Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Arándanos para el tratamiento de las infecciones urinarias

Jepson RG, Mihaljevic L, Craig JC
Fecha de la modificación significativa más reciente: 19 de agosto de 1998

Esta revisión debería citarse como: Jepson RG, Mihaljevic L, Craig JC. Arándanos para el tratamiento de las infecciones urinarias (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

Los arándanos (en particular en forma de jugo) se utilizaron ampliamente durante varias décadas para la prevención y el tratamiento de las infecciones urinarias (IU). El objetivo de esta revisión es evaluar la efectividad de los arándanos en el tratamiento de tales infecciones.

Objetivos

Evaluar la efectividad de los arándanos para el tratamiento de las infecciones urinarias.

Estrategia de búsqueda

Se utilizó la estrategia de búsqueda desarrollada por el Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group). Además, se estableció contacto con las empresas que se encargan de la promoción y la distribución de los preparados a base de arándanos; Se realizaron búsquedas en las bases de datos electrónicas e Internet mediante el uso de términos en inglés y en otros idiomas; se buscaron las listas de referencias de los artículos de revisión y de los ensayos relevantes. Fecha de la búsqueda más reciente: 9 de enero de 2004.

Criterios de selección

Todos los ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios de jugo o productos de arándano para el tratamiento de las infecciones urinarias. Se incluyeron ensayos realizados en hombres, mujeres o niños.

Recopilación y análisis de datos

Un revisor, RJ, revisó los títulos y los resúmenes de los estudios que eran potencialmente pertinentes para la revisión y descartó los que no eran claramente elegibles, adoptando un criterio muy abierto para no correr el riesgo de perder estudios pertinentes. Los revisores RJ y LM evaluaron de forma independiente si los estudios cumplían los criterios de inclusión. Cuando los estudios contenían información insuficiente para tomar una decisión acerca de su elegibilidad, se solicitaba información adicional a los autores.

Resultados principales

No se encontraron ensayos que cumplieran todos los criterios de inclusión. Se excluyeron dos ensayos porque sus medidas de resultado no fueron relevantes.

Conclusiones de los autores

Después de una búsqueda minuciosa, no se encontraron ensayos aleatorios que evaluaran la efectividad del jugo de arándano para el tratamiento de las infecciones urinarias. Por consiguiente, en este momento no existen pruebas de buena calidad que sugieran su eficacia en el tratamiento de las infecciones urinarias.
Se necesitan ensayos clínicos controlados, con grupos paralelos, doble ciego y que estén bien diseñados que comparen el jugo de arándano y otros productos versus placebo para evaluar la efectividad del jugo de arándano en el tratamiento de las infecciones urinarias. Los resultados deben incluir la reducción de los síntomas, la esterilización de la orina, los efectos secundarios y el cumplimiento del tratamiento. También deben evaluarse la dosificación (cantidad y concentración) y la duración del tratamiento. La evidencia de estos ensayos resultaría útil para consumidores y médicos.

Esta revisión debería citarse como:
Jepson RG, Mihaljevic L, Craig JC Arándanos para el tratamiento de las infecciones urinarias (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Todavía se necesitan pruebas sobre la utilidad de los arándanos en el tratamiento de las infecciones urinarias

Los arándanos contienen una sustancia que puede impedir que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga. Esto puede ayudar a prevenir infecciones de la vejiga y otras infecciones urinarias. Los arándanos (generalmente como jugo de arándano) se han utilizado para tratar las infecciones urinarias, en particular en grupos de alto riesgo como los ancianos. Los arándanos tienen pocos efectos adversos. La revisión no encontró pruebas en los ensayos acerca de los efectos del jugo u otros productos de arándano sobre las infecciones urinarias.


