla G, Bucca C, Bugiani M, Arossa W, Spinachi S. Reduction of histamine-induced bronchoconstriction by magnesium in asthmatic patients. Allergy 1987;42:186-8.

Rolla 1988
Rolla G, Bucca C, Caria E, Arossa W, Bugiani M, Cesano L, et al. Acute effect of intravenous magnesium sulfate on airway obstruction of asthmatic patients. Annals of Allergy 1988;61:388-91.

Schiermeyer 1994
Schiermeyer RP, Finkelstein JA. Rapid infusion of magnesium sulfate obviates need for intubation in status asthmaticus. American Journal of Emergency Medicine 1994;12:164-8.

Sharma 1994
Sharma SK, Bhargava A, Pande JN. Effect of parenteral magnesium sulfate on pulmonary functions in bronchial asthma. Journal of Asthma 1994;31:109-15.

Sydow 1993
Sydow M, Crozier TA, Zielmann S, Radke J, Burchardi H. High-dose intravenous magnesium sulfate in the management of life-threatening status asthmaticus. Intensive Care Medicine 1993;19:467-71.


Beveridge 1996
Beveridge RC, Grunfeld AF, Hodder RV, Verbeek PR. Guidelines for the emergency management of asthma in adults. Canadian Medical Association Journal 1996;155:25-37.

BTS 1997
BTS. The British guidelines on asthma management: 1995 review and position statement. Thorax 1997;52:152-6.

Camargo 1998
Camargo CA Jr, on behalf of the MARC Investigators. Management of acute asthma in US emergency departments: The Multicenter Asthma Research Collaboration [abstract]. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine 1998:157.

Cates 1998
Cates C. Comparison of holding chambers and nebulisers for beta-agonists in acute asthma (Cochrane Review). In: Cochrane Library, Issue 3, 1998. Oxford: Update Software.

Jadad 1996
Jadad AR, Moore RA, Carroll D, Jenkinson C, Reynolds DJ, Gavaghan DJ, McQuay HJ. Assessing the quailty of reports of randomized clinical trials: is blinding necessary?. Controlled Clinical Trials 1996;17:1-12.

Lipworth 1997
Lipworth BJ. Treatment of acute asthma. Lancet 1997;350(suppl):18-23.

Littenberg 1988
Littenberg B. Aminophylline treatment in severe acute asthma: A meta-analysis. Journal of American Medical Association 1988;259:1678-84.

NAEPP 1997
National Asthma Education and Prevention Program. Expert Panel Report II: Guidelines for the Diagnosis and Management of Asthma. National Institutes of Health. 1997:Bethesda, MD..

Oxman 1992
Oxman AD, Guyatt GH. A consumer's guide to subgroup analyses. Annals of Internal Medicine 1992;116:78-84.

Plotnik 1998
Plotnik LH, Ducharme FM. Efficacy and safety of combined inhaled anticholinergics and beta-2-agonists in the initial management of acute pediatric asthma (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, Issue 3, 1998. Oxford: Update Software.

Rowe 1992
Rowe BH, Keller JL, Oxman AD. Steroid use in the emergency department treatment of asthma exacerbations: A meta-analysis. American Journal of Emergency Medicine 1992;10:301-10.

Rowe 1997
Rowe BH, Spooner CH, Ducharme FM, Bretzlaff JA, Bota GW. The effectiveness of corticosteroids in the treatment of acute exacerbations of asthma: A meta-analysis of their effect on relapse following acute assessment (Cochrane Review). In: Cochrane Library, Issue 2, 1997. Oxford: Update Software.



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 SO4Mg intravenoso versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Ingreso en el hospital6353Odds-Ratio de Peto IC del 95%0.54 [0.33, 0.88]
02 Pruebas de función pulmonar    Diferencia de medias ponderada (efectos aleatorios) IC del 95%Subtotales únicamente
03 Signos vitales    Diferencia de medias ponderada (efectos aleatorios) IC del 95%Subtotales únicamente
04 Efectos secundarios graves    Odds-Ratio de Peto IC del 95%Subtotales únicamente
05 Duración del tratamiento de la SE2167Diferencia de medias ponderada (efectos aleatorios) IC del 95%-5.28 [-9.34, -1.21]
02 SO4Mg intravenoso versus placebo (subgrupo de asma grave)
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
02 Pruebas de función pulmonar    Diferencia de medias ponderada (efectos aleatorios) IC del 95%Subtotales únicamente


CARÁTULA
Titulo

Sulfato de magnesio para el tratamiento de las exacerbaciones de asma aguda en las salas de emergencias

Autor(es)

Rowe BH, Bretzlaff JA, Bourdon C, Bota GW, Camargo CA Jr

Contribución de los autores

BHR: Inició la revisión, redactó el protocolo, realizó las búsquedas, las evaluaciones, el análisis, y fue el autor principal de la revisión.
Bretzlaff JA: ayudó con las búsquedas, realizó la selección para la inclusión y las evaluaciones de la calidad, la extracción y la introducción de datos, y la revisión del manuscrito.
Bourdon C: Desarrollo del protocolo, evaluación del estudio y revisión del manuscrito.
Bota GW: Desarrollo del protocolo, evaluación del estudio y revisión del manuscrito.
Camargo CA Jr: Proporcionó aportaciones metodológicas, apoyo estadístico y asumió la función editorial principal.

Número de protocolo publicado inicialmenteLa información no está disponible
Número de revisión publicada inicialmenteLa información no está disponible
Fecha de la modificación más reciente22 octubre 1999
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente22 octubre 1999
Cambios más recientesEl autor no facilitó la información
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Prof Brian Rowe MD, MSc, CCFP(EM)
Associate Professor, University of Alberta
Division of Emergency Medicine and Department of Public Health Sciences
Room 1G1.63 WMC, University of Alberta
8440 112 Street
Edmonton
T6G 2B7
Alberta
CANADA
tel: 780 407-6707
Brian.Rowe@ualberta.ca
fax: 780 407-3314
Número de la Cochrane LibraryCD001490
Grupo editorialCochrane Airways Group
Código del grupo editorialHM-AIRWAYS


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • Canadian Association of Emergency Physicians, Ottawa, Ontario CANADA
  • National Institute of Health (NIH HL-03533), Bethesda, Maryland USA
Recursos internos
  • University of Alberta, Edmonton, Alberta CANADA
  • Acute Care Research Group, Sudbury Regional Hospital, Sudbury, Ontario CANADA
  • NHS Research and Development UK

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Acute Disease; Adrenal Cortex Hormones [therapeutic use]; Adult; Asthma [drug therapy]; Bronchodilator Agents [therapeutic use]; Child; Drug Therapy, Combination; Emergency Service, Hospital; Infusions, Intravenous; Magnesium Sulfate [administration & dosage] [therapeutic use]

Mesh check words: Humans




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.