Pulse aquí para volver atrás
Enviar un comentario sobre esta revisión
Visualizar esta revisión en formato PDF
Versión para imprimir
 

Intervenciones para el tratamiento de la tricomoniasis en mujeres

Forna F, Gülmezoglu AM
Fecha de la modificación más reciente: 29 de mayo de 2000
Fecha de la modificación significativa más reciente: 13 de enero de 2003

Esta revisión debería citarse como: Forna F, Gülmezoglu AM. Intervenciones para el tratamiento de la tricomoniasis en mujeres (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

RESUMEN
Antecedentes

Anualmente, alrededor de 120 millones de mujeres de todo el mundo padecen vaginitis por Trichomonas vaginalis. Se cree que esta infección de transmisión sexual facilita la transmisión del VIH.

Objetivos

Evaluar los efectos de diferentes estrategias de tratamiento para la tricomoniasis en la mujer.

Estrategia de búsqueda

Realizamos búsquedas en el Registro Central Cochrane de Estudios Clínicos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE y EMBASE. También identificamos estudios utilizando las listas de referencias de revisiones, a través de compañías farmacéuticas y mediante el descubrimiento informal. Para esta revisión sólo se usaron datos publicados. Fecha de la búsqueda más reciente: noviembre de 2002.

Criterios de selección

Estudios clínicos aleatorizados o cuasi aleatorizados en los que se hubieran comparado diferentes estrategias de tratamiento en mujeres con tricomoniasis. Fueron elegibles diferentes dosis de fármacos antitricomoniásicos y las comparaciones entre tratamiento y ningún tratamiento o placebo.

Recopilación y análisis de datos

Dos revisores extrajeron los datos de los estudios clínicos y evaluaron su calidad, trabajando independientemente y usando un criterio estándar.

Resultados principales

Se incluyeron 54 estudios clínicos en esta revisión. Los nitroimidazoles parecen ser efectivos para lograr la cura parasitológica en el seguimiento a corto plazo. El tratamiento de la pareja puede ser efectivo en la reducción de la tasa de reinfección en el más largo plazo.

Conclusiones de los autores

La cura parasitológica puede lograrse con dosis únicas de nitroimidazol por vía oral. Las investigaciones futuras deberían concentrarse en el desarrollo de estrategias efectivas de tratamiento de la pareja, para prevenir reinfecciones y reducir la prevalencia de la tricomoniasis.

Esta revisión debería citarse como:
Forna F, Gülmezoglu AM Intervenciones para el tratamiento de la tricomoniasis en mujeres (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

Los nitroimidazoles son efectivos para el tratamiento de la tricomoniasis en la mujer.

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual que afecta a alrededor de 120 millones de mujeres anualmente en todo el mundo. Esta revisión analizó la efectividad de diferentes tratamientos y encontró que los nitroimidazoles administrados por vía oral son efectivos para el tratamiento de esta infección en la mujer.


ANTECEDENTES

La vaginitis por Trichomonas vaginalis es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. Se calcula que cada año la padecen alrededor de 120 millones de mujeres en todo el mundo (WHO 1994). Se ha demostrado que se trata de una infección frecuente en algunas comunidades de países en vías desarrollo (WHO 1994).

La infección por tricomonas se caracteriza por flujo vaginal verde-amarillento espumoso, dispareunia, ardor y prurito vulvovaginal y disuria. Sin embargo, la gran mayoría de mujeres que padece esta infección es asintomática. El diagnóstico clínico no es específico y se necesita confirmación de laboratorio. El parásito puede hallarse en las secreciones vaginales, glándulas (tanto las glándulas de Bartolino como las glándulas de Skene) y la uretra. El uso de frotis fresco es un método de diagnóstico rápido y barato, pero su sensibilidad depende de la experiencia del técnico y de la cantidad de parásitos presentes en la vagina. También se dispone del cultivo estándar, los equipos de transporte/cultivo, el radioinmunoensayo, la amplificación de ácidos nucleicos y los métodos de inmunofluorescencia.

La vaginitis producida por T. vaginalis requiere de un tratamiento rápido y efectivo. Durante más de 30 años se utilizaron metronidazol y otros nitroimidazoles (ornidazol, tinidazol, nimorazol y carnidazol), como agentes antitricomoniásicos. A pesar de su uso generalizado, la resistencia ha sido relativamente poco frecuente y, en general, se trató con un aumento de la dosis o con otros nitroimidazoles. Por vía local intravaginal se emplean clotrimazol, povidona yodada y nonoxinol-9. Aunque en general se opta por medicamentos orales debido a la presencia de infección en las glándulas vaginales y la uretra, también se obtienen niveles sanguíneos terapéuticos con la aplicación local (vaginal o rectal) de metronidazol. La dosis habitual consiste en una dosis única de 2 g ó 250 mg tres veces al día durante siete días. Sin embargo, hay muchas variaciones en cuanto a las dosis y a la duración del tratamiento con metronidazol u otros nitroimidazoles. Se recomienda repetir las pruebas a los 5-7 días y alrededor de los 30 días para evaluar el éxito inmediato del tratamiento y la tasa de recurrencia a corto plazo, respectivamente. No obstante, en la práctica clínica quizá no sea necesario repetir la prueba a menos que se sospeche el fracaso del tratamiento.

Las estrategias de tratamiento tienen como objetivo tratar de manera individual a las mujeres con tricomoniasis y asegurar que sus parejas también reciban tratamiento. Se piensa que la recurrencia se debe sobre todo a la reinfección por la pareja o al incumplimiento con el tratamiento completo. Un motivo de preocupación importante acerca de la alta prevalencia, además de la morbilidad causada por la infección, es la posibilidad de que las infecciones del tracto reproductivo (ulcerosas o no) aumenten la frecuencia de transmisión del VIH. Si este fuese el caso con la tricomoniasis, las altas tasas de prevalencia de la infección en algunas poblaciones significarían que la infección podría ser un factor importante en la transmisión del VIH.

En esta revisión se intentará evaluar la evidencia concerniente al tratamiento más efectivo para la vaginitis por Trichomonas vaginalis en mujeres.


OBJETIVOS

Comparar la efectividad de diversas estrategias de tratamiento para la tricomoniasis en mujeres no embarazadas.


CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ESTA REVISIÓN
Tipos de estudios

Se consideraron para su inclusión todos los estudios clínicos que intentaran asignar diferentes formas de tratamiento para la tricomoniasis mediante un método aleatorizado o cuasi aleatorizado.

Tipos de participantes

Mujeres sintomáticas o asintomáticas, incluyendo adolescentes, con vaginitis por Trichomonas vaginalis confirmada por pruebas de laboratorio. Se informaron los lugares de reclutamiento de las pacientes: consultorios externos de ginecología, clínicas de enfermedades de transmisión sexual o de planificación familiar; asimismo, se mencionaron otros indicadores de riesgo (por ejemplo, prostitutas).

Criterios de exclusión: estudios clínicos durante el embarazo; estudios clínicos en hombres; intervenciones profilácticas; intervenciones exclusivamente para alivio de los síntomas.

Tipos de intervención

Cualquier tratamiento versus ningún tratamiento

Tratamiento corto (de dosis única, con repetición de dosis hasta por 1 a 2 días) versus tratamiento más largo (5 a 10 días)

Tratamiento sistémico versus local

Tratamiento de la pareja versus ningún tratamiento

Diferentes estrategias de tratamiento de la pareja (mediante entrega del medicamento a las mujeres o visitas y asesoramiento al compañero de manera individual)

Comparación de dos agentes distintos

Comparación de diferentes dosis del mismo agente

Tipos de medidas de resultado

Cura parasitológica

Cura clínica (resolución del flujo vaginal, ardor y prurito)

Efectos secundarios y complicaciones del tratamiento


ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ESTUDIOS
Ver: estrategia de búsqueda Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas

Búsqueda electrónica de bibliografía en las bases de datos MEDLINE y EMBASE. Se utilizó la estrategia de búsqueda Cochrane estándar de tres etapas para buscar en MEDLINE desde 1966 a 2002 con los siguientes términos de enfermedades: 1) Trichomonas vaginalis, (explode / all subheadings); 2) Trichomonas vaginitis, (explode / all subheadings); 3) Trichomonas infections, (explode / all subheadings); 4) Trichomon*, Trichomon* en el título o en el resumen.

Se buscó en la base de datos EMBASE entre los años 1980 y 2002 usando "trichomonas" y "treatment" como términos de búsqueda. Se hicieron búsquedas en el Index Medicus Africano (African Index Medicus) hasta 1996. Se buscó en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group) y en las listas de referencias de los estudios clínicos identificados y de revisiones actuales. Se contactó a los fabricantes de metronidazol y tinidazol del Reino Unido.

Se enviaron cartas a los autores de revisiones sobre el tratamiento de la tricomoniasis y se contactó al personal del Programa de Control de Enfermedades de Transmisión Sexual, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centres for Disease Control and Prevention).

Se hicieron búsquedas en el Registro Central Cochrane de Estudios Clínicos Controlados, en todos los números de La Biblioteca Cochrane (The Cochrane Library) con el término de búsqueda trichomon*. La búsqueda más reciente se hizo en noviembre de 2002.

Ningún estudio se excluyó por el idioma en que estuviera escrito.


MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Todos los estudios clínicos identificados se consideraron para su inclusión y se listan en las referencias de esta revisión. Se excluyeron sin más evaluación aquellos estudios clínicos cuyo objetivo no era el tratamiento de la tricomoniasis en mujeres y aquellos en los que no se pudo encontrar ningún tipo de asignación aleatoria. Se estableció contacto con los autores cuando hubo dudas acerca de la aleatorización o los datos no se presentaban en forma apropiada para el análisis. Se evaluó la calidad metodológica de los estudios clínicos elegibles con respecto al ocultamiento de la asignación, generación de la secuencia de asignación, cegamiento e inclusión de todas las participantes aleatorizadas, según las pautas del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas.

Además de los resultados preespecificados, se extrajeron las siguientes características de los estudios clínicos:

  • País
  • Características de la población de estudio
  • Criterios de exclusión
  • Medidas de tratamiento de la pareja
  • Pérdidas de seguimiento
  • Mujeres excluidas de los análisis
  • Procedimientos de diagnóstico utilizados

Un editor del Grupo de Enfermedades Infecciosas extrajo en forma independiente los datos de una muestra aleatoria de estudios clínicos que cumplían con los criterios de inclusión (n = 4) y los comparó con los datos ingresados por el revisor como parte de un control de calidad de rutina. Para la última actualización de esta revisión, los dos revisores hicieron una extracción de datos duplicada para los estudios clínicos incluidos recientemente.

Se consideraron tratamientos "cortos" los de dosis única o de dos dosis separadas por 12 a 48 horas. Los que duraban entre 5 y 10 días se consideraron tratamientos "largos".

En los estudios clínicos con ramas múltiples que comparaban dosis diferentes del mismo fármaco, las ramas fueron reducidas a dos para poder efectuar el análisis (p. ej., metronidazol 1 g o menos versus metronidazol en dosis mayores de 1 g).


DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

En esta revisión se incluyen 54 estudios, 10 de los cuales se realizaron en países en vías de desarrollo de Asia y África. En la tabla de características de los estudios incluidos se presentan los detalles de cada uno. La revisión excluyó el tratamiento de mujeres durante el embarazo. Hubo pocos estudios que combinaran embarazadas y no embarazadas, y se excluyeron los estudios en los que no fue posible obtener datos por separado.

De los estudios clínicos incluidos en esta revisión, la mayoría (40 de 54) fueron comparaciones entre diferentes fármacos antitricomoniásicos y/o diferentes dosis. Otras estrategias de tratamiento fueron: tratamiento corto versus largo (4 estudios clínicos); vía vaginal versus vía oral y vaginal (1 estudio clínico); vía oral versus vía oral y vaginal (4 estudios clínicos); vía oral versus vaginal (2 estudios clínicos); tratamiento de la pareja versus ningún tratamiento (1 estudio clínico), y comparación con un grupo sin tratamiento (6 estudios clínicos). Algunos estudios tenían más de una rama con diferentes tratamientos versus control (es decir, sin tratamiento). En todos los estudios clínicos de tratamiento corto versus largo, se usó el metronidazol en la rama de tratamiento largo y se lo comparó en dos estudios clínicos cortos con metronidazol (Hager 1980, Thin 1979); con el ornidazol en un estudio (Nygaard 1977), y con el tinidazol también en un estudio (Aimakhu 1975).

Las poblaciones de estudio fueron heterogéneas: se seleccionaron mujeres que acudían a servicios de urgencias, clínicas de enfermedades venéreas, consultorios externos de ginecología, clínicas de detección de cáncer y consultorios particulares, así como también mujeres en prisión.

En todos los estudios clínicos, se usó al menos un método de laboratorio para el diagnóstico.

En general, las medidas para el tratamiento de la pareja se mencionan de manera concisa. Un estudio clínico (Lyng 1981) asignó aleatoriamente a las parejas de las mujeres con tricomoniasis al grupo tratamiento o placebo. Otros estudios no incluían el tratamiento de la pareja como parte de la intervención, aunque la mayoría intentó proporcionarla si el compañero estaba dispuesto.

Algunos estudios clínicos usaron criterios de exclusión amplios, como la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual, estado general de salud deficiente, supuesta promiscuidad y cualquier otra enfermedad, con lo cual se formaron poblaciones más bien atípicas. En general, se trataba de estudios clínicos de comparación de dosis posiblemente motivados por compañías farmacéuticas. Por otro lado, los estudios clínicos que buscaban tratar mujeres que acudían para ser atendidas (Hager 1980, Chunge 1992, Tidwell 1994, entre otros) tuvieron muchas pérdidas de seguimiento o exclusiones, lo cual se reflejó en las pequeñas proporciones de mujeres reclutadas que podían incluirse en el análisis. Estas mujeres también tenían más probabilidades de presentar enfermedades de transmisión sexual coexistentes. Cuando se interpretan los resultados, deben tenerse en cuenta las altas tasas de pérdidas de seguimiento, las exclusiones y las infecciones y tratamientos concomitantes, debido a que estos factores ponen en riesgo la comparabilidad de los grupos de estudio dentro de los estudios clínicos debido a la posibilidad de introducción de sesgo que ello supone.


CALIDAD METODOLÓGICA

Se clasificó a 16 de los 54 estudios clínicos como categoría A para el ocultamiento de la asignación; 30 como categoría B y 8 como categoría C. Los estudios clínicos recibieron una calificación de calidad A si habían utilizado métodos de ocultamiento seguros, como son la aleatorización central o el uso de sobres opacos cerrados. Los estudios que utilizaron métodos de ocultamiento inadecuados, como son los métodos de aleatorización abierta, recibieron una calificación de C. Los estudios clínicos de categoría B describían a la asignación como aleatorizada pero no daban ningún detalle adicional sobre cómo se llevó a cabo. Algunos de estos estudios clínicos fueron informados como doble ciego. Como no proporcionaron ningún detalle adicional, se los clasificó como aleatorizados pero con método de ocultamiento poco claro.

Los estudios clínicos en general eran pequeños y sólo dos que reunían los criterios de inclusión tenían ramas de comparación de más de 100 pacientes (Forster 1963, Saeed 1976).

Los estudios clínicos pequeños de comparación de dosis/fármaco tuvieron muy pocas pérdidas de seguimiento, mientras que los que estudiaban mujeres de mayor riesgo (enfermedades venéreas, clínicas de urgencia) presentaron tasas más elevadas de pérdidas de seguimiento (11% a 62%). En el estudio clínico de Hager (regímenes de tratamiento corto versus largo), solamente el 38% de las 468 mujeres acudió a la consulta de seguimiento.

Sólo 13 estudios clínicos (13/54) informaron específicamente que la evaluación de resultados se hizo cegado. No fue posible determinar si en los demás estudios la evaluación de resultados se hizo cegado.


RESULTADOS

TRATAMIENTO VERSUS NINGUN TRATAMIENTO
Forster (Forster 1963) realizó un estudio clínico controlado con placebo, con grupos de intervención a los que se les administró metronidazol únicamente por vía oral o combinándola con la vía vaginal, durante 10 días. A las seis semanas del seguimiento se registró una tasa de fracaso en la erradicación del parásito del 6% (18/287) en el grupo tratamiento. Se detectó tricomonas aún en un 78% (111/142) de las mujeres del grupo placebo.

Dos estudios clínicos (Gorlero 1992, Gorlero 1994) compararon dos dosis diferentes de óvulos vaginales de fenticonazol con un grupo placebo. En el primer estudio clínico el fenticonazol se administró en dosis única y en el segundo dos dosis en días consecutivos. El examen parasitológico de seguimiento se llevó a cabo entre los días 4 y 7. Las dos ramas de dosis diferentes se agruparon para esta comparación. El tratamiento dio como resultado un número significativamente mayor de mujeres con cura parasitológica (53/105 versus 8/51). Cabe destacar que la tasa global de cura con el tratamiento fue relativamente baja (50%).