ANTECEDENTES

El término infección urinaria (IU) se refiere a la presencia de un número anormal de bacterias en la orina (generalmente mayor a 100 000/ml). Abarca la cistitis (bacterias en la vejiga), el síndrome uretral y la pielonefritis (infección de los riñones). Las IU bajas afectan a la vejiga, mientras que las IU altas afectan, además, a los riñones (pielonefritis). La cistitis bacteriana (también llamada cistitis aguda) puede presentarse en hombres y mujeres, y los signos y síntomas incluyen disuria (dolor miccional), polaquiuria, orina turbia, ocasionalmente hematuria (sangre en la orina) y se asocia frecuentemente con piuria (recuento de glóbulos blancos en orina mayor a 10 000/ml). El síndrome uretral (síndrome de disuria y polaquiuria) se utiliza para describir aproximadamente al 50% de las mujeres que presentan estas molestias pero en las que no se detecta proliferación bacteriana o los recuentos son de menos de 100 000 unidades formadoras de colonias (ufc)/ml en repetidos urocultivos. La pielonefritis se manifiesta más frecuentemente como resultado de la cistitis, en particular en presencia de reflujo de orina transitorio (ocasional) o persistente de la vejiga a los uréteres o a la pelvis renal (reflujo vesicoureteral). Los signos y síntomas incluyen dolor en el flanco o la espalda, fiebre, escalofríos con temblores y malestar general, además de los síntomas de una IU baja. La pielonefritis aguda puede ser grave en los ancianos, los lactantes y en las personas inmunodeprimidas (por ejemplo, aquellas que padecen cáncer o SIDA). Algunas personas también presentan IU recurrentes con un promedio de dos a tres episodios por año (Roberts 1979; Wong 1984). Los niños presentan habitualmente fiebre alta y síntomas sistémicos como letargia (fatiga), vómitos e inapetencia.

Aunque las IU pueden aparecer tanto en hombres como en mujeres, son alrededor de 50 veces más frecuentes en las mujeres adultas que en los hombres adultos. Este hecho puede deberse a que las mujeres tienen una uretra más corta, la cual puede permitir que las bacterias asciendan más fácilmente a la vejiga. Se ha calculado que la infección sintomática de la vejiga (IU baja) aparece en más del 30% de las mujeres en algún momento de su vida (Kelly 1977). La mayoría de las IU se originan por vía "ascendente". El primer paso es la colonización de los tejidos periuretrales por microorganismos uropatógenos, seguida del paso de las bacterias a través de la uretra. La infección surge de la proliferación bacteriana (crecimiento) dentro del tracto urinario, que normalmente es estéril. En niños, la IU se manifiesta más comúnmente en aquellos de entre seis y 12 meses de vida pero por lo general ocurre con una frecuencia casi tres veces mayor en las niñas (1% a 3% en niños, 3% a 7% en niñas) (Winberg 1974; Hellstrom 1991).

Los arándanos (en particular en forma de jugo de arándano) se utilizaron ampliamente durante varias décadas para la prevención y el tratamiento de las IU. Los arándanos contienen ácido quínico, ácido málico y ácido cítrico, además de glucosa y fructosa. Hasta hace poco tiempo se sugirió que el ácido quínico provocaba la eliminación de grandes cantidades de ácido hipúrico en la orina que luego actuaba como agente antibacteriano (Kinney 1979). Sin embargo, varios estudios no mostraron diferencias en los niveles o sólo un efecto transitorio (de corta duración), y por eso surgen dudas sobre esta teoría (Kahn 1967; McLeod 1978). Más recientemente se ha demostrado que los arándanos evitan que las bacterias (particularmente E. coli) se adhieran (se peguen) a las células uroepiteliales que cubren la pared de la vejiga (Sobota 1984; Schmidt 1988). Los arándanos contienen dos compuestos que inhiben la adherencia: fructosa y un compuesto polimérico de naturaleza desconocida (Zafriri 1989). Aunque muchos jugos contienen fructosa, sólo los arándanos y las moras contienen el compuesto polimérico (Ofek 1991).

Las IU son una de las afecciones médicas más comunes que requieren tratamiento ambulatorio y las complicaciones que resultan de las infecciones persistentes y repetidas requieren más de un millón de ingresos hospitalarios anuales en los EE.UU. (Patton 1991). Tradicionalmente las IU se han tratado con antibióticos, pero estos son costosos y pueden tener efectos secundarios y ocasionar resistencia. El objetivo de esta revisión es evaluar la efectividad de los arándanos en el tratamiento de las IU sintomáticas y asintomáticas. Aunque el jugo de arándano es la forma más utilizada, existen otros productos como el polvo de arándano en cápsulas duras o de gelatina blanda. Aún no se han evaluado la cantidad y la concentración de jugo de arándano necesarias para que sean eficaces en el tratamiento de las IU. Un ensayo no controlado, sin embargo, halló que más del 50% de los pacientes tuvieron una respuesta clínica positiva después del consumo de 450 ml de jugo de arándano durante tres semanas (Papas 1966).

En otra revisión los mismos autores analizan los arándanos para la prevención de las IU en poblaciones susceptibles.


