Pulse aquí para volver atrás
Comentario

Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Antibióticos para el resfriado común y la rinitis purulenta aguda

Arroll B, Kenealy T
Fecha de la modificación más reciente: 02 de mayo de 2005
Fecha de la modificación significativa más reciente: 29 de abri de 2005

Esta revisión debería citarse como: Arroll B, Kenealy T. Antibióticos para el resfriado común y la rinitis purulenta aguda (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

Por mucho tiempo se ha creído que los antibióticos no tienen ninguna función en el tratamiento del resfriado común, no obstante suelen ser prescritos en la creencia que pueden prevenir las infecciones bacterianas secundarias. Dada la creciente preocupación por la resistencia a los antibióticos es importante examinar las pruebas del beneficio de los antibióticos para el resfriado común.

Objetivos

Determinar:
(1) la eficacia de los antibióticos en comparación con placebo para disminuir los síntomas generales y los síntomas nasofaríngeos específicos de las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores;
(2) si los antibióticos tienen alguna influencia en la rinitis purulenta aguda;
(3) si los antibióticos causan resultados adversos significativos en los pacientes con infecciones agudas de las vías respiratorias superiores.

Estrategia de búsqueda

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (La Cochrane Library, Número 1, 2005); MEDLINE (enero 1966 hasta marzo, semana 1, 2005); EMBASE (1980 a diciembre de 2004), la Family Medicine Database (1908, volumen 1 a 1993, volumen 13; esta base de datos se interrumpió en 1993) y las listas de referencias de los artículos; además se estableció contacto con los investigadores principales.

Criterios de selección

Ensayos aleatorios que comparan cualquier tratamiento con antibióticos contra placebo en personas con infecciones agudas de las vías respiratorias superiores y con menos de 7 días de síntomas, o rinitis purulenta aguda de menos de 10 días de duración.

Recopilación y análisis de datos

Ambos autores, de forma independiente, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales

Todos los análisis usaron el modelo de efectos fijos a menos que se indique lo contrario. La calidad general de los ensayos incluidos fue variable. Las personas que recibieron antibióticos no tuvieron más beneficios con respecto a la ausencia de curación o persistencia de los síntomas que las que recibieron placebo (riesgo relativo [RR] 0,89; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,77 a 1,04), basado en un análisis agrupado de 6 ensayos con un total de 1 147 pacientes. En términos generales, el riesgo relativo de los efectos adversos en el grupo con antibiótico fue RR 1,8 (IC del 95%: 1,01 a 3,21), con el uso de un modelo de efectos aleatorios. Los pacientes adultos tuvieron un riesgo significativamente mayor de efectos adversos con el uso de antibióticos que con placebo (RR 2,62; IC del 95%: 1,32 a 5,18) (modelo de efectos aleatorios) mientras que no hubo mayor riesgo en los niños (RR 0,91; IC del 95%: 0,51 a 1,63). El riesgo relativo agrupado de la rinitis purulenta aguda persistente con antibióticos comparado con placebo fue 0,57 (IC del 95%: 0,37 a 0,87) (modelo de efectos aleatorios), basado en 6 estudios con 772 participantes.

Conclusiones de los autores

No hay pruebas suficientes del beneficio de los antibióticos para apoyar su uso en las infecciones de las vías respiratorias superiores en niños o adultos. Los antibióticos causan efectos adversos significativos en adultos. Las pruebas sobre la rinitis purulenta aguda y la rinitis clara aguda indican que el uso de los antibióticos es beneficioso en estas enfermedades, pero no se recomienda su uso sistemático.

Esta revisión debería citarse como:
Arroll B, Kenealy T Antibióticos para el resfriado común y la rinitis purulenta aguda (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

El resfriado común es una infección de las vías respiratorias superiores

Los resfriados son generalmente causados por virus, que no responden a los antibióticos. Sin embargo, los antibióticos causan efectos adversos, especialmente diarrea, y el abuso puede aumentar los niveles de resistencia a los antibióticos en la comunidad. Los resultados no muestran que sea beneficioso tomar antibióticos para el resfriado común, y son frecuentes los efectos adversos en el aparato digestivo. Una rinorrea con secreción no transparente (rinitis purulenta aguda) está asociada con el resfriado común. Los resultados indican que los antibióticos pueden mejorar este problema, pero no se recomiendan como un tratamiento inicial para esta enfermedad porque la mayoría de las personas consiguen mejorar sin ellos.


ANTECEDENTES

La International Classification of Health Problems in Primary Care (ICHPPC) (Spector 1995) define una infección aguda de las vías respiratorias superiores (IVRS), el resfriado común, como una enfermedad con pruebas de inflamación aguda de la mucosa nasal o faríngea y la ausencia de otros trastornos respiratorios específicamente definidos, por ejemplo la amigdalitis estreptocócica, la laringitis, la bronquitis, la neumonía, el asma y la fiebre del heno (ICHPPC 1986). Un resfriado común se considera frecuentemente como una enfermedad viral que presenta la mayoría de la población todos los años y que desaparece espontáneamente. Una definición práctica es: una enfermedad aguda con algunos de los siguientes síntomas: rinitis (no la fiebre del heno o la rinitis alérgica), angina (no faringitis estreptocócica); con o sin fiebre, tos o esputo productivo/esputo purulento.

Hay pruebas de un uso elevado de antibióticos para el resfriado común (infecciones virales de las vías respiratorias superiores) a pesar de las dudas que existen sobre la eficacia de este tratamiento (McGregor 1995; Spector 1995). A pesar de que se conoce que los virus son el agente causal, muchos pacientes que acuden a sus médicos generales reciben antibióticos. En un estudio, las IVRS eran la razón más frecuente de nuevas consultas al médico general y la segunda razón más frecuente de la prescripción de un antibiótico (McAvoy 1994). En un estudio en Nueva Zelanda se examinaron 100 222 registros electrónicos de consultas de 17 consultorios de medicina general durante un año (McGregor 1995). El 78% de los pacientes con IVRS recibieron antibióticos. Cerca de un tercio de estos fármacos eran antibióticos costosos de amplio espectro. En un estudio más reciente, 49% de personas con IVRS recibieron antibióticos (Ochoa 2000).

Hay dos revisiones publicadas de antibióticos para tratar las IVRS. Una revisión no encontró beneficios de los antibióticos para la prevención de la neumonía en pacientes con infecciones de las vías respiratorias superiores (Gadomski 1993). Otra revisión encontró que los antibióticos no producían beneficios en los niños y no hubo pruebas de que causaran efectos adversos significativos (Fahey 1998b).

La presencia de una secreción nasal purulenta (o una rinorrea con secreción no transparente) se ha mostrado reiteradamente como un determinante importante para la prescripción de antibióticos para las infecciones de las vías respiratorias, tanto en adultos como en niños (Arroll 2000; Gonzales 1999; Mainous 1997). En un estudio ningún médico general dijo que administraban antibióticos para la rinitis clara; no obstante, un 72% de ellos dijeron que los usaban para la rinitis purulenta (Arroll 2000). Una encuesta halló que los médicos de atención primaria tenían mucha más probabilidad de prescribir un antibiótico a un paciente con un resfriado que tuviera una secreción nasal no transparente que a un paciente sin secreción nasal no transparente (Mainous 1997). Otro estudio encontró que la secreción nasal purulenta fue una variable predictiva más sólida de la prescripción de los antibióticos que cualquier otra característica del paciente (Gonzales 1999).

Las guías generalmente recomiendan no usar antibióticos para la rinitis purulenta aguda (Rosenstein 1998; Snow 2001) ya que las pruebas que apoyan tales recomendaciones provienen de un número limitado de estudios pequeños de calidad metodológica variable. Algunos estudios no han encontrado pruebas de que los antibióticos disminuyan la duración de la rinitis purulenta aguda (Todd 1984) mientras que un estudio más amplio reciente informó que el tratamiento con amoxicilina disminuyó la duración de la rinorrea purulenta; aunque no hubo diferencia significativa entre los grupos en cuanto a la mejoría de los síntomas generales (De Sutter 2002).

Es importante obtener una estimación de la efectividad de los antibióticos para el resfriado común para apoyar el uso sensato de estos importantes fármacos, en particular porque las IVRS son muy frecuentes. Si son tan inefectivos como se ha pensado durante largo tiempo, el uso generalizado de los antibióticos no es sólo un mal uso de los recursos para la salud, sino también una causa de una morbilidad innecesaria por efectos adversos, así como una fuente de desarrollo de cepas resistentes (Arason 1996; Verkatesum 1995). Si los antibióticos fueran efectivos para el resfriado común entonces la sociedad pudiera estar dispuesta a tolerar el aumento de la resistencia a cambio de una disminución apropiada de los síntomas. Otras revisiones hasta la fecha no han considerado específicamente el efecto de los antibióticos en la rinitis purulenta aguda. La revisión actual amplía las revisiones anteriores al considerar los efectos de los antibióticos sobre la velocidad de resolución de los síntomas de resfriado común, tanto en adultos como en niños, y al examinar las pruebas de los antibióticos tanto en la rinitis purulenta aguda como en la rinitis clara aguda.


OBJETIVOS

(1) Determinar la eficacia de los antibióticos comparados con placebo para disminuir los síntomas nasofaríngeos generales y específicos de las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores (resfriados comunes).
(2) Determinar si los antibióticos tienen influencia en los resultados de la rinitis purulenta aguda y la rinitis clara aguda con una duración menor de 10 días antes de la intervención. Se seleccionaron 10 días para evitar la superposición con la revisión Cochrane sobre los antibióticos para la secreción nasal persistente (rinosinusitis) en niños.
(3) Determinar si hay resultados adversos significativos asociados con el tratamiento con antibióticos, en pacientes con diagnóstico clínico de infección aguda de las vías respiratorias superiores.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Se incluyeron todos los ensayos en los que pacientes con el diagnóstico de infección aguda de las vías respiratorias superiores fueron asignados al azar al tratamiento con un antibiótico o un placebo; también todos los ensayos en los que la mayoría de los participantes tenía rinitis purulenta aguda de menos de 10 días de duración. Se incluyeron los ensayos que permitieron el uso concurrente de otros fármacos, si permitían el mismo acceso a los pacientes del grupo con antibiótico y del grupo con placebo.