El estudio clínico (Csonka 1963) comparó el uso de metronidazol con ningún tratamiento; (Rees 1974) y (Mati 1974) compararon tinidazol con ningún tratamiento, mientras que (Lean 1972) comparó metronidazol, tinidazol y placebo. Todos estos estudios mostraron evidencia de la efectividad de los nitroimidazoles en la cura parasitológica.

TRATAMIENTO CORTO VERSUS LARGO
Dos estudios clínicos (Thin 1979, Hager 1980) compararon una dosis única de 2 g de metronidazol por vía oral con un tratamiento de 5 a 7 días con metronidazol. La cura parasitológica se logró en el 88% y el 92% de mujeres con tratamientos cortos y largos, respectivamente. Los efectos secundarios fueron principalmente gastrointestinales (náuseas, vómitos) y más frecuentes con la dosis única (15% vs 7%). Aunque el estudio clínico de Hager fue relativamente amplio (468 mujeres reclutadas), sólo un 38% acudió a la consulta de seguimiento.

Hager (Hager 1980) también comparó las tasas de fracaso en los subgrupos de mujeres que habían dicho que sus parejas siguieron el tratamiento versus los subgrupos en los que las parejas no lo habían hecho; y las que admitieron haber mantenido relaciones sexuales (aunque se les había recomendado evitarlo) versus las que no lo habían hecho. No se encontró diferencia en ninguna de las comparaciones (7 a 21 días después del tratamiento). Sin embargo, las altas pérdidas de seguimiento da lugar a duda sobre la comparabilidad de los dos grupos.

Dos estudios (Aimakhu 1975, Nygaard 1977) compararon un tratamiento estándar de una semana con metronidazol versus un tratamiento corto con tinidazol y ornidazol, respectivamente.

En general, el tratamiento corto era comparable al tratamiento largo en función de la no cura parasitológica (riesgo relativo: 1,12; intervalo de confianza del 95%: 0,58 a 2,16). Sin embargo, los efectos secundarios, en particular nauseas, vómitos y mareos, fueron significativamente más frecuentes con el tratamiento corto.

TRATAMIENTO POR VIA ORAL VERSUS INTRAVAGINAL
Dos estudios clínicos (Tidwell 1994, DuBouchet 1998) comparaban el tratamiento por vía oral versus intravaginal. Tidwell sólo reclutó mujeres con cultivo positivo, lo que dio como resultado la pérdida de un tercio de las mujeres elegibles, ya que tuvieron que volver a citarlas. DuBouchet también perdió participantes: 27% en la primera consulta de seguimiento y 44% en la segunda. Se utilizaron los datos de la primera consulta. El resultado de nuestro análisis reveló que el tratamiento por vía oral tuvo más éxito para alcanzar la cura parasitológica.

Otro estudio clínico (Forster 1963) comparó el tratamiento por vía oral con metronidazol con tratamientos tanto por vía oral como intravaginal (ambos a largo plazo) y encontró que el régimen combinado era más efectivo.

TRATAMIENTO POR VIA ORAL VERSUS ORAL E INTRAVAGINAL
Cuatro estudios clínicos (Chung 1978, Diwald 1971, Forster 1963, Gummerus 1983) compararon el tratamiento por vía oral versus el régimen combinado oral e intravaginal. A excepción de un estudio (Diwald 1971), todos encontraron que el tratamiento combinado era más efectivo.

TRATAMIENTO DE LA PAREJA VERSUS NINGUN TRATAMIENTO
Un estudio clínico (Lyng 1981) asignó aleatoriamente a los compañeros sexuales de las mujeres con tricomoniasis (quienes recibieron tratamiento estándar con tinidazol de 2 g) para recibir tratamiento (dosis única de 2 g de tinidazol) o placebo. Aunque no hubo ninguna diferencia en los resultados parasitológicos en la primera consulta de seguimiento, un número significativamente mayor de mujeres (3/59 versus 14/59), cuyas parejas habían recibido placebo, fueron positivas para tricomonas en la segunda consulta de seguimiento alrededor de los dos meses, en comparación con aquellas cuyas parejas fueron tratadas. Los antecedentes de relaciones sexuales no afectaron los resultados.

No se identificaron estudios clínicos que analizaran otras estrategias de tratamiento para la pareja, como serían visitas o asesoramiento para el compañero en forma individual.

COMPARACIONES DE DOSIS/FARMACOS
Algunos estudios clínicos pequeños compararon la efectividad de diferentes dosis del mismo fármaco, así como diversos nitroimidazoles entre sí.

En ocho estudios el metronidazol se comparó con el tinidazol (Anjaneyulu 1977, Begum 1980, Gabriel 1982, Garud 1978, Lean 1972, O-Prasertsawat 1992, Rao 1978, Sandvei 1979). Excepto Lean 1972, todas fueron comparaciones entre regímenes cortos de cada fármaco. En dos estudios clínicos no hubo fracasos en la erradicación del parásito; sin embargo, los resultados del meta análisis indican un aumento estadísticamente significativo de la frecuencia de tratamiento fallido (RR: 3,24; IC 95%: 1,66 a 6,32), mayor frecuencia de fracasos clínicos (RR: 3,81; IC 95%: 1,83 a 7,90), y una tasa más elevada de efectos secundarios (RR: 1,65; IC 95%: 1,35 a 2,02) con metronidazol. Estos resultados deben interpretarse con cuidado dado que la evaluación ciega de los resultados se informó sólo en uno de los ocho estudios clínicos (Gabriel 1982). No se registró diferencia significativa en los resultados parasitológicos o clínicos en este estudio clínico.

Seis estudios comparaban tinidazol con ornidazol (Hillstroem 1977, Chaisilwattana 1980, Serup 1978, Chunge 1992, Sesti 1990, Sandvei 1979). No se encontraron diferencias en la cura parasitológica y clínica; el único estudio clínico que informó sobre la cura clínica no mostró diferencia. El grupo ornidazol tuvo una mayor incidencia de efectos secundarios, siendo el más notorio la fatiga (RR: 0,18; IC 95%: 0,05 a 0,58)

En la mayoría de los estudios clínicos, el tratamiento con dosis única de nitroimidazol dio como resultado tasas de cura parasitológica de más del 90%. Aunque rara vez eran severos, los efectos secundarios parecen ser relativamente comunes y relacionados con la dosis.

Dos estudios clínicos (Spence 1997, Austin 1982) compararon diferentes dosis de metronidazol en un esquema de tratamiento corto. Austin 1982 comparó 1 g y 2 g, mientras que Spence 1997 lo hizo entre 0,5 g, 1 g, 1,5 g y 2 g. A los efectos de esta revisión, los meta análisis se hicieron comparando regímenes de tratamientos con dosis altas (1,5 g o más) y bajas (1 g o menos). Se encontró que los tratamientos con las dosis de metronidazol más bajas eran menos efectivos que los de dosis altas (o más bien estándar), en cuanto a no lograr la cura parasitológica (RR: 2,97; IC 95%: 1,92 a 4,59), y que presentan tasas similares de efectos secundarios. Se cegaron las evaluaciones de laboratorio en ambos estudios clínicos.


DISCUSIÓN

SOLIDEZ DE LA EVIDENCIA
Esta revisión incluye muchos estudios clínicos, de tamaños muestrales pequeños, que examinan los resultados parasitológicos en comparaciones de efectividad entre diferentes tipos de nitroimidazoles, diferentes dosis y diferentes esquemas de administración. Dichas variaciones entre los estudios clínicos producen heterogeneidad significativa para el meta análisis, por lo que los resultados se deben interpretar con prudencia.

Sólo dos estudios tenían grupos de comparación de más de 100 mujeres y solamente uno examinaba aspectos más amplios del tratamiento efectivo de la tricomoniasis, evaluando la efectividad del tratamiento de la pareja en cuanto a la reducción de la infección persistente.

EFECTIVIDAD DEL TRATAMIENTO
Los estudios clínicos incluidos revelaron que casi cualquier fármaco nitroimidazólico administrado en una dosis única o durante un período más prolongado logra la cura parasitológica en un 90% de los casos. El tratamiento con dosis única por vía oral con cualquier nitroimidazol parece ser efectivo para lograr la cura parasitológica en el corto plazo, pero se asocia con mayor frecuencia de efectos secundarios que el tratamiento más prolongado por vía oral o intravaginal. El tratamiento intravaginal produjo tasas de cura parasitológica de alrededor de un 50%, que es un porcentaje inadmisiblemente bajo. Los datos sobre el alivio sintomático obtenido con el tratamiento intravaginal, comparado con el oral, no son uniformes. Sin embargo, el estudio clínico de Bremond (Bremond 1987), que se excluyó de la revisión por concentrarse en el alivio sintomático más que en la cura parasitológica, mostró que se obtenían beneficios significativos con el tratamiento antiinflamatorio de aplicación tópica.

A partir de la evidencia revisada, es difícil llegar a la conclusión de que el tinidazol es más efectivo que el metronidazol. Las evaluaciones de resultados fueron ciegas en un sólo estudio que no halló diferencia alguna entre los dos fármacos. Un argumento a favor del tinidazol es su mayor vida media en el cuerpo, cuya consecuencia es un efecto más prolongado que el del metronidazol.

TRATAMIENTO DE LA PAREJA
Aunque existen tratamientos clínicos efectivos, la vaginitis por Trichomonas vaginalis continúa siendo una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La reinfección por las parejas parece ser un problema serio y el único estudio clínico que examinó el tratamiento de la pareja demostró que esta intervención reduce significativamente la reinfección. Otro estudio clínico que estudió tasas de cura diferenciales mediante el análisis de los antecedentes de tratamiento o no de la pareja, no mostró ninguna diferencia. Sin embargo, estos últimos datos se basan en antecedentes de tratamientos referidos por la paciente, no son comparaciones aleatorizadas y se recopilaron en los estudios de seguimiento a corto plazo.

RESISTENCIA A LOS FARMACOS
La resistencia a los fármacos es otro problema importante aunque no tan generalizado como el de la reinfección. El metronidazol es probablemente el nitroimidazol más ampliamente utilizado para la tricomoniasis y en varios casos se publicaron informes de resistencia, aunque se desconoce el verdadero alcance de este problema.

APLICABILIDAD
El tratamiento efectivo de la tricomoniasis es importante en todo el mundo, pero adquiere particular importancia en algunos países en vías de desarrollo en los que el índice de transmisión del VIH es elevado y los recursos para la atención de la salud son escasos. Los resultados sugieren que si no se trata al compañero sexual, la reinfección es frecuente. Dado que muchas mujeres de los países en vías de desarrollo acuden solas a las clínicas, no está claro si entregar el medicamento a la mujer para que lo lleve a su pareja resulta un recurso efectivo. Por otro lado, la notificación a la pareja puede ser lenta, costosa y difícil de lograr. Estos problemas son similares en todas las enfermedades de transmisión sexual, pero los síntomas leves no específicos de la infección por Trichomonas en los hombres reducen la probabilidad de cumplimiento terapéutico de éstos. Otro problema que enfrentan todas las estrategias de control de enfermedades de transmisión sexual radica en que a menudo es difícil dar seguimiento a los grupos de mayor riesgo, como son las prostitutas, sus clientes y las personas con varios compañeros sexuales.

Considerando el número de estudios clínicos publicados en los últimos años, no parece haber mucho entusiasmo en investigar el tratamiento de la tricomoniasis. Probablemente esto se deba a que se logra la cura parasitológica a corto plazo con tratamientos farmacológicos. Sin embargo, la vaginitis por Trichomonas sigue siendo una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, y la posibilidad de causar un aumento en la transmisión del VIH la hace aun más importante para investigar aquellas estrategias que resulten efectivas para la reducción de la prevalencia de esta enfermedad.


CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
Implicaciones para la práctica

Los nitroimidazoles parecen ser efectivos para lograr la cura parasitológica a corto plazo. El tratamiento con dosis únicas es adecuado, pero debe advertirse a los pacientes acerca de los efectos secundarios; en el caso de los pacientes que se sabe que cumplirán, puede ofrecerse un tratamiento más prolongado que conlleve un riesgo menor de efectos secundarios. Los nitroimidazoles intravaginales o los agentes antiinflamatorios en combinación con el tratamiento por vía oral pueden beneficiar a las mujeres con síntomas severos. Es preciso hacer todo lo posible para tratar a la pareja.

Implicaciones para la investigación

La limitada evidencia que se analiza en esta revisión sugiere que la diferencia entre los fármacos no es significativa.

Es fundamental investigar estrategias para asegurar el tratamiento efectivo de la pareja y reducir así la prevalencia de la enfermedad. Los estudios clínicos futuros deberán tener un diseño adecuado para este propósito. Es difícil, y probablemente poco realista, esperar que las mujeres y sus parejas cumplan con el seguimiento a largo plazo, lo que hace que las estrategias para el tratamiento inmediato de la pareja sea aún más importantes. Es necesario llevar a cabo estudios clínicos en aquellos lugares donde sea más probable que atiendan a mujeres infectadas, como las clínicas de enfermedades de transmisión sexual o los consultorios externos de ginecología. El desafío sería evaluar estrategias para incrementar el tratamiento de la pareja, con seguimientos más prolongados, para evaluar el éxito del tratamiento en dichos lugares. Los estudios clínicos podrían investigar la entrega a las mujeres del tratamiento para la pareja comparado con la localización del compañero por carta, teléfono o visitadores sociales. También podría investigarse el uso de incentivos monetarios para alentar el seguimiento, como el pago del traslado o la exención de honorarios por prestación de servicios de salud.

Aunque no es una prioridad para la investigación de los servicios de salud, quizá sería muy valiosa una comparación realizada cuidadosamente entre el tinidazol y el metronidazol, con una evaluación ciega de los resultados en lugares donde ambos medicamentos se usen y estén disponibles. El tamaño muestral de un estudio clínico de este tipo debe tomar en consideración que ambos fármacos se asocian con tasas elevadas de cura parasitológica y que las diferencias entre ellos serían bastante pequeñas.


AGRADECIMIENTOS

Agradecemos la señora Barbara Aaronson y a los doctores Michel Boulvain, Ellen Ingham, Regina Kulier, Helena von Hertzen y Stanislaw Orzeszyna, por su ayuda para la traducción de la revisión. A los laboratorios Rhône-Poulenc Rorer (Reino Unido) y Pfizer (Reino Unido), por los artículos de sus bases de datos; a los autores de los estudios clínicos, por facilitar información adicional y a Nicola Dollimore, ya fallecida, por sus críticas constructivas y sus comentarios a las versiones anteriores de esta revisión. También agradecemos al Dr. George Schmid por sus comentarios y revisión crítica de la última versión de esta revisión.


POTENCIAL CONFLICTO DE INTERÉS

Damos fe que no estamos afiliados ni participamos en ninguna organización o entidad que tenga intereses económicos directos en el tema de la revisión (por ej., empleo, consultoría, propiedad de acciones, honorarios, testimonio como perito).