OBJETIVOS

Se probaron las siguientes hipótesis:
1) El jugo y otros productos de arándano son más efectivos que el placebo o ninguna terapia en el tratamiento de la IU
2) El jugo y otros productos de arándano son más efectivos que cualquier otra terapia en el tratamiento de las IU

Si en el futuro se incluyen ensayos en la revisión, se intentará cuantificar los efectos secundarios del jugo de arándano y se tendrán en cuenta los resultados en la discusión para determinar la relación entre riesgo y beneficio del tratamiento.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) de jugo de arándano (o sus derivados) versus placebo, ningún tratamiento o cualquier otro tratamiento. Se incluirán ensayos controlados cuasialeatorios (p.ej. aquellos ensayos que asignaron los participantes al azar según la fecha de nacimiento o el número de registro o historia clínica) pero se tendrá en cuenta la calidad de los ensayos durante el análisis. Serán excluidos los ensayos cruzados (cross-over) porque no son apropiados para el tratamiento de afecciones agudas a corto plazo.

Tipos de participantes

Criterios de inclusión
Ensayos en hombres, mujeres o niños con algunas de las siguientes infecciones:
a) una IU baja sintomática
b) una IU alta sintomática
c) una IU asintomática

Se define como sintomática cuando la infección se acompaña de uno o más de los siguientes síntomas: disuria, polaquiuria, tenesmo.

Los ensayos en participantes con antecedentes de IU recurrentes o con sonda permanente deben especificar que éstos presentan una IU confirmada (asintomática o sintomática) antes de la asignación al azar.

Si se incluyen ensayos en esta revisión, se analizarán estos tres grupos por separado. Además, el organismo causal (p.ej. E. coli) y los métodos usados para diagnosticar las IU altas e bajas se someterán a un análisis de sensibilidad.

Los participantes de los ensayos pueden provenir de distintos ámbitos (hospital, consultorio, comunidad).

Criterios de exclusión
a) Ensayos de prevención de IU en grupos susceptibles de la población (los mismos autores los analizarán en otra revisión)
b) Ensayos de afecciones urinarias que no fueron causadas por infección bacteriana (p.ej. la cistitis intersticial, que es una inflamación crónica de la pared vesical)

Tipos de intervención

Jugo u otro producto de arándano (p.ej. cápsulas de arándano) administrados durante por lo menos cinco días. Si se incluyen ensayos en esta revisión, se tendrán en cuenta la dosificación (cantidad y concentración), la duración y la longitud del tratamiento en los análisis de subgrupos (ver sección de métodos para más detalles).

Tipos de medidas de resultado

Medida de resultado primaria:
a) Cantidad de IU sintomáticas y asintomáticas en cada grupo al finalizar el período de tratamiento.

Los criterios bacteriológicos de referencia (gold standard) para el diagnóstico de la IU incluyen la confirmación microbiológica de una muestra de orina de mitad del chorro (MOMC) (o un método similar) con más de 100 000 ufc bacterianas/ml, que por lo general se asocia con la piuria (glóbulos blancos en orina). En algunas situaciones, un recuento bacteriano de menos de 100 000/ml es aceptable (p.ej. cuando se obtiene una muestra por punción vesical suprapúbica o de orina de catéter). Si se incluyen ensayos en esta revisión, se llevarán a cabo análisis de sensibilidad del microorganismo causal (p.ej. E. coli), del método de obtención de la muestra de orina (es decir, catéter, MSU o "recolección limpia" de la muestra) y de la presencia de flora mixta en la orina (que significa contaminación).

Medidas de resultado secundarias:
a) Reducción en la gravedad de los síntomas
b) Cumplimiento del tratamiento
c) Efectos secundarios


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Renal Group

Los ensayos pertinentes se obtuvieron de las siguientes fuentes:
1) La estrategia de búsqueda desarrollada por el Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group).
2) Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (CCTR) y CENTRAL (Número 3 de La Cochrane Library 1998)
3) Registro de ensayos aleatorios para el Área de la Colaboración Cochrane en Medicina Complementaria (Cochrane Collaboration Field in Complementary Medicine).
3) Se estableció contacto con empresas relacionadas con la promoción y distribución de preparados a base de arándanos y se les pidió información sobre los ensayos tanto publicados como no publicados.
4) Bases de datos electrónicas, incluyendo PsycLit, LILACS, CINAHL, MEDLINE, EMBASE, Biological Abstracts, Current Contents. Se hicieron búsquedas en estas bases de datos utilizando los siguientes términos*:

1 (beverages.sh. or cranberr$.ti,ab or fruit adj5 beverage$.ti,ab. or fruit adj5 drink$.ti,ab. or fruit adj5 juice$ or vaccinium macrocarpon.ti,ab. or vaccinium oxycoccus.ti,ab. or vaccinium vitis-idaea.ti,ab.)