Los estudios fueron excluidos por las siguientes razones:
(1) Si incluyeron el uso de una sustancia activa (como mezclas para la tos o antipiréticos/analgésicos) en lugar de un placebo, porque estas sustancias pueden ayudar o suprimir los síntomas, de modo que dan una medida falsa de la efectividad del antibiótico. Se excluyeron de esta revisión los ensayos que comparaban un antibiótico con otro, o los ensayos que comparaban el uso de antibióticos versus otros fármacos.
(2) Si los antibióticos se administraron como profilaxis, o sea darlos durante muchas semanas a individuos asintomáticos para prevenir los síntomas de la infección de las vías respiratorias superiores.
(3) Si más del 5% de los participantes tenían hisopados faríngeos positivos a la infección con estreptococos beta hemolíticos. En la revisión de odinofagia de Del Mar el porcentaje más bajo de participantes con estreptococos en el hisopado faríngeo fue 8%, de ahí la elección de 5% (Del Mar 1992). Dos estudios (Haight 1954; Hardy 1956) fueron excluidos por este criterio, pero no había datos que pudieran analizarse. Se aceptó la contradicción de que algunos estudios pudieran incluir pacientes con infecciones o colonización por estreptococos porque no se les había realizado cultivos faríngeos. Está también la cuestión de los contaminantes, que pueden llegar hasta el 57% en los niños menores de 15 años con faringitis (Kaplan 1971), por lo que se deseaba no incluir estudios con proporciones altas de pacientes con cultivos faríngeos positivos.
(4) Si no era aleatorio.
(5) Si los pacientes tenían antecedentes de enfermedades graves, por ejemplo enfermedad respiratoria obstructiva crónica, en la que los antibióticos han mostrado ser efectivos para tratar las exacerbaciones.
(6) Si a los pacientes se les había diagnosticado bronquitis. La International Classification of Health Problems in Primary Care (ICHPPC) define la bronquitis (Spector 1995) como tos con signos respiratorios anormales: sonidos dispersos o generalizados, crepitantes o húmedos, o sibilancias. Esta definición no siempre es usada por los investigadores y probablemente tampoco por los médicos generales (Arroll 2001).
(7) Si los pacientes tenían más de 7 días con síntomas en el momento del ingreso al estudio. Ésta es una duración arbitraria para evitar síndromes postvirales.
(8) Si los pacientes fueron tratados con dos o más fármacos, o sea las situaciones donde las co-intervenciones podrían ser un problema.
(9) Si el diagnóstico de faringitis de los pacientes se realizó con criterios distintos a los de la ICHPPC (Spector 1995).
(10) Si no incluyó un brazo de placebo.

Tipos de participantes

El análisis del efecto de los antibióticos sobre los síntomas generales del resfriado común incluyó participantes de todas las edades a los que se les había diagnosticado la infección aguda de las vías respiratorias superiores y habían tenido síntomas durante 7 días o menos. Se excluyeron los ensayos en los que la mayoría de los pacientes habían sido diagnosticados con faringitis o bronquitis de acuerdo con la definición de la International Classification of Health Problems in Primary Care (ICHPPC 1986). Se aceptó la contradicción de que algunos estudios pudieran incluir pacientes con infecciones o colonización por estreptococos porque no se les había realizado cultivos faríngeos. Está también la cuestión de los contaminantes, que pueden llegar hasta el 57% en niños menores de 15 años de edad con faringitis (Kaplan 1971) por lo que se deseaba no incluir estudios con proporciones altas de pacientes con cultivos faríngeos positivos. Se aceptaron los signos de las vías respiratorias inferiores en los pacientes con los síntomas anteriores, siempre que la mayoría de los pacientes en el estudio no tuvieran estos signos y que se hubiera descartado la neumonía.

Tipos de intervención

Tratamiento con antibióticos versus placebo. Se incluyeron los ensayos que permitieron el uso concurrente de otros fármacos si permitían el mismo acceso a los pacientes del grupo con antibiótico y del grupo con placebo. Se excluyeron los estudios que no comparaban el antibiótico con placebo, pero en cambio usaban aspirina o antitusivos en el grupo de control.

Tipos de medidas de resultado

Las medidas de resultado incluyeron la persistencia de los síntomas de inflamación nasofaríngea (rinitis, faringitis y estornudo), la clasificación global de la salud y cualquier efecto adverso.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Cochrane Acute Respiratory Infections Group

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (La Cochrane Library, Número 1, 2005); MEDLINE (enero 1966 hasta marzo, semana 1, 2005); EMBASE (1980 a diciembre de 2004), la Family Medicine Database (1908, volumen 1 a 1993, volumen 13; esta base de datos se interrumpió en 1993) y las listas de referencias de los artículos; además se estableció contacto con los investigadores principales. Se incluyeron todos los idiomas en la estrategia de búsqueda. Se estableció contacto con los investigadores principales para solicitar bibliografía no publicada, pero no se encontró ninguna.

Estrategia de búsqueda en MEDLINE
1 exp Anti-Bacterial Agents/
2 (antibiotic$ or amoxicillin$ or amoxycillin$ or ampicillin$ or penicillin$ or tetracycline$ or erythromycin$ or oxytetracycline$ or azithromycin$ or amoxycillin$ or ciprofloxacin$ or pivampicillin$ or cefuroxime$ or augmentin$ or co-trimoxazole$ or cefoxitin$ or ceftriaxone$ or cefixime$ or norfloxacin$ or ceftazidime$ or cefaclor$ or ofloxacin$).mp.
3 or/1-2
4 exp respiratory tract infections/
5 upper.mp.
6 4 and 5
7 (upper respiratory tract infection$ or URTI$).mp. [mp=title, original title, abstract, name of substance, mesh subject heading]
8 exp common cold/
9 common cold.mp.
10 exp rhinitis/
11 rhinitis.mp.
12 exp pharyngitis/
13 pharyngitis.mp.
14 exp nasopharyngitis/
15 nasopharyngitis.mp.
16 exp laryngitis/
17 laryngitis.mp.
18 or/6-17
19 3 and 18
20 randomized controlled trial.pt.
21 controlled clinical trial.pt.
22 randomized controlled trials.sh.
23 random allocation.sh.
24 double blind method.sh.
25 single blind method.sh.
26 or/20-25
27 Animals/
28 Human/
29 27 not 28
30 26 not 29
31 clinical trial.pt.
32 exp clinical trials/
33 (clin$ adj25 trial$).ti,ab.
34 ((singl$ or doubl$ or trebl$ or tripl$) adj25 (blind$ or mask$)).ti,ab.
35 placebos.sh.
36 placebo$.ti,ab.
37 random$.ti,ab.
38 or/31-37
39 38 not 29
40 30 or 39
41 19 and 40

Los términos anteriores de búsqueda también se usaron para buscar en CENTRAL y se adaptaron para EMBASE, pero no se encontraron estudios adicionales.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Uno de los autores (BA) usó los títulos, los resúmenes y los artículos completos para excluir los ensayos que claramente no cumplieron con los criterios de inclusión de la revisión. Los documentos que fueron aprobados en la revisión inicial fueron evaluados de forma independiente por los dos autores. Se rechazó un trabajo en este estadio porque no se usó un placebo en el grupo de control (Sutrisna 1991). El desacuerdo entre los autores con respecto a la calidad de los artículos fue resuelto fácilmente por discusión y consenso. Se hizo el análisis con el uso del software Cochrane Review Manager y su prueba de la heterogeneidad. Se usó para el análisis un modelo de efectos fijos cuando no había heterogeneidad y un modelo de efectos aleatorios cuando la había.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

Tipos de pacientes
Cuatro de los ensayos de la revisión incluyeron sólo niños (Gordon 1974; Lexomboon 1971; Taylor 1977a; Todd 1984). Vogt 1966 incluyó participantes reclutados en las consultas de pediatría, por lo que se supone que todos eran niños. Los restantes estudios incluyeron:

Tres estudios examinaron sólo hombres (Herne 1980a; Hoaglund 1950; Howie 1970).

Tipos de medidas de resultado
Sólo 4 de los estudios midieron el efecto de los antibióticos sobre los síntomas (Herne 1980a; Howie 1970; Taylor 1977a; Todd 1984). Lamentablemente, el denominador de uno de éstos, (Howie 1970), era el número de episodios de la enfermedad en lugar del número de pacientes, lo que no permitió que los datos fueran agrupados con los de otros estudios. Sin embargo, los efectos adversos en este estudio se basaron en los individuos, en consecuencia los efectos adversos informados se han agregado a los de los otros estudios (excepto los resultados de 5 pacientes que tuvieron efectos adversos con más de un curso de antibióticos y se eliminaron del análisis).

Tipos de intervenciones
Los antibióticos usados fueron:

Cultivos nasofaríngeos
En Kaiser 1996 se realizó un análisis según el estado del cultivo de tres agentes patógenos nasofaríngeos: Haemophilus influenzae (H. influenzae), Moraxella catarrhalis (M. catarrhalis) y Streptococcus pneumoniae (S. pneumoniae). El único ensayo en que se hicieron los hisopados faríngeos casi todos los participantes (88 de 89) fue Gordon 1974; estos pacientes se incluyeron en el análisis. Herne 1980 excluyó del análisis algunos pacientes porque tenían una amigdalitis eritematosa pultácea, que se pensó era debida al estreptococo beta hemolítico.

Criterios de inclusion
Los criterios de inclusión estaban presentes en la sección de métodos o en el título del estudio. Fueron:

  • en Gordon 1974, los pacientes con enfermedad respiratoria leve (en el título) y síntomas referibles a las vías respiratorias, no lo suficientemente enfermo para que el uso de un placebo fuera un riesgo;
  • en Herne 1980 y Herne 1980b, infección de las vías respiratorias superiores no grave (en los métodos);
  • en Hoaglund 1950, resfriado común (en el título) y los síntomas locales y generales (en los métodos);
  • en Howie 1970, enfermedad respiratoria leve (en el título) y presencia de tos, esputo, esputo purulento y secreción nasal purulenta;
  • en Kaiser 1996, resfriado común (en el título) y síntomas de congestión nasal y rinorrea (en los métodos);
  • en Lexomboon 1971, infección de las vías respiratorias superiores (IVRS) (en el título) y síntomas de IVRS en las últimas 48 horas (en los métodos);
  • en McKerrow 1961 resfriado común (en el título);
  • en Taylor 1977a y Taylor 1977b pacientes con presunta infección respiratoria viral (en el título) y exclusión de los pacientes con estreptococo beta hemolítico en los hisopados faríngeos, otitis media y neumonía;
  • en Todd 1984, secreción nasal anterior no transparente (en la sección de métodos).

Dos estudios adicionales, De Sutter 2002 y Vogt 1966, se centraron en la rinitis purulenta aguda.


CALIDAD METODOLÓGICA

Todos los estudios fueron evaluaciones doble ciego que comparaban el antibiótico con un placebo. Se supuso que el cegamiento fue satisfactorio porque todos los estudios incluían una afirmación de que el fármaco se administró doble ciego y no se informó que los pacientes no estuvieran cegados. Sin embargo, en ninguno de los documentos se incluyó una descripción formal del cegamiento.

El método de la asignación al azar fue marginalmente satisfactorio en algunos de los estudios. En Hoaglund 1950 el farmacéutico realizó la rotación del suministro del fármaco. En Lexomboon 1971 la asignación fue determinada por la selección de tiras coloreadas y sólo el farmacéutico sabía la asignación.