TABLAS

Características de los estudios incluidos

EstudioAimakhu 1975 
MétodosLas enfermeras iban extrayendo de un canasto sobres cerrados que contenían tarjetas rotuladas con el nombre de uno de los fármacos. No se usaron placebos. No se menciona si hubo evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesSe incluyeron en el estudio mujeres de Ibadan, Nigeria, embarazadas (4) y no embarazadas (53), con flujo vaginal. Sin embargo, solamente se extrajeron los datos correspondientes a las mujeres no embarazadas. Se administró tratamiento a la pareja cuando fue posible. Se recomendó abstenerse de mantener relaciones sexuales. 
IntervencionesAdministración de 200 mg de metronidazol 3 veces al día, por vía oral durante 7 días versus 5 cápsulas de tinidazol 400 mg, administradas como dosis única en la clínica. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis y confirmación por cultivo.
Seguimiento a los días 3, 5 y 15. Se excluyó a 1 mujer del grupo tinidazol y a 3 del grupo metronidazol, porque no se confirmó el diagnóstico con frotis fresco; hubo 2 pérdidas de seguimiento en el grupo tinidazol y 1 en el de metronidazol. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioAnjaneyulu 1977 
MétodosSe asignaron mujeres consecutivas conforme a un esquema de aleatorización equilibrada. No se menciona si hubo evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesSe incluyeron 100 mujeres de Poona, India, con flujo vaginal. Se administró tratamiento a la mayoría de los compañeros sexuales. No se reclutó a mujeres que hubieran recibido tratamiento antitricomoniásico en las últimas 4 semanas. 
IntervencionesDosis única de 2 g de metronidazol (5 comprimidos de 400 mg) por vía oral versus dosis única de tinidazol 2 g (4 comprimidos de 500 mg) por vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Seguimiento a los días 4, 8 y 12. No se informan exclusiones ni pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioAntonelli 2000 
MétodosSobres opacos numerados de forma secuencial que contenían medicamentos. No se utilizó placebo. La evaluación de los resultados se hizo cegada. 
ParticipantesTotal de 46 mujeres con Trichomonas móviles en frotis fresco atendidas en un consultorio ginecológico en Carolina del Norte, EE.UU. 
IntervencionesMetronidazol 2 g (compr. de 400 mg x 5) versus nonoxynol-9 450 mg por vía vaginal (supositorios de 150 mg x 3) supositorios por vía vaginal 
ResultadosCura parasitológica. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco. Seguimiento de 6 a 22 días después del tratamiento. Estudio interrumpido después de obtener los resultados de las primeras 46 pacientes debido a la respuesta clínica deficiente de los supositorios de nonoxynol 9. La pérdida de seguimiento fue del 26% (12 pacientes). Faltan datos sobre 1 paciente. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioAustin 1982 
MétodosSerie de números aleatorios preparada por la farmacia. Las evaluaciones de laboratorio fueron cegadas. No se menciona el método de ocultamiento de la asignación. 
ParticipantesTotal de 186 mujeres con flujo vaginal que acudían a clínicas de Enfermedad de transmisión sexual y de planificación familiar en Ontario, Canadá. Si se presentaban, los compañeros sexuales recibían tratamiento. Se recomendó abstinencia de relaciones sexuales. 
IntervencionesMetronidazol 1 g versus 2 g, ambos administrados en una dosis única oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco confirmado por cultivo.
Seguimiento semanal.
23 pérdidas de seguimiento de 186 mujeres (12,4%).
No se informan exclusiones postaleatorización. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioBarnes 1957 
MétodosAsignación alternada. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, en Inglaterra. 
IntervencionesAminitrozol, 100 mg 3 veces al día vía oral durante 10 días + aci-gel versus sólo aci-gel. El aci-gel es un gel vaginal estabilizador de pH, con pH de 4,0, administrado 2 veces al día. 
ResultadosCura parasitológica. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
La tasa de pérdidas de seguimiento fue del 23% (14/60). 
Ocultamiento de la asignación
EstudioBegum 1980 
MétodosTabla de aleatorización. No se menciona si hubo cegamiento. 
ParticipantesTotal de 69 mujeres con tricomoniasis, en Dacca y Sylhet, Bangladesh. Se administró tratamiento a la mayoría de los compañeros sexuales.
Criterios de exclusión: embarazo, disfunción hepática manifiesta. 
IntervencionesDosis única de tinidazol 2 g vía oral versus metronidazol 1 g vía oral dos veces al día durante 2 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis y sintomatología.
Seguimiento en los días 7, 14, y 21 postratamiento. No se mencionan casos de deserción. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioBlock 1972 
MétodosSe hizo aleatorización, pero no se describe el método usado. Estudio clínico doble ciego. Los preparados se colocaban en envases neutros. 
ParticipantesTotal de 100 mujeres con tricomoniasis, en Suecia. Se administró tratamiento a la mayoría de los compañeros sexuales.
Criterios de exclusión: infección coexistente por otro agente patógeno. 
IntervencionesNifuratel 200 mg vía oral 3 veces al día durante 7 días más 250 mg por vía intravaginal diariamente durante 10 días, versus metronidazol 200 mg vía oral 3 veces al día durante 7 días más 500 mg por vía intravaginal diariamente durante 10 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis y sintomatología.
Seguimiento a los 14 días después del tratamiento (las pacientes que dieron positivo recibieron otro tratamiento con el mismo régimen y se les reexaminó después de 14 días).
Hubo el 12% de pérdidas de seguimiento en el grupo nifuratel y el 3% en el de metronidazol. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioChaisilwattana 1980 
MétodosAleatorizado, doble ciego. Paquetes de tratamiento cerrados numerados previamente, suministrados por la compañía farmacéutica. No se menciona el método de aleatorización. El código se reveló al concluir todos los procedimientos del estudio clínico, lo que supone un cegamiento de la evaluación de resultados. 
ParticipantesMujeres en edad reproductiva con tricomoniasis, que acudían a una clínica de enfermedades venéreas en Bangkok, Tailandia. 
IntervencionesTinidazol 2 g versus ornidazol 1,5 g, ambos administrados por vía oral en dosis única.
Los compañeros también recibieron el medicamento correspondiente codificado del mismo modo. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
La tasa de pérdidas de seguimiento fue del 11% (13/120).
Más de la mitad de las pacientes presentaba vaginitis crónica o recurrente. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioChaudhuri 1980 
MétodosAsignación aleatoria, doble ciego; se usaron paquetes de tratamiento codificados. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, en Rotterdam, Holanda. 
IntervencionesCarnidazol versus tinidazol, ambos en dosis única de 2 g por vía oral.
Las parejas recibieron el mismo tratamiento; se entregó a todos los pacientes un folleto en el que se recomendaba usar preservativos durante 2 semanas y abstenerse de ingerir alcohol. 
ResultadosCura parasitológica después de 1 y 2 semanas;
efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Se informaron efectos secundarios para todas las pacientes y sus parejas.
Cinco pacientes no acudieron a la primera consulta de seguimiento; a todos se les examinó a las 2 semanas; no se mencionan exclusiones. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioChung 1978 
MétodosLas pacientes fueron asignadas aleatoriamente a 3 grupos. No se proporciona más información. 
ParticipantesTotal de 109 pacientes con tricomoniasis atendidas en consultorios externos de ginecología de dos hospitales de Seúl y Hong Kong. No se administró tratamiento a los compañeros sexuales, pero se les indicó el uso de preservativos. 
IntervencionesOrnidazol 2 g dosis única por vía oral versus ornidazol 1 g por vía oral más comprimido vaginal de 0,5 g para tratamiento corto (24 h) versus ornidazol 1 g vía oral, tratamiento corto (24 h). 
ResultadosCura clínica y parasitológica y efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Seguimiento al día 3 y después de la primera menstruación posterior al tratamiento.
Pérdidas de seguimiento de 37,7% después de 3 días y 88,1% después de la menstruación. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioChunge 1992 
MétodosLas pacientes fueron aleatorizadas a 5 grupos. No se dan detalles del procedimiento. No se usaron placebos. 
ParticipantesSe reclutaron mujeres sintomáticas que acudían a una clínica de planificación familiar y a un consultorio externo para mujeres en Kenia y que aceptaron tomar los medicamentos en el consultorio y regresar para el seguimiento.
Se excluyeron mujeres con problemas clínicos obvios. 
IntervencionesSe dividieron a las mujeres en 5 grupos:
Grupo 1: nimorazol 2 g, vía oral dosis única.
Grupo 2: nimorazol 3 g, vía oral dosis única.
Grupo 3: nimorazol 4 g, vía oral en dos dosis, cada 24 horas.
Grupo 4: tinidazol 2 g, vía oral dosis única.
Grupo 5: ornidazol 1,5 g, vía oral dosis única.
No se recomendó abstinencia coital con el propósito de identificar a quiénes habían mantenido relaciones sexuales entre el tratamiento y la consulta de seguimiento. 
ResultadosCura parasitológica al día 3.
Cura clínica (definida como ausencia de cualquiera de los 3 síntomas iniciales).
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Total de 121 de 153 mujeres acudieron a la consulta de seguimiento al día 3 (21% de pérdidas de seguimiento). Se excluyeron del análisis a 49 mujeres más, por haber mantenido relaciones sexuales durante el período de estudio. Se informan los resultados correspondientes al 47% del total de mujeres reclutadas. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioCsonka 1963 
MétodosComprimidos asignados aleatoriamente y colocados en paquetes idénticos, numerados; el código se mantuvo oculto en la farmacia del hospital. Estudio clínico doble ciego; se utilizó placebo. 
ParticipantesUn total de 67 mujeres con tricomoniasis, en Inglaterra.
Criterios de exclusión: prostitutas y mujeres consideradas promiscuas. 
IntervencionesMetronidazol 200 mg tres veces al día durante 10 días versus placebo. 
ResultadosCura parasitológica. 
NotasDiagnóstico por frotis.
Seguimiento realizado hasta 3 meses después del tratamiento.
Pérdidas de seguimiento: 10 mujeres, 7 del grupo placebo, 3 del grupo metronidazol. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioDiwald 1971 
MétodosLa aleatorización se hizo conforme a una lista de números aleatorios. Doble ciego. No se aclara si se cegaron las evaluaciones de laboratorio. 
ParticipantesTotal de 50 mujeres con tricomoniasis, en Steyr, Austria. En ambos grupos, los compañeros sexuales recibieron tratamiento activo. 
IntervencionesTinidazol 150 mg vía oral 2 veces al día + tinidazol en comprimido vaginal de 150 mg una vez al día durante 5 días versus tinidazol 150 mg vía oral 2 veces al día + placebo en comprimidos vaginales durante 5 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco (en 37 de 50 casos).
Seguimiento al día 7. No se reportaron pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioDuBouchet 1997 
MétodosAsignación aleatoria por orden de ingreso al estudio, conforme a una tabla de números aleatorios. Estudio de etiqueta abierta. No se usaron placebos. 
ParticipantesUn total de 168 mujeres con tricomoniasis, de Brooklyn, Charlottesville y Baltimore, EE.UU. Se recomendó a las pacientes que utilizaran preservativos para evitar la reinfección y que derivaran a sus parejas para ser tratadas.
Criterios de exclusión: embarazo o sospecha de embarazo, hipersensibilidad a los imidazoles, enfermedad del sistema nervioso central, hepatopatía severa, discrasias sanguíneas, uso de anticoagulantes orales, tratamiento para tricomoniasis en las 4 semanas precedentes, imposibilidad de completar el tratamiento entre períodos menstruales. 
IntervencionesMetronidazol 2 g dosis única, vía oral versus 2 comprimidos vaginales de 100 mg de clotrimazol una vez al día durante 7 días versus supositorio vaginal AVC (con 1,05 g de sulfanilamida, 14 mg de hidrocloruro de aminacrina y 140 mg de alantoína) dos veces al día durante 7 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis, cultivo y puntaje sintomático.
Seguimiento: 2 a 3 y 4 a 6 semanas después del tratamiento.
Las pacientes retiradas el estudio fueron reemplazadas por pacientes que habían recibido el mismo tratamiento.
Exclusión del análisis (35 mujeres): no acudieron a la primera consulta de seguimiento (19), espaciamiento no válido entre consultas (5), interrupción del fármaco debido a reacciones adversas (2), otras violaciones al protocolo (9).
Se reclutaron 168 mujeres, 133 (79%) se pudieron evaluar para determinar la eficacia del tratamiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioDuBouchet 1998 
MétodosEstudio piloto aleatorizado, de etiqueta abierta. La aleatorización se basó en una tabla de números aleatorios. 
ParticipantesTotal de 56 mujeres con tricomoniasis, en EE.UU. Se exhortó a las pacientes a evitar relaciones sexuales durante el tratamiento y a que sus compañeros utilizaran preservativos hasta que terminara el estudio. Se ofreció tratamiento a los compañeros sexuales. Criterios de exclusión: mujeres menores de 18 años; embarazadas; presencia de candidiasis al momento del diagnóstico; lactancia; dispositivo intrauterino in situ; menstruación al momento del diagnóstico. 
IntervencionesMetronidazol en gel al 0,75%, 5 g por vía intravaginal 2 veces al día durante 7 días versus metronidazol oral 250 mg, 3 veces al día durante 7 días. 
ResultadosCura parasitológica. 
NotasDiagnóstico por frotis y cultivo
Seguimiento de 5 a 7 días y 21 a 28 días después del tratamiento.
Exclusión del análisis: 8 pacientes que no cumplían con los criterios de inclusión, 2 casos por pérdida del seguimiento, 3 que no regresaron a la consulta de seguimiento dentro del tiempo estipulado. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioEriksson 1976 
MétodosAleatorización en grupos de 10. El investigador desconocía la asignación a los grupos, pero no se dan más detalles. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres que acudían a una clínica de enfermedades venéreas, en Estocolmo, Suecia. Se excluyó a las embarazadas. En general, no fue posible tratar a los compañeros sexuales. 
IntervencionesAdministración de 200 mg de metronidazol 3 veces al día durante 7 días versus nimorazol 300 mg 2 veces al día durante 7 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco, en la primera mitad de las participantes y únicamente por cultivo en la mitad restante.
Las pérdidas de seguimiento fueron 3 de 53 mujeres (5,6%) en el grupo metronidazol y 6 de 59 (10,2%) en el grupo nimorazol. No se mencionan exclusiones post
aleatorización. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioEvans 1970 
MétodosSe asignaron aleatoriamente mujeres consecutivas, doble ciego. No se usaron placebos y debido a que un tratamiento se administró por vía oral e intravaginal y el otro únicamente por vía oral, el cegamiento se hizo hasta el momento de la asignación. 
ParticipantesMujeres atendidas en una clínica de enfermedades de transmisión sexual en Londres, Inglaterra. No se menciona ningún intento de tratamiento de la pareja. 
IntervencionesMetronidazol 200 mg por vía oral, tres veces al día durante 7 días versus nifuratel 200 mg por vía oral, tres veces al día, durante 7 días y un pesario vaginal de 250 mg durante 10 noches. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco en la mayoría de los casos y con cultivo y frotis en algunos.
Pérdidas de seguimiento: 17% (19/115). 
Ocultamiento de la asignación
EstudioEvans 1971 
MétodosSe asignaron aleatoriamente mujeres consecutivas a dos grupos de tratamiento, doble ciego. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres atendidas en una clínica de enfermedades de transmisión sexual en Londres, Inglaterra. 
IntervencionesAdministración de 200 mg de metronidazol, por vía oral tres veces al día durante 7 días versus comprimidos de nitrimidazina de 250 mg por vía oral 2 veces al día durante 6 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco
Pérdidas de seguimiento: 26 de 142 mujeres (18%) y se excluyó a 2 mujeres más porque el diagnóstico se basó en frotis de cérvix uterino en lugar de frotis fresco. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioForster 1963 
MétodosLa aleatorización se hizo con una tabla de números aleatorios, los medicamentos se numeraron de forma consecutiva y se colocaron en sobres cerrados. Se usaron placebos por separado para la administración por vías similares (esto es, oral e intravaginal). El tratamiento combinado (vía oral y vaginal) y los placebos se presentaban en dos sobres engrapados juntos, con un tratamiento en cada sobre. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesMujeres con tricomonas en frotis vaginales y cérvix uterino, que acudían a una clínica de detección de cáncer en Puerto Rico. La edad media de las mujeres era de 40 años y el 70% de ellas tenía entre 30 y 49 años. A las mujeres que cumplían con el criterio de elegibilidad se les envió una citación; a las que acudieron y que tenían frotis frescos positivos se las incluyó en el estudio. 