2 (UTIs.sh. or cystitis.sh. or bacteriuria.sh. or pyelonephritis.sh. or UTI$.ti,ab. or urinary adj5 infection$.ti,ab. or bacter$.ti,ab. or pyelonephrit$.ti,ab. or cystitis.ti,ab.)

3 1 and 3

(*esta es la estrategia de búsqueda de MEDLINE. Las expresiones para la búsqueda en EMBASE son algo diferentes pero los términos de búsqueda eran los mismos, excepto el término "urogenital tract infections" que también se buscó como encabezado temático.)

Se buscaron los siguientes términos para identificar los ensayos en idiomas diferentes al inglés:
Danés - (Tranebaersaft.ti,ab. or tranebaer.ti,ab. or orkaempetranebaer.ti,ab. or store tranebaer.ti,ab. or cranberry.ti,ab.) y (urinvejsinfektion.ti,ab. or cystitis.ti,ab. or blaerebetaendelse.ti,ab. or pyelonephritis.ti,ab. or pyelonefrit.ti,ab.)

Holandés - (veenbes.ti,ab. or lepeltjeheide.ti,ab. or lepeltjesheide.ti,ab. or Amerikaanse veenbes.ti,ab. or cranberry.ti,ab.) y (cystitis.ti,ab. or catarrhus.ti,ab. or vesicalis.ti,ab. or blaasontsteking.ti,ab. or urineweginfectie.ti,ab. or pyelonephritis.ti,ab. or nephropyelitis.ti,ab.)

Francés - (canneberges ronce d'Amerique.ti,ab. or cranberry.ti,ab. or cranberrie.ti,ab.) y (cystite.ti,ab. or infection urinaire.ti,ab. or pyélonéphrite.ti,ab.)

Alemán - (moosbeere.ti,ab or kranbeere.ti,ab.) e (zystitis.ti,ab. or cystitis.ti,ab. or harnwegsinfektion.ti,ab. or harninfekt.ti,ab. or pyelonephritis.ti,ab.)

Italiano - (vaccinium oxycoccus.ti,ab. or ossicocco palustro.ti,ab.) y (cistite.ti,ab. or infezione del tratto urinario.ti,ab or infezione urinaria.ti,ab. or infezione delle vie urinarie.ti,ab. or pielonefrite.ti,ab. or nefropielite.ti,ab.)

Portugués - (cranberry.ti,ab. or oxicoco$.ti,ab. or vaccinium oxycoccos.ti,ab. or oxycoccus palustris) and (cistite.ti,ab. or pielonefrite.ti,ab.)

Español - (arandano agrio.ti,ab or arandano americano.ti,ab.) y (cistitis.ti,ab. or infección urinaria.ti,ab or pielonefritis.ti,ab.)

5) Se hicieron búsquedas en Internet con los términos mencionados en 3) y 4).

6) Se buscarán las listas de referencia de los artículos de la revisión y ensayos pertinentes.

7) Se realizaron búsquedas en los resúmenes de congresos de The Proceedings of the Urological Association (1990-1998) y The Journal of the American Geriatrics Society (1990--1998) para los ensayos relevantes.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Se empleó la estrategia de búsqueda descrita anteriormente para obtener los títulos y, cuando fue posible, los resúmenes de los estudios que eran potencialmente relevantes para esta revisión. RJ revisó los títulos y resúmenes y descartó los estudios que no eran claramente elegibles, aunque aplicó un criterio muy amplio para no correr el riesgo de perder estudios que fueran relevantes. Los revisores RJ y LM evaluaron de forma independiente, mediante copias completas de los trabajos, si los estudios cumplían los criterios de inclusión y resolvieron sus discrepancias mediante la discusión y consulta con el tercer revisor, JC. Se solicitó información adicional de los autores en aquellos trabajos que no contenían datos suficientes como para tomar una decisión sobre su elegibilidad.