Todos los estudios tenían como criterios de inclusión los casos seleccionados de infección viral aguda de las vías respiratorias y/o tenían el término viral o infección respiratoria leve o resfriado común en el título del estudio. Una excepción fue Todd 1984, donde los niños tenían secreción nasal no transparente. Aunque hubo alguna variación en los criterios de inclusión, por ejemplo, en Gordon 1974 13% de pacientes de menos de 2 años de edad y 16% de 2 a 4 años de edad tenían signos clínicos respiratorios, los grupos de estudio generalmente incluyeron pacientes con infección aguda de las vías respiratorias superiores.

Se trató la pérdida durante el seguimiento en algunos estudios; ninguno de los estudios analizó los resultados en base a la intención de tratar (intention-to-treat basis).

El método de la asignación al azar fue "fortuito" en el estudio de Vogt, en consecuencia hay algunas dudas sobre los métodos de este estudio. El método de la asignación al azar en el estudio de Sutter fue por números aleatorios generados por un sistema informático y los fármacos (cápsulas) fueron idénticos.


RESULTADOS

Todos los análisis usaron el modelo de efectos fijos a menos que se indique lo contrario.

Falta de curación y persistencia de los síntomas
Los estudios informaron diferentes medidas de resultado, pero todos los que tenían datos analizables informaron algún aspecto general de mejoría. Esto se definió como:

El riesgo relativo (RR) de ninguna curación o persistencia fue 0,89 (IC del 95%: 0,77 a 1,04). Cuando los resultados de los niños y los adultos fueron analizados por separado no hubo hallazgos significativos de falta de curación o persistencia de los síntomas en ningún grupo. Herne 1980a, Herne 1980b fue el único estudio que mostró un beneficio de los antibióticos. Los investigadores excluyeron 7 pacientes del análisis debido a amigdalitis, y a los revisores actuales les preocupa que pudiera haber habido más en este estudio. Cuando Herne 1980a, Herne 1980b se excluyeron del análisis el riesgo relativo de ninguna curación o de persistencia aumentó a 0,94 (IC del 95%: 0,8 a 1,10).

Howie 1970 informó los resultados con los episodios de la enfermedad como el denominador, por lo que no pudieron ser agrupados con los otros estudios. Este estudio analizó el antibiótico versus placebo por los signos y los síntomas (tos, secreción nasal purulenta, esputo y esputo purulento) y no encontró diferencias significativas.

En ninguno de los resultados se realizó el análisis por el tipo de antibiótico. Los resultados de los diferentes tipos de antibióticos se agruparon en las situaciones donde se usó más de un antibiótico en un estudio. El único estudio que no contribuyó al análisis de esta falta de curación y persistencia de los síntomas (distinto del de Howie) fue Gordon 1974. Sus resultados fueron expresados como valores de p en lugar de un recuento de pacientes con síntomas y encontraron que el placebo fue mejor para el alivio de los síntomas que la ampicilina (valor de p = 0,05); no hubo diferencia significativa entre el placebo y la eritromicina o el placebo y la penicilina. En ese estudio sólo 2 pacientes se aisló el estreptococo beta hemolítico, por lo que se decidió dejarlo en esta revisión.

Análisis de sensibilidad de la falta de curación y persistencia de los síntomas
Hoaglund 1950 evaluó el resultado del tratamiento a las 24 horas después del comienzo de la administración de los fármacos, es decir tan pronto como los antibióticos comenzaron a actuar. En el estudio de McKerrow 1961 se usaron comprimidos de 15 mg tres veces al día en los tres grupos con tetraciclina; hoy esta dosis se consideraría subterapéutica. El análisis con estos dos estudios omitidos no cambió significativamente el riesgo relativo.

Cultivos nasofaríngeos
Kaiser 1996 encontró un beneficio significativo (curación) de los antibióticos en el subconjunto de pacientes que tenían aspirados nasofaríngeos positivos a cualquiera de los tres agentes patógenos respiratorios (H. influenzae, M. catarrhalis y S. pneumoniae), lo que ocurrió en el 20% de los participantes en el estudio. Se prescribió el tratamiento abierto a 11 (39%) pacientes en el grupo con placebo y a 3 (10%) pacientes con amoxicilina/ácido clavulánico. Cuando Kaiser 1996 fue excluido del análisis no hubo un cambio significativo en el efecto. Se reconoce la contradicción de incluir un estudio con algunos pacientes que tenían un diagnóstico bacteriano positivo en los hisopados retrofaríngeos, mientras se excluyeron los estudios con pacientes que tenían hisopados faríngeos positivos al estreptococo.

Efectos adversos
Seis estudios informaron los efectos adversos experimentados por los pacientes individuales. McKerrow 1961 no distinguió entre el grupo con neumoconiosis y el grupo de la consulta (unidad), ya que los que tenían efectos adversos en el grupo de la consulta fueron asignados proporcionalmente al número de pacientes en las dos partes del estudio. Cuando todos los estudios fueron combinados hubo una diferencia significativa de los efectos adversos (RR 1,80, IC del 95%: 1,01 a 3,21; modelo de efectos aleatorios), pero hubo un alto nivel de heterogeneidad. Esto al parecer se debió a una diferencia entre los adultos y los niños, porque cuando se analizó por separado hubo una diferencia significativa en los adultos (RR 2,62; IC del 95%: 1,32 a 5,18; modelo de efectos aleatorios), pero no en los niños (RR 0,91; IC del 95%: 0,51 a 1,63); la heterogeneidad en el análisis de los niños no fue significativa. Algunos estudios no informaron los efectos adversos (Gordon 1974; Herne 1980a; Herne 1980b; Hoaglund 1950; Lexomboon 1971; Todd 1984; Vogt 1966).

Rinitis purulenta y clara
El estudio de Herne no especificó si la rinitis era purulenta o no. Cuando se excluyó este estudio, los otros cuatro estudios agrupados dieron un riesgo relativo de 0,62 (IC del 95%: 0,38 a 1,01) (modelo de efectos aleatorios). Cuando Herne se agregó al grupo con secreción purulenta, el riesgo relativo fue 0,57 (IC del 95%: 0,37 a 0,87) (modelo de efectos aleatorios) para la persistencia de la rinitis purulenta. Dado que el xibornol y la nitrofurazona inhalada ya no están disponibles, el agrupamiento de los tres brazos más el brazo de tetraciclina del estudio de Herne dio un riesgo relativo de 0,62 (IC del 95%: 0,36 a 1,06) (modelo de efectos aleatorios) para la persistencia de la rinitis purulenta con los antibióticos actualmente disponibles. Vale la pena señalar que en el estudio de Howie (Howie 1970) no hubo beneficio significativo de los antibióticos en los pacientes con secreción nasal purulenta, pero en este estudio se utilizó como denominador las enfermedades y no los individuos. Los antibióticos también parecieron ser efectivos para la rinitis clara cuando Herne se agregó como rinitis clara (RR 0,52; IC del 95%: 0,34 a 0,79; modelo de efectos aleatorios). Cinco estudios informaron rinitis purulenta sin explicación adicional (Howie 1970; Kaiser 1996; Taylor 1977a; Todd 1984; Vogt 1966). De Sutter 2002 definió la rinitis purulenta sobre una base puramente clínica (que es como los médicos que hicieron el reclutamiento tomaron la decisión). El 19% de los participantes enKaiser 1996 tenían sinusitis confirmada radiológicamente. De 53% a 56% de los participantes en De Sutter 2002 informaron dolor facial unilateral. La incidencia del dolor facial unilateral no se notificó en Herne 1980; Howie 1970; Kaiser 1996; Taylor 1977a; Taylor 1977b; Todd 1984; Vogt 1966.

Sore throat
Sólo 2 estudios informaron el dolor de garganta persistente al séptimo día como una medida de resultado (Herne 1980; Taylor 1977a). El riesgo relativo fue 0,34 (IC del 95%: 0,05 a 2,49) para el dolor de garganta persistente, sin diferencia significativa entre los grupos de tratamiento.

Otros síntomas
Hubo sólo un estudio que informó la ausencia de retorno del apetito el octavo día (Taylor 1977a). El riesgo relativo de la falta de retorno del apetito fue 0,91 (IC del 95%: 0,48 a 1,76). El retorno del apetito no se especificó a priori como un elemento que merecía análisis.

Hábito de fumar, estornudo y pérdida de días de trabajo
Seis de los diez estudios revisados fueron en adultos, pero el hábito de fumar sólo se consideró en uno de ellos (Howie 1970). En este estudio no hubo diferencia significativa entre el tratamiento activo y el placebo, en cuanto al beneficio en los fumadores o los no fumadores (valor de p > 0,05). Ninguno de los estudios informó el estornudo como medida de resultado. El único estudio que informó la pérdida de tiempo de trabajo fue el de Howie 1970, en el que el riesgo relativo de cualquier ausencia al trabajo por episodio de la enfermedad fue 0,88 (IC del 95%: 0,69 a 1,13).

Análisis de sensibilidad por el fármaco activo en el grupo de control
En el estudio de Ackerman 1968 la penicilina y la tetraciclina se compararon con un grupo de control que usaba Robitussin (dextrometorfano), que es un supresor de la tos y hay algunas pruebas de que es efectivo. Por lo tanto, no puede suponerse que se trate de un placebo inerte. Un análisis de sensibilidad que agrupó el estudio de Ackerman 1968 con los otros estudios no cambió significativamente el riesgo relativo. También esta revisión se dirigió a comparar los antibióticos versus placebo. En consecuencia, este documento quedó fuera del análisis final.


DISCUSIÓN

Mientras la International Classification of Health Problems in Primary Care (ICHPPC) da una definición de IVRS, no está claro si esta definición se aplica estrictamente en la práctica. Los autores han aceptado que el diagnóstico de IVRS se hace sobre bases clínicas y las decisiones de tratamiento se toman sobre la base de esa decisión clínica. Aunque el rango de los criterios de inclusión parece amplio, los revisores aceptan que la mayoría de los pacientes en cada estudio de esta revisión padecían infecciones virales de las vías respiratorias superiores. Sólo tres estudios informaron sus resultados de las vías respiratorias inferiores. Gordon 1974 informó 13% de niños menores de 2 años de edad y 13% de los de más de 6 años que tenían signos de las vías respiratorias inferiores. El 43% (84 de 197) de los participantes en Taylor 1977a tenían pruebas auscultatorias de enfermedad más extensa de las vías respiratorias periféricas.

Herne 1980 incluyó 7 pacientes con bronquitis: 4 en el grupo con tetraciclina, 2 en el grupo con xibornol y 1 en el grupo de placebo. En este contexto se supuso que este diagnóstico se debió principalmente al broncoespasmo. Se excluyeron los estudios con un número significativo de pacientes con estreptococos en los hisopados faríngeos (ver "Características de los estudios excluidos"). Se incluyó Gordon 1974, que encontró 2% de pacientes (2 de 89) con cultivos de estreptococo beta hemolítico. Se excluyeron 7 pacientes del estudio de Herne 1980a y Herne 1980b porque el aspecto de la faringe hacía pensar que los pacientes tenían amigdalitis estreptocócica clínica.