IntervencionesHubo 4 grupos de estudio. Todos los grupos recibieron metronidazol o placebo de acuerdo con los siguientes regímenes:
Fármaco por vía oral, 250 mg tres veces al día durante 10 días.
Fármaco por vía vaginal, 500 mg una vez al día durante 10 días además del fármaco oral administrado conforme a lo arriba mencionado.
Placebo por vía oral.
Placebo por vía oral y vaginal. 
ResultadosCura parasitológica después de 2 semanas, 6 semanas y 3 meses.
Cura clínica.
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico y reclutamiento por frotis fresco.
Las pérdidas de seguimiento fueron 35 de 450 mujeres a las 2 semanas, 21 de 450 a las 6 semanas y 42 de 450 a los 3 meses. No se les hizo seguimiento a 3 mujeres del grupo tratamiento ni a 4 del grupo placebo. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioFugere 1983 
MétodosLa aleatorización se hizo con una tabla de números aleatorios. No se usaron placebos, pero el estudio clínico fue doble ciego. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres sintomáticas y asintomáticas con tricomoniasis, en Montreal, Canadá.
Se excluyeron mujeres que padecían trastornos médicos serios, gonorrea o sífilis o que habían sido tratadas con metronidazol en los últimos 3 meses. 
IntervencionesSe administró ornidazol en dosis única de 0,5 g ó 1 g ó 1,5 g por vía oral a tres grupos, respectivamente.
Se suministró información a las mujeres sobre la naturaleza de la enfermedad, se les aconsejó que evitaran tener relaciones sexuales o que usaran preservativo y se les entregó un frasco de comprimidos de metronidazol con instrucciones para su pareja. También se les aconsejó abstenerse de usar duchas, cremas y geles vaginales. 
ResultadosPresencia de infección entre los días 7 a 12 y alrededor del día 30.
Efectos secundarios. 
NotasEl reclutamiento se hizo de acuerdo con los resultados del frotis fresco, pero también se tomaron muestras para cultivos, examen microscópico de orina y citología de Papanicolaou. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioGabriel 1982 
MétodosAsignación aleatoria a dos grupos. No se usaron placebos, sin embargo los investigadores estaban ciegos a la asignación de grupos durante el transcurso del estudio y para la evaluación de resultados. Seguimiento a las 2 semanas. 
ParticipantesEran elegibles las mujeres no embarazadas con flujo vaginal, que pudieran acudir a una consulta de seguimiento después de 2 semanas. El estudio clínico se llevó a cabo en una clínica de enfermedades venéreas, en Londres, Inglaterra. 
IntervencionesMetronidazol 2 g (compr. de 400 mg x 5) versus tinidazol 2 g (500 mg x 4), dosis única por vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Pérdidas de seguimiento: 6 de 46 mujeres y 7 de 49 en los grupos metronidazol y tinidazol, respectivamente. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioGarud 1978 
MétodosMujeres asignadas aleatoriamente a 2 grupos. No se proporcionan más detalles. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con flujo vaginal atendidas en consultorios externos de ginecología, en Bombay, India. Se trató a los compañeros sexuales en la mayoría de los casos. Se recomendó abstenerse de mantener relaciones sexuales. 
IntervencionesMetronidazol 2 g dosis única vía oral versus tinidazol 2 g dosis única vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Seguimiento a los días 6, 14 y 21. Pérdidas de seguimiento 24 de 90 (27%) en todo el grupo. No se proporciona información sobre exclusiones. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioGjonnaess 1969 
MétodosDivisión aleatoria en grupos. No se menciona cegamiento. No se menciona el método de ocultamiento de la asignación. 
ParticipantesTotal de 95 mujeres con tricomoniasis, en Noruega. Se administró tratamiento a la mayoría de los compañeros sexuales. 
IntervencionesNifuratel 200 mg por vía oral, 3 veces al día durante 7 días más un comprimido vaginal de 250 mg una vez al día, durante 10 días versus nifuratel 200 mg vía oral 3 veces al día, durante 10 días más un comprimido vaginal de 250 mg una vez al día, durante 10 días. 
ResultadosCura parasitológica durante el seguimiento y durante los primeros 4 meses que siguieron al tratamiento. Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis.
Se repitió el tratamiento (con 200 mg de nifuratel, tres veces al día durante 10 días más un comprimido vaginal de 250 mg, 2 veces al día durante 10 días) en las pacientes que fueron positivas para tricomonas durante el seguimiento.
Seguimiento: 10 días después de finalizado el tratamiento.
Hubo 5 pérdidas de seguimiento; no se presenta un desglose por grupos de tratamiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioGorlero 1992 
MétodosAsignación aleatoria a tres grupos. No se proporcionan detalles del procedimiento de aleatorización utilizado. Se usaron placebos para el grupo sin tratamiento. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, > 18 años de edad, en Italia.
Criterios de exclusión: mujeres que padecían trastornos metabólicos o sistémicos importantes; mujeres que habían recibido tratamiento para infecciones vaginales en las últimas 4 semanas. 
IntervencionesTres grupos: Un único óvulo intravaginal de 600 mg de fenticonazol versus un único óvulo intravaginal de 1.000 mg de fenticonazol versus placebo.
No se mencionan tratamientos ni notificación al compañero. 
ResultadosPresencia de infección al día 4.
Las pacientes y los médicos, por separado, evaluaron la cura clínica mediante una escala semicuantitativa (síntomas / eritema vaginal y edema: ninguno, leve, moderado, severo).
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Se solicitó a todas las mujeres que acudieran a una segunda consulta de seguimiento al día 8; a las que dieron positivo para tricomonas al día 4, se les dio un óvulo adicional de 600 mg, independientemente del grupo al que pertenecían. No se mencionan exclusiones o pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioGorlero 1994 
MétodosAleatorizado, doble ciego, realizado paralelamente en 2 centros. Se usaron placebos. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, de 18 a 70 años de edad, en Italia.
Se excluyó a mujeres que presentaban trastornos sistémicos graves y a las que habían recibido tratamiento para vaginitis en las últimas 2 semanas. También se excluyó a las que presentaban otro agente infeccioso. 
IntervencionesTres grupos:
Grupo 1: fenticonazol, 600 mg, en óvulo intravaginal los días 1 y 2 seguido de placebo los días 3 y 4.
Grupo 2: fenticonazol, 1.000 mg, en óvulo intravaginal los días 1 y 2 seguido de placebo los días 3 y 4.
Grupo 3: óvulos de placebo durante 4 días.
No se mencionan tratamientos ni notificación a la pareja. 
ResultadosPresencia de infección al día 7; cura clínica; efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
De las 61 mujeres reclutadas, 2 se retiraron y 1 interrumpió el tratamiento por los efectos secundarios, dando como resultado 3 exclusiones. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioGummerus 1983 
MétodosAsignación aleatoria de las participantes. No se proporcionan otros datos. 
ParticipantesTotal de 45 mujeres con tricomoniasis. Se trató a todos los esposos. 
IntervencionesAdministración de 2 g de tinidazol por vía oral en dosis única versus tinidazol 2 g en dosis única vía oral más 500 mg por vía vaginal todas las noches durante 7 días. 
ResultadosCura parasitológica al día 14, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Seguimiento: 2 semanas después del tratamiento.
No se mencionan pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioHager 1980 
MétodosNo se especifica el método de aleatorización. Se usaron placebos; el estudio clínico fue doble ciego. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres sintomáticas atendidas en una clínica de enfermedades venéreas, en Georgia, EE.UU.
Se excluyó a mujeres menores de 18 años que no habían menstruado un período y que habían recibido tratamiento para tricomoniasis en el último mes. 
IntervencionesRégimen de dosis única versus de 7 días.
Régimen de dosis única: 2 g de metronidazol (8 comprimidos de 250 mg), seguido de un comprimido de placebo, tres veces al día durante 7 días.
Régimen de 7 días: 8 comprimidos de placebo seguidos de 1 de metronidazol, tres veces al día durante 7 días.
A cada mujer se le entregaron 2 g de metronidazol para el tratamiento de su pareja y se les pidió abstenerse de mantener relaciones sexuales y de ingerir alcohol durante el período de tratamiento. 
ResultadosCura parasitológica 7 a 21 días después de finalizado el tratamiento.
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Las participantes recibieron tratamientos estándar para cualquier otra enfermedad de transmisión sexual que se hubiera identificado durante el estudio. Se detectó gonorrea en 14% y 18% de los grupos de dosis única y de tratamiento de 7 días, respectivamente.
La pérdida total de seguimiento fue de 62% (292/468). 
Ocultamiento de la asignación
EstudioHayward 1976 
MétodosAsignación alternada. 
ParticipantesTotal de 105 mujeres atendidas en una clínica de enfermedades venéreas, en Bournemouth, Inglaterra. Se recomendó abstenerse de mantener relaciones sexuales. Se trató a los compañeros sexuales cuando estuvieron disponibles. 
IntervencionesMetronidazol, 400 mg, seguido inmediatamente de 4 dosis cada 12 horas de 400 mg (2 g) versus nimorazol, 750 mg, seguido inmediatamente de 3 dosis cada 12 horas de 750 mg (3 g), vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco confirmado por cultivo.
Seguimiento a los días 7, 14 y 28.
Las pérdidas de seguimiento y las exclusiones por no haber tomado los medicamentos adecuadamente (1 en cada grupo) totalizaron 15 de 53 (28%) en el grupo metronidazol y 18 de 52 (35%) en el grupo nimorazol.
Excluidas: se excluyó a las que acudieron a menos de 3 consultas o a menos de 28 días de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioHillstroem 1977 
MétodosSe usaron números aleatorios para generar dos grupos. Cada tratamiento se empaquetó y numeró por separado y las mujeres se reclutaron de manera consecutiva. Se usaron placebos y la evaluación de los resultados fue cegada. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis atendidas en dos consultorios externos de ginecología y en una clínica de enfermedades venéreas, en Suecia. También se incluyeron mujeres que habían recibido tratamiento recientemente para otras enfermedades de transmisión sexual. El rango de edad fue de 14 a 71 años. 
IntervencionesOrnidazol 1,5 g versus tinidazol 2 g, ambos administrados por vía oral, en dosis única.
De los compañeros sexuales, 27 de 45 y 25 de 43 recibieron tratamiento. 
ResultadosCura parasitológica al día 7 y 30. Efectos secundarios. 
NotasEl reclutamiento se hizo por frotis fresco, pero a todas las mujeres también se les hizo cultivo.
No se informan exclusiones ni pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioIannino 1975 
MétodosNo se describe el método de aleatorización de los grupos. No se menciona cegamiento. 
ParticipantesTotal de 29 mujeres con tricomoniasis. 
IntervencionesMetronidazol 500 mg por vía intravaginal, 1 comprimido al día versus 25.000 unidades de metilpatricina por vía intravaginal, 1 comprimido al día. 
ResultadosCura parasitológica. 
NotasDiagnóstico por frotis.
Seguimiento los días 2 a 4 postratamiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioKorner 1978 
MétodosAleatorización mediante una lista de números aleatorios. Doble ciego; se usaron placebos. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis que acudían a clínicas de medicina general, en Copenhague, Dinamarca.
Se excluyó a las mujeres con hepatopatías o enfermedades hematológicas, a aquellas que no podían acudir a las consultas de seguimiento y a las pacientes consideradas promiscuas. 
IntervencionesOrnidazol 1 g (2 comprimidos de 500 mg) más 2 comprimidos de placebo versus ornidazol 2 g (4 comprimidos de 500 mg). Las mujeres recibieron un paquete extra de comprimidos para sus parejas, con las instrucciones por escrito. 
ResultadosCura parasitológica al día 7; efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Se excluyó de los análisis posteriores a las pacientes con cultivos negativos (18 y 16 de los grupos de 1 y 2 g, respectivamente), pero se les consideró para los efectos secundarios. Las pérdidas de seguimiento fueron 6 y 1 en los grupos de 1 y 2 g, respectivamente. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioLean 1972 
MétodosAleatorizado, doble ciego. Se usaron cápsulas idénticas para los dos grupos tratamiento y para el grupo placebo. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesSe incluyeron 50 mujeres no embarazadas con flujo vaginal, en Singapur. Se excluyó a mujeres con enfermedades neurológicas. 
IntervencionesMetronidazol versus tinidazol versus placebo, todos administrados a razón de 200 mg, 3 veces al día durante 10 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico mediante microscopía de campo oscuro.
Seguimiento al día 5, día 10 y a la tercera y cuarta semanas. No hubo pérdidas de seguimiento. Un total de 45 mujeres de 50 permanecieron en el hospital los primeros 5 días; las restantes fueron hospitalizadas durante todo el tratamiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioLyng 1981 
MétodosAsignación aleatorizada. Los tratamientos activo o placebo se entregaron en cajas codificadas. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesLas parejas de las mujeres que tenían tricomoniasis fueron asignadas aleatoriamente a los grupos tratamiento y control.
El estudio clínico se llevó a cabo en Copenhague, Dinamarca. 
IntervencionesPara las parejas: tinidazol 2 g oral, dosis única versus placebo. Todas las mujeres recibieron tratamiento estándar. 
ResultadosCura parasitológica a los días 7 a 14 y alrededor del día 30; efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo.
La tasa de pérdidas de seguimiento fue del 8% (12/149) en la primera consulta y 11% (14/132) en la segunda. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioMahony 1975 
MétodosSe entregaron a las mujeres y a sus parejas envases (marcados por separado) que sólo se podían identificar por número, cuando fue posible. Ni la enfermera que administraba el tratamiento ni las mujeres podían identificar las ramas de tratamiento. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesPacientes que acudían a "clínicas especiales" (para enfermedades venéreas), en el sureste de Inglaterra. 
IntervencionesDosis única de 2 g de metronidazol versus nimorazol. A las parejas se les ofreció de forma concomitante tratamiento codificado, cuando fue posible. 
ResultadosCura parasitológica. Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Total de 12 de 93 (13%) casos de pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioManth 1989 
MétodosLas pacientes fueron asignadas aleatoriamente a dos grupos, pero no se menciona el método de aleatorización; estudio clínico doble ciego. No se usaron placebos. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres sintomáticas con tricomoniasis.
Se excluyeron pacientes con trastornos médicos graves, estado de salud deficiente, inmunodeficientes y aquellas que se consideraron no adecuadas o poco confiables.
El estudio clínico se realizó en Europa. 
IntervencionesFenticonazol, en óvulo intravaginal de 600 mg versus 1.000 mg.
No se menciona tratamiento de la pareja, notificación ni otras precauciones. 
ResultadosCura parasitológica al día 1 ó 2
La cura clínica se evaluó con un método semicuantitativo (los síntomas desaparecieron, mejoraron, no cambiaron, empeoraron).
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
No hubo pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioMati 1974 
MétodosAleatorizado, doble ciego. Se entregaban a las mujeres sobres numerados, en pares (para tratamiento de la pareja), con el fármaco o el placebo. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesTotal de 31 mujeres no embarazadas atendidas en consultorios externos ginecológicos, en Nairobi, Kenia. No se dieron recomendaciones sobre las relaciones sexuales durante el período del estudio. 
IntervencionesTinidazol 2 g en dosis única de 4 comprimidos por vía oral versus 4 comprimidos de levadura en dosis única. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Seguimiento al día 7. No se informan pérdidas de seguimiento ni exclusiones post
aleatorización. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioMcClean 1972 
MétodosEstudio clínico aleatorizado; tanto la paciente como el proveedor estaban ciegos a la asignación. No se proporcionan más detalles. No se menciona evaluación ciega de los resultados. Se programó un seguimiento de 3 meses. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, de Londres, Inglaterra. 