No se encontraron ensayos que cumplieran con todos los criterios de inclusión. Si se encuentran ensayos en el futuro, dos de los revisores, RJ y LM, evaluarán de forma independiente la calidad de todos los estudios que se consideren aptos para la revisión y las discrepancias se resolverán por discusión con el tercer revisor, JC. La calidad del ocultamiento de la asignación se calificará como adecuada (A), incierta (B) o inadecuada (C), según la descripción detallada de estas categorías proporcionadas por la Colaboración Cochrane. Se intentará utilizar esta clasificación para investigar cualquier heterogeneidad y en los análisis de sensibilidad. Se evaluarán otros aspectos de la calidad de los estudios como el grado de cegamiento (cuando sea apropiado), si los grupos eran comparables con respecto a los valores iniciales, el grado de pérdidas en el seguimiento, la falta de participación, si la evaluación de resultados se estandarizó y si se realizó un análisis del tipo intención de tratar (intention to treat). Esta información se presentará en una tabla que describa los estudios incluidos, proporcionando un contexto para la discusión acerca de la validez de los resultados.

Si en el futuro se identifican ensayos que satisfagan los criterios de inclusión, RJ proporcionará a LM los artículos completos de los estudios incluidos y ambos revisores extraerán la información de forma independiente, por medio de formularios de extracción de datos especialmente diseñados. Se recabará información sobre el ámbito de realización del estudio, los métodos del mismo (utilizando una lista de verificación para la evaluación de la calidad), los participantes (sexo, edad, criterios de elegibilidad), la naturaleza de las intervenciones y los datos relacionados con los resultados previamente especificados para cada ensayo incluido. Cuando sea posible se recurrirá a los autores para obtener los datos que puedan faltar (incluidos los efectos secundarios). Las discrepancias en la extracción de datos serán derivadas a JC para su discusión.

Si en el futuro se identifican ensayos que satisfagan los criterios de inclusión, se realizarán análisis estadísticos siempre que sea posible. En resumen, se utilizará el riesgo relativo (RR) como medida de efecto para cada resultado dicotómico. Cuando los datos disponibles sean suficientes, se calcularán medidas de resumen para cada resultado mediante un modelo de efectos fijos y uno de efectos aleatorios. Se comprobará la heterogeneidad en los datos y se explorará cautelosamente mediante el uso de las características anteriormente identificadas de los estudios, en particular las relacionadas con la evaluación de la calidad. Se realizarán análisis de sensibilidad para estudiar la estabilidad de los resultados en relación a factores como la calidad del estudio, el origen de los datos (publicados o no publicados), el microorganismo causal (p.ej. E. coli), el método de confirmación de la presencia de bacterias en la orina (p.ej. muestra de orina de la sonda o de la mitad del chorro miccional) y el método de diagnóstico de la IU alta o baja. En los casos en que se utilicen escalas continuas de medición para evaluar los efectos del tratamiento, estos datos se analizarán de forma continua (es decir, diferencia de medias ponderada). Si se utilizan escalas diferentes en los diferentes estudios, siempre que sea posible, los resultados se estandarizarán y luego se combinarán (es decir, diferencia de medias estandarizada).

Si en el futuro se identifican ensayos que satisfagan los criterios de inclusión, los grupos descritos anteriormente (ver en tipos de participantes) se analizarán por separado con los siguientes subgrupos:
a) dosis (cantidad y concentración)
b) frecuencia y duración del tratamiento
Cuando sea posible, se buscarán los datos dentro de los estudios que es donde se realizaron estas comparaciones, en lugar de hacer comparaciones entre los estudios.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

No se encontraron ensayos que evalúen el tratamiento de las IU con jugo de arándano (u otros productos de arándano) que hayan cumplido con todos los criterios de inclusión.

Se excluyeron dos ensayos de la revisión. Un ensayo (Nahata 1982) era aleatorio cruzado (cross-over) y comparaba el mandelato de metenamina solo, metenamina más ácido ascórbico, o mandelato de metenamina más ácido ascórbico y jugo de arándano para personas con IU. Sin embargo, no se presentaron medidas de resultado que fueran relevantes ya que la finalidad principal de los ensayos fue ver el efecto de la metenamina sobre la concentración de formaldehído. Se estableció contacto con el autor pero no pudo proporcionar mayor información acerca del ensayo. Otro ensayo cruzado (cross-over) (DuGan 1966) comparó el jugo de arándano con ningún tratamiento para la reducción del mal olor en la orina (que podría ser producto de una IU). Según la descripción del ensayo, es improbable que el mismo fuera aleatorio y el informe no presentó medidas de resultado que fueran relevantes. Ver tabla de estudios excluidos para más detalles acerca de ambos ensayos.