Otros estudios no realizaron exámenes bacteriológicos de la faringe. Los cultivos positivos a estreptococos pueden incluir las contaminaciones, así como casos de infección cierta. Las revisiones sobre bronquitis, dolores de garganta e infecciones de las vías respiratorias superiores se ocupan también de la cuestión de la afectación bacteriana. No hay superposición con la revisión de bronquitis de Fahey (Fahey 1998b) pero hay dos estudios que están también en la revisión de Smucny (Smucny 2004) de bronquitis (Howie 1970; Kaiser 1996).

La revisión de Del Mar sobre el tratamiento del dolor de garganta (Del Mar 1992) incluyó un estudio que está en esta revisión (Taylor 1977a). Claramente, cuanto mayor sea la proporción de los trastornos causados por bacterias en los casos con enfermedad viral, más probables serán los resultados que muestran un beneficio de los antibióticos. Quizás no hay una manera diferente de definir este aspecto de la enfermedad que hacer aspiraciones nasofaríngeas y cultivos faríngeos en todos los pacientes, como en el estudio de Kaiser 1996. Esta no es la práctica clínica actual y la finalidad de esta revisión es ser relevantes a la práctica clínica.

Los resultados a priori del análisis incluyeron la persistencia de los síntomas de inflamación nasofaríngea, la clasificación general de la salud y los efectos adversos. El riesgo relativo resumido para la mejoría general o la curación fue 0,89 (IC del 95%: 0,77 a 1,04). En contraposición con la revisión Cochrane de Smucny et al (Smucny 2004), no hubo un informe inflado de resultados significativos. En efecto, hubo una tendencia a un información reducida de los hallazgos; y en consecuencia menos probabilidad de un error estadístico tipo I.

La mayoría de los estudios no informaron los efectos adversos. Sin embargo, el riesgo relativo resumido de los efectos adversos de los cuatro estudios en adultos que tuvieron datos analizables fue significativo. La mayoría de los efectos adversos fueron en el aparato digestivo, lo que es compatible con lo que se conoce en la clínica. En los dos estudios en niños no hubo efectos adversos significativos de los antibióticos, lo que es compatible con los resultados de Fahey (Fahey 1998b).

Los síntomas de inflamación nasofaríngea elegidos para el análisis fueron el dolor de garganta y la rinorrea, purulenta o clara. Ningún estudio informó el estornudo como una medida de resultado. Los estudios que proporcionaron datos de resultado de la inflamación nasofaríngea fueron De Sutter 2002; Herne 1980a; Herne 1980b; Howie 1970; Todd 1984; Taylor 1977a; Vogt 1966. Los datos de Howie 1970 no estuvieron en un formato que pudieron ser utilizados en esta revisión, pero no indicaron beneficios de los antibióticos para la secreción nasal purulenta. El agrupamiento de los datos de rinitis purulenta indicó que los antibióticos fueron beneficiosos para esta afección. En la rinorrea con secreción clara hubo un beneficio significativo cuando Taylor 1977a; Herne 1980a; Herne 1980b se agruparon. Como se señaló anteriormente, no se proporcionó la definición del tipo de rinitis en Herne 1980 y en consecuencia se agregó a la rinitis tanto clara como purulenta. Hay información colateral acerca de esto en la bibliografía. En un estudio de bronquitis aguda (Stott 1976) hubo una menor incidencia de rinorrea el séptimo día en el grupo con doxiciclina que en el grupo placebo (valor de p < 0,01). Hay una revisión Cochrane sobre rinosinusitis persistente (más de 10 días de duración) que muestra beneficio del tratamiento con antibióticos (Morris 2002).

Dolor de garganta
Se esperaba el resultado de que los antibióticos no aportan beneficio para el dolor de garganta. Se sugiere leer la revisión Cochrane sobre los antibióticos para el dolor de garganta (Del Mar 2004). En el estudio de Kaiser 1996 se destaca la función de las bacterias en las infecciones de las vías respiratorias superiores como un factor causal o como una complicación. Los autores argumentan de forma convincente la función de tres tipos de bacterias, (H. influenzae, M. catarrhalis y S. pneumoniae). Sería útil ver este trabajo repetido en otro centro. El tratamiento en este subgrupo dio lugar a 1 día menos de síntomas.

Sinusitis o rinitis purulenta
La diferencia entre la sinusitis y la rinitis purulenta aguda no está clara. Hay probablemente una superposición: de los participantes en Kaiser 1996 19% tenían sinusitis radiológica y entre 53% y 56% de los participantes en De Sutter 2002 tenía dolor facial unilateral. En un estudio, que se excluyó debido a que la rinitis purulenta duraba más de 10 días, todos los participantes tenían que tener radiografías de la cara sin anomalías (Haye 1998). En este estudio la azitromicina fue significativamente más efectiva que el placebo en el resultado de la rinitis purulenta. Esto indica que los participantes quizás puedan tener rinitis purulenta sin compromiso de los senos. Estas cuestiones necesitan tenerse en cuenta en los estudios futuros. La calidad metodológica de los estudios anteriores a 1990 fue mala y en consecuencia es difícil alcanzar conclusiones firmes a partir de éstos.

Generalización
Aunque sólo tres de los estudios se realizaron en la práctica general (De Sutter 2002; Howie 1970; Taylor 1977a) los otros parecen representar un estudio transversal de pacientes vistos en el ámbito de la atención primaria. Esto indica que estos resultados son generalizables al ámbito más amplio de la atención primaria, si se supone que los pacientes pueden auto referirse a estos ámbitos de atención secundaria y usarlos como proveedores de atención primaria.

Otras localizaciones donde se realizaron los estudios fueron:

Aparentemente, la heterogeneidad de los datos agrupados para los efectos adversos de todos los estudios proviene de la diferencia entre los efectos adversos en adultos y niños. No hubo heterogeneidad cuando fueron analizados por separado. En un brazo del estudio de Taylor 1977a el grupo que tomaba cotrimoxazol tuvo más efectos adversos que el de placebo, mientras que el grupo con amoxicilina tuvo menos. Ninguno de los niños recibió amoxicilina/ácido clavulánico, que fue el que contribuyó a muchos de los efectos adversos en el estudio de Kaiser 1996. Este resultado en los niños es compatible con Fahey 1998b. Esa revisión incluyó los dos estudios de esta revisión y tres que fueron excluidos. Este resultado negativo en los niños se relaciona principalmente con los resultados inesperados en el estudio de Taylor 1977a y Taylor 1977b. No hay explicación de tipo metodológico de esto y se supone que es un resultado debido al azar (y erróneo). El resultado esperado sería encontrar más efectos adversos en los niños del grupo con antibióticos, como se encontró en la revisión Cochrane sobre los antibióticos para la otitis media aguda (Glasziou 2003).


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

Los antibióticos parecen no aportar beneficios en el tratamiento de las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores. Las implicaciones para la práctica son que la prescripción de los antibióticos no debe hacerse en el primer momento, porque esto no mejorará los síntomas y los pacientes adultos tendrán efectos adversos. Para la rinitis purulenta aguda el número necesario a tratar varía de 4 a 8 en los estudios estadísticamente significativos. Esto indica que la mayoría de los participantes se mejoran sin antibióticos y, como las consecuencias de no tratar inicialmente la rinitis purulenta aguda no son graves, no es necesario el uso de antibióticos al momento de la presentación. Ninguna guía clínica aún ha afrontado este nuevo resultado. Un enfoque racional puede ser realizar un ensayo de la espera atenta o de los fármacos sin prescripción seguidos de los antibióticos muy posteriormente si persisten los síntomas. Como sólo 1 de cada 4o brazos de los ensayos con los antibióticos en la rinitis clara aguda fue estadísticamente significativo se necesita más trabajo en este aspecto.

Implicaciones para la investigación

El tema del efecto de los antibióticos sobre la secreción nasal aguda, purulenta o clara, requiere más trabajo. Las implicaciones clínicas de esto puede ser indicar el uso de los antibióticos para la secreción nasal persistente, tanto purulenta como clara. Es necesario realizar investigación adicional sobre la función de las bacterias nasofaríngeas patógenas y su presencia en las infecciones de las vías respiratorias superiores. Los estudios necesitan ser más diligentes en la información de los efectos adversos y los síntomas. Por último es importante para intentar distinguir entre la sinusitis y la rinitis purulenta.


AGRADECIMIENTOS

El Charitable Trust of the Auckland Faculty of the Royal New Zealand College of General Practice (RNZCGP) por una subvención para realizar la búsqueda bibliográfica. Se agradece a Elspeth Kay por editar la penúltima versión. Los autores también desean agradecer a Leonard Leibovici, Mark Jones, Janet Yarrow y Dennis Conrad por las observaciones sobre el borrador de la revisión actualizada.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

No existen conflictos de interés conocidos.