IntervencionesMetronidazol 400 mg, 2 veces al día durante 5 días versus nitrimidazina 250 mg, 2 veces al día durante 6 días. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Las pérdidas de seguimiento fueron del 16% (5 en el grupo metronidazol y 11 en el grupo nitrimidazina) y se excluyó a una paciente que no terminó el tratamiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioNotowicz 1977 
MétodosAsignación alternada. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, atendidas en una clínica de enfermedades venéreas en Rotterdam, Holanda. Treinta mujeres (20%) eran trabajadoras del sexo. 
IntervencionesCarnidazol 2 g versus 1,5 g, dosis única por vía oral. 
ResultadosCura parasitológica después de 1 a 3 semanas. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Se administró tratamiento concomitante a 49 mujeres con gonorrea y a una con sífilis.
Las pérdidas de seguimiento fueron del 6,6% y 13,1% en los grupos de 2 g y 1,5 g,
respectivamente. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioNygaard 1977 
MétodosAsignación aleatoria a dos grupos. No se pudo mantener el cegamiento después de la asignación. No se dan detalles sobre cómo se realizó el ocultamiento de la asignación. 
ParticipantesSe reclutaron 119 mujeres que se atendían en clínicas de medicina general, en Copenhague, Dinamarca, y que requerían un examen ginecológico. Los motivos de exclusión fueron embarazo, presunta promiscuidad y trastornos sistémicos. 
IntervencionesAdministración de 200 mg de metronidazol, 3 veces al día durante 7 días versus ornidazol en 4 comprimidos de 500 mg, dosis única por vía oral. Se entregaron a las mujeres tratamientos para sus parejas. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco. Se analizaron solamente aquellos resultados confirmados por cultivo.
Se excluyeron los casos de frotis fresco positivo y cultivo negativo (10 de 53 mujeres en el grupo metronidazol y 12 de 66 en el grupo ornidazol). Sólo se perdió una mujer del grupo ornidazol a la primera semana de seguimiento; se perdieron 8 en el grupo ornidazol y 3 en el de metronidazol a las 5 semanas. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioO-Prasertsawat 1992 
MétodosEstudio clínico controlado aleatorizado doble ciego. Se pidió a las pacientes que escogieran una caja con medicamento. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesMujeres sintomáticas, con tricomoniasis, atendidas en consultorios externos de ginecología, en Bangkok, Tailandia. 
IntervencionesMetronidazol 1,6 g dividido en dos dosis versus tinidazol 2 g, en dosis única por vía oral. Las parejas recibieron los mismos tratamientos. Se les pidió que evitaran las relaciones sexuales o que usaran preservativos. 
ResultadosCura parasitológica entre los 6 y 16 días después del tratamiento. Mejoría clínica (autoevaluada por las mujeres).
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
La tasa de deserción fue del 16,3% (13/67) en el grupo metronidazol y 18,8% (15/65) en el de tinidazol. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioRao 1978 
MétodosAsignación conforme a un esquema de aleatorización. No se proporcionan más detalles. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesTotal de 60 mujeres no embarazadas con flujo vaginal, sin gonorrea ni candidiasis y sin antecedentes de tratamiento antitricomonas en las últimas 2 semanas. Se recomendó abstinencia sexual. Las parejas recibieron tratamiento cuando fue posible. El estudio clínico se realizó en Mangalore, India. 
IntervencionesMetronidazol 2 g (5 comprimidos de 400 mg) versus tinidazol 2 g (4 comprimidos de 500 mg), ambos en dosis única por vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco. Seguimiento a los días 4, 8 y 12. Hubo una pérdida de seguimiento en el grupo tinidazol. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioRees 1974 
MétodosAsignación aleatoria a uno de dos grupos de tratamiento. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesUn total de 29 mujeres en prisiones, en Nairobi, Kenia. Los motivos de exclusión fueron embarazo, enfermedad coexistente y renuencia a participar. 
IntervencionesTinidazol 2 g (5 comprimidos de 400 mg) dosis única por vía oral versus placebo (5 comprimidos de ácido ascórbico de 25 mg), dosis única por vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Seguimiento a los días 4, 5, 7 y a los 2 meses. Exclusiones: 9 de 29 mujeres por traslado a otra prisión, liberación o renuencia a continuar con los exámenes. Se examinó únicamente a 6 mujeres de cada grupo a los 2 meses. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioRoncuzzi 1972 
MétodosAleatorización simple usando sobres cerrados numerados que contenían las instrucciones para el tratamiento. No se menciona cegamiento. Seguimiento de menos de un mes y de más de un mes después del tratamiento. 
ParticipantesTotal de 68 mujeres con tricomoniasis, en Italia. Los compañeros sexuales no recibieron tratamiento.
Criterios de exclusión: embarazo o sospecha de embarazo. 
IntervencionesMetronidazol 600 mg, cada 24 horas durante 7 días versus nimorazol 750 mg, cada 12 horas durante 4 días versus nimorazol 1.000 mg, cada 12 horas durante 3 días. 
ResultadosCura parasitológica 
NotasDiagnóstico por frotis.
Pérdidas de seguimiento antes del mes después del tratamiento: ninguna; a más de un mes después del tratamiento: 11 en el grupo metronidazol, 9 en el grupo nimorazol 750 mg y 7 en el grupo nimorazol 1.000 mg. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioRoy 1975 
MétodosAsignación alternada. 
ParticipantesTotal de 218 mujeres consecutivas atendidas en una clínica de enfermedades venéreas, en Bournemouth, Inglaterra. Se recomendó abstenerse de mantener relaciones sexuales. 
IntervencionesMetronidazol 200 mg 3 veces al día, vía oral durante 7 días versus nimorazol 250 mg, cada 12 horas durante 6 días. Se distribuyeron formularios de notificación para las parejas de todas las mujeres, en los que se solicitaba que acudieran a la clínica dentro las siguientes 24 horas; a los que acudieron se les dio el mismo tratamiento que a las mujeres. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Seguimiento a los días 7, 14, 28 y 42.
Pérdidas de seguimiento: 21 de 218 (9,6%) en total (9/109 del grupo metronidazol y 12/109 del de nimorazol). 
Ocultamiento de la asignación
EstudioSaeed 1976 
MétodosSe reclutaron por asignación alterna a mujeres que acudían en forma consecutiva a la clínica. 
ParticipantesMujeres que se atendían en una clínica de enfermedades venéreas de Bournemouth, Inglaterra. 
IntervencionesMetronidazol, en comprimidos de 400 mg, cada 12 horas durante 48 horas versus nimorazol, en comprimidos de 250 mg, cada 12 horas durante 48 horas. Se aconsejó a las mujeres abstenerse de mantener relaciones sexuales y se les pidió que llevaran a sus parejas a la clínica al día siguiente. A otras mujeres que hubieren mantenido relaciones con estos hombres también se enviaron formularios de notificación. Se intentó enviar recordatorios o establecer contacto mediante una trabajadora social con las mujeres que no acudieron a las consultas de seguimiento. 
ResultadosCura parasitológica alrededor de los días 7 a 9, 14 a 21 y 21 a 35. Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco y/o cultivo. Se hicieron también pruebas de diagnóstico para cándida, sífilis y gonorrea.
De los 333 casos a los que se les hizo seguimiento, 208 también presentaron otras enfermedades de transmisión sexual. La tasa de pérdidas de seguimiento fue del 11,4% (43/376). 
Ocultamiento de la asignación
EstudioSandvei 1979 
MétodosLa aleatorización se hizo con una tabla de números aleatorios. No se usaron placebos, pero el estudio clínico fue doble ciego. No se menciona evaluación ciega de los resultados. No se menciona el método de ocultamiento de la asignación. 
ParticipantesMujeres sintomáticas con tricomoniasis, de 13 a 57 años de edad, en Noruega.
Se excluyó a las que vivían demasiado lejos para poder acudir al seguimiento. 
IntervencionesMetronidazol 2 g versus tinidazol 2 g versus ornidazol 2 g. Todos se administraron en dosis única por vía oral.
Se entregó el mismo medicamento con instrucciones por escrito para la pareja. 
ResultadosCura parasitológica al día 3 y alrededor de las 4 semanas.
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco. También se hicieron cultivos para detectar cándida y gonorrea.
Se informaron efectos secundarios en todos lo que tomaron el fármaco (incluyendo a las parejas).
Las pérdidas de seguimiento fueron 2 de 25, 1 de 25 y 0 de 25 en los grupos de metronidazol, tinidazol y ornidazol, respectivamente, al día 3 y 7 de 25, 6 de 25 y 6 de 25 después de 4 semanas. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioSchnell 1974 
MétodosAleatorizado, doble ciego. No se mencionan otros detalles. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, en Alemania. 
IntervencionesMetronidazol (250 mg) intravaginal versus clotrimazol (100 mg), ambos durante 6 días, para insertarlos en la noche. Las parejas fueron tratadas con metronidazol. 
ResultadosCura parasitológica después de 2 y 4 semanas. Cura clínica. 
NotasDiagnóstico inicial y seguimiento por cultivo y frotis fresco.
Las pérdidas de seguimiento fueron del 8% versus 4% (metronidazol y clotrimazol) a las 2 semanas y del 23% y 36% después de 4 semanas.
A las pacientes en las que el tratamiento fracasó después de 2 semanas, se les administró metronidazol oral y vaginal. No está claro si se les incluyó en los resultados del seguimiento realizado a las 4 semanas. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioSerup 1978 
MétodosAleatorizado, doble ciego; se usó tabla de números aleatorios; no se usó placebos. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis; la mayoría (33/47) ingresó al hospital por diversos problemas ginecológicos. El estudio clínico se realizó en Copenhague, Dinamarca. Se excluyeron a las pacientes con trastornos hepáticos conocidos y con trastornos neurológicos y hematológicos. 
IntervencionesDosis única, por vía oral de 2 g de tinidazol versus ornidazol.
Los compañeros sexuales recibieron tratamiento concordante. 
ResultadosCura parasitológica. Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
De las 47 mujeres reclutadas para el estudio clínico, se excluyó a 7 por resultados negativos de los cultivos y a 4 que fueron pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioSesti 1990 
MétodosLas pacientes se dividieron de manera aleatoria en dos grupos de tratamiento. No se dan más detalles. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis, en Roma, Italia. 
IntervencionesTinidazol 2 g dosis única por vía oral + tinidazol 150 mg y nistatina en óvulo de 100.000 UI durante 7 días versus ornidazol 2 g dosis única por vía oral + ornidazol en óvulo de 500 mg, dosis única. Los compañeros sexuales recibieron tratamiento oral concordante. 
ResultadosSin cura parasitológica (2 semanas). Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
No se mencionan exclusiones ni pérdidas de seguimiento. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioSpence 1997 
MétodosAleatorización por medio de una tabla de números aleatorios, paquetes idénticos numerados de forma consecutiva. Doble ciego; se usaron placebos. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesTotal de 167 mujeres atendidas en una clínica de enfermedades de transmisión sexual de la zona urbana deprimida de la ciudad de Filadelfia, EE.UU. 
IntervencionesMetronidazol 0,5 g versus 1 g versus 1,5 g versus 2 g, todos administrados en dosis únicas, por vía oral. Todas las mujeres recibieron 4 comprimidos (de medicamento activo y placebo, de acuerdo con la dosis). 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por frotis fresco.
Seguimiento a los 7-10 días después del tratamiento.
Las pérdidas de seguimiento fueron 18 de 41 (44%), 15 de 44 (34%), 15 de 42 (36%) y 18 de 37 (49%) en los grupos de 0,5; 1; 1,5 y 2 g, respectivamente (pérdida total: 66 de 164 [40%]). Las mujeres que se perdieron durante el seguimiento eran similares en características demográficas basales a aquéllas que acudieron a las consultas de seguimiento.
Exclusiones: 3 mujeres (2 con 2 g y 1 con 0,5 g), que vomitaron después de ingerir el fármaco. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioThin 1979 
MétodosAleatorizado, doble ciego, se usaron placebos. Paquetes de tratamiento individuales numerados fueron preparados para entregárselos a las pacientes. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesMujeres con tricomoniasis que podían acudir a las consultas de seguimiento después de 2 semanas, en Londres, Inglaterra. 
IntervencionesRégimen de dosis única versus régimen de 5 días.
Régimen de dosis única: metronidazol 2 g (5 comprimidos de 400 mg) seguido de placebo durante 5 días (1 comprimido, 2 veces al día).
Régimen de 5 días: 5 comprimidos de placebo en dosis única seguidas de comprimidos de metronidazol de 400 mg, dos veces al día durante 5 días. No se menciona el tratamiento de la pareja ni las medidas de notificación. No queda claro si se aconsejó a las mujeres que evitaran las relaciones sexuales durante el período de tratamiento. 
ResultadosCura parasitológica al día 7 y al día 14.
Efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico por cultivo y frotis fresco.
Pérdidas de seguimiento al día 14: 46% y 31% en los grupos de dosis única y de 5 días, respectivamente. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioTidwell 1994 
MétodosSe usó una tabla de números aleatorios para preparar sobres cerrados, numerados de forma consecutiva, conteniendo el medicamento. Se usaron placebos. Las evaluaciones de los resultados fueron cegadas. 
ParticipantesMujeres de 15 a 65 años atendidas en el departamento de urgencias (Jackson, EE.UU.) con diagnóstico de tricomoniasis. 
IntervencionesAdministración de 2 g de metronidazol, en crema vaginal + placebo oral versus metronidazol 2 g por vía oral + placebo vaginal. Se ofreció tratamiento a la pareja con una dosis única de 2 g de metronidazol. A las mujeres se les solicitó abstenerse de mantener relaciones sexuales y de ingerir alcohol hasta el final del seguimiento. 
ResultadosCura parasitológica al día 3 a 5; cura clínica; efectos secundarios. 
NotasEl diagnóstico se realizó por cultivo y frotis fresco, pero las pacientes se reclutaron en función de los resultados de los cultivos.
Todas las pacientes presentaron cultivos de N. gonorrea, el 20% y el 14% fueron positivas en los grupos de administración por vía oral y vaginal, respectivamente.
De las 305 pacientes consideradas para un posible reclutamiento, se pudieron evaluar 302. Total de 94 fueron positivas, de las cuales se pudieron reclutar 61 (fue necesario volver a llamarlas). Las pérdidas de seguimiento fueron 7 de 61 (11,4%) y se excluyó a una mujer por proliferación bacteriana en el cultivo. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioTinkler 1974 
MétodosAleatorizado, doble ciego, pero no se usaron placebos. No se menciona evaluación ciega de los resultados. 
ParticipantesTotal de 100 mujeres que se atendían en la Bristol Royal Infirmary, Inglaterra. Criterios de exclusión: mujeres que tenían más de un compañero sexual, a las que se suponía no eran lo suficientemente inteligentes para entender el estudio o que no se confiaba que siguieran el tratamiento como se lo indicaran y a las mujeres cuyas parejas no estaban dispuestas a tomar el medicamento concurrente. Se recomendó abstenerse de mantener relaciones sexuales. 
IntervencionesAdministración de 200 mg de metronidazol, 3 veces al día durante 7 días versus nimorazol 250 mg, 2 veces al día durante 6 días, ambos por vía oral. 
ResultadosCura parasitológica y clínica, efectos secundarios. 
NotasDiagnóstico mediante microscopía de campo oscuro y cultivo.
Seguimiento a los días 8 y 14.
Las pérdidas de seguimiento fueron 4 de 100 mujeres y se excluyeron 7 por no tomar los fármacos según lo prescrito. 
Ocultamiento de la asignación
EstudioWigfield 1975 
MétodosAsignación alternada. No se menciona cegamiento. 
ParticipantesTotal de 199 mujeres con tricomoniasis, en Inglaterra. Fueron tratados algunos compañeros sexuales. Se recomendó a las pacientes que se abstuvieran de mantener relaciones sexuales.
Criterios de exclusión: embarazo o sospecha de embarazo. 
IntervencionesNimorazol 3 g (tres dosis de 2 comprimidos de 500 mg, cada 12 horas) versus metronidazol 4,2 g (un comprimido de 200 mg, tres veces al día durante 7 días). 
ResultadosCura parasitológica. 
NotasDiagnóstico por frotis.
Seguimiento hasta completar el tratamiento y en 3 ocasiones más, con intervalos de una semana.
Pérdidas de seguimiento: 23 en el grupo metronidazol y 20 en el grupo nimorazol. 
Ocultamiento de la asignación
ETS - enfermedad de transmisión sexual
SNC - sistema nervioso central
DIU - dispositivo intrauterino