CALIDAD METODOLÓGICA

No se encontraron ensayos que cumplieran con los criterios de inclusión de esta revisión.


RESULTADOS

No se encontraron ensayos que cumplieran con los criterios de inclusión de esta revisión.


DISCUSIÓN

No se encontraron ensayos que evaluaran los arándanos para el tratamiento de las IU que cumplieran con los criterios de inclusión. Sólo se han publicado unos pocos ensayos no controlados que examinaban la efectividad del jugo de arándano para el tratamiento de los síntomas de la IU. Dos de estos sí mostraron un efecto beneficioso (Papas 1966; Rodgers 1991) pero no se pueden establecer conclusiones firmes de tales estudios.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

No se han realizado ensayos aleatorios para evaluar la efectividad del jugo o los productos de arándano para el tratamiento de las IU. Por consiguiente, en este momento, no existen pruebas para sugerir que el jugo u otros productos de arándano sean eficaces para el tratamiento de las IU.

Implicaciones para la investigación

Se necesita más investigación para evaluar la efectividad del jugo de arándano para el tratamiento de las IU. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados, con grupos paralelos, doble ciego, de jugo y otros productos de arándano para el tratamiento de las IU. Los resultados deben incluir la reducción de los síntomas, la esterilización de la orina, los efectos secundarios y el cumplimiento del tratamiento. También debe evaluarse la dosificación (cantidad y concentración) y la duración del tratamiento. La evidencia de estos ensayos sería útil para consumidores y médicos.


AGRADECIMIENTOS

Ruth Jepson agradece a la Nuffield Trust por otorgarle una beca de corta duración para esta revisión.

Los revisores también agradecen a las siguientes personas por contestar la correspondencia aunque no pudieran proporcionar mayor información:

Prof Nahata (Nahata 1982)
Dr RJ Woodward (Larkhill Green Farm - comprimidos de arándanos)


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Ninguno conocido


TABLAS


Characteristics of excluded studies

StudyReason for exclusion
DuGan 1966 Cross-over trial of cranberry juice versus no treatment. The 220 participants were elderly and from two hospital wards - one male and one female. The female ward received the cranberry juice first followed by the male ward.
Cross-over trial of cranberry juice versus no treatment.

This trial was excluded because from the description of the study design, it looked unlikely that this trial had be randomised. Also, the outcome was urinary odours, and no information was given about urinary tract infections. Furthermore, cross-over trials may not be a relevant trial design for acute conditions such as urinary tract infections. 
Nahata 1982 Randomised controlled cross-over trial of 27 people with bacteriuria comparing methenamine madelate alone, with ascorbic acid or with ascorbic acid and cranberry juice. The primary purpose of this review was to assess the effect of methenamine on formaldehyde concentrations. Each patient was randomised to 5 days of each therapy.

The trial was excluded because it contained no relevant outcomes. Furthermore, cross-over trials may not be a relevant trial design for acute conditions such as urinary tract infections. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios excluidos de esta revisión

DuGan 1966
DuGan CR, Cardaciootto PS. Reduction of ammonial urinary odors by the sustained feeding of cranberry juice. Journal of Psychiatric Nursing 1966;4(5):467-9.

Nahata 1982
Nahata MC, Cummins B A, McLeod DC. Effect of urinary acidifiers on formaldehyde concentration and efficacy with methenamine therapy. European Journal of Clinical Pharmacology 1982;22(3):281-4.

Nahata MC, Cummins BA, Mcleod DC, Butler R. Predictability of methenamine efficacy based on type of urinary pathogen and pH. Journal of the American Geriatrics Society 1981;29(5):236-9.

Nahata MC, McLeod DC. Lack of effect of ascorbic acid, hippuric acid, and methenamine (urinary formaldehyde) on the copper-reduction glucose test in geriatric patients. Journal of the American Geriatrics Society 1980;28(5):230-3. 7365188.


Hellstrom 1991
Hellstrom A, Hanson E, Hansson S, Hjalmas K, Jodal U. Association between urinary symptoms at 7 years old and previous urinary tract infection. Archives of Disease in Childhood 1991;66(2):232-4. 2001110.