TABLAS

Characteristics of included studies

StudyDe Sutter 2002 
MethodsRandomised controlled trial, double blind 
Participants12 years old or older with respiratory tract infection and purulent rhinorrhoea 
InterventionsAmoxicillin 500 mg 3 times daily for 10 days 
OutcomesDuration of general illness NS duration of pain NS and duration of purulent rhinorrhoea p value 0.007. Persisting purulent rhinitis in amoxicillin group 55/180 and in the placebo group 84/179 
NotesDe Sutter A, De Meyere MJ, Christiaens TC, Van Driel M, Peersman W, De Maeseneer JM.
J Fam Pract 2002;51:317-23 
Allocation concealment
StudyGordon 1974 
MethodsRandomised controlled trial, double blind 
ParticipantsChildren at a casualty department, symptoms referable to respiratory tract, rhinitis most common 78% to 95%, most had cough and wheeze, no antibiotics in previous week no pneumonitis;
63% of children had wheeze in under 2 yr age group while 22% had wheeze in 2yrs to 4 yrs age group. In children under 2 years 13% had clinical signs in the chest and 13% in those over the age of 6 years. 88 had streptococcal throat swabs, only 2 of which were positive. Number of dropouts = 89 
InterventionsAmpicillin, penicillin, erythromycin palmitate each 125 mg 4 x daily and in over 2 year olds given double dose; duration not stated. Medication given in numbered bottles and the code was not broken until the end of the trial 
Outcomes89 children started.
Outcomes at 5 days:
placebo better than ampicillin (p value 0.05)
for relief of symptoms while antibiotics no better for symptoms or signs 
NotesGordon M, Lovell S, Dugdale AE. The value of antibiotics in minor respiratory illness in children.
Med J Aust 1974;1:304-6
2 patients grew beta haemolytic strep 
Allocation concealment
StudyHerne 1980a 
MethodsRandomised controlled trial, double blind 
Participants75 military men aged 16 to 23 years with acute seasonal upper respiratory tract infections with no obvious severe signs. 7 were removed from the analysis because they clinically appeared to have streptococcal tonsillitis therefore n1 = 75, n2 = 68 i.e. 7 removed. No dropouts 
InterventionsXibornol 250 mg two tablets three times daily or tetracycline 250 mg two tablets three times per day or matching placebo 
OutcomesPersisting symptoms (table 7) xibornol 3/22, tetracycline 4/24 and placebo 10/22 therefore all antibiotic 7/46. Antibiotics were significantly better than placebo for fever at day 5 and for residual clinical signs and symptoms. Rhinitis 3/46 for antibiotic and 5/22 for placebo (not stated if it was purulent or clear); sore throat 2/46 for antibiotic and 8/22 for placebo. No adverse effects were reported 
NotesHerne N. (In French) Double-blinded trial comparing xibornol, tetracycline and placebo in seasonal upper respiratory tract infections. Medicines et maladies infectieuses 198010:185-90. 
Allocation concealment
StudyHerne 1980b 
MethodsRandomised controlled trial, double blind 
Participants75 military men aged 16 to 23 years with acute seasonal upper respiratory tract infections with no obvious severe signs. 7 were removed from the analysis because they clinically appeared to have streptococcal tonsillitis therefore n1 = 75, n2 = 68 i.e. 7 removed. No dropouts 
InterventionsXibornol 250 mg two tablets three times daily or tetracycline 250 mg two tablets three times per day or matching placebo 
OutcomesTetracycline 4/24 and placebo halved to 5/11 
Notes 
Allocation concealment
StudyHoaglund 1950 
MethodsDispensed in rotation by pharmacist 
ParticipantsHealthy young males with local and constitutional symptoms and thick nasal discharge, military recruits. No dropouts, n = 309 
InterventionsPlacebo, aureomycin 1 g/day for first 69 participants, then aureomycin 2 g/day in the remaining 85 
OutcomesNo benefit in 24 hrs: 39/154 (antibiotic), 51/155 (placebo) 
NotesHoaglund RJ, Dietz EN, Myers PW, Cosand HC. Aureomycin in the treatment of the common cold. N Engl J Med 1950;243:773-5. 
Allocation concealment
StudyHowie 1970 
MethodsRandomised controlled trial, double blind; medicine sent to patients in advance of illness 
ParticipantsGiven at home to male GP patients 20 to 49 years from Glasgow general practices; start medicine if cold or influenza-like illness not getting better after 2 days. No physical exam hence no lower respiratory tract signs reported. Of 829 potential participants, 293 took antibiotics and 250 took placebo. 66 were excluded because of chronic respiratory signs or symptoms and 198 took no medication. 22 returned no cards 
InterventionsDemethylchlortetracycline 300 mg twice daily for 5 days and matching placebo; given 2 days after onset 
OutcomesPurulent sputum/spit/ purulent nasal discharge & cough - all NS - the denominator is the number of illnesses not individuals. Adverse effects 2.9% (placebo) and 9.5% (antibiotic) or 25/293 (antibiotic) and 7 of 250 (placebo) Not significant. 5 patients had adverse effects more than once therefore change 25 to 20 and 293 to 288 (patients as denominator)

Work loss: 98 of 448 on antibiotic treatment and 96 of 388 on placebo
Work loss 1.1 average days versus 1.5 per illness on placebo. Work loss 22% (antibiotic) and 25% in placebo; more than 10 days 2.9% (antibiotic) versus 5.3% (placebo) 
NotesDenominator is illnesses except for adverse effects and work loss which are numbers of patients

Howie JGR and Clark GA. Double-blind trial of early demethylchortetracycline in minor respiratory illness in general practice. Lancet 1970;ii:1099-2. 
Allocation concealment
StudyKaiser 1996 
MethodsRandomised controlled trial, double blind 
ParticipantsAdult patients aged over 16 with history of acute upper respiratory infection with nasal congestion or rhinorrhoea or pharyngitis. Exclusion = facial pain, sinusitis, purulent pharyngitis, purulent or chronic bronchitis, bronchopneumonia, use of antibiotics in previous 10 days, allergy to aminopenicillins, given to hospital outpatients. Each patient had a nasopharyngeal aspiration for bacteriological culture, n = 288; excluding 26 dropouts 
Interventions5 days of co-amoxiclav 375 mg tid for 5 days or a placebo 
OutcomesTable 2 at day 5. Persistent or worse 97/146 (antibiotic) and 94/142 (placebo)

Adverse effects 34/146 (antibiotic) and 7/142 (placebo) GI disturbances or diarrhoea

significant finding for cure with antibiotics in the group that were culture positive
for S. pneumoniae or M. catarrhalis or H. influenzae 58 patients 27% vs 4% p value 0.001 
NotesKaiser L, Lew D, Hirschel B, Auckenthaler R, Morabia A, Heald A, Benedict P, Terrier F, Wunderli W, Matter L, Germann D, Vogeli J, Stalder H.
Effects of antibiotic treatment in the subset of common cold patients who have bacteria in nasopharyngeal secretions. Lancet 1996:347:1507-10 
Allocation concealment
StudyLexomboon 1971 
Methods? random selection of coloured strips from a box, only pharmacists knew of allocation 
ParticipantsHospital outpatients children 6 months to 12 yrs with upper respiratory symptoms and fever
64% had bacterial pathogens in nasopharyngeal samples. Dropouts not mentioned, n = 261 
InterventionsPenicillin V for 7 days 30 mg/kg, tetracycline 40 mg /kg for 7 days and placebo syrup 
OutcomesFailure of treatment in penicillin 3/86, 5/88 tetracycline and 4/87 in placebo 
NotesLexomboon, U, Duangmani C, Kusalasai, Sunkorn P, Olson, Noyes HE. Evaluation of orally administered antibiotics for treatment of upper respiratory tract infections in Thai children. J Pediatrics 1971;78:772-8. 
Allocation concealment
StudyMcKerrow 1961 
MethodsRandomised controlled trial 
ParticipantsNormal particpants from research unit. The pneumoconiosis group in the factory is not included. No dropouts. Aged 15 to 69 years, n = 33. This study included 2 groups. An office group otherwise healthy and a factory group some of whom had pneumoconiosis. The factory subgroup was excluded 
InterventionsTetracycline 15 mg 3 daily for 3 days or oxytetracycline 15 mg or chlortetracycline 15 mg 3 daily. The antibiotic was chosen according to the sensitivity reactions of the participants' saliva. In factory 22 took placebo and 28 took active medication; in the unit 15 took medication and 18 took placebo 
OutcomesFirst cold. Table 3 Unit office data. No cure or improvement in 3 days. (A - all tetracycline) 5/15 (placebo) 8/18. Adverse events for both groups 9/43 antibiotic 0/40 placebo. Adverse effects in unit group assigned to tetracycline = 3/15 and 0/18 placebo 
NotesMckerrow CB, Oldham PD, Thomson S. Antibiotics and the common cold. Lancet 1961,i:185-7. 
Allocation concealment
StudyTaylor 1977a 
MethodsRandomised controlled trial with 3 groups; double blind 
ParticipantsNasopharyngitis, pharyngotonsillitis and bronchitis
Children aged 2 to 10 years in general practice. 43% had auscultatory evidence of more extensive airways disease, n = 188 excluding 9 dropouts 
InterventionsPlacebo, co-trimoxazole 40 mg/5ml, amoxycillin 125/5ml for 5 days 
OutcomesNumbers with activity not returned day 7
co-trimoxazole = 6/75, amoxycillin = 6/54, placebo =3 /59

Appetite not returned day 7
co-trimoxazole = 11/75, amoxycillin = 11/54, placebo = 11/59

Symptoms at day 8
runny nose clear = amoxycillin 8/54, co-trimoxazole =21/75, placebo = 22/59

Runny nose purulent at day 8
amoxycillin = 3/54, co-trimoxazole = 3/75, placebo = 9/59

Sore throat at day 8
amoxycillin = 3/54, co-trimoxazole = 3/75, placebo = 3/59

Adverse effects at day 8 (rash,vomiting and diarrhoea)
co-trimoxazole = 18/75, amoxycillin = 8/54, placebo = 11/59 
NotesTaylor B, Abbott GD, Kerr MMcK, Fergusson DM. Amoxycillin and co-trimoxazole in presumed viral respiratory infections of childhood: a placebo controlled trial. BMJ 1977;2:552-4 
Allocation concealment
StudyTaylor 1977b 
MethodsRandomised controlled trial with 3 groups; double blind 
ParticipantsNasopharyngitis, pharyngotonsillitis and bronchitis
Children aged 2 to 10 years in general practice. 43% had auscultatory evidence of more extensive airways disease, n =188 excluding 9 dropouts 
InterventionsAmoxycillin group only with placebo halved 30 in each comparison 
OutcomesNumbers with activity not returned day 7
co-trimoxazole = 6/75, amoxycillin = 6/54, placebo =3 /59

Appetite not returned day 7
co-trimoxazole = 11/75, amoxycillin = 11/54, placebo = 11/59

Symptoms at day 8 (runny nose clear)
amoxycillin 8/54, co-trimoxazole = 21/75, placebo = 22/59

Runny nose purulent at day 8
amoxycillin = 3/54, co-trimoxazole = 3/75, placebo = 9/59

Sore throat at day 8
amoxycillin = 3/54, co-trimoxazole = 3/75, placebo = 3/59

Adverse effects at day 8 (rash, vomiting and diarrhoea)
co-trimoxazole = 18/75, amoxycillin = 8/54, placebo = 11/59 
Notes 
Allocation concealment
StudyTodd 1984 
MethodsSequentially into pre-randomised groups 
ParticipantsChildren older than 2 months of age in an army medical centre with non-transparent anterior nasal discharge. Normal tympanic membranes, no evidence of foreign body, no history of allergic rhinitis and no adverse reactions to the study drugs. 142 started 107 analysed, 35 dropouts 
InterventionsCephalexin oral 25 to 50 mg/kg/day max 2 gm and pseudoephedrine/triprolidine 1 to 4 teaspoons per day and matching placebos. Medication code broken if group A streptococcus found on nasopharyngeal cultures and excluded if got a treatable illness for example otitis media 
OutcomesDay 5 to 6 Nasal purulent discharge
22/29 cephalexin + pseudoephedrine/triprolidine, 20/26 cephalexin + placebo, 17/27 pseudoephedrine/triprolidine + placebo, 15/24 placebo + placebo.

Drug adverse effect (rash, hyperactivity, diarrhoea, vomiting)
2/23, placebo 4/17 
NotesTodd JK, Todd N, Damato J, Todd WA. Bacteriology and treatment of purulent nasopharyngitis: a double blind placebo controlled evaluation. Ped Inf Dis 1984;3:226-31. 
Allocation concealment
StudyVogt 1966 
MethodsRandomised controlled trial with 2 groups 
ParticipantsPediatric population no details given 
InterventionsNasal phenylnephrine with nitrofurazone 0.02% and phenylnephrine 
OutcomesClearance of purulent rhinitis at 4 days 
Notes 
Allocation concealment
yr(s) = year(s)
n = number
NS = not significant
tid = three times a day
GI = gastro-intestinal


Characteristics of excluded studies

StudyReason for exclusion
Ackerman 1968 Ackerman BD. Treatment of undifferentiated respiratory infections in infants. Clinical Pediatrics 1968;7:391-95.