Características de los estudios excluidos

EstudioMotivo de la exclusión
Akinla 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Ali 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Andersen 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Apte 1978 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Arnold 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Arya 1974 Se incluyeron en el estudio clínico mujeres con tricomoniasis y candidiasis. 
Aubert 1982 Se ofreció tratamiento con metronidazol a mujeres que acudían a clínicas de planificación familiar, ya fuera una dosis única de 2 g ó 250 mg tres veces al día durante siete días. No se realizó comparación aleatorizada entre los dos grupos. 
Aure 1974 Estudio clínico doble ciego que comparaba metronidazol con tinidazol. El estudio clínico se excluyó porque se hizo un informe por pareja, no por individuo. 
Azevedo 1985 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Bedoya 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Bertini de Oliveira No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Bloch 1985 Este estudio clínico se excluyó porque los datos no se reportaron en forma apropiada para el análisis. La correspondencia con el autor reveló que los datos se destruyeron durante una mudanza. Mujeres con tricomoniasis fueron asignadas aleatoriamente para recibir tratamiento con comprimidos de 2 g de metronidazol por vía oral, suspensión de benzoílo de metronidazol (2 g) o tinidazol (2 g), también por vía oral. Al día 7, el 1,7%, el 4,5% y el 1,7% de las mujeres fueron positivas para tricomonas, respectivamente. Al día 14, ninguna mujer tratada con metronidazol y el 5,1% de las pacientes que recibieron tinidazol fueron positivas. Los efectos secundarios fueron más frecuentes con los comprimidos de metronidazol (22,4%) y menos frecuentes con la suspensión de metronidazol (7,5%). 
Botero 1977 Este estudio clínico se excluyó porque no había comparación aleatoria o cuasi aleatoria entre las mujeres tratadas con metronidazol o panidazol para la tricomoniasis. 
Bremond 1987 El objetivo de este estudio clínico aleatorizado fue el tratamiento sintomático de la vaginitis. Mujeres con tricomoniasis y candidiasis fueron asignadas aleatoriamente para recibir benzidamina o placebo, además del tratamiento estándar con tinidazol 2 g (antitricomonas) y econazol (contra la cándida). La autoevaluación hecha por las mujeres demostró que para proporcionar alivio sintomático la benzidamina más un tratamiento específico había sido más efectiva que sólo el tratamiento específico. 
Burkett 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Catterall 1957 No había ninguna comparación aleatorizada entre grupos tratados con tricomicina y acetarsol. 
Cohen 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Csonka 1971 Cincuenta y cuatro mujeres que acudieron a clínicas de enfermedades de transmisión sexual recibieron tratamiento con dosis únicas de 2 g de metronidazol. Posteriormente, se definió como grupo control a 58 mujeres que recibieron un tratamiento de siete días. No se realizó comparación aleatorizada entre los dos grupos. 
Davidson 1973 No hubo grupo de comparación aleatorizada. 
Dellenbach 1972 El estudio se llevó a cabo en dos partes. En la primera, todas las mujeres recibieron tinidazol; en la segunda, las mujeres fueron asignadas aleatoriamente a tratamiento oral con tinidazol y a tinidazol por vía oral más supositorio vaginal. Sin embargo, los resultados se informan en conjunto y no se puede separar la parte aleatorizada de la no aleatorizada. 
Dellenbach 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Djahangiri 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Dubois 1970 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Dunlop 1958 Los datos de este estudio no estaban disponibles en un formato adecuado para su extracción. Ocho pacientes fueron tratadas con 2-Acetilamino-5-Nitrotiazol y 5 pacientes del grupo control recibieron comprimidos de lactato de calcio. Los resultados se informaron como el número de frotis vaginales positivos o negativos para tricomonas y no como el número de pacientes curadas. 
Dykers 1978 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Erb 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Feo 1961 No hubo grupo de comparación en este estudio. 
Figueroa 1997 Los datos de este estudio no se proporcionaron en un formato adecuado para su análisis. 
Ganju 1966 No hubo ninguna indicación de que se hubiera hecho alguna comparación aleatorizada o cuasi aleatorizada entre los grupos de estudio. Las mujeres con tricomoniasis (embarazadas y no embarazadas) se dividieron en cuatro grupos (metronidazol, hamicina, compuesto vaginal de stovarsol, y placebo). 
Giordano 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Goldman 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Goncalves 1987 Este estudio clínico controlado aleatorizado se excluyó porque el resultado de interés era el alivio de los síntomas de las infecciones por tricomonas y cándida. Se comparó el vinagre con una preparación para baños de asiento compuesta por ácido salicílico/ácido bórico/alumbre de amonio, además de la terapia específica. 
Goodwin 1972 Estudio cruzado aleatorizado para investigar el efecto tipo disulfiram del flunidazol, que es un nitroimidazol de estructura similar al metronidazol pero sin el efecto del gusto metálico. Se excluyó este estudio porque su objetivo no era el tratamiento de la tricomoniasis. Sin embargo, los investigadores no pudieron fundamentar los efectos tipo disulfiram de los nitroimidazoles informados en este estudio con un número pequeño de participantes. 
Gyorik 1971 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Heiss 1971 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Helmy 1974 No se hizo asignación aleatorizada en este estudio. Inicialmente, se les daba tinidazol a 2 mujeres en forma consecutiva y a la tercera mujer se le daba metronidazol, y así sucesivamente; posteriormente, esta forma de asignación se cambió por la alternancia. 
Henderson 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Jones 1977 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Karagiosov 1979 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Kawamura 1978 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. En el primer período de reclutamiento, se trató a los pacientes (hombres positivos para tricomonas) con tinidazol; en el segundo período, con metronidazol. 
Kholodovskaya 1979 En este estudio se comparó la farmacocinética del tinidazol con la del metronidazol. 
Kim 1993 Este estudio incluía el tratamiento de uretritis no gonocócica en hombres, y comprendía enfermedades distintas de la tricomoniasis. 
Kulseng-Hanssen 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Lanceley 1953 No se realizaron comparaciones aleatorizadas. Se inocularon cultivos de Trichomonas vaginalis en la uretra de 5 pacientes y el medio de cultivo sólo en otros 5 hombres. 
Liechti 1971 No fue posible dilucidar si el estudio fue un verdadero estudio clínico aleatorizado o no. El estudio abarca diversos grupos de pacientes con tricomoniasis tratados con diferentes dosis de tinidazol, metronidazol y combinaciones de vía oral y vaginal. Se menciona que el estudio fue doble ciego para los grupos del tinidazol por vía oral versus vía oral y vaginal con dos dosis diferentes (4 grupos comparados en total). Sin embargo, no hay mención de aleatorización y uno de los grupos tiene un número significativamente menor de participantes comparado con los otros tres. 
Lotvin 1973 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Lyon 1963 A las mujeres con tricomoniasis se les administró metronidazol en tres regímenes diferentes (por vía oral o sólo intravaginal y tratamiento combinado), pero no se hicieron comparaciones aleatorizadas entre los tres grupos. 
Magnier 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Marianowski 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Massa 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
McCann 1972 En este estudio clínico se incluyeron embarazadas y no fue posible considerarlas por separado. El estudio clínico fue una comparación aleatorizada de metronidazol y nitrimidazina, ambos administrados por vía oral como tratamiento "prolongado". 
Milek 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. Se ensayó el tinidazol, dosis única por vía oral, en dosis de 1,5 g, 1,6 g, 1,8 g y 2 g. 
Miller 1969 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Mischer 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Moore 1979 No hubo grupo de comparación en este estudio. 
Mukherjee 1979 No hubo grupo de comparación aleatorizada. 
Naguib 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Obel 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Ongom 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Ozbilgin 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Peeters 1974 Los principales motivos para excluir este estudio clínico fueron: la admisión de embarazadas (n = 1) y que el objetivo era investigar el efecto del miconazol en la incidencia de las infecciones por levadura que se presentaban después del tratamiento para la tricomoniasis. Se trató de un estudio clínico controlado aleatorizado en el cual el grupo experimental recibió metronidazol en comprimidos de 250 mg dos veces al día durante 10 días más una crema vaginal de miconazol una vez por la noche durante 15 días; el grupo control recibió sólo el metronidazol de la misma manera. En el grupo metronidazol + miconazol, el número de cultivos de levadura positivos fue de 6 y 0, antes y después del tratamiento. En el grupo que recibió únicamente metronidazol, las 3 mujeres positivas para levaduras siguieron siendo positivas. La tasa de cura parasitológica fue del 100% en el grupo tratamiento combinado y del 90% (18/20) en el grupo que recibió sólo metronidazol. 
Pereyra 1972 Se excluyó este estudio clínico porque se había incluido a tres embarazadas. Las tres fueron tratadas con flunidazol, pero no se informan los resultados del tratamiento. 
Phillips 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Plotho 1971 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Porapakkham 1967 Aunque la asignación se informó como "aleatoria", este estudio fue excluido porque había un desequilibrio significativo no justificado en el número de mujeres asignadas al metronidazol por vía oral más vaginal y al metronidazol por vía oral solamente. En este estudio clínico también se incluyeron embarazadas y los datos correspondientes a ellas no se informaron por separado. 
Psaroudakis 1977 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Quartararo 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Rainer 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Robinson 1965 Se excluyó este estudio clínico debido a que no quedó claro si los grupos comparados eran aleatorizados. Los autores incorporaron un grupo de mujeres asignadas aleatoriamente a un tratamiento y placebo en una serie de mujeres, embarazadas y no embarazadas, tratadas con metronidazol. En consecuencia, se observa un desequilibrio en los tamaños muestrales de dos grupos y no es posible identificar a los grupos aleatorizados en las tablas presentadas. 
Ross 1973a Este estudio se excluyó porque no fue posible separar las embarazadas de las que no lo estaban. Mujeres con tricomoniasis recibieron 2 g de metronidazol o 2 g de nimorazol en dosis única, de manera alternada. Por último, 11 de 75 mujeres del grupo metronidazol y 6 de 73 se consideraron tratamientos fallidos. 
Ross 1973b No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Rzempoluch 1976 Este estudio clínico examinó el tratamiento de infecciones mixtas. 
Rösemann 197 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Salinas 1971 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Sandront-Degee 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Schellen 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Schmoer 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Shutsky 1978 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Sternadel 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Sternadel 1975 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Swarz 1974a No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Swarz 1974b No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Thavabalan 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Tran Dinh De 1963 No se hicieron comparaciones aleatorizadas entre grupos. 
Turanova 1977 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Underhill 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Vartiainen 1966 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Wacha 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Wallin 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Ward 1976 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Watt 1960 No hubo grupo de comparación en este estudio. 
Weidenbach 1974 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Weitgasser 1976 Este estudio clínico se describe como doble ciego, pero no se hace mención de una asignación aleatoria. 
Wladeck 1981 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Woodcock 1972 Se administraron 400 mg/día de metronidazol durante dos días cuando el investigador estaba de guardia y 200 mg/día durante siete días cuando el investigador no estaba trabajando. Por lo tanto, no se hizo comparación aleatorizada entre los dos grupos. 
Zaremba 1980 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 
Zwierz 1969 No se hicieron comparaciones aleatorizadas ni cuasi aleatorizadas. 


REFERENCIAS
Referencias de los estudios incluidos en esta revisión

Aimakhu 1975{Solo datos publicados}
Aimakhu VE. Vaginal trichomoniasis: One stat dose of tinidazole compared with a seven-day course of metronidazole. West Afr Med J 1975;23:97-100.

Anjaneyulu 1977{Solo datos publicados}
Anjaneyulu R, Gupte SA, Desai DB. Single-dose treatment of trichomonal vaginitis: a comparison of tinidazole and metronidazole. J Int Med Res 1977;5:438-441.

Antonelli 2000{Solo datos publicados}
Antonelli NM, Diehl SJ, Wright JW. A randomized trial of intravaginal nonoxynol 9 versus oral metronidazole in the treatment of vaginal trichomoniasis. Am J Obstet Gynecol 2000;182:1.008-10.

Austin 1982{Solo datos publicados}
Austin TW, Smith EA, Darwish R, Ralph ED, Pattison FLM. Metronidazole in a single dose for the treatment of trichomoniasis. Failure of a 1-g single dose. Br J Vener Dis 1982;58:121-3.

Ralph ED, Darwish R, Austin TW, Smith EA, Pattison FLM. Susceptibility of Trichomonas vaginalis strains to metronidazole: response to treatment. Sex Trans Dis 1983;10:119-122.

Barnes 1957{Solo datos publicados}
Barnes J, Boutwood A, Haines E, Levington W, Lister E, Haram BJ. Oral treatment of trichomonas vaginitis with aminitrozole. Br Med J 1957;1:1.160-1.162.

Begum 1980{Solo datos publicados}
Begum SF, Ali SE, Ali S. Short course nitroimidazole in the treatment of vaginal trichomoniasis. Curr Ther Res 1980;28:922-926.

Block 1972{Solo datos publicados}
Block E. The effect of nifuratel and metronidazole in the treatment of trichomoniasis. Lakartidningen 1972;69:5.210-5.212.

Chaisilwattana 1980{Solo datos publicados}
Chaisilwattana P, Bhiraleus P, Patanaprnich P, Bhadrakom C. Double blind comparative study of tinidazole and ornidazole as a single dose treatment of vaginal trichomoniasis. J Med Assoc Thailand 1980;63:448-452.

Chaudhuri 1980{Solo datos publicados}
Chaudhuri P, Drogendijk AC. A double-blind controlled clinical trial of carnidazole and tinidazole in the treatment of vaginal trichomoniasis. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 1980;10:325-328.

Chung 1978{Solo datos publicados}
Chung SO, Yoo BI, Park YD, Lasserre R. Single-day treatment of trichomonas vaginitis with low dose of ornidazole. Southeast Asian J Trop Med Pub Health 1978;9:74-78.

Chunge 1992{Solo datos publicados}
Chunge CN, Kangethe S, Pamba HO, Owate J. Treatment of symptomatic trichomoniasis among adult women using oral nitroimidazoles. East Afr Med J 1992;69:398-401.

Csonka 1963{Solo datos publicados}
Csonka GW. Long-term aspect of treatment with metronidazole (flagyl) in trichomonal vaginitis. Brit J Vener Dis 1963;39:258-260.

Diwald 1971{Solo datos publicados}
Divald VJ. Trichomoniasis - behandlung der frau mit tinidazol. Wien Med Wochen 1971;24:492-494.

DuBouchet 1997{Solo datos publicados}
duBouchet L, Spence MR, Rein MF, Danzig MR, McCormack WM. Multicenter comparison of clotrimazole vaginal tablets, oral metronidazole, and vaginal suppositories containing sulfanilamide, aminacrine hydrochloride, and allantoin in the treatment of symptomatic trichomoniasis. Sex Trans Dis 1997;24:156-160.

DuBouchet 1998{Solo datos publicados}
duBouchet L, McGregor JA, Ismail M, McCormack WM. A pilot study of metronidazole vaginal gel versus oral metronidazole for the treatment of Trichomonas vaginalis vaginitis. Sex Trans Dis 1998;25:176-179.

Eriksson 1976{Solo datos publicados}
Eriksson G, Wanger L. Treatment of trichomoniasis in females with and without gonorrhoea. Br J Vener Dis 1976;52:276-278.

Evans 1970{Solo datos publicados}
Evans BA, Catterall RD. Nifuratel compared with metronidazole in the treatment of trichomonal vaginitis. Br Med J 1970;1:335-336.

Evans 1971{Solo datos publicados}
Evans BA, Catterall RD. Nitrimidazine compared with metronidazole in the treatment of vaginal trichomoniasis. Br Med J 1971;4:146-147.

Forster 1963{Solo datos publicados}
Forster SA, Ramirez OG, Rapoport AH. Metronidazole and trichomonal vaginitis. Am J Obstet Gynecol 1963;87:1.013-1.023.

Fugere 1983{Solo datos publicados}
Fugere P, Verschelden G, Caron M. Single dose of ornidazole in women with vaginal trichomoniasis. Obstet Gynecol 1983;62:502-505.

Gabriel 1982{Solo datos publicados}
Gabriel G, Robertson E, Thin RN. Single dose treatment of trichomoniasis. J Int Med Res 1982;10:129-130.

Garud 1978{Solo datos publicados}
Garud M, Lulla M, Saraiya U, Vaidya S. Oral single dose therapy of trichomonal vaginitis: comparison of tinidazole and metronidazole. J Obstet Gynaecol India 1978;28:347-350.

Gjonnaess 1969{Solo datos publicados}
Gjonnaess H, Aure JC. Treatment of trichomonas vaginitis with nifuratel. Acta Obstet Gynecol Scand 1969;48:85-94.

Gorlero 1992{Solo datos publicados}
Gorlero F, Bosco P, Barbieri M, Bertulessi C, Pulici L, Polvani F, De Cecco L. Fenticonazole ovules in the treatment of vaginal trichomonas infections. A double-blind randomized pilot clinical trial. Curr Ther Res 1992;51:367-376.

Gorlero 1994{Solo datos publicados}
Gorlero F, Macchiavello S, Pellegatta L, Airoldi ML, Gaffuri B, Pulici L, De Cecco L. Evaluation of the efficacy and tolerability of two different dosages of fenticonazole vaginal ovules (600 mg and 1000 mg) in patients with vaginal trichomoniasis: A controlled, double-blind, randomized clinical trial versus placebo. Curr Ther Res 1994;55:510-518.

Gummerus 1983{Solo datos publicados}
Gummerus M. Tinidazole in vaginal trichomoniasis [Trikomonaskolpiitin hoito tinidatsolilla]. Suomen Laakarilehti 1983;38(13):1.216-1.217.

Hager 1980{Solo datos publicados}
Hager WD, Brown ST, Kraus SJ, Kleris GS, Perkins GJ, Henderson M. Metronidazole for vaginal trichomoniasis. JAMA 1980;244:1.219-1.220.

Hayward 1976{Solo datos publicados}
Hayward MJ, Roy RB. Two-day treatment of trichomoniasis in the female. Comparison of metronidazole and nimorazole. Br J Vener Dis 1976;52:63-64.

Hillstroem 1977{Solo datos publicados}
Hillstroem L, Pettersson L, Palsson E, Sandstroem SO. Comparison of ornidazole and tinidazole in single-dose treatment of trichomoniasis in women. Br J Ven Dis 1977;53:193-194.

Iannino 1975{Solo datos publicados}
Iannino A, Testa P.  [Sul trattamento locale delle vaginiti da T. vaginalis. Richerche comparative con metil-patricina e metronidazolo]. Minerva Ginecol 1975;27:929-32.

Korner 1978{Solo datos publicados}
Korner B, Nygaard B, Jensen RH. A controlled trial of single-dose treatment with ornidazol (Tiberal) for vaginal trichomoniasis in general practice [Engangsbehandling med ornidazol (Tiberal) ved vaginal trichomoniasis]. Ugeskr Laeg 1978;140:1.485-1.487.

Lean 1972{Solo datos publicados}
Lean TH, Vengadasalam D. Treatment of vaginal trichomoniasis with a new anti-protozal compound (oc-chloromethyl-2-methyl- 5-nitro-1-imidazole-ethanol). Br J Vener Dis 1973;49:69-71.

Lyng 1981{Solo datos publicados}
Lyng J, Christensen J. A double-blind study of the value of treatment with a single dose tinidazole of partners to females with trichomoniasis. Acta Obstet Gynecol Scand 1981;60:199-201.

Mahony 1975{Solo datos publicados}
Mahony JDH, Harris JRW, Farrer CJ. Nimorazole and metronidazole in the treatment of trichomonal vaginitis. Br J Clin Pract 1975;29:71-72.

Manth 1989{Solo datos publicados}
Manth SM, Rindt W, Schnitker J, Weigerding A, Colli E, Scatigna M. Fenticonazole in the treatment of vaginal trichomonas infections. Curr Ther Res 1989;45:1.060-1.066.

Mati 1974{Solo datos publicados}
Mati JKG, Wallace RJ. The treatment of trichomonal vaginitis using a single dose of tinidazole by mouth. East Afr Med J 1974;51:883-888.

McClean 1972{Solo datos publicados}
McClean AN. Nitrimidazine (Naxogin) compared with metronidazole (Flagyl) in the treatment of trichomonal vaginitis. Br J Vener Dis 1972;48:69-70.

Notowicz 1977{Solo datos publicados}
Notowicz A, Stolz E, de Koning GA. First experiences with single-dose treatment of vaginal trichomoniasis with carnidazole (R 25831). Br J Ven Dis 1977;53:129-131.