Kahn 1967
Kahn HD, Panariello VA, Saeli J, Sampson JR, Schwartz E. Effect of cranberry juice on urine. Journal of the American Dietetic Association 1967;51(3):251-4. 6035629.

Kelly 1977
Kelly J. Clinical syndromes of urinary tract infection. Current Therapeutic Research 1977;38(7):15-21.

Kinney 1979
Kinney AB, Blount M. Effect of cranberry juice on urinary pH. Nursing Research 1979;28(5):287-90. 38439.

McLeod 1978
McLeod DC, Nahata MC. Methenamine therapy and urine acidification with ascorbic acid and cranberry juice. American Journal of Hospital Pharmacy 1978;35(6):654. 27096.

Ofek 1991
Ofek I, Goldhar J, Zafriri D, Lis H, Adar R, Sharon N. Anti-Escherichia coli adhesin activity of cranberry and blueberry juices. New England Journal of Medicine 1991;324(22):1599. 1674106.

Papas 1966
Papas PN, Brusch CA, Ceresia GC. Cranberry juice in the treatment of urinary tract infections. Southwestern Medicine 1966;47(1):17-20. 5900988.

Patton 1991
Patton JP, Nash DB, Abrutyn E. Urinary tract infection: Economic considerations. Medical Clinics of North America 1991;75(2):495-513. 1996046.

Roberts 1979
Roberts AP, Phillips R. Bacteria causing symptomatic urinary tract infection or bacteriuria. Journal of Clinical Pathology 1979;32(5):492-6. 381327.

Rodgers 1991
Rodgers J. Pass the cranberry juice. Nursing Times 1991;87(48):36-7. 1754454.

Schmidt 1988
Schmidt DR, Sobota AE. An examination of the anti-adherence activity of cranberry juice on urinary and nonurinary bacterial isolates. Microbios 1988;55(224-225):173-82. 3063927.

Sobota 1984
Sobota AE. Inhibition of bacterial adherence by cranberry juice: potential use for the treatment of urinary tract infections. Journal of Urology 1984;131(5):1013-6. 6368872.

Winberg 1974
Winberg J, Andersen HJ, Bergstrom T, Jacobsson B, Larson H, Lincoln K. Epidemiology of symptomatic urinary tract infection in childhood. Acta Paediatrica Scandinavica - Supplement 1974;252:1-20. 4618418.

Wong 1984
Wong ES, Fennell Cl, Stamm WE. Urinary tract infection among women attending a clinic for sexually transmitted diseases. Sexually Transmitted Diseases 1984;11(1):18-23. 6546811.

Zafriri 1989
Zafriri D, Ofek I, Adar R, Pocino M, Sharon N. Inhibitory activity of cranberry juice on adherence of type 1 and type P fimbriated Escherichia coli to eucaryotic cells. Antimicrobial Agents & Chemotherapy 1989;33(1):92-8. 2653218.



GRÁFICOS
Esta revisión no tiene gráficos.




CARÁTULA
Titulo

Arándanos para el tratamiento de las infecciones urinarias

Autor(es)

Jepson RG, Mihaljevic L, Craig JC

Contribución de los autores

RJ realizó el cribaje (screening) de los títulos y los resúmenes.
RJ y LM evaluaron independientemente los estudios.
Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión y consulta con JC.
Dos de los revisores, RJ y LM, evaluaron de forma independiente la calidad de todos los estudios que se consideraron elegibles para la revisión.
Las discrepancias se resolvieron mediante discusión con el tercero, JC.

Número de protocolo publicado inicialmenteLa información no está disponible
Número de revisión publicada inicialmente1998/4
Fecha de la modificación más recienteLa información no está disponible
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente19 agosto 1998
Cambios más recientes Se realizó una búsqueda en enero 2004, pero no se encontraron nuevos ensayos.
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizados09 enero 2004
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Ms Ruth Jepson
Research Fellow
Department of General Practice
University of Edinburgh
20 West Richmond Street
Edinburgh
EH8 9DG
Mid-Lothian
UK
tel: +44 131 650 9462
ruth.jepson@ed.ac.uk
fax: +44 131 650 9119
Número de la Cochrane LibraryCD001322
Grupo editorialCochrane Renal Group
Código del grupo editorialHM-RENAL


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
Recursos internos

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Beverages; Fruit [therapeutic use]; Phytotherapy; Urinary Tract Infections [therapy]

Mesh check words: Humans




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.