Excluded as had active control i.e. Robitussin, a cough suppressant. Used penicillin V 100,000 units 4 times daily for 10 days, tetracycline 50 mg 4 times daily for 10 days, compared with Robitussin. Results: no difference in shortening the median duration of illness or in preventing secondary complications 
Banks 1965 Banks HS. Common cold: controlled clinical trials. BMJ 1965;2:650.

Excluded as used ascorbic acid as control group. Results no difference between tetracycline, spiramycin and ascorbic acid. 
Banks 1969 Banks HS, Ritchie JM. Re-appraisal: a new look at the common cold. J Roy Coll Gen Practit 1969;18:166-72.

This paper is a reappraisal of two studies reported in Medical Officer 1968;119:7-8. Excluded as control groups had ascorbic acid and kaolin.
This was a preventive trial of the common cold in 1962-3. Another trial in 1965-7 for preventive treatment of the common cold. Excluded as ascorbic acid plus spiramycin was compared with spiramycin. 
Bateson 1961 Bateson PR, Allison RM, Wall T & Sons. The treatment of the common cold with antibiotics in a factory population. Br J Clin Pract 1961;15:543-9.

Not randomised and controlled. 
Bessel-Lorck 1959 Bessel-Lorck C. Prophylaxis for common cold in adolescents in a skiing camp. Med-Welt 1959;10:2126-7.

Excluded as antibiotics used for prophylaxis 
Burke 1956 Burke JB. Prophylactic sulphadimidine in children subject to recurrent infections of upper respiratory tract. BMJ 1956; March 10: 539 -41.

Excluded as antibiotics given prophylactically. Results: in children awaiting tonsillectomy antibiotics were associated with 25 colds compared with 60 on calcium tablets p value < 0.01. The antibiotic group had 30 weeks school absence while the group on calcium tablets had 80 weeks school absence p value < 0.001. 
Cronk 1954 Cronk GO, Naumann DE, McDermott K. A controlled study of oral penicillin G in the treatment of non-specific upper respiratory infections. Am J Med 1954;16:804-9.

Excluded as control group had salicylamide in its medication. Results: better response to salicylamide than to penicillin. 
Darelid 1993 Darelid J, Lofgren S, Malmvall Bo-eric. Erythromycin treatment is beneficial for longstanding Moraxella catarrhalis associated cough in children. Scand J Infect Dis 1993;25:323-9.

Excluded as study subjects had cough for 10 days minimum Moraxella Catarrhalis in 75% of children. An open study with control group untreated. Results: 88% better in erythromycin group versus 36% in untreated group p value < 0.0001. 
Fraser 1962 Fraser PK, Hatch LA, Hughes KEA. A comparison between aspirin and antibiotics in the treatment of minor respiratory infections. Lancet 1962;i:614-7.

Excluded as used aspirin in control patients. Results. phenoxymethylpenicillin and oxytetracycline were no better than aspirin. 
Gottfarb 1994 Gottfarb P, Bruaner A. Children with persistent cough - outcome with treatment and role of Moraxella catarrhalis. Scand J Infect Dis 1994;26:545-51.

Excluded as study subjects had cough for 10 days minimum. Results 71% improved on antibiotic while 22% improved on placebo. 
Gupta 1997 Gupta S, Bhushan V, Srivastava G. Therapeutic trial of chloramphenicol, Eskaycillin (ampicillin) and co-trimoxazole in respiratory tract infection of childhood. Indian Pediatrics 1977;14:391-3.

Excluded as had no placebo control group 
Haight 1954 Haight TH, Kahn FH, Ziegra SR. Efficacy of erythromycin in the treatment of acute respiratory infections. US Armed Forces Medical Journal 1954:5:1405-22.

Exclude as 28.7% have group A beta haemolytic strep. Results: in non-bacterial group there was no difference between erythromycin and penicillin and placebo. 
Hardy 1956 Hardy LM, Traisman HS. Antibiotics and chemotherapeutic agents in the treatment of uncomplicated respiratory infections in children. J Pediatrics 1956;48:146-56.

Excluded as not randomised into treatment groups. i.e. supposedly rotated medication but left with unequal numbers in each of 4 groups. The authors of the paper expressed their concern over the adequacy of randomisation. Also excluded as at least 14% have Group A beta haemolytic streptococci. Results: no benefit from antibiotics. 
Haye 1998 Haye R, Lingaas E, Hoivik HO, Odegard T. Azithromycin versus placebo in acute infectious rhinitis with clinical symptoms but without radiological signs of maxillary sinusitis. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 1998;17:309-12

All patients had symptoms for more than 10 days 
Jones 1953 Jones PN, Bigham RS. Use of antibiotics in nonbacterial respiratory infections. JAMA 1953;153:262-4.

Excluded as used acetylsalicylic acid in control patients. Results: no benefit from antibiotics 
Knox 1962 Knox JDE. Comparison between aspirin and anti-biotics in minor respiratory infections. Lancet 1962; i:1358-9.

Excluded as used acetylsalicylic acid in control patients. Results: no difference between antibiotics and aspirin. 
Kuh 1949 Kuh C, Collen MF. Mass penicillin prophylaxis. An experiment with negative results. JAMA 1949;140:1324-28.

Excluded as antibiotics given prophylactically. 
Lapin 1984 Lapin JH. Prophylaxis of upper respiratory infections in children treated with oral penicillin. J Pediatrics 1948;32:119-24.

Excluded as antibiotics given prophylactically. Penicillin group experienced a lower rate of upper respiratory tract infections and a reduction in number of febrile days compared with the no prophylaxis group. 
Lockhart 1961 Lockhart R. Treatment of common cold by Terramycin. Health Bulletin (Edin) 1961;19:12-3.

Excluded as not randomised or controlled. Results: not able to assess any benefit. 
Marlow 1989 Marlow RA, Torrez AJ, Haxby D. The treatment of non-streptococcal pharyngitis with erythromycin. A preliminary study. Fam Med 1989:21:425-7.

Excluded as did not meet the entry criteria for URTI i.e. no rhinitis. Results: statistically significant improvement in sickness but not in soreness of throat. 
Mclane 1952 McLane RA. Clinical evaluation of combined drug therapy in acute upper respiratory infections. J Med Soc New Jersey 1952;49:509-10.

Excluded as control group received APC (acetylsalicylic acid, phenacetin and caffeine) and/or antihistamine. Results: APC and antihistamine and procaine penicillin were more effective at relieving nasopharyngeal symptoms and preventing secondary complications than APC alone or with antihistamine. 
Reinert 1991 Reinert P, Narcy P, Paliwoda A, Rouffiac E. Evaluation of tixocortol pivalate-neomycin combination versus a placebo excipient in acute rhinopharyngitis in children (French). Annales de Pediatrie 1991; 38:503-8.

Excluded because antibiotic combined with topical cortisone. Results: The tixocortol neomycin combination was more effective at controlling symptoms at 7 days than the placebo. 
Ritchie 1958 Ritchie JM. Antibiotics in small doses for the common cold Lancet 1958;i:618-21.

Corrupted randomisation. Results: the proportion of participants who had full colds was consistently lower in the antibiotic group than in the control group. 
Seal 1953 Seal JR. The prophylaxis of acute respiratory infections with oral penicillin or chlortetracycline-Proceedings of the symposium on antibiotics. Antibiotics Annual 1953-4. Medical Encyclopedia Inc.

Excluded as antibiotics given prophylactically and focus on streptococcal tonsillitis. Results. Both penicillin and chlortetracycline were effective in the prevention of streptococcal infections during the period of administration. 
Sulman 1958 Sulman FG. Chloramphenicol and control of the common cold. (letter) Lancet 1958 ii 1335-6.

Excluded as not randomised. Results: showed a benefit for chloramphenicol 
Sutrisna 1991 Sutrisna B, Freruchs RR, Reingold AL. Randomised controlled trial of effectiveness of ampicillin in mild acute respiratory infections in Indonesian children. Lancet 1991;338:471-4.

Excluded as there was no placebo group as a control group. Results antibiotic no better than control group. 
Townsend 1960 Townsend EH. Chemoprophylaxis during respiratory infections in private pediatric practice. Am J Diseases of Children 1960:566-73.

Excluded as used prophylactic antibiotics. Results. No benefit from antibiotics. 
Townsend 1962 Townsend EH, Radebaugh JF. Prevention of complications of respiratory illness in pediatric practice. N Engl J Med 1962;266:683-9.

Excluded as control group not obtained by randomisation. Results: no benefits from antibiotics 
Traisman 1955 Traisman HS. A controlled study in the uses of chemotherapeutic and antibiotic agents in uncomplicated upper respiratory infections In children. Illinois Medical Journal 1955;221-4.

Excluded as not randomised - simply divided in to 4 groups. Results: no benefit from antibiotics. 
Walker 1955 Walker SH. Tetracycline in the control of common upper respiratory infections of infants. Antibiotic annual 1955-56;341-4.

Excluded as was using antibiotic prophylactically. Results: no Benefit from antibiotics. 
Wynn-williams 1961 Wynn-williams. Control of respiratory infections in children by tetracycline. BMJ 1961 (Feb 18);469-71.

Excluded as patients have complicated past histories for inclusion. Results: 58% reduction in bronchitis in tetracycline group and 49% reduction in the placebo group. The average durations of time off school were 1.9 days and 2.9 days respectively. No statistical testing was reported. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

De Sutter 2002{Solo datos publicados}
De Sutter AI, De Meyere MJ, Christiaens TC, van Duriel ML, Peersman W, De Maeseneer JM. Does amoxicillin improve outcomes in patients with purulent rhinorrhea?. Journal of Family Practice 2002;51:317-23.

Gordon 1974{Solo datos publicados}
Gordon M, Lovell S, Dugdale AE. The value of antibiotics in minor respiratory illness in children. Medical Journal of Australia 1974;1:304-6.

Herne 1980a{Solo datos publicados}
Herne N. Double blinded trial comparing xibornol tetracycline and placebo in seasonal upper respiratory tract infections. Medicines et maladies infectieuses 1980;10:185-90.

Herne 1980b{Solo datos publicados}
Herne N. Double blinded trial comparing xibornol tetracycline and placebo in seasonal upper respiratory tract infections. Medicines et maladies infectieuses 1980;10:185-90.

Hoaglund 1950{Solo datos publicados}
Hoaglund RJ, Dietz EN, Myers PW, Cosand HC. Aureomycin in the treatment of the common cold. New England Journal of Medicine 1950;243:773-5.

Howie 1970{Solo datos publicados}
Howie JG, Clark GA. Double-blind trial of early demethylchlortetracycline in minor respiratory illness in general practice. Lancet 1970;2:1099-102.

Kaiser 1996{Solo datos publicados}
Kaiser L, Lew D, Hirshel B, Auckenthaler R, Morabia A, Heald A et al. Effects of antibiotic treatment in the subset of common-cold patients who have bacteria in nasopharyngeal secretions. Lancet 1996;1996:1507-10.