Nygaard 1977{Solo datos publicados}
Nygaard B, Kjaersgaard H, Korner B, Hammer Jensen R. Single-dose treatment with ornidazole (Tiberal(R)) and seven-day treatment with metronidazole (Flagyl(R)) in vaginal trichomoniasis. Ugeskr Laeg 1977;139:524-526.

O-Prasertsawat 1992{Solo datos publicados}
O-Prasertsawat P, Jetsawangsri T. Split-dose metronidazole or single-dose tinidazole for the treatment of vaginal trichomoniasis. Sex Trans Dis 1992;19:295-297.

Rao 1978{Solo datos publicados}
Rao HTM, Shenoy DR. Single-dose oral treatment of vaginal trichomoniasis with tinidazole and metronidazole. J Int Med Res 1978;6:46-49.

Rees 1974{Solo datos publicados}
Rees PH, McGlashan HE, Mwega V. Single-dose treatment of vaginal trichomoniasis with tinidazole. East Afr Med J 1974;51:782-785.

Roncuzzi 1972{Solo datos publicados}
Roncuzzi R, Fortuna A.  [Ricerca controllata sul trattamento della tricomoniasi vaginale con nimorazolo (nitrimidazina) o metronidazolo]. Giornale Italiano Di Chemioterapia 1972;19:69-71.

Roy 1975{Solo datos publicados}
Roy RB, Laird SM, Heasman L. Treatment of trichomoniasis in the female. A comparison of metronidazole and nimorazole. Br J Vener Dis 1975;51:281-284.

Saeed 1976{Solo datos publicados}
Saeed A, Roy RB, Huq MA. Two-day treatment of trichomoniasis in the female - A comparison of metronidazole and nimorazole. Br J Clin Pract 1976:41-44.

Sandvei 1979{Solo datos publicados}
Sandvei R, Hernborg K.  [Behandling av trichomonas vaginalis]. Tidsskr Nor Loegeforen 1979;99:316-317.

Schnell 1974{Solo datos publicados}
Schnell JD. The incidence of vaginal candida and trichomonas infections and treatment of trichomonas vaginitis with clotrimazole. Postgrad Med J 1974;July Suppl:79-81.

Schnell JD, Ruether C.  [Therapie kombinierter vaginal infektionen von trichomonas vaginalis und sprosspilzen]. Geburtsh Frauenheilk 1974;34:551-557.

Serup 1978{Solo datos publicados}
Serup J, Jensen RH. Treatment of trichomoniasis vaginalis with single oral dose of ornidazole (Tiberal) and tinidazole (Fasigyn). A controlled investigation. Ugeskr Laeg 1978;140:1.483-1.484.

Sesti 1990{Solo datos publicados}
Sesti F, Valli E, Troisi C, Ciancio F, Piccione E. Comparative clinical study of the therapeutic efficacy of tinidazole and ornidazole in the treatment of vaginal trichomoniasis [Studio clinico comparativo sull'efficacia terapeutica di tinidazolo vs. ornidazolo nel trattamento della trichomoniasi vaginale]. Giorn It Ost Gin 1990;12:83-84.

Spence 1997{Solo datos publicados}
Spence MR, Harwell TS, Davies MC, Smith JL. The minimum single oral metronidazole dose for treating trichomoniasis: a randomized blinded study. Obstet Gynecol 1997;89:699-703.

Thin 1979{Solo datos publicados}
Thin RN, Symonds MAE, Booker R, Cook S, Langlet F. Double-blind comparison of a single dose and a five-day course of metronidazole in the treatment of trichomoniasis. Br J Ven Dis 1979;55:354-356.

Tidwell 1994{Solo datos publicados}
Tidwell BH, Lushbaugh WB, Laughlin M, Cleary JD, Finley RW. A double-blind placebo-controlled trial of single-dose intravaginal versus single-dose oral metronidazole in the treatment of trichomonal vaginitis. J Infect Dis 1994;170:242-246.

Tinkler 1974{Solo datos publicados}
Tinkler AE. Nimorazole compared with metronidazole in the treatment of vaginal trichomoniasis. Practitioner 1974;212:115-119.

Wigfield 1975{Solo datos publicados}
Wigfield AS. Trichomonal vaginitis. A 24-hr regimen of nimorazole compared with a 7-day regimen of metronidazole. Br J Vener Dis 1975;51:54-56.


Akinla 1975
Akinla O, Ogunbi O. Treatment of trichomonal vaginitis with single dose tinidazole (Fasigyn). West Afr J Pharmac Drug Res 1975;2:31-37.

Ali 1975
Ali SE. Clinical evaluation of a single dose of tinidazole in trichomoniasis. Curr Ther Res 1975;18:669-672.

Andersen 1975
Andersen HJ.  [Behandling af trichomoniasis urogenitalis med en engagngsdosis af tinidazolum]. Ugeskr Laeg 1975;137:676-678.

Apte 1978
Apte VV, Packard RS. Tinidazole in the treatment of trichomoniasis, giardiasis and amoebiasis. Drugs 1978;15(Suppl. 1):43-48.

Arnold 1974
Arnold M.  [Vergleich von Nifuratel und Tinidazol bei Trichomonadenvaginitis]. Ther Umsch 1974;31:202-204.

Arya 1974
Arya OP, Alergant CD. Comparison of magmilor with flagyl compaq in women with trichomoniasis and candidiasis. Unpublished 1974.

Aubert 1982
Aubert JM, Sesta HJ. Treatment of vaginal trichomoniasis: Single, 2-gram dose of metronidazole as compared with a seven-day course. J Reprod Med 1982;27:743-745.

Aure 1974
Aure MT.  [Estudio comparativo entre el tinidazole y el metronidazol en el tratamiento de la tricomoniasis vaginal]. Rev Obstet Gynecol Venezuela 1974;34:437-440.

Azevedo 1985
Azevedo EMM, Fonseca AM, Souza AZ, Bagnoli VR, Salvatore CA. Vaginal trichomoniasis treatment by immunization with lactobacillus acidophilus vaccine. Archives of Gynecology 1985;237:65.

Bedoya 1974
Bedoya JM. Short treatment for human urogenital trichomoniasis with tinidazole: a preliminary report. Curr Med Res Opin 1974;2:165-168.

Bertini de Oliveira
Bertini de Oliveira AM, Delascio D, De Oliveira N. Treatment of vaginitis due to trichomonas. Results with a new imidazole derivative: Nitrimidazine. Minerva Ginecol 1972;7:342-353.

Bloch 1985
Bloch B, Smyth E. The treatment of Trichomonas vaginalis vaginitis. An open controlled prospective study comparing a single dose of metronidazole tablets, benzoyl metronidazole suspension and tinidazole tablets. S Afr Med J 1985;67:455-457.

Botero 1977
Botero D, Perez A. Treatment of intestinal amoebiasis and vaginal trichomoniasis with panidazole and its comparison with metronidazole. Trans R Soc Trop Med Hyg 1977;71:508-511.

Bremond 1987
Bremond A. Clinical evaluation of benzydamine for treatment of vaginitis: Results of a randomized study with emphasis on functional symptoms. Int J Tiss Reac 1987;9:147-149.

Burkett 1975
Burkett G, Noel B. Single dose treatment of trichomonas vaginalis with tinidazole (Fasigyn). W I Med J 1975;24:179-181.

Catterall 1957
Catterall RD, Nicol CS. Systemic treatment of trichomonal infections. Br Med J 1957;2:29-31.

Cohen 1975
Cohen J, Merger R.  [Un traitement-minute de la trichomonase vaginale]. Gynecologie 1975;26:27-28.

Csonka 1971
Csonka GW. Trichomonal vaginitis treated with one dose of metronidazole. Br J Vener Dis 1971;47:456-458.

Davidson 1973
Davidson F. Short-term high-dose metronidazole for vaginal trichomoniasis. J Obstet Gynecol 1973;80:368-370.

Dellenbach 1972
Dellenbach P, Muller P.  [Traitement des trichomonases urogenitales par le Fasigyn]. J Gynecol Obstet Biol Reprod, 1972;1(Suppl. 2):369-371.

Dellenbach 1974
Dellenbach P, Muller P. Single dose therapy of urogenital trichomoniasis with 2 grams tinidazole. Curr Med Res Opin 1974;2:142-146.

Djahangiri 1976
Djahangiri MH.  [Eindosis-Therapie der Trichomonaden -Kolpitis mit tinidazol]. Muench Med Wschr 1976;118:47-48.

Dubois 1970
Dubois P, Lambotte R, Plomteux G.  [Essais therapeutiques cliniques avec le fasigyn dans la trichomoniase vaginale]. Rev Med Liege 1970;25:586-590.

Dunlop 1958
Dunlop EMC, Philipp E, Watt JD. Oral treatment of trichomonal vaginitis with 2-Acetylamino-5-Nitrothiazole. Br J Vener Dis 1958;34:57.

Dykers 1978
Dykers JR. Single-dose metronidazole for trichomonal vaginitis: patient and consort. Am J Obstet Gynecol 1978;132:579-580.

Erb 1975
Erb H.  [Eindosis-therapie bei trichomoniasis]. Geburtsh Frauenheilk 1975;35:44-47.

Feo 1961
Feo LG. Flagyl in the oral treatment of trichomonal vaginitis. Br J Vener Dis 1961;37:219-222.

Figueroa 1997
Figueroa RBG, Lopez FGB, Rechy GO, Romero-Cabello R.  [Estudio Comparativo para evaluar la eficacia y seguridad de metronidazol y secnidazol en presentacion de ovulos, para el tratamiento de tricomoniases vaginal]. Ginecologia y Obstet De Mexico 1997;65:487-491.

Ganju 1966
Ganju D, Anjaneyulu R. Leucorrhoea due to Trichomonas vaginalis - Clinical trial with Hamycin. Hindustan Antibiotics Bulletin 1966;9:69-75.

Giordano 1974
Giordano C, Casanova R, Montagnoli JR, de Sousa MJ, Martinez A, dos Santos JF, da Silva SMM.  [Tratamento da tricomoniase vaginal com dose unica de tinidazol]. Ginecologia 1974;68:557-565.

Goldman 1974
Goldman JA. A comparative study of nitrimidazine and metronidazole in the treatment of trichomonas infections. Harefuah 1974;86:463-465.

Goncalves 1987
Goncalves NMC. Clinical evaluation of a salicylic acid/boric acid/ammonium alum combination as coadjuvants in the treatment of Trichomonas vaginalis and Candida albicans vulvovaginitis. J Bras Ginecol 1987;97:359-362.

Goodwin 1972
Goodwin DW, Reinhard J. Disulfiramlike effects of trichomonocidal drugs. A review and double-blind study. Quart J Stud Alc 1972;33:734-740.

Gyorik 1971
Gyorik W, Wenner R.  [Therapie der Trichomonadeninfektion mit Tinidazol im Vergleich zu Metronidazol]. Schweiz Rundsch Med Prax 1971;60:1612-1614.

Heiss 1971
Heiss VH.  [Klinische auswertung aktiver Arzneimittel gegen Trichomoniasis vaginalis im Doppel-blindversuch]. Wien Med Wochen 1971;46:832-834.

Helmy 1974
Helmy NI. A new anti-trichomonal agent. Br J Clin Pract 1974;28:411-412.

Henderson 1975
Henderson JN, Tait IB. The use of povidone-iodine ('Betadine') pessaries in the treatment of candidal and trichomonal vaginitis. Curr Med Res Opin 1975;3:157-162.

Jones 1977
Jones R, Enders P. An evaluation of tinidazole as single-dose therapy for the treatment of Trichomonas vaginalis. Med J Aust 1977;2:679-680.

Karagiosov 1979
Karagiosov I, Stoilov L, Trayanova E. One day treatment of genital trichomoniasis with Fasigyn. Akush Ginekol 1979;18:98-104.

Kawamura 1978
Kawamura N. Metronidazole and tinidazole in a single large dose for treating urogenital infections with trichomonas vaginalis in men. Br J Vener Dis 1978;54:81-83.

Kholodovskaya 1979
Kholodovskaya IV, Minasova GS, Khokhlov AP. Clinicolaboratory evaluation of tinidazole (Facizhine) "Polfa" in treatment of vaginal trichomoniasis. Vestn Dermatol Venerol 1979;4:58-60.

Kim 1993
Kim HJ, Kim JH, Kim YT. Tetracycline versus combination of tetracycline and metronidazole in the treatment of male patients with nongonococcal urethritis. Korean J Dermatol 1993;31:937-943.

Kulseng-Hanssen 1975
Kulseng-Hanssen S, Ladehaug B.  [Vaginal trichomoniasis behandlet med tinidazol (Fasigyn) i engangsdose]. Tidsskrift for Den Norske Laegeforening 1975;95:1003-1004.

Lanceley 1953
Lanceley F, McEntegart MG. Trichomonas vaginalis in the male. The experimental infection of a few volunteers. Lancet 1953;1:668-669 (April 4).

Liechti 1971
Liechti R.  [Perorale behandlung der Trichomonadenkolpitis mit Fasigyn]. Schweiz Z Gynaekol Geburtsh 1971;2:229-235.

Lotvin 1973
Lotvin BR, Moreno JAR, De Larios NM, Arista RB.  [Estudio doble ciego de un nuevo tricomonicida de uso oral exclusivamente]. Ginec Obstet Mex 1973;34:397-400.

Lyon 1963
Lyon FA, Sinykin MB, Barr MM. Trichomonal vaginitis treated with metronidazole. Am J Obstet Gynecol 1963;85:955-958.

Magnier 1976
Magnier PA, Cohen A.  [La trichomonase uro-genitale et son traitement minute par la tinidazole 500]. Lyon Med 1976;236:279-284.

Marianowski 1976
Marianowski J.  [Leczenie rzesistkowego zapalenia pochwy jednorazowa dawka tinidazolu]. Gynecol Pol 1976;47:317-319.

Massa 1976
Massa M, Arias B, Subiabre V, Rojo M. Therapeutic trial of Trichomonas vaginalis in male by using a single dose of tinidazole [Ensayo terapéutico de la infeccion por Trichomonas vaginalis en el hombre mediante una dosis unica de tinidazol]. Bol Chile Parasit 1976;31:46-47.

McCann 1972
McCann JS, Mahony JDH, Harris JRW. Comparison of nitrimidazine and metronidazole in the treatment of trichomonal vaginitis. Br J Vener Dis 1972;48:387-390.

Milek 1974
Milek E, Nedelkova E. Single-dose therapy with tinidazole in trichomoniasis. Curr Med Res Opin 1974;2:169-177.

Miller 1969
Miller MW, Howes HL, English AR. Tinidazole, a potent new antiprotozoal agent. Antimicrob Agents and Chemother 1970;9:261-266.

Mischer 1976
Mischer P, Soeltz-Szoets J, Thurner J.  [Kurzzeitbehandlung der trichomoniasis]. Z Hautkr 1976;51:465-468.

Moore 1979
Moore JR. One-gram, single-dose metronidazole (flagyl) for trichomonal vaginitis. J Am Coll Health Assoc 1979;28:128.

Mukherjee 1979
Mukherjee K. Clinical experience with Flagyl suspension in vaginal trichomoniasis. Indian Practitioner 1979;32:291-294.

Naguib 1975
Naguib YA, Nagui A, Bassaly M, Gaber A. Treatment of trichomonas vaginitis with a single dose of tinidazole. J Egypt Med Assoc 1975;58:633-644.

Obel 1975
Obel E.  [Behandling af Trichomonas vaginalis med "enkeltdosis" metronidazol (Flagyl, Trichomol), tinidazol (Fasigyn)]. Ugeskr Laeg 1975;137:693-694.

Ongom 1974
Ongom VL, Wamboka JW, Odong EAI, Mafigiri J. A single dose treatment of Trichomonas infection with tinidazole (Fasigyn) in Uganda. East Afr Med J 1974;51:878-882.

Ozbilgin 1974
Ozbilgin A, Ozbel Y, Alkan MZ, Guruz Y, Atambay M, Tasci S, Ozcel MA. Trichomoniasis in non-gonococcic urethritis among male patients. J Egypt Soc Parasitol 1994;24:621-625.

Peeters 1974
Peeters R, Snauwaert R, Cutsem JV, Amery W. A controlled trial with miconazole (R 14889) in the prevention of yeast infections after treatment of vaginal trichomoniasis. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 1974;4:95-99.

Pereyra 1972
Pereyra AJ, Nelson RM, Ludders DJ. Flunidazole - A new drug for systemic treatment of urogenital trichomoniasis. Am J Obstet Gynecol 1972;112:963-966.

Phillips 1976
Phillips C, Shrivastava M. Single-dose therapy of trichomonal vaginitis with tinidazole. J Obstet Gynaecol India 1976;26:893-895.

Plotho 1971
Plotho B, Koelbl H.  [Die behandlung der trichomoniasis urogenitalis mit tinidazol*) einer neuen, trichomonaziden substanz]. Wien Med Wochen 1971;40:707-709.

