Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Intervenciones para la tricomoniasis en el embarazo

Gülmezoglu AM
Fecha de la modificación significativa más reciente: 24 de mayo de 2002

Esta revisión debería citarse como: Gülmezoglu AM. Intervenciones para la tricomoniasis en el embarazo (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

La vaginitis causada por Tricomonas Vaginalis es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La tricomoniasis afecta a las mujeres también durante el embarazo, pero aún no se ha determinado si es responsable del parto prematuro y otras complicaciones en esta etapa.

Objetivos

El objetivo de esta revisión es evaluar los efectos de distintos tratamientos para la tricomoniasis durante el embarazo.

Estrategia de búsqueda

Se realizaron búsquedas en el registro de estudios clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (Marzo de 2002).

Criterios de selección

Estudios clínicos aleatorizados que comparaban agentes antitricomonas durante el embarazo. Se consideró elegibles a aquellos estudios clínicos que incluían mujeres con tricomoniasis sintomática o asintomática.

Recopilación y análisis de datos

Un solo revisor se encargó de evaluar la elegibilidad y la calidad de los estudios clínicos.

Resultados principales

Se incluyeron dos estudios clínicos en los que participaron 842 embarazadas. En ambos se determinó que aproximadamente el 90% de las mujeres se encontraba libre de tricomonas vaginales después del tratamiento. En el estudio clínico de los EE.UU., las mujeres con tricomoniasis asintomática entre las semanas 16 y 23 de gestación recibieron metronidazol en dos ocasiones con al menos dos semanas de espaciamiento. Debido a que el metronidazol no fue efectivo en la reducción de los partos prematuros y a la probabilidad de que se produjera algún daño, se decidió interrumpir el estudio clínico antes de finalizar el reclutamiento programado (riesgo relativo: 1,8; intervalo de confianza (IC) 95%: 1,2 a 2,7). En el estudio clínico de Sudáfrica se reclutaron mujeres en etapas más avanzadas del embarazo pero su diseño y poder estadístico no fueron suficientes para responder confiablemente acerca de los resultados clínicos adversos.

Conclusiones de los autores

Es probable que el metronidazol suministrado en una única dosis ofrezca una curación parasitológica para la tricomoniasis, pero aún se desconocen los efectos de este tratamiento en los resultados del embarazo. Probablemente, si el tratamiento se utilizara en un mayor número de parejas, el índice de curación aumentaría.

Esta revisión debería citarse como:
Gülmezoglu AM Intervenciones para la tricomoniasis en el embarazo (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

El metronidazol resulta efectivo para combatir la infección por tricomoniasis durante el embarazo pero puede aumentar el riesgo de neonatos prematuros y con bajo peso.

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual muy común, entre cuyos síntomas se incluyen prurito y secreción vaginal. No queda claro si existe una probabilidad mayor de que las embarazadas con tricomoniasis tengan un parto prematuro o sufran otras complicaciones del embarazo. A partir de la revisión de los estudios clínicos se determinó que el metronidazol resulta efectivo para combatir la tricomoniasis en aquellos casos en que se administra a ambos miembros de la pareja durante el embarazo, no obstante, existe la posibilidad de que el niño sufra algún tipo de daño. Uno de los dos estudios clínicos revisados fue interrumpido en forma temprana ya que existía una mayor probabilidad de que las mujeres que tomaban metronidazol tuvieran un parto prematuro y niños de bajo peso al nacer. Por lo tanto, resulta necesario realizar más investigaciones sobre los tratamientos de tricomoniasis en embarazadas.


ANTECEDENTES

La vaginitis causada por Tricomonas Vaginalis es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La Organización Mundial de la Salud calcula que aproximadamente 120 millones de mujeres sufren de tricomoniasis cada año (WHO 1994). La infección se caracteriza por una secreción vaginal espumosa verde amarillenta, dispareunia, ardor vulvovaginal causado por irritación de la vulva y la uretra, prurito y disuria. Generalmente, el diagnóstico se basa en hallazgos clínicos y en la identificación de parásitos en frotis fresco. Este es un método rápido y económico mediante el cual se identifica a los protozoos móviles bajo el microscopio óptico. Se encuentran también disponibles técnicas de mayor sensibilidad como por ejemplo, cultivos, inmunofluorescencia y enzimoinmunoanálisis, sin embargo, son procedimientos más costosos y que requieren de mucho tiempo. Debido a esto no se utilizan habitualmente en consultorios que tienen mucha actividad, especialmente en países en vías de desarrollo (Lossick 1991).