Lexomboon 1971{Solo datos publicados}
Lexomboon U, Duangmani C, Kusalasai V, Sunakorn P, Olson LC, Noyes HE. Evaluation of orally administered antibiotics for treatment of upper respiratory infections in Thai children. Journal of Pediatrics 1971;78:772-8.

McKerrow 1961{Solo datos publicados}
McKerrow CB, Oldham PD, Thomson S. Antibiotics and the common cold. Antibiotics and the common cold 1961;1:185-7.

Taylor 1977a{Solo datos publicados}
Taylor B, Abbott GD, Kerr MM, Fergusson DM. Amoxycillin and co-trimoxazole in presumed viral respiratory infections of childhood: placebo-controlled trial. British Medical Journal 1977;2:552-4.

Taylor 1977b{Solo datos publicados}
Taylor B, Abbott GD, Kerr MM, Fergusson DM. Amoxycillin and co-trimoxazole in presumed viral respiratory infections of childhood: placebo-controlled trial. British Medical Journal 1977;2:552-4.

Todd 1984{Solo datos publicados}
Todd JK, Todd N, Damanto J, Todd WA. Bacteriology and treatment of purulent nasopharyngitis: A double blind, placebi-controlled evaluation. Pediatric Infectious Diseases 1984;3:226-32.

Vogt 1966{Solo datos publicados}
Vogt FC. Medical management of purulent rhinitis. A double-blind comparison of vasoconstrictor agent alone with a combination of vasoconstrictor and antimicrobial drugs. Clinical Pediatrics ;5(9):547-9.


Ackerman 1968
Ackerman BD. Treatment of undifferentiated respiratory infections in infants. Clinical Pediatrics 1968;7:391-5.

Banks 1965
Banks HS. Common cold: controlled clinical trials. British Medical Journal 1965;2:650.

Banks 1969
Banks HS, Ritchies JM. Re-appraisal: a new look at the common cold. Journal of the Royal College of General Practitioners 1969;18:166-72.

Bateson 1961
Bateson PR, Allison RM, Wall T & Sons. The treatment of the common cold with antibiotics in a factory population. British Journal of Clinical Practice 1961;15:543-9.

Bessel-Lorck 1959
Bessel-Lorck. Prophylaxis for common cold in adolescents in a skiing camp. Die Medizinische Welt 1959;10:2126-7.

Burke 1956
Burke JB. Prophylactic sulphadimidine in children subject to recurrent infections of upper respiratory tract. British Medical Journal 1956;March 10:538-41.

Cronk 1954
Cronk GO, Naumann DE, McDermott K. A controlled study of oral penicillin G in the treatment of non-specific upper respiratory infections. American Journal of Medicine 1954;16:804-9.

Darelid 1993
Darelid J, Lofgren S, Malmvall BE. Erythromycin treatment is beneficial for longstanding Moraxella catarrhalis associated cough in children. Scandinavian Journal of Infectious Diseases 1993;25:323-9.

Fraser 1962
Fraser PK, Hatch LA, Hughes KEA. A comparison between aspirin and antibiotics in the treatment of minor respiratory infections. Lancet 1962;1:614-7.

Gottfarb 1994
Gottfarb P, Bruaner A. Children with persistent cough-outcome with treatment and role of Moraxella catarrhalis. Scandinavian Journal of Infectious Diseases 1994;26:545-51.

Gupta 1997
Gupta S, Bhushan V, Srivastava G. The therapeutic trial of chloramphenicol, Eskaycillin (ampicillin) and co-trimoxazole in respiratory tract infection of childhood. Indian Paediatrics 1977;14:391-3.

Haight 1954
Haight TH, Kahn FH, Ziegra SR. Efficacy of erthromycin in the treatment of acute respiratory infections. US Armed Forces Medical Journal 1954;5:1405-22.

Hardy 1956
Hardy LM, Traismam HS. Antibiotics and chemotherapeutic agents in the treatment of uncomplicated respiratory infections in children. Journal of Pediatrics 1956;48:146-56.

Haye 1998
Haye R, Lingaas E, Hoivik HO, Odegard T. Azithromycin versus placebo in acute infectious rhinitis with clinical symptoms but without radiological signs of maxillary sinusitis. European Journal of Clinical Microbiology and Infectious Diseases 1998;17:309-12.

Jones 1953
Jones PN, Bigham RS Jr, Manning PR. Use of antibiotics in nonbacterial respiratory infections. Journal of the American Medical Association 1953;153(4):262-4.

Knox 1962
Knox JDE. Comparison between aspirin and anti-biotics in minor respiratory infections. Lancet 1962;1:1358-9.

Kuh 1949
Kuh C, Collen MF. Mass penicillin prophylaxis: An experiment with negative results. Journal of the American Medical Association 1949;140:1324-8.

Lapin 1984
Lapin JH. Prophylaxis of upper respiratory infections in children treated with oral penicillin. Journal of Pediatrics 1948;32:119-24.

Lockhart 1961
Lockhart R. Treatment of common cold by Terramycin. Health Bulletin 1961;19:12-3.

Marlow 1989
Marlow RA, Torrez AJ, Haxby D. The treatment of non-streptococcal pharyngitis with erythromycin. A preliminary study. Family Medicine 1989;21:425-7.

Mclane 1952
McLane RA. Clinical evaluation of combined drug therapy in acute upper respiratory infections. Journal of the Medical Society of New Jersey 1952;49:509-10.

Reinert 1991
Reinert P, Narcy P, Paliwoda A, Rouffiac E. Evaluation of tisocortal pivalate-neomycin combination versus a placebo excipient in acute rhinopharyngitis in children. Annals de Pediatrie 1991;38:503-8.

Ritchie 1958
Ritchie JM. Antibiotics in small doses for the common cold. Lancet 1958;1:618-21.

Seal 1953
Seal JR. The prophylaxis of acute respiratory infections with oral penicillin or chlortetracycline - Proceedings of the symposium on antibiotics. Antibiotics Annual. Med Encyclopedia Inc, 1953-4.

Sulman 1958
Sulman FG. Chloramphenicol and control of the common cold. Lancet 1958;ii:1355-6.

Sutrisna 1991
Sutrisna B, Freruchs RR, Reingold AL. Randomised controlled trial of effectiveness of ampicillin in mild acute respiratory infections in Indonesian children. Lancet 1991;338:471-4.

Townsend 1960
Townsend EH. Chemoprophylaxis during respiratory infections in private pediatric practice. American Journal of Diseases in Children 1960;99:566-73.

Townsend 1962
Townsend EH, Radebaugh JF. Prevention of complications of respiratory illness in pediatric practice. New England Journal of Medicine 1962;266:683-9.

Traisman 1955
Traisman HS. A controlled study in the uses of chemotherapeutic and antibiotic agents in uncomplicated upper respiratory infections in children. Illinois Medical Journal 1955;107:221-4.

Walker 1955
Walker SH. Tetracycline in the control of upper respiratory infections of infants. Antibiotics Annual 1955-56:341-4.

Wynn-williams 1961
Wynn-williams SH. Tetracycline in the control of common upper respiratory infections of infants. Antibiotic Annual 1961:341-4.


Arason 1996
Arason A, Kristinsson KG, Sigurdsson JA, Stefansdottir G, Molstad S, Gudmundsson S. Do antimicrobials increase the carriage rate of penicillin resistant pneumococci in children? Cross sectional prevalence study. BMJ 1996;313:387-91.

Arroll 2000
Arroll B, Goodyear-Smith F. General practitioner management of upper respiratory tract infections: when are antibiotics prescribed?. New Zealand Medical Journal 2000;113:493-6.

Arroll 2001
Arroll B, Kenealy T. Antibiotics for acute bronchitis. Four reviews and still no answers: our clinical definitions are at fault. BMJ 2001;322:939-40.

Del Mar 1992
Del Mar C. Managing sore throat: a literature review, II. Do antibiotics confer benefit?. Medical Journal of Australia 1992;156:644-9.

Del Mar 2004
Del Mar CB, Glasziou PP, Spinks AB. Antibiotics for sore throat. In: The Cochrane Database of Systematic Reviews, 2, 2004.  CD000023.

Fahey 1998a
Fahey T, Stocks N, Thomas T. Quantitative systematic review of randomised controlled trials comparing antibiotic with placebo for acute cough in adults. BMJ 1998;316:906-10.

Fahey 1998b
Fahey T, Stocks N, Thomas T. Systematic review of the treatment of upper respiratory tract infection. Archives of Disease in Childhood 1998;79:225-30.

Gadomski 1993
Gadomski AM. Potential interventions for preventing pneumonia among young children: lack of effect of antibiotic treatment for upper respiratory infections. Pediatric Infectious Disease Journal 1993;12:115-20.

Glasziou 2003
Glasziou P, Del Mar CB, Sanders SL, Hayem M. Antibiotics for acute otitis media in children. In: The Cochrane Database of Systematic Reviews, 4, 2003.  CD000219.

Gonzales 1999
Gonzales R, Barrett P, Steiner J. The relation between purulent manifestations and antibiotic treatment of upper respiratory tract infections. Journal of General Internal Medicine 1999;14:151-6.

ICHPPC 1986
ICHPPC-2-Defined. International classification of health problems in primary care. 3 Edition. Oxford: Oxford University Press, 1986.

Kaplan 1971
Kaplan EL, Top FH, Dudding BA, Wannamake L. Diagnosis of streptococcal pharygitis: differentiatin of active infection from the carrier state in the symptomatic child. Journal of Infectious Diseases 1971;123:490-501.

Mainous 1997
Mainous AG, Hueston WJ, Eberlain C. Colour of respiratory discharge and antibiotic use. Lancet 1997;350:1077.

McAvoy 1994
McAvoy B, Davis P, Raymont A, Gribben B. The Waikato Medical Care Survey. New Zealand Medical Journal 1994;107:387-433.

McCraig 1996
McCraig LF, Hughes JM. Trends in antimicrobial prescribing among office based physicians in the United States. JAMA 1996;273:214-9.

McGregor 1995
McGregor A, Dovey S, Tilyard M. Antibiotic use in upper respiratory tract infections in New Zealand. Family Practice 1995;12:166-70.

Morris 2000
Morris P. Antibiotics for persistent nasal discharge (rhinosinusitis) in children. In: The Cochrane Database of Systematic Reviews, 3, 2000.  CD001094.

Morris 2002
Morris P, Leach A. Antibiotics for persistent nasal discharge (rhinosinusitis) in children. In: The Cochrane Database of Systematic Reviews, 2, 2002.  CD001094.

Ochoa 2000
Ochoa C, Eiros JM, Inglada L, Vallano A, Guerra L. Assessment of antibiotic prescription in acute respiratory infections in adults. The Spanish study group on antibiotic treatment. Journal of Infection 2000;41:73-80.

Reynolds 1996
Reynolds JEF, Parfitt K. In: Reynolds JEF, Parfitt K, editor(s). Martindale: the extra pharmacopeia. 31st Edition. London: Royal Pharmaceutical Society, 1996.

Rosenstein 1998
Rosenstein N, Phillips W, Gerber M, Marcy S, Schwartz B, Dowell S. The common cold- principles of judicious use of antimicrobial agents. Pediatrics 1998;101:181-4.