Porapakkham 1967
Porapakkham S. Metronidazole treatment of vaginal trichomoniasis II. Oral vs Vaginal Therapy. J Obstet Gynecol 1967;29:213-216.

Psaroudakis 1977
Psaroudakis A, Kalogeropoulos G, Michalopoulos A, Antoniu K, Tsatsiadis K, Golemati E, Kaskarelis D. Treatment of vaginal trichomoniasis with a single oral dose of tinidazole. Curr Ther Res 1977;21:473-478.

Quartararo 1974
Quartararo P, Florino S. Treatment of vaginal trichomoniasis with a single dose of tinidazole. Curr Med Res Opin 1974;2:153-157.

Rainer 1974
Rainer VA.  [Uber die behandlung der trichomoniasis urogenitalis beider geschiechter mit tinidazol (Fasigyn)]. Wien Med Wochen 1974;42-43:625-626.

Robinson 1965
Robinson SC, Gopi M. Trichomonas vaginalis. V. Further observations on metronidazole (Flagyl) (including infant follow-up). Am J Obstet Gynecol 1965;93:502-505.

Ross 1973a
Ross SM. Vaginal and oral nitrimidazine in the treatment of vaginal trichomoniasis. Br J Vener Dis 1973;49:310-313.

Ross 1973b
Ross SM. Single and triple dose treatment of trichomonas infection of the vagina. Br J Vener Dis 1973;49:475-477.

Rzempoluch 1976
Rzempoluch E, Cwik F, Szymanska A, Lubelska K.  [Porownanie skutecznosci leczenia rzesistkowicy metronidazolem, fasigynem i pimafucina]. Polski Tygodnik Lekarski 1976;31:2021-2023.

Rösemann 197
Rösemann GWE, Vaughan J. Treatment of trichomoniasis in the female with a single dose of tinidazole. S Afr Med J 1973;47:1.222-1.224.

Salinas 1971
Salinas PL.  [Tinidazol (CP, 12-574) en el tratamiento de la tricomoniasis vaginal]. Rev Clin Espanol 1971;123:173-176.

Sandront-Degee 1975
Sandront-Degee M, Werbrouck-Navette J, Lambotte R.  [Acquisitions nouvelles dans la therapeutique des vaginites a trichomonas vaginalis]. Rev Med Liege 1975;30:560-562.

Schellen 1974
Schellen TMCM, Meinhardt G. Treatment of trichomoniasis with a single oral dose of tinidazole. Curr Med Res Opin 1974;2:158-164.

Schmoer 1974
Schmoer J. Single-dose treatment with tinidazole: progress in the therapy of trichomoniasis. Curr Med Res Opin 1974;2:138-141.

Shutsky 1978
Shutsky IV, Bratus FF, Melnichenko AI, Borosvky AV, Arabadzhi TM, Kunina EM. Comparative evaluation of some methods for treatment of trichomonosis in women. Vestn Dermatol Venerol 1978;9:71-74.

Szczucki IV, Bratus FF, Melitczenko AI, Borowski AV, Vinogradova MP, Elenieva LV, Kunina EM. Results of treatment with metronidazole according to various schedules in trichomonadosis alone or coexistent with gonorrhoea, syphilis and bacterial infections. Przegl Dermatol 1987;2:133-138.

Sternadel 1974
Sternadel Z, Peksa A, Karwan-Plonska. Treatment of trichomonas vaginitis with tinidasol [Leczenie rzesistkowego zapalenia pochwy tinidazolem]. Gin Pol 1974;9:110-1111.

Sternadel 1975
Sternadel Z, Karwan-Plonska A, Peksa A.  [Ocena skutecznosci leczniczej jednorazowej dawki doustnej tinidazolu (2000 mg) w leczeniu rzesistkowego zapalenia pochwy]. Gynecol Pol 1975;46:787-789.

Swarz 1974a
Swarz H, Lahon HFJ. Introduction. Curr Med Res Opinion 1974;2:127-129.

Swarz 1974b
Swarz H. International experience with a new single 2 gram dose of tinidazole ('Fasigyn'). Curr Med Res Opinion 1974;2:181-187.

Thavabalan 1974
Thavabalan PB, Oriel JD. Single-dose treatment of vaginal trichomoniasis with tinidazole ('Fasigyn'). Curr Med Res Opinion 1974;2:178-180.

Tran Dinh De 1963
Tran Dinh De, Nguyen Van Tu. Clinical and statistical study of trichomonad infestation in Vietnamese women with special reference to treatment by a new imidazole derivative. Am J Obstet Gynecol 1963;87:92-104.

Turanova 1977
Turanova EN, Delektorsky VV, Nyunikova OI, Yashkova GN, Voskresenskaya GA. Fasigyn in the treatment of Trichomonas vaginitis. Akush Ginekol 1977;4:49-51.

Underhill 1974
Underhill RA, Peck JE. Causes of therapeutic failure after treatment of trichomonal vaginitis with metronidazole: Comparison of single-dose treatment with a standard regimen. Br J Clin Pract 1974;28:134-136.

Vartiainen 1966
Vartiainen E, Widholm O. Treatment of trichomonas colpitis with thyadione [Uusi Isske trikomonaskolpiitin hoitoon]. Duodecim 1966;82:755-757.

Wacha 1976
Wacha DSO, Zeigler O. The treatment of trichomonal vaginitis using single dose tinidazole (fasign-pfizer). Med J Zambia 1976;10:157-159.

Wallin 1974
Wallin J, Forsgren A. Tinidazole-a new preparation for T.vaginalis infections. Br J Vener Dis 1974;50:148-150.

Ward 1976
Ward JP. Tinidazole (Fasigyn)-single dose therapy for Trichomonas vaginalis. Med J Aust 1976;2:651-652.

Watt 1960
Watt L, Jennison RF. Clinical evaluation of metronidazole. A new systemic trichomonacid. Br Med J 1960;2:902-905.

Weidenbach 1974
Weidenbach A, Leix H. Treatment of trichomonal vaginitis with a single dose of tinidazole. Curr Med Res Opin 1974;2:147-151.

Weitgasser 1976
Weitgasser H. Treatment of vaginal trichomoniasis with Tiberal Roche under particular consideration of single day therapy [Die behandlung der trichomoniasis vaginalis mit Tiberal Roche unter besonderer berucksichtigung der ein-tages-therapie]. Wien Med Wochenschr 1976;126(11-12):162-5.

Wladeck 1981
Wladeck WG. A comparative study with Tinidazole and Nimorazole in the treatment of Trichomoniasis [Estudo comparativo entre o Tinidazol e o Nimorazol no Tratamento da Tricomoniase]. Rev Bras Med 1981;38(7):439-442.

Woodcock 1972
Woodcock KR. Two-day treatment with metronidazole in vaginal trichomoniasis. Br J Vener Dis 1972;48:383-386.

Woodcock KR. Treatment of trichomonal vaginitis with a single oral dose of metronidazole. Br J Vener Dis 1972;48:65-68.

Zaremba 1980
Zaremba A, Szarmach H, Trybula J.  [Badania porownawcze nad skutecznoscia leczenia rzesistkowicy jednorazowa dawka metronidazolu i fasyginu]. Przeg Derm 1980;67:229-231.

Zwierz 1969
Zwierz C, Weryk-Wojciechowicz Z, Spiralska I. Clinical evaluation of metronidazol "polfa" in the treatment of trichomonas vaginalis. Wiad Parazytol 1969;15:387-388.


Brabin 1994
Brabin B, Kemp J, Obunge Ok Ikimalo J, Dollimore N, Odu N, Hart C, Briggs N. Reproductive tract infections and abortion among adolescent girls in rural Nigeria. Lancet 1994;344:300-4.

Germain 1992
Germain A, Holmes KK, Piot P, Wasserheit JN. Reproductive Tract Infections: Global impact and priorities for women's reproductive health. New York and London: Plenum Press, 1992.

Hager 1992
Hager WD, Rapp RP. Metronidazole. Clin Obstet Gynecol 1992;19:497-510.

Lossick 1991
Lossick JG, Kent HL. Trichomoniasis: Trends in diagnosis and management. Am J Obstet Gynecol 1991;165:1.217-1.222.

Oxman 1994
Oxman AD, Scott EAF, Sellors JW, Clarke JH, Millson ME, Rasooly I, Frank JW, Naus M, Goldblatt E. Partner notification for sexually transmitted diseases: An overview of the evidence. Can J Pub Health 1994;85, Supplement 1:S41-S47.

WHO 1994
Khanna J, Van Look PFA, Griffin PD. Challenges in reproductive health research. Biennial Report 1992-1993, WHO. Geneva: WHO, 1994.


Gülmezoglu 1998
Gülmezoglu AM, Garner P. Trichomoniasis treatment in women: a systematic review. Tropical Medicine and International Health 1998;3(7):553-558.



GRÁFICOS
Para visualizar un gráfico o una tabla, haga clic en la medida de resultado que aparece en la tabla de abajo.

Para visualizar los gráficos mediante el Metaview, haga clic en "Visualizar Metaview" en el encabezado del gráfico.


01 Tratamiento versus ningún tratamiento
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (del día 4 hasta las 2 semanas)6672Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,18 [0,15; 0,23]
02 Sin cura parasitológica (6 semanas)1429Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,08 [0,05; 0,13]
03 Sin cura parasitológica (3 meses)2465Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,17 [0,13; 0,22]
04 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
02 Tratamiento corto versus largo
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica4427Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,12 [0,58; 2,16]
02 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
03 Tratamiento vía oral versus vía intravaginal
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica294Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,20 [0,07; 0,56]
02 Prurito persistente241Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,94 [0,68; 5,54]
03 Flujo persistente136Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,34 [0,50; 3,61]
04 Disuria persistente233Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%9,38 [0,60; 146,88]
04 Tratamiento oral versus oral e intravaginal
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (2 semanas)4426Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%3,00 [1,10; 8,16]
02 Sin cura parasitológica (6 semanas)1287Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%2,55 [0,93; 6,96]
03 Sin cura parasitológica (3 meses)1274Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,75 [0,97; 3,14]
05 Tratamiento de la pareja versus ningún tratamiento de la pareja
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (a los 10 días promedio)1137Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,68 [0,12; 3,92]
02 Sin cura parasitológica (a los 2 meses promedio)1118Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,21 [0,06; 0,71]
03 Sin cura parasitológica con relaciones sexuales (a los 2 meses)1109Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,24 [0,07; 0,79]
06 Metronidazol versus ornidazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (día 3)148Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%5,42 [0,27; 107,21]
02 Sin cura parasitológica (4 semanas)137Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%2,11 [0,21; 21,32]
03 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
07 Metronidazol versus nimorazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica81.005Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,64 [0,41; 1,01]
02 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
08 Metronidazol versus nifuratel
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica2187Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,56 [0,30; 1,05]
02 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
09 Metronidazol versus tinidazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (3 a 21 días)8595Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%3,24 [1,66; 6,32]
02 Sin cura parasitológica (4 semanas)277Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,58 [0,13; 2,49]
03 Sin mejoría clínica5426Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%3,81 [1,83; 7,90]
04 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
10 Metronidazol versus nitrimidazina
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica2197Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,50 [0,23; 1,09]
02 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
11 Intravaginal: metronidazol versus metilpatricina
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica129Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,60 [0,89; 2,86]
12 Intravaginal: metronidazol versus clotrimazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (2 semanas)    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
13 Intravaginal: clotrimazol versus supositorios AVC
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (2 a 3 semanas)188Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,17 [0,94; 1,47]
02 Sin cura parasitológica (4 a 6 semanas)188Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,09 [0,92; 1,30]
03 Cualquier efecto secundario    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
14 Tinidazol versus ornidazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (días 3 a 14)6347Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,11 [0,61; 2,01]
02 Sin cura parasitológica (4 semanas)2120Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%3,07 [0,65; 14,53]
03 Sin cura clínica127Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,93 [0,15; 5,67]
04 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
15 Tinidazol versus nimorazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica159Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%3,75 [1,51; 9,32]
02 Sin cura clínica159Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%2,14 [0,40; 11,56]
16 Tinidazol versus carnidazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (1 semana)172Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%5,57 [0,28; 112,12]
02 Sin cura parasitológica (2 semanas)177Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%5,13 [0,25; 103,44]
03 Cualquier efecto secundario    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
17 Ornidazol versus nimorazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica158Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%3,46 [1,34; 8,94]
02 Sin cura clínica158Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%2,31 [0,43; 12,37]
18 Metronidazol en dosis baja (1 g o menos) versus dosis estándar (1,5 g o más)
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (1 a 2 semanas)2261Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%2,97 [1,92; 4,59]
02 Efectos secundarios    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
19 Ornidazol 0,5 a 1 g versus 1,5 a 2 g
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica3214Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,29 [0,38; 4,33]
02 Sin cura clínica159Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%15,12 [0,95; 240,12]
03 Cualquier efecto secundario    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
20 Comparación entre distintas dosis de nimorazol
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
02 Sin cura clínica    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
21 Carnidazol 1,5 g versus 2 g
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (1 a 3 semanas)1138Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%2,49 [1,16; 5,36]
22 Intravaginal: fenticonazol 600 mg versus 1.000 mg
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica3124Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,48 [0,98; 2,23]
23 Nifuratel 7 días versus 10 días
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica190Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%1,05 [0,57; 1,94]
24 Metronidazol oral versus clotrimazol intravaginal
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (2 a 3 semanas)190Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,11 [0,04; 0,27]
02 Sin cura parasitológica (4 a 6 semanas)190Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,23 [0,12; 0,41]
03 Cualquier efecto secundario    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
25 Metronidazol oral versus supositorios AVC por vía intravaginal
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica (2 a 3 semanas)188Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,12 [0,05; 0,32]
02 Sin cura parasitológica (4 a 6 semanas)188Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,25 [0,13; 0,45]
03 Cualquier efecto secundario    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
26 Oral más intravaginal versus intravaginal
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica    Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%Solamente subtotales
27 Metronidazol oral versus nonoxinol 9 intravaginal
Medida de resultadoNo. of studiesNo. of participantsStatistical methodEffect size
01 Sin cura parasitológica133Riesgo relativo (efectos fijos) IC 95%0,04 [0,00; 0,57]


CARÁTULA
Titulo

Intervenciones para el tratamiento de la tricomoniasis en mujeres

Autor(es)

Forna F, Gülmezoglu AM

Contribución de los autores

Metin Gülmezoglu redactó la versión inicial de esta revisión. Fatu Forna actualmente es la autora responsable de la revisión, y además contribuyó a su actualización mediante la extracción de datos de los estudios no incluidos anteriormente y mediante la revisión del texto.

Número de protocolo publicado inicialmenteLa información no está disponible
Número de revisión publicada inicialmente1996/2
Fecha de la modificación más reciente29 mayo 2000
Fecha de la modificación SIGNIFICATIVA más reciente13 enero 2003
Cambios más recientes En la presente actualización, se incluye un nuevo estudio clínico que compara el metronidazol oral con el nonoxinol-9 intravaginal (Antonelli 2000) y se excluye un estudio clínico por falta de aleatorización (Wladeck 1981).
Fecha de búsqueda de nuevos estudios no localizadosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios aún no incluidos/excluidosEl autor no facilitó la información
Fecha de localización de nuevos estudios incluidos/excluidos24 noviembre 2002
Fecha de modificación de la sección conclusiones de los autoresEl autor no facilitó la información
Dirección de contacto
Dr Fatu Forna
Department of Gynecology and Obstetrics
Emory University School of Medicine
69 Butler Street, S.E.
Atlanta
30303
Georgia
USA
tel: +1 404 616 3540
fatuforna@hotmail.com
Número de la Cochrane LibraryCD000218
Grupo editorialGrupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas
Código del grupo editorialHM-INFECTN


FUENTES DE FINANCIACIÓN
Recursos externos
  • Departamento para el Desarrollo Internacional (Department for International Development), REINO UNIDO
  • Nuffield Provincial Hospitals Trust, REINO UNIDO
  • Comisión europea (Dirección General XII), BELGICA
Recursos internos
  • Unidad Nacional de Epidemiología Perinatal (National Perinatal Epidemiology Unit), Oxford, REINO UNIDO
  • Programa de Reproducción Humana - Programa Especial PNUD/FNUAP/OMS/Banco Mundial de Reproducción Humana (UNDP/UNFPA/WHO/World Bank Special Programme in Human Reproduction), Ginebra, SUIZA
  • Duke University School of Medicine, Carolina del Norte, EE.UU.
  • Departamento de Salud Materna e Infantil (Department of Maternal & Child Health), University of North Carolina-Chapel Hill, EE.UU.

Palabras clave
Medical Subject Headings (MeSH)
Animals; Antitrichomonal Agents [therapeutic use]; Clinical Trials; Metronidazole [therapeutic use]; Nitroimidazoles [therapeutic use]; Trichomonas Vaginitis [drug therapy]

Mesh check words: Female Humans




Traducción realizada por el Centro Cochrane Iberoamericano.

Usado con permiso de John Wiley & Sons, Ltd.