Aún no pudo determinarse si la infección por Tricomonas Vaginalis durante el embarazo tiene algún efecto sobre los resultados adversos en ese período. Existe una creciente preocupación por la posibilidad de un aumento en la transmisión de la infección por VIH debido a trastornos de la barrera de la mucosa vaginal. Sin embargo, debido a que muchos tipos de vaginitis son polimicrobianas, puede resultar dificultoso relacionar a un microorganismo en particular con estos efectos adversos.

Desde 1960, se ha utilizado al metronidazol como agente principal para el tratamiento de la tricomoniasis. Generalmente, se recomienda evitar el tratamiento con metronidazol durante el primer trimestre del embarazo (Lossick 1991; Murphy 1994). Para este período se aconsejan otros agentes de aplicación local como por ejemplo, el clotrimazol. Existen otros nitroimidazoles, como el tinidazol, el ornidazol y el nimorazol, que también resultan efectivos para el tratamiento de las tricomonas. La revisión Cochrane que comparó la efectividad de distintas opciones de tratamiento para la tricomoniasis en no embarazadas determinó que el metronidazol y otros fármacos del grupo nitroimidazol eran efectivos para tratar la infección (Forna 2002). No se observaron diferencias importantes entre los distintos tipos de nitroimidazoles.

Es común que se presente tricomoniasis durante el embarazo, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, y que sea tratada por diferentes profesionales de atención de la salud. Los posibles efectos de este trastorno en el embarazo y la efectividad de los diferentes preparados y vías de administración constituyen áreas potenciales de controversia. Por lo tanto, resulta fundamental documentar la evidencia de los estudios clínicos aleatorizados con relación a la efectividad y seguridad de los diferentes protocolos de tratamiento.


OBJETIVOS

Determinar la efectividad de diferentes tratamientos farmacológicos para la tricomoniasis en embarazadas.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Cualquier estudio clínico aleatorizado en el que se intenta comparar distintas formas de tratamiento para la tricomoniasis durante el embarazo.

Tipos de participantes

Embarazadas con:

1. tricomoniasis diagnosticada tanto por frotis fresco como mediante cualquier otra prueba de laboratorio además de los hallazgos clínicos (mujeres sintomáticas).
2. mujeres asintomáticas con diagnóstico de laboratorio de tricomoniasis.

Tipos de intervención

Cualquier tratamiento versus ningún tratamiento.
Comparación de dos agentes diferentes.
Comparación de diferentes dosis del mismo agente.
Tratamiento sistémico versus local.
Dosis única (incluida la de un día) versus tratamiento más extenso (de cinco a 10 días).

Tipos de medidas de resultado

Resultados adversos en el embarazo como, por ejemplo, parto prematuro, bajo peso al nacer e infección intrauterina.
Curación parasitológica confirmada por repetición de pruebas postratamiento.
Alivio de los síntomas (resolución del flujo vaginal, ardor, prurito).
Efectos colaterales y complicaciones del tratamiento.
Recurrencia de la infección.
Satisfacción con el tratamiento.


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Grupo Cochrane de Embarazo y Parto

Esta revisión adoptó la estrategia de búsqueda desarrollada por el Grupo Cochrane de Embarazo y Parto en su totalidad. La lista completa de revistas especializadas y actas de conferencias, así como las estrategias de búsqueda de las bases de datos electrónicas, que el Grupo investigó en nombre de sus revisores, se describen en detalle en la "Sección de estrategias de búsqueda para la identificación de estudios" de la información editorial sobre el Grupo Cochrane de Embarazo y Parto. En síntesis, el Grupo realiza búsquedas periódicas en MEDLINE y el Registro Cochrane de Estudios Clínicos Controlados y examina los índices de temas de las 38 publicaciones relevantes que se reciben a través de ZETOC, un servicio electrónico de concientización actualizada.

Los estudios clínicos relevantes, identificados a través de la estrategia de búsqueda del Grupo, se ingresan en el Registro Especializado de Estudios Clínicos Controlados (Specialised Register of Controlled Trials) del Grupo Cochrane. Para obtener más información, véase los datos del Grupo de Revisión (Review Group). Fecha de la última búsqueda: marzo de 2002.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Los estudios clínicos seleccionados fueron evaluados por su calidad metodológica y elegibilidad, sin tener en cuenta sus resultados.

Se evaluó la calidad metodológica en función de la precisión del método de ocultamiento de la asignación tal como se describe en Clarke 2000.

Los datos de los estudios clínicos incluidos se procesaron conforme a lo descripto en Clarke 2000.


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

Se incluyeron dos estudios clínicos que diferían en muchos aspectos. En el estudio clínico Ross 1983, realizado en Sudáfrica, se incluyeron mujeres sintomáticas y asintomáticas, mientras que en el Klebanoff 2001 se incluyeron sólo mujeres asintomáticas, que asistían a consultorios prenatales en 15 centros en los EE.UU. En el estudio clínico de Sudáfrica se evaluó el frotis fresco para realizar el diagnóstico mientras que en el de EE.UU. se hizo lo propio mediante cultivo. El reclutamiento en este último estudio clínico se realizó entre las semanas 16 y 23 de gestación y el objetivo era investigar si el tratamiento de la tricomoniasis asintomática podía prevenir el parto prematuro, mientras que para el estudio clínico de Sudáfrica el reclutamiento se realizó en etapas más avanzadas del embarazo. Para el estudio clínico de EE.UU. se utilizó el doble de la dosis de metronidazol (2 g cada 48 horas) administrada en el de Sudáfrica y se repitió la dosis después de dos semanas.

En el estudio clínico de Sudáfrica, 225 de las 376 mujeres que fueron analizadas antes del parto (60%) resultaron positivas, mientras que en el otro sólo el 7,6% de las mujeres (2.377 de 31.157) fueron positivas para tricomonas.

En ambos estudios las mujeres recibieron dosis de metronidazol para administrárselas a sus parejas.


CALIDAD METODOLÓGICA

En el estudio clínico Ross 1983 la asignación se realizó por alternancia, un método propenso a los sesgos de selección. El estudio clínico Klebanoff 2001 fue doble ciego y se utilizaron placebos de idéntico aspecto. Se utilizó una computadora para generar el programa de aleatorización. Sin embargo, no hay información disponible con respecto al ocultamiento de la asignación y al método empleado.

En el estudio clínico de Sudáfrica se realizó una comparación sobre la persistencia de la infección entre los resultados de seguimiento "al mes" en el grupo tratamiento y la "persistencia de la infección hasta el parto" en el grupo control.


RESULTADOS

En ambos estudios se observaron índices elevados (alrededor del 90%) de curación parasitológica postratamiento. En el estudio de EE.UU. se incrementaron los riesgos 1,8; IC 95%: 1,2 a 2,7] y de bajo peso al nacer (RR: 1,4; IC 95%: 0,9 a 2,1) en el grupo metronidazol (Klebanoff 2001).

No se observaron diferencias en la media de peso al nacer, la edad gestacional y la incidencia de bajo peso al nacer entre ambos grupos (12% en el tratamiento versus 11% en el control) en el estudio clínico de Sudáfrica (Ross 1983).


DISCUSIÓN

La tricomoniasis es un tipo de infección problemática que provoca una significativa incomodidad y que se asocia a resultados adversos en el embarazo (Cotch 1997; French 1999). Los dos estudios clínicos que se incluyeron en la revisión muestran índices razonables de curación parasitológica que podrían mejorar si se acentuara la importancia del tratamiento en la pareja. Los resultados del estudio clínico de EE.UU. sugieren la improbabilidad de un efecto protector sobre el parto prematuro y el bajo peso al nacer, a pesar de la asociación de estos eventos con las Tricomonas Vaginalis. Sorpresivamente, se observó un aumento en el índice de partos prematuros en las mujeres que recibían metronidazol. Se decidió interrumpir el estudio debido a que era altamente improbable que el tratamiento se mostrara efectivo si se completaba el reclutamiento de todas las mujeres, . Sin embargo, aún se desconoce si el fármaco realmente incrementa la tasa de partos prematuros. Se suspendió el reclutamiento después de aleatorizar a 617 mujeres (32% del tamaño muestral total programado). Los autores discuten las eventuales razones de un incremento en la tasa de partos prematuros, incluida la posibilidad de presencia de sustancias tóxicas liberadas a partir de la destrucción de Tricomonas y una modificación imprevista en la flora vaginal activada por una dosis alta recibida durante el tratamiento con metronidazol. Se desconoce la posibilidad de que la inclusión de mujeres sintomáticas haya modificado el resultado. Además, las publicaciones disponibles sobre el tratamiento con metronidazol durante el embarazo y el parto prematuro no son concluyentes. Para los casos de mujeres con vaginosis bacteriana y alto riesgo de parto prematuro, en el estudio clínico de Hauth y colaboradores (Hauth 1995) se utilizó metronidazol y eritromicina, mientras que en el de Morales y colaboradores (Morales 1994) se usó únicamente metronidazol; en ambos estudios se observó una reducción del índice de riesgo de parto prematuro. Por otra parte, en el estudio de McDonald y colaboradores (McDonald 1997) no se encontraron diferencias clínica o estadísticamente significativas en el índice de partos prematuros en mujeres con vaginosis bacteriana que recibían metronidazol. Si se considera la escasa evidencia disponible en la actualidad, no parece haber indicación de que el tratamiento con metronidazol para la infección asintomática por tricomoniasis disminuya el índice de partos prematuros.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

La presente revisión no encontró evidencia que respalde el uso de metronidazol en embarazadas asintomáticas con tricomonas vaginalis. No queda claro el motivo por el cual el metronidazol podría ser la causa de resultados adversos en el embarazo ya que el mismo es efectivo en la cura de la infección. Parecería prudente tratar a las mujeres sintomáticas durante el embarazo dado que la Tricomonas Vaginalis es una infección de transmisión sexual que provoca síntomas desagradables y que está asociada con resultados adversos, incluida la posibilidad de transmisión de VIH (Sorvillo 2001).

Implicaciones para la investigación

El metronidazol o los nitroimidazoles en general, son los agentes de preferencia para el tratamiento de Tricomonas Vaginalis. No se dispone en la actualidad de otros medicamentos que puedan reemplazar esta clase de fármacos para el tratamiento de las infecciones por tricomonas. Existen dos cuestiones relativas a la investigación que todavía no se han resuelto:
(1) si el tratamiento en embarazadas con síntomas (vaginitis a tricomonas) resulta efectivo para reducir el índice de partos prematuros.
(2) si es real el efecto adverso observado en un estudio clínico que fue interrumpido tempranamente con respecto al incremento del parto prematuro en mujeres asintomáticas que fueron tratadas por tricomonas.


AGRADECIMIENTOS

Agradecemos al Dr. S. Ross por facilitar información adicional sobre el estudio clínico.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Ninguno del que se tenga conocimiento.


TABLAS

Características de los estudios incluidos

EstudioKlebanoff 2001 
MétodosEstudio clínico controlado aleatorizado y doble ciego con placebos de idéntico aspecto. Secuencia de aleatorización generada por computadora. No se mencionó el método de ocultamiento de la asignación y asignación aleatoria. 
ParticipantesTotal de 617 mujeres asintomáticas en 15 centros de EE.UU. Se examinó a las mujeres desde la semana 8 hasta la 23 de gestación y se las reclutó entre las semanas 16 y la 23.
Criterios de exclusión: aumento de la secreción vaginal con presencia de síntomas, reacción alérgica al metronidazol, consumo actual de etanol, tratamiento antibiótico dentro de los 14 días previos, intención de continuar con el control prenatal o el parto programado fuera del área de captación, barreras idiomáticas que impiden la autorización por escrito, tratamiento antibiótico programado antes del parto, cerclaje cervical actual o programado, trabajo de parto prematuro anterior a las pruebas de detección, terapia tocolítica actual o programada, muerte fetal, anomalía congénita importante, embarazo múltiple, enfermedad médica. 
IntervencionesAdministración de 2 g de metronidazol (250 mg x 8 cápsulas) en la aleatorización + 2 g después de las 48 horas, repitiendo la dosis dos semanas más tarde versus cápsulas de placebo (lactosa).
Se llevó a cabo el primer tratamiento antes de las 23 semanas de gestación y el segundo, entre las semanas 24 y 29 pero al menos 14 días después del tratamiento inicial. 
ResultadosEl resultado primario fue el parto prematuro (< 37 semanas completas). 
Notas- Se aleatorizaron dos mujeres sin tricomoniasis.
- En ambos grupos el cumplimiento del tratamiento fue del 80% aproximadamente.

- 11,8% del total de las mujeres se perdió en el seguimiento. Los autores informaron que no se observó una diferencia significativa con respecto a la proporción de pérdidas de seguimiento entre ambos grupos. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioRoss 1983 
MétodosAleatorización por asignación alternada. No se usaron placebos. Los técnicos especialistas que realizaron las evaluaciones parasitológicas desconocían el origen de las muestras. 
ParticipantesTotal de 376 mujeres que asistían a un consultorio prenatal atendido por una partera. Se asignó a las mujeres en dos grupos. En el primero de ellos se incluyeron aquellas que habían sido inscriptas antes de las 34 semanas de gestación mientras que el segundo estaba compuesto por mujeres que no estaban infectadas inicialmente pero sí a las 38 semanas. Dentro de cada uno de los grupos, las mujeres fueron asignadas de forma aleatoria tanto al grupo tratamiento (110 mujeres) como al grupo ningún tratamiento (115 mujeres). No estaban infectadas 151 mujeres. Se realizó el seguimiento de este último grupo hasta el parto pero no se lo incluyó en ninguno de los grupos. 
IntervencionesSe administró una dosis única de 50 ml de benzoilmetronidazol por vía oral (equivalente a 2 g de metronidazol) versus ningún tratamiento.
Las mujeres recibieron una dosis extra de medicación para sus parejas y se les solicitó que evitaran las relaciones sexuales hasta la visita de seguimiento.
Las pacientes sintomáticas que no habían sido tratadas mostraron alivio de los síntomas pero no se proporcionaron detalles del agente utilizado para tal fin. 
ResultadosResultado perinatal (media de peso al nacer, bajo peso al nacer).
Edad gestacional en el momento del parto.
Seguimiento parasitológico a la primera y cuarta semanas. 
NotasSe diagnosticó la tricomoniasis por medio de la técnica de frotis fresco con solución fisiológica.
- Pérdidas de seguimiento: se perdieron 8 de 110 mujeres del grupo metronidazol en el primer control y fue imposible evaluar los resultados de otras 14 pacientes por parto o pérdidas de seguimiento. Se perdieron en el seguimiento 5 de 115 mujeres del grupo sin tratamiento y otras 19 pacientes no asistieron regularmente para realizar la evaluación del diagnóstico parasitológico. 
Ocultamiento de la asignación
vs = versus

Características de los estudios excluidos

EstudioMotivo de la exclusión
Robinson 1965 Se excluyó este estudio clínico debido a que no quedó claro si los grupos comparados eran aleatorizados. Los autores incorporaron un grupo de embarazadas y no embarazadas tratadas con metronidazol a fin de incluir un grupo de mujeres asignadas aleatoriamente a un grupo tratamiento y uno placebo. En consecuencia, se observa un desequilibrio en los tamaños muestrales de dos grupos y no es posible identificar a los grupos aleatorizados en las tablas presentadas. 
Roos 1978 No hubo grupo de comparación aleatorizado. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Klebanoff 2001
Carey JC, Klebanoff M for the NICHD MFMU Network. Metronidazole treatment increased the risk of preterm birth in asymptomatic women with trichomonas. American Journal of Obstetrics and Gynecology 2000;182(1):Ss13.

*Klebanoff M, Carey C, Hauth J, Hillier S, Nugent R, Thom E et al. Failure of metronidazole to prevent preterm delivery among pregnant women with asymptomatic trichomonas vaginalis infection. New England Journal of Medicine 2001;345(7):487-93.

Ross 1983
Ross SM, Van Middelkoop A. Trichomonas infection in pregnancy - does it affect perinatal outcome?. South African Medical Journal 1983;63:566-7.


Robinson 1965
Robinson SC, Gopi M. Trichomonas vaginalis. V. Further observations on metronidazole (Flagyl) (including infant follow-up). American Journal of Obstetrics and Gynecology 1965;93:502-5.

Roos 1978
Roos RF. Trichomoniasis treated with a single dose of benzoylmetronidazole. South African Medical Journal 1978;54:869-70.


Clarke 2000
Clarke M, Oxman AD, editors. Cochrane Reviewers' Handbook 4.1 [updated June 2000]. In: Review Manager (RevMan) [Computer program]. Version 4.1. Oxford, England: The Cochrane Collaboration, 2000. .

Cotch 1997
Cotch MF, Pastorek JG 2nd, Nugent RP, Hillier SL, Gibbs RS, Martin DH et al. Trichomonas vaginalis associated with low birth weight and preterm delivery. The Vaginal Infections and Prematurity Study Group. Sexually Transmitted Diseases 1997;24(6):353-60.

Forna 2002
Forna F, Gülmezoglu AM. Interventions for treating trichomoniasis in women (Cochrane review). In: The Cochrane Library, 2, 2002. Oxford: Update Software. CD000218.

French 1999
French JI, McGregor JA, Draper D, Parker R, McFee J. Gestational bleeding, bacterial vaginosis, and common reproductive tract infections: risk for preterm birth and benefit of treatment. Obstetrics and Gynecology 1999;93:715-24.