Smucny 2004
Smucny J, Fahey T, Becker L, Glazier R. Antibiotics for acute bronchitis. In: The Cochrane Database of Systematic Reviews, 4, 2004.  CD000245.

Snow 2001
Snow V, Mottur-Pilson C, Gonzales R. Principles of appropriate antibiotic use for treatment of non specific upper respiratory tract infections in adults. Annals of Internal Medicine 2001;134:487-9.

Spector 1995
Spector SL. The common cold: current therapy and natural history. Journal of Allergy and Clinical Immunology 1995;95:1133-8.

Stott 1976
Stott NC, West RR. Randomised controlled trial of antibiotics in patients with cough and purulent sputum. British Medical Journal 1976;2:556-9.

Todd 1984
Todd JK, Todd N, Damato J, Todd WA. Bacteriology and treatment of purulent nasopharyngitis: a double blind placebo-controlled evaluation. Pediatric Infectious Disease 1984;3:226-32.

Verkatesum 1995
Verkatesum P, Innes JA. Antibiotic resistance in common acute respiratory pathogens. Thorax 1995;50:481-3.


COMENTARIOS Y CRITICAS
Antibiotics for the common cold

Resumen:

METHODS and METHODOLOGICAL QUALITIES OF INCLUDED STUDIES
The reviewers use a scoring system for methodological quality, whereby each trial is given a numerical score on a scale of 1 to 12 points, which they say is described in the Cochrane Handbook. The Handbook in fact advises against composite scores as they are not transparent. In the Methodological quality of included studies section, the reviewer's then say that they do not think that these scores are an accurate measure of study quality. Furthermore, trial quality is not incorporated into interpretation of the results. It is therefore difficult for the reader to assess how systematic bias in the included studies might have affected the findings reported in the review.

It is not clear how concealment of allocation in each trial was assessed. Have the reviewers erroneously used reporting of double blinding in the trials to assess concealment of the allocation sequence? The trials Howie 1970, Kaiser 1996 and Taylor 1977 are reported as having adequate concealment of allocation (A) yet there is no description of how this was achieved. In the trials Hoaglund 1950 and Lexomboom 1971, allocation concealment is reported as unclear (B) yet, according to the Table of characteristics of included studies, in the latter only the pharmacist knew of allocation. Also, why have the reviewers use the option (D) not to assign a score for allocation concealment to the trial Sutrisna 1991? The reader can not find any information in the review about adequacy of allocation concealment for the trial Gordon 1974.

The statement, in Methodological quality of included studies, that "Loss to follow-up was an issue for a number of studies..." needs to be expanded and loss to follow-up in each trial should be documented in the table of characteristics of included studies. Presumably the denominators used in the analyses are patients who were evaluable? How might loss to follow-up have affected the findings in the review (worst case and best case scenario)?

RESULTS
In the meta-analysis of General improvement, it would be better to present the Hoaglund study separately if, as the reviewer's say, there is good biological reason why measuring this outcome at 24 hours does not make sense.

It is questionable to calculate numbers needed to treat and numbers needed to harm from pooled data without qualification of the conditions to which they apply, and they should not be reported without confidence intervals.

There are several inconsistencies in the numerical data reported in the text compared with the graphs.

CONCLUSIONS
The statement, in Implications for practice, that "many patients will get adverse effects" from antibiotics is not supported by evidence presented in the review. The principle of using a random effect model of analysis where there is significant heterogeneity, without going on to explore possible reasons to explain it, is questionable.

REFERENCES
The references should be listed in the appropriate reference sections rather than included as text at the end of the conclusions.

The above comment was made as part of a collaborative effort coordinated by Ole Olsen at the Nordic Cochrane Centre. All new reviews on Cochrane Library 1998.4 were selected and critically read by a set of methodologists, comments were coordinated and finally fed back. The general results of the survey will be presented at the Cochrane Colloquium in Rome, October 1999.

I certify that I have no affiliations with or involvement in any organisation or entity with a direct financial interest in the subject matter of my criticisms.

Contestación del autor:

Author's response:

I thought the comments made were very helpful to us. I have been struggling with the numbers needed to treat information and the recent BMJ article and some stuff from the EBM mailbase has been useful. I can see the advantages of an electronic database where changes can be continuously made.

METHODS and METHODOLOGICAL QUALITIES OF INCLUDED STUDIES
1. The two papers which did not contribute to the review for benefit were the two high scoring studies. Howie with a score of 9 and Gordon with a score of 8. The others either had a 6 or a 7 and we did not feel that there was any face validity in using such a small score difference to meta-analyse the others (referring to The Cochrane Library 1999, Issue 2 -the commentator may be referring to the original review which was in fact a draft and put on the Cochrane database by mistake).

2. We assumed that if the authors said they randomised the study then there was adequate concealment of allocation. The study by Sutrisna has been eliminated from the final review as it did not have a placebo control group.

3. The worst case scenario found that the adverse effects became statistically significant when added to the adverse effects of antibiotics but did not change the findings when added to placebo. There was no change for treatment or control when the missing patients were added for general improvement.

RESULTS
4. Removing the Hoaglund study did not alter the results nor did removing the McKerrow study where very low doses of tetracycline (15mg) were used (these would be considered to be sub-therapeutic today).

5. We agree with this comment and quote Smeeth et al BMJ 1999;318:1548- 51 that it is best not to use NNT derived from meta-analyses as there are differences in baseline risk. In the next update there are no statistically significant findings apart from runny nose (both purulent and clear in one study). Hence there will be no NNT or NNH. The adverse effects findings have changed as there were 5 patients in the trial by Howie who had side effects on more than one occasion and hence contributed more to the adverse effects. With those 5 patients removed the adverse effects confidence interval now includes one.

6. There were two typographical errors in translating the tables to the data form. Correction of this did not alter the findings.

CONCLUSIONS
7. The commentator may be looking at the original version of the review which as explained above was a draft version. The current version has "there is a significant increase in adverse effects associated with antibiotic use. OR 2.72 (95% CI 1.02 to 7.27). This is consistent with findings of other meta- analyses of antibiotics versus placebo e.g. Del Mar C, Glaziou P, Hayem M. Are antibiotics indicated as initial treatment for children with acute otitis media? A meta-analysis. BMJ 1997;314:1526-9. In the next version of the review we have removed 5 patients from the adverse effect intervention group. This makes the adverse event findings non-significant and hence our conclusions will need to note that they are not significant but are very similar to those in other meta-analyses of antibiotic versus placebo which were significant.

8. This will be added to the next version.

Colaboradores:

Heather McIntosh



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 Antibiotic versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Síntomas persistentes por 1 a 7 días61147Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.89 [0.77, 1.04]
02 Síntomas persistentes por 1 a 7 días sin Herne51079Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.94 [0.80, 1.10]
03 Síntomas persistentes por 1 a 7 días en adultos4891Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.92 [0.78, 1.07]
04 Síntomas persistentes por 1 a 7 días sólo en niños2449Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%1.36 [0.59, 3.15]
05 Síntomas persistentes por 1 a 7 días sin Hoagland y McKerrow4805Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.96 [0.81, 1.13]
08 Efectos adversos61495Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%1.80 [1.01, 3.21]
09 Efectos adversos en adultos41267Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%2.15 [1.60, 2.90]
10 Efectos adversos en niños2228Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.91 [0.51, 1.63]
12 efectos adversos sin McKerrow41054Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%1.68 [0.67, 4.20]
02 Antibiótico versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Rinitis persistente (clara) con Herne agregado como rinitis clara4257Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.52 [0.34, 0.79]
03 Antibiótico versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Rinitis persistente (purulenta)5704Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.62 [0.38, 1.01]
02 Rinitis purulenta persistente con Herne agregado como rinitis purulenta7772Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.57 [0.37, 0.87]
03 Rinitis purulenta persistente con fármacos actualmente disponibles5639Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.62 [0.36, 1.06]
04 Rinitis purulenta persistente con Herne como purulenta y Taylor como un solo brazo5771Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.60 [0.37, 0.95]
04 Antibiótico versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Dolor de garganta al día 72256Riesgo Relativo (efectos aleatorios) IC del 95%0.34 [0.05, 2.49]
05 Antibiótico versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Cualquier ausencia al trabajo1836Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.88 [0.69, 1.13]
06 Antibiótico versus placebo
Medida de resultadoNº de estudiosNº de participantesMétodo estadísticoTamaño del efecto
01 Falta de apetito al día 81188Riesgo Relativo (efectos fijos) IC del 95%0.91 [0.48, 1.76]


CARÁTULA
Titulo

Antibióticos para el resfriado común y la rinitis purulenta aguda

Autor(es)

Arroll B, Kenealy T

Contribución de los autores

Ambos autores leyeron los resúmenes y extrajeron los datos. Los desacuerdos fueron resueltos por discusión.
BA agrupó los datos y ambos autores redactaron la revisión.

Número de protocolo publicado inicialmente1997/3
Número de revisión publicada inicialmente1998/4
Fecha de la modificación más reciente02 mayo 2005
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente29 abri 2005
Cambios más recientes En esta actualización (2005), se han identificado 4 estudios adicionales y han sido añadidos a la revisión. El primero, Herne (1980) estaba en francés por lo que tuvo que traducirse al inglés. Cuando se agregó este resultado no se alteraron los resultados de la revisión sistemática del resfriado común. Los otros artículos incorporados a la revisión fueron los estudios de De Sutter (2002), Todd et al (1984) y Vogt (1966) sobre el tratamiento de la rinitis purulenta. Los revisores señalaron que dos estudios, Howie (1970) y Kaiser (1996), incluían pacientes con rinitis purulenta y en consecuencia se decidió ampliar la revisión para incluir pacientes con esta afección. Aunque hay alguna variación en los resultados, éstos sugieren un beneficio de los antibióticos para esta afección. Anteriormente, las guías habían indicado que no se usaran los antibióticos porque no son efectivos. Los autores de la revisión sugieren no recomendar los antibióticos desde el inicio, porque la mayoría de las personas mejorarán sin ellos.
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidos09 marzo 2005
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
A/Prof Bruce Arroll
Associate Professor of General Practice and Primary Health Care
Department of General Practice
University of Auckland
Private Bag 92019
Auckland
NEW ZEALAND
tel: + 64 9 3737599
b.arroll@auckland.ac.nz
fax: + 64 9 3737624
Número de la Cochrane LibraryCD000247
Grupo editorialCochrane Acute Respiratory Infections Group
Código del grupo editorialHM-ARI


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • The Charitable Trust of the Auckland Faculty of the Royal New Zealand College of General Practitioners NEW ZEALAND
  • The National Prescribing Service of Australia (NPS) AUSTRALIA
Recursos internos
  • La información sobre los recursos de apoyo no está disponible

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Acute Disease; Anti-Bacterial Agents [therapeutic use]; Common Cold [drug therapy]; Randomized Controlled Trials; Rhinitis [drug therapy]

Mesh check words: Humans




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.