Hauth 1995
Hauth JC, Goldenberg RL, Andrews WW, DuBard MB, Copper RL. Reduced incidence of preterm delivery with metronidazole and erythromycin in women with bacterial vaginosis. New England Journal of Medicine 1995;333:1.732-6.

Lossick 1991
Lossick JG, Kent HL. Trichomoniasis: trends in diagnosis and management. American Journal of Obstetrics and Gynecology 1991;165:1.217-22.

McDonald 1997
McDonald HM, O'Loughlin JA, Vigneswaran R, Jolley PT, Harvey JA, Bof A et al. Impact of metronidazole therapy on preterm birth in women with bacterial vaginosis flora (Gardnerella vaginalis): a randomised, placebo controlled trial. British Journal of Obstetrics and Gynaecology 1997;104:1.391-7.

Morales 1994
Morales WJ, Schorr S, Albritton J. Effect of metronidazole in patients with preterm birth in preceeding pregnancy and bacterial vaginosis: a placebo-contolled, double-blind study. American Journal of Obstetrics and Gynecology 1994;171:345-9.

Murphy 1994
Murphy PA, Jones E. Use of oral metronidazole in pregnancy. Journal of Nurse Midwifery 1994;39:214-20.

Sorvillo 2001
Sorvillo F, Smith L, Kerndt P, Ash L. Trichomonas vaginalis, HIV, and African-Americans. Emerging Infectious Diseases 2001;7:927-32.

WHO 1994
WHO, Khanna J, Van Look PFA, Griffin PD, editors. Challenges in reproductive health research. Biennial Report 1992-1993. Geneva: WHO, 1994.

* El asterisco señala los documentos más importantes para este estudio



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 Metronidazol versus ningún tratamiento
Medida de resultadoN° de estudiosN° de participantesMétodo estadísticoMagnitud del efecto
01 Parto prematuro (< 37 semanas)1604Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,78 [1,19; 2,66]
02 Bajo peso al nacer (< 2.500 g)1604Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,38 [0,92; 2,06]
03 Sin curación parasitológica2703Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,11 [0,08; 0,17]
05 Peso al nacer (kg)1208Diferencia de medias ponderada (efectos fijos) IC 95%-0,10 [-0,24; 0,04]
07 Edad gestacional (semanas)1200Diferencia de medias ponderada (efectos fijos) IC 95%-0,30 [-0,69; 0,09]


CARÁTULA
Titulo

Intervenciones para la tricomoniasis en el embarazo

Autor(es)

Gülmezoglu AM

Contribución de los autoresEl autor no facilitó la información
Número de protocolo publicado inicialmenteLa información no está disponible
Número de revisión publicada inicialmente1996/2
Fecha de la modificación más recienteLa información no está disponible
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente24 mayo 2002
Cambios más recientesSe actualizó la revisión con un nuevo estudio clínico.
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidos12 marzo 2002
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autores13 marzo 2002
Dirección de contacto
Dr A Metin Gülmezoglu
Scientist
UNDP/UNFPA/WHO/World Bank Special Programme of Research, Development and
Research Training in Human Reproduction (HRP)
World Health Organization
Geneva 27
1211
SUIZA
tel: +41 22 7913417
gulmezoglum@who.int
fax: +41 22 7914171
Número de la Cochrane LibraryCD000220
Grupo editorialGrupo Cochrane de Embarazo y Parto
Código del grupo editorialHM-PREG


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • Nuffield Provincial Hospitals Trust, REINO UNIDO
Recursos internos
  • Unidad Nacional de Epidemiología Perinatal (National Perinatal Epidemiology Unit), Oxford, REINO UNIDO
  • Centro Cochrane del Reino Unido (UK Cochrane Centre), Programa de Investigación y Desarrollo del Servicio Nacional de Salud (NHS R&D Programme), Oxford, REINO UNIDO
  • Programa de Reproducción Humana - Programa Especial PNUD/FNUAP/OMS/Banco Mundial de Reproducción Humana (UNDP/UNFPA/WHO/World Bank Special Programme in Human Reproduction), Ginebra, SUIZA

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Antiprotozoal Agents [therapeutic use]; Metronidazole [therapeutic use]; Pregnancy Complications, Parasitic [drug therapy]; Randomized Controlled Trials; Trichomonas Vaginitis [drug therapy]

Mesh check words: Female Humans Pregnancy